Canción para Teté

¿Qué estamos haciendo, hoy, ya mismo, para que nuestros ancianos tengan un final digno, nada traumático, y no queden solitarios, sin atención alguna?

14 Feb 2018 | 6:05 h

Hace unos días fui a visitar a la señora Teté, como la llaman sus familiares de Trujillo. No es de mi sangre, pero como si lo fuera. La conocí cuando era lozana, devota del baile, muy alegre, tan pero tan solidaria. Hoy vive en un local geriátrico de Pueblo Libre, vencida por el tiempo.

No escribo de ella para juzgar a sus hijos y esposo por decidir internarla (no soy quién para hacerlo), pero como llevo su figura pequeña, sus canas, su hermosa piel arrugada y sus ojitos claros metidos en mi cabeza, la cito aquí para decir lo mal que se trata a la vejez en nuestra sociedad.

No es la primera vez que voy a un hogar de ancianos. No hace mucho, una querida amiga me pidió desde Europa que visite a su padre en un hospicio de San Miguel. También salí aturdido, muy golpeado. Igual ocurrió la vez que, años atrás, en una de mis primeras labores periodísticas, recorrí el Hogar Canevaro y veía salir hijos e hijas en llanto, dejando atrás a quien seguramente no querían dejar allí.

¿Qué estamos haciendo, hoy, ya mismo, para que nuestros ancianos tengan un final digno, nada traumático, y no queden solitarios, sin atención alguna? Como personas ¿ahorramos, invertimos, nos aseguramos para cuando lleguen esas horas inevitables de nuestros seres queridos? Como sociedad ¿protegemos, nos proyectamos, damos alternativas para que el adulto mayor se sienta valorado, útil, valioso?

Confieso que prometí en un momento no volver a ver a doña Teté pues deseo recordarla fuerte, vital, repartiendo alegría, y me apena verla así, en su estado actual. Quiero recordarla radiante y hermosa, como cuando todo giraba alrededor de ella. 

Pero sé que no puedo cumplir esta promesa de alejarme de su asilo. Fracasaré en mantener mi palabra, lo acepto. Volveré. Sí, lo haré. Y le cantaré al oído alguna cumbia o un bolero, de esos que tanto le gustaban y todavía le gustan.

Te puede interesar