ELECCIONES 2022 - Promulgan ley de plazo excepcional para inscribir a candidatos en comicios internos CTS - Promulgan ley que autoriza a disponer libremente del 100% de los fondos

Wesley Snipes, Blade de los años 90, sorprende con radical cambio físico tras pasar por la cárcel

Durante su paso por la alfombra roja de los Oscar 2022, Wesley Snipes ha dado de qué hablar, debido a que su actual físico dista mucho del que lucía en los noventa y comienzos de los 2000.

Su aparición en la alfombra roja generó muchos comentarios de fans preocupados por tan notorio cambio. Foto: ABC
Su aparición en la alfombra roja generó muchos comentarios de fans preocupados por tan notorio cambio. Foto: ABC
Cine y Series LR

Wesley Snipes era uno de los actores que dominaba la taquilla en los años noventa con éxitos como “New Jack City”, “Demolition Man”, pero sobre todo por la saga “Blade”, el primer cazavampiros de Marvel. Pero, en cuestión de pocos años, su fama y carrera se echaron a perder. De repente apareció en la más reciente gala de los Premios Oscar y su aparición dio que hablar.

Snipes posó ante los flashes con la cabeza rapada, gafas oscuras y vestido con un traje en color vino. Su aspecto físico llamó más la atención por su extrema delgadez, ya que había cambiado las facciones de su rostro haciéndolo irreconocible.

Wesley Snipes apareció en los premios Oscar con la cabeza rapada, gafas oscuras y vestido con un traje en color vino. Foto: ABC.

Las redes no se hicieron esperar

Su aparición en la alfombra roja generó muchos comentarios de fans preocupados por tan notorio cambio: “¿Está Wesley Snipes bien? Ha perdido mucho peso e incluso su voz suena entrecortada. Espero que todo esté bien”, escribía el usuario @EZBreezyT. Muchos otros bromeaban con el hecho de que no lo habían reconocido. “No es RuPaul, es Wesley Snipes”.

PUEDES VER: Marvel en busca de actriz para imponente personaje femenino en Blade, según informe

¿Qué es lo que pasó con Wesley Snipes?

A mediados de los 2000 empezó a hablarse de que era alguien con quien era difícil trabajar. Desde 2005 encadenó una serie de películas que fueron directas a vídeo, con una calidad muy lejos de lo que había protagonizado previamente. Al finalizar la primer década del siglo XXI, la ley se cruzó en su camino.

En 2008 fue sentenciado a tres años de prisión y obligado a pagar una multa de 5 millones de dólares por no haber declarado 15 millones de dólares en impuestos. En 2010 fue encarcelado y tras dos años y medio encerrado salió en libertad en 2013.

En una entrevista con The Guardian habló de su etapa en prisión, a la que llama “campamento”. Asegura que aprendió a apreciar el valor del tiempo y se dio cuenta de que hay que invertirlo en las cosas importantes, como la familia. “Espero haber salido mejor persona. Salí una persona más clara, con valores y un propósito más claro. Más claro sobre mi relación con mis ancestros y el gran Dios de arriba. Más claro sobre lo que iba a hacer una vez recuperara mi libertad”, contó Snipes al medio.

En el 2008 Wesley Snipes fue sentenciado a tres años de prisión y obligado a pagar una multa de 5 millones de dólares. Foto: Marvel.

PUEDES VER: El consejo del primer Blade para Mahershala Ali sobre el reboot de Marvel

Lento regreso

Desde que salió de la cárcel no se ha hablado mucho de él pero, poco a poco y de la mano de buenos amigos, ha ido empezando una nueva etapa en su carrera. Uno de los primeros que confió en él fue Sylvester Stallone, que le fichó para “Los mercenarios 3″. También le dio una nueva oportunidad el director Spike Lee, que contó con él para “Chi-Raq”.

El actor Eddie Murphy ha sido parte fundamental en su resurección artística. Gracias a él en el 2019, Wesley Snipes participó en “Yo soy Dolemite”, una película biográfica que cuenta la vida de Rudy Ray Moore, un cineasta conocido por sus películas de blaxploitation. También colaboró con Murphy en “El rey de Zamunda”.

Aunque pueda parecer que la extrema delgadez de Snipes se debe a un mal periodo de su vida, lo cierto es que no se tiene noticia de que sufra una enfermedad. Esperemos que así sea.