Excarcelan Carlos Incháustegui, pareja de Maritza Garrido-Lecca

‘El arquitecto’. Permaneció 22 años recluido en el penal Miguel Castro Castro. Abandonó la prisión mientras agentes del ex GEIN celebraban aniversario de la 'captura del siglo'.

13 Sep 2014 | 23:30 h

Óscar Chumpitaz C. 

La tarde del último jueves, mientras los integrantes del ex GEIN celebraban un aniversario más de la 'captura del siglo', Carlos Andrés Incháustegui Degola, cuadro importante Sendero Luminoso, atrapado en la Operación Victoria, salía en libertad tras cumplir 22 años de condena en el penal Miguel Castro Castro.

‘Lolo’, como lo llamaba el grupo de inteligencia de la Dirección Contra el Terrorismo, había cumplido su pena. 

"La felicidad es inmensa, es algo que no se puede describir pero será completa cuando esté rodeado de mi familia", le dijo a un compañero de celda.

Fuentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) revelaron ayer que al salir de la cárcel Incháustegui dio como dirección permanente un domicilio ubicado en una urbanización de Chiclayo.

Cayó en ‘el castillo’

'El Arquitecto' –así lo denominaba la cúpula senderista– fue quien alquiló la casa de El Sauce ('El Castillo'), en donde se capturó a Abimael Guzmán.

A las 8:30 de la noche del domingo 12 de septiembre de 1992, Maritza Garrido Lecca abrió la puerta de esa casa para despedir a su tío Celso y a la bailarina Patricia Awapara que, sin saber nada, habían ido a visitarla. 

Fue el principio del fin de Abimael Guzmán Reynoso. El cabecilla terrorista estaba sorprendido, Maritza se mantenía altanera y su pareja Carlos Andrés Incháustegui pedía que lo mataran. 
Fue la última noche que Carlos y Maritza pasaron juntos. La prisión los separó durante 22 años.

Benedicto, el ausente

La noticia sobre su libertad le llegó el jueves, justo en la víspera de la conmemoración de la captura al líder senderista, Abimael Guzmán.

Entonces, los ex integrantes del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Policía se reunieron para conmemorar 22 años de la captura del 'Cachetón'. 

Sin embargo, el jefe fundador de este exitoso equipo no estuvo presente. Benedicto Jiménez no acudió, pues se encuentra prófugo de la justicia a raíz del proceso que tiene por supuestos vínculos con el empresario Rodolfo Orellana, quien también se encuentra como no habido. 

Jiménez Baca fue la cabeza de este grupo especial que atrapó al terrorista en Surquillo. Fue él quien calmó a Incháustegui cuando pedía que lo mataran. "Cálmate, Carlos. No te culpes", le dijo.

 

Claves

 

Antes de ser capturado, Carlos Incháustegui gustaba de frecuentar conciertos de rock subterráneo y pintar. Según Maritza Garrido Lecca, ambos se conocieron en la presentación de un libro.

Este año también se cumple la condena de Victoria Trujillo Agurto. En 2015, Zenón Vargas Cárdenas cumplirá su pena de 23 años. Los tres integraron el Comité Central y el Departamento de Apoyo Organizativo de Sendero Luminoso.

Te puede interesar