Steven Spielberg adaptará El talismán de Stephen King para Netflix

Spielberg contará con la colaboración de los hermanos Duffer, creadores de Stranger things, para esta nueva producción.

Contrario a la idea inicial de Spielberg de hacer una película, El talismán arribará a las pantallas en formato serie. Foto: Composición LR
Contrario a la idea inicial de Spielberg de hacer una película, El talismán arribará a las pantallas en formato serie. Foto: Composición LR
Cine y Series LR

El director y productor de cine Steven Spielberg producirá la adaptación para servicios de streaming del libro El talismán, del reconocido escritor Stephen King.

El director de películas como Ready player one y La lista de Schindler cuenta con los derechos de la obra de terror y fantasía de King desde 1982, dos años antes de que se publique oficialmente.

Para esta nueva adaptación, Spielberg contará con la colaboración de los hermanos Matt y Ross Duffer, creadores de Stranger things, serie que rinde tributo a distintos films del productor de la saga Transformers.

Contrario a la idea inicial de Spielberg de hacer una película, El talismán arribará a las pantallas en formato serie y a través de la plataforma de streaming Netflix.

Por otro lado, Curtis Gwinn, que se desempeñó como guionista y productor ejecutivo en Stranger Things, fue designado como el escritor y showrunner del proyecto que será producido por Netflix, Amblin Television y Paramount Television Studios de Steven Spielberg.

¿De qué trata El talismán?

El talismán narra las épicas aventuras de un niño de 12 años llamado Jack Sawyer, que emprende una búsqueda por carretera con el fin de salvar la vida de su madre moribunda.

El protagonista está en busca del talismán, una reliquia poderosa que no sólo puede curar a su madre, sino también salvar al mundo. El viaje de Sawyer atraviesa dos realidades: América y un mundo paralelo nombrado Los Territorios.

El libro fue un best seller cuando se publicó en 1984. Asimismo, el éxito de la obra llevó a King a escribir una secuela titulada Casa negra en 2001.