Errores comunes que debes evitar en la cama

En el libro “100 preguntas sobre sexo”, los dos sexólogos clínicos hablan de varios temas, uno de ellos es de los errores que se deben evitar en la cama.

28 Nov 2014 | 7:58 h

Debido al sinnúmero de consultas sobre sexo y sexualidad que recibían cada día, la doctora Berta Fornés y el psicólogo Manuel Fernández decidieron juntarse para escribir un libro sobre el tema y así poder despejar las dudas no solo de sus pacientes, sino también del público en general.

 

Manuel Fernández, coautor del libro que está dando que hablar, explica que esas 100 preguntas “nacen de demandas y necesidades que detectamos en los pacientes”, porque cuando se trata de sexualidad “a veces es como si fuésemos con una venda en los ojos”.

 

Los principales motivos de consulta son “toda una serie de dudas sobre el funcionamiento sexual pero también acerca de la parte emocional de la sexualidad”, dice el sexólogo.

 

En el didáctico libro titulado “100 preguntas sobre sexo”, los dos sexólogos clínicos hablan de varios temas, uno de ellos es de los errores que se deben evitar en la cama. Aquí algunos de ellos:

 

Compararse.

Las comparaciones siempre fueron odiosas y en el terreno sexual pueden jugar una mala pasada. Fornés asevera que cuando nos fijamos en otro o en los ex de nuestra pareja, se presta más atención a otras cosas que a ese momento concreto y “esto puede hacer que no se perciban cosas como las sensaciones propias de la excitación”, advierte.

 

Fingir.

La falta de excitación puede llevar a que se finja el orgasmo, que esto se convierta en una rutina, y que si un día no se finge y no se alcanza el orgasmo, puede parecer que hay algún problema. “La otra persona puede pensar que te está estimulando correctamente cuando tú necesitas otras cosas que por miedo no se dicen, y se va haciendo un círculo vicioso”.

 

Mantener relaciones porque toca.

Es habitual y normal la falta de sincronía en el deseo. Puede suceder que en un momento determinado uno quiera sexo y otro no. Hacer el amor de forma constante sin deseo puede desencadenar problemas como el rechazo al contacto sexual, ya que se vincula al sexo con una tarea.

 

Ignorar los problemas.

Pensar que los problemas sexuales desaparecerán por arte de magia es un error que puede acarrear problemas más graves. Tener una buena vida afectivo-sexual es importante para la relación y su deterioro puede perjudicar la estabilidad de la pareja.

 

Dar más importancia al placer del otro.

La necesidad de aprobación del otro puede llevar a la persona a querer satisfacer a su compañero hasta tal punto que deje de lado su propio placer. En el libro recomienda el “egoísmo sexual positivo”: la habilidad de conciliar “la satisfacción personal de los instintos sexuales con la relación de pareja”.

Te puede interesar