Contaminación en pueblos nativos de Camisea

DERRAME DE LÍQUIDOS DE GAS. Autoridades de Megantoni confirman muerte de peces y daño al ambiente por esparcimiento del gas. TgP estableció como ámbito de influencia de "posible afectación" 12 comunidades nativas. Empresa aplicó plan de contingencia, pero funcionarios de Cusco harán inspección en zona del accidente.

7 Feb 2018 | 11:15 h

Cuatro días han pasado desde la rotura del gasoducto del Consorcio Camisea. Ello provocó el derrame de líquidos de gas en el asentamiento rural Túpac Amaru de la quebrada Kemariato, distrito convenciano de Megantoni, en la selva del Cusco. 

El accidente ocurrió en el punto KP 8+ 900 del ducto que traslada el gas de Camisea a Lima. Poco se sabe de la magnitud del accidente y los efectos del esparcimiento del combustible en el medioambiente y las poblaciones nativas. La información llega a las ciudades a cuentagotas. 

PUEDES VER: Kuntur Wasi iniciará un arbitraje internacional contra Perú por el aeropuerto de Chinchero

La fuga de los líquidos del hidrocarburo está provocando la muerte de peces y otras especies nativas. Las hojas verdes de las plantas han empezado a mancharse de colores marrones y tiene agujeros. Es el reporte de una comisión de la Municipalidad Distrital de Megantoni que llegó a la zona del derrame y retornó ayer. En las fotos y videos que grabaron se puede ver el impacto en un punto cercano al ducto que sufrió la rotura.

El director regional de Energía y Minas, Robinson Quispe Tunque, refirió que han recibido reportes de afectación a la población nativa en zonas aledañas al sitio del derrame. La gente tiene ardor en los ojos, problemas estomacales y otros malestares.

Jhon Luna Vásquez, jefe del equipo técnico enviado a Megantoni, refirió que “se evidencia el derrame de líquido de gas que viene vertiéndose en la quebrada del río Kemariato, afluente del río Bajo Urubamba, que está solo a una distancia de un kilómetro”.

Transportadora de Gas del Perú (TgP), que está a cargo del ducto, todavía no cuenta con datos sobre las especies afectadas y la cantidad de líquidos de gas derramado en la quebrada. “Esto está aún en evaluación. No se ha determinado aún”, respondieron a La República vía correo electrónico. Sin embargo, reconocieron que se estableció el ámbito de influencia "de la posible afectación a las 12 comunidades que se encuentran en el entorno".

plan a

TgP puso en marcha el plan de seguridad y control ambiental en la zona del desastre. Delimitó el lugar del incidente y para controlar y reducir el impacto instaló barreras de contención y material absorbente de hidrocarburos en la quebrada. OEFA y Osinergmin vigilan esos trabajos.

Paralelamente el domingo se trasladó 2 equipos médicos (2 galenos y 2 enfermeros) y al día siguiente otros 2 grupos. Estos se encargan de la  evaluación de la situación y visitan las comunidades.

"TgP mantiene una línea gratuita telefónica el 1801 para atender consultas de la población local", dijeron.

No obstante, la comisión de Megantoni advierte que los líquidos de gas han sido arrastrados por la quebrada de Kemariato hasta el río principal del Bajo Urubamba. 

El alcalde Esaú Ríos Sherigorompi lamentó que la empresa Transportadora de Gas minimice la gravedad del hecho ocurrido en Kemariato. 

“No es la primera vez que ocurre un derrame de esta índole, dañando la flora y fauna de las comunidades nativas del Bajo Urubamba, así como no descartaron ingresar en una medida de fuerza”, señala el informe técnico de la comisión que viajó a la zona.

DUDAN DE TGP

TgP ha emitido varios comunicados desde el día del derrame. Para verificar si la empresa actuó de acuerdo a las normas ambientales, un equipo integrado por especialistas de las direcciones de Salud y Energía y Minas de Cusco viajaron ayer a Camisea.  El titular de Energía y Minas, Robinson Quispe, refirió que "desconfían" de los reportes que da TgP. 

Los expertos presentarán un informe en tres días. Tras ese trabajo pedirán que se desarrolle una "auditoría o examen" a las tuberías del ducto que maneja TgP. Quispe sostiene que eso es para evitar que ocurran derrames graves  como los siete registrados entre los años 2004 y 2007. ❧

Te puede interesar