Contralor Alarcón admite compra de ocho autos, pero “para uso familiar"

El subgrupo de la Comisión Permanente interrogó a Edgar Alarcón por las acusaciones presentadas por el auditor Walter Grados.

20 Jun 2017 | 8:17 h

El contralor general de la República, Edgar Alarcón, rindió sus descargos este martes ante el grupo de trabajo del Congreso que evalúa informes que podrían propiciar su remoción del cargo. 
 
Durante la sesión, Alarcón admitió haber adquirido -a su nombre y el de su esposa- ocho autos mientras se desempeñaba como vicecontralor (2013-2016); sin embargo, dijo que “la compra de vehículos fue para uso familiar”.
 
 
"No ha habido ningún problema de actividad lucrativa, tal como se me pretende adjudicar. [...] No he ejercido actividad lucrativa. He hecho una renovación de vehículos familiares. No he violado la ley. Estos ocho vehículos han sido de uso de la casa que, por renovación, hemos ido cambiando y renovando por otros", se defendió.
 
En otro momento, el funcionario expresó que ninguno de los compradores son trabajadores de la Contraloría. También negó que algunos de sus subordinados en la institución hayan intermediado en la compras de estas unidades.
 
Alarcón argumentó que no ha habido un acto de lucro en la compra de venta de los autos, ya que los vendió a un precio menor al que los compró;  es decir, hubo una pérdida debido a los años de uso de los vehículos.
 
“Uno nunca compra un carro para ganar en el tiempo, apenas uno saca un carro de la tienda cuando son nuevos, que no es este caso porque son usados, ya se deprecia automáticamente en un promedio de 15 % a 20 %”, insistió.
 
Asimismo, se refirió sobre los cuatro inmuebles que, según el auditor Walter Grados, no declaró. “Es mentira. [...] Nunca he ocultado ni evadido presentar la declaración jurada”, finalizó.

Nota previa

El contralor de la República, Edgar Alarcón, comparecerá este martes ante el subgrupo de la Comisión Permanente del Congreso, presidido por Marco Arana, que evalúa su permanencia en el cargo frente a los cuestionamientos presentados por el auditor Walter Grados.
 
Durante la sesión del lunes, donde precisamente se presentó Grados, la comisión leyó una carta enviada por el contralor y en la que confirmaba su presencia para su interrogatorio, programado para las 10:00 horas, en la sala Francisco Bolognesi de la sede del Legislativo.
 
“Hemos recibido la carta del contralor, a través de la secretaria general e indica los siguiente: confirmo la participación a la referida sesión”, informó el congresista Arana, del Frente Amplio.
 
Este grupo de trabajo, que después de evaluar las pruebas hará un informe que enviará a la Comisión Permanente, recogió en la víspera el testimonio del auditor Grados donde este ratificó sus denuncias contra el contralor.
 
Con documentos, Grados indicó que Alarcón adquirió 25 vehículos, entre 2013 y 2015, cuando ocupaba el cargo de vicecontralor. Explicó que realizó algunas operaciones de compra-venta, a pesar de estar prohibido por ley.
 
El auditor planteó ante el grupo del Congreso que el contralor habría cometido el ilícito de evasión tributaria debido a la extraña ruta que siguieron otras de sus compras de autos.
 
Walter Grados indicó además que Alarcón no presentó sus declaraciones juradas de bienes en al menos tres años: 2012, 2014 y 2015.
 

 

Te puede interesar