Alfred Hitchcock: las mejores películas del ‘cineasta más perverso de la historia’

“A cualquiera le gusta un buen crimen, siempre que no sea la víctima”, contaba el director de cine. No te pierdas esta recopilación de su trabajo donde la muerte y la maldad humana reina.

Alfred Hitchcock: clases de cine para toda una vida. Crédito: composición
Alfred Hitchcock: clases de cine para toda una vida. Crédito: composición
Ricardo Espinal Laurente

Decía Alfred Hitchcock que la imaginación era más importante que la lógica. Por suerte para sus seguidores, las fantasías más oscuras del cineasta nunca pasaron de la pantalla grande.

Asesinatos, mentes retorcidas, crímenes impensables y un espectador llevado al límite. Todo eso es lo que uno se encontraba en cada estreno de sus películas. La única regla: no podías contarle el final de la historia a nadie.

Con cada lanzamiento, las salas de cine terminaban con las butacas abarrotadas y las entradas con interminables colas. Posiblemente prueba de que Hitchcock no se equivocaba cuando decía que “a cualquiera le gusta un buen crimen, siempre que no sea la víctima”.

Era un espectáculo, una reinvención del blockbuster sin que su cine perdiera el sello de autoría, el equilibrio perfecto por el que se convirtió en uno de los cineastas más exitosos de todos los tiempos. No obstante, siempre será recordado como el maestro del suspense.

¿Qué es el suspense? “Imagínese a un hombre sentado en el sofá favorito de su casa. Debajo tiene una bomba a punto de estallar. Él lo ignora, pero el público lo sabe”, fue la definición de Hitchcock. Él se adueñó del género narrativo y sobre el cual construyó su cine, con la misma manía de un sujeto planeando el crimen perfecto.

En motivo al 121° aniversario de su cumpleaños, te compartimos ocho películas de su vasta filmografía que te mantendrán pegado a la pantalla y robarán el aliento. Sin más, prepárese para sentir el mismo placer que consiguen cuando despiertan de una pesadilla.

La sombra de una duda (1943)

Lazy loaded component
  • El tío Charlie visita a sus parientes en Santa Rosa. Él es un hombre muy encantador, pero su sobrina lentamente descubre que es buscado por asesinato y pronto reconoce sus sospechas.

La soga (1948)

Lazy loaded component
  • Dos universitarios matan a un amigo por diversión y después organizan una fiesta para los amigos de la víctima y así demostrar su superioridad.

Extraños en un tren (1951)

Lazy loaded component
  • Un psicópata y una estrella del tenis acuerdan poner en marcha un siniestro juego que desembocará en una imparable cadena de asesinatos.

La ventana indiscreta (1954)

Lazy loaded component
  • Un fotógrafo, sentado en una silla de ruedas y con una pierna enyesada y espía a los vecinos. Debido a una serie de extrañas circunstancias empieza a sospechar de un vecino cuya mujer ha desaparecido.

La llamada fatal (1954)

Lazy loaded component
  • Un extenista decide acabar con la vida de su mujer para heredar su dinero y vengarse por haber tenido un romance con un escritor. Para llevar su plan a cabo, chantajea a un antiguo compañero de universidad de cometer el crimen.

Vértigo (1958)

Lazy loaded component
  • Un detective jubilado que tiene miedo a las alturas es asignado a rastrear a la esposa del rico dueño de un barco. Se trata de una bella mujer que está obsesionada con su pasado.

Psicosis (1960)

Lazy loaded component
  • Marion Crane, una joven secretaria, roba el dinero de su empresa y se refugia en un motel de carretera. Allí conoce a Norman Bates, un tímido joven que es más de lo que aparenta.

Los pájaros (1963)

Lazy loaded component
  • ¿Apocalipsis? Un día, los pájaros empiezan a atacar salvajemente a los habitantes del pueblo de Bodega Bay. Nadie sabe cómo detenerlo ni la razón de los eventos.

Alfred Hitchcock fue un director de cine, productor y guionista británico. Pionero en muchas de las técnicas que caracterizan a los géneros cinematográficos del suspenso y el thriller psicológico, tras una exitosa carrera en el cine británico en películas mudas y en las primeras sonoras, que le llevó a ser considerado el mejor director de Inglaterra.