Minería ilegal pone en peligro a comunidades del Perú

Las fotografías enviadas por una pobladora del distrito de Pallasca, en Áncash muestran los daños en las áreas verdes que dejan las actividades mineras informales. Las comunidades exigen a las autoridades erradicar los campamentos clandestinos. 

11 Ago 2017 | 12:05 h

Por intermedio del WhatsApp de La República, la pobladora de Pallasca, Mary Acosta Corales denunció que campamentos mineros informales generan graves daños a la flora y fuentes de agua de la zona de Áncash.  

PUEDES VER: Áncash: contaminación minera afecta a comunidades campesinas [VIDEO]

Según indicó, ante los rumores de actividades mineras en la cabecera de una cuenca, un grupo de comuneros decidió inspeccionar las zonas altas cerca de las lagunas.  

Acosta narra que durante la inspección se encontró un campamento con pozos que contenían insumos químicos no identificados, según su versión al parecer estaban procesando dicho material para extraer oro.  

"Estos pozos si bien están en territorio privado ahí dentro hay un campamento informal que, limita con el bosque de la comunidad, también se observó que los desechos de estos pozos son arrojados al bosque. Todo indica que en este lugar se está procesando el material con químicos de alta peligrosidad para el medio ambiente como el cianuro y el mercurio", manifestó. 

Según la versión de la pobladora, esta irregularidad es en la zona llamada Changa,  ubicada a tan solo 20 metros del canal de regadío por donde discurre el agua que utilizan los lugareños de Huacas chuque, Huachaullo, Paccha y Llauca. 

Ante estas evidencias un grupo de comuneros y pobladores exigieron al representante de la comunidad que realice un recorrido hacia las lagunas por donde están los focos de contaminación.

El día lunes 7 de agosto, un grupo de comuneros de la Comunidad Campesina de Pallasca, junto con representantes de la Subprefectura, se dirigieron hasta las alturas de la laguna de Ogorgoñe sector de Calachata, para verificar la presencia de mineros informales. En esta visita se encontró a cuatro mineros informales que realizaban trabajos de explotación desde hacía 17 días con el permiso de la Comunidad Campesina de Lacabamba.  

Estos hallazgos evidencian que el sector se encuentra en constante peligro por la contaminación que genera la minería informal en el distrito de Pallasca. Los pobladores de la comunidad exigen una investigación del impacto ambiental de estas ilícitas actividades, así como el retiro de las empresas en cuestión. 

(Textos y foto enviados por Mary Acosta Corales al WhatsApp de La República 941 000 000).

Te puede interesar