No hubo acuerdo entre maestros del Cusco y Minedu para acabar con paralización

Entrampado. Diálogo se trunca debido a exigencia de adelantar aumento de sueldos. Docentes retoman protestas. 

 

8 Jul 2017 | 5:03 h

Después de dos días de tensa espera e intensas negociaciones, no hubo acuerdo. Se "rompió" el diálogo entre profesores del Sute Regional Cusco y la delegación del Ministerio de Educación (Minedu). En el Minedu difundieron la versión que solo se suspendió las conversaciones.
 
El jueves se instaló la comisión técnica que debía buscar alternativas de solución a cuatro demandas priorizadas por los docentes: aumento de sueldos, pago de deuda social, revisión de la evaluación de desempeño docente y derogatoria de la Ley de Reforma Magisterial y del decreto supremo 013 - 2016. Las otras 11 exigencias iban a evaluarse los 19, 20 y 21 de julio próximos.
La negociación empezó discutiendo el reclamo referido al incremento salarial y no pasó de ese punto. Los otros tres temas ni siquiera se abordaron. Los maestros optaron por retirarse de la mesa ante "la falta de voluntad política para resolver nuestros reclamos", según Ernesto Meza, secretario general del Sute Regional.
 
En los dos días de trabajo no se avanzó nada. Se entrampó porque los dirigentes plantearon que el aumento de salarios a S/ 2,000, programado por el gobierno para el 2018, se adelante para fines de este mes. Eso no excluye que el piso salarial en un futuro cercano llegue a S/ 4,050 soles.
 
 Los especialistas del Minedu explicaron que ese sector no cuenta con recursos en el presupuesto 2017 para cumplir ese pedido. Se requiere alrededor de S/ 400 millones de soles para elevar el sueldo. "Para cumplir la exigencia se requiere un presupuesto adicional que debe ser aprobado por el Ministerio de Economía y Finanzas", explicó Liliana Miranda, viceministra de Gestión Pedagógica.
 
Agregó que además el tema presupuestal escapa a las competencias del Ministerio de Educación. 

TOMARÍAN MACHUPICCHU

En una suerte de mitin en la plaza Túpac Amaru, el dirigente Ernesto Meza refirió que no volverán a dialogar con la comitiva que está en Cusco. No hubo "voluntad" para solucionar sus demandas, dijeron. 
 
"Ahora queremos un equipo de primera con capacidad de decisión. Vamos a esperar a ese equipo de primera, pero en las calles, defenderemos nuestra dignidad", apuntó ante el aplauso de los maestros.
 
Una de las medidas extremas sería la toma de la Ciudadela Inca de Machupicchu.

Te puede interesar