Fight Club: las demoledoras lecciones de vida que hoy están más vigentes que nunca

¿Te atreves a romper la primera regla? Sociedad de consumo, Nietzsche y autorrealización. Luego de 21 años, los mensajes que dejó la película han cobrado mayor fuerza.

Fight Club: una obra de culto imperdible. Crédito: 20th Century Studios
Fight Club: una obra de culto imperdible. Crédito: 20th Century Studios
Cine y Series LR

Fight Club es la película del director David Fincher que rompió el molde y alzó la bandera contra lo políticamente correcto. Tras su lanzamiento, creó una legión de fans que aplicaron sus enseñanzas o fracasaron en el intento.

En motivo al 26° aniversario del filme, te compartimos cinco frases que invitan a reflexionar sobre la sociedad de consumo y autorrealización. Para esto, tendremos que romper una importante regla: nadie habla sobre el Club de la lucha.

PUEDES VER: Dune: la experiencia de Timothée Chalamet en película de Villeneuve
Lazy loaded component

“Esta es tu vida y se acaba a cada minuto”

El protagonista, interpretado por Edward Norton, vivió gran parte de su vida sin mayores emociones y sin aprovecharla al máximo. Todo cambia cuando conoce a Tyler Durden, quien le da objetivos y un sentido a su existencia.

“Solo cuando perdemos todo, somos libres de hacer lo que queramos”

El protagonista emprende una lucha contra el sistema capitalista para que la sociedad empiece de cero sin mayores restricciones. Para esto, primero renuncia a su trabajo, bienes materiales y una vida de confort.

“Lo que posees acabará poseyéndote”

Una noche, el departamento del protagonista es destruido con una gran explosión y el personaje pierde todo lo que tenía: sus posesiones materiales. Una vez que se libra de estos, entiende que no tenían verdadero valor para su cruzada espiritual.

PUEDES VER: The Walking Dead: Daryl y Carol regresarán en terrorífico spin-off

Fight Club, coprotagonizado por Edward Norton y Brad Pitt. Crédito: 20th Century Studios

“No se puede hacer tortilla sin romper los huevos”

Hablar sobre los propios errores y fracasos suele avergonzar a más de uno. Sin embargo, la cinta deja en claro que la perfección no existe y todos tenemos que tropezar para aprender.

“Todo es una copia de una copia de otra copia”

La vida puede estancarse y llegar a ser monótona con tintes grises, en especial si sufres de insomnio como el protagonista. Para librase de esto, es necesario despertar y buscar alternativas que rompan la rutina.

La inspiración para la creación de Fight Club

El autor, del libro en el que se basó la cinta, tuvo una experiencia en un fin de semana de campamento, donde fue golpeado y, cuando volvió a su trabajo, nadie indagó en sus heridas ni cortes en la cara. Lo único que le preguntaron fue: “¿Qué tal tu fin de semana?”. Llegó a la conclusión de que, este comportamiento, tenía que ver con que ninguno de sus compañeros estaba interesado en generar intimidad con el otro debido a esa interrogación.