Se espera un sismo más fuerte entre Moquegua y Antofagasta

Advertidos. Sismólogos señalaban meses atrás que había un silencio sísmico en la zona donde ayer hubo remezón. 

15 Ene 2018 | 9:08 h

Fiorella Montaño Pastrana

El sismo de 6.8 grados en la zona limítrofe de Arequipa e Ica se esperaba. Había un silencio sísmico que servía de vaticinio a un gran movimiento telúrico. 

Víctor Aguilar, sismólogo del Instituto Geofísico de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), explicó que en el sur del país había dos puntos donde se esperaba la ocurrencia de terremotos.  

La primera es el sector de Las Lomas–Atico en Caravelí (donde se dio el movimiento la madrugada del domingo). La segunda se ubica entre los 650 kilómetros de litoral entre las ciudades de Ilo en Moquegua y Antofagasta en Chile. Estos lugares son puntos de concentración de energía, producto del movimiento de la placa de Nazca. Un fragmento de subsuelo que se mueve 74 milímetros al año y se extiende desde Ecuador hasta Chile. 

El movimiento de esta placa es la principal causa de sismos en el país. La ocurrencia de movimientos telúricos de gran o mediana intensidad libera la energía producida por el movimiento de esta placa. Sin embargo, desde 1913 no se producía un sismo grande en la zona, explica Víctor Aguilar. 

En junio de 2017 se produjo un sismo de 6.3 grados en Atico, pero no logró liberar la energía contenida en la parte norte del epicentro. Además, Aguilar señala que la poca ocurrencia de réplicas, por el sismo acaecido ayer en Lomas, debe ser observado.  

El otro punto de riesgo, Ilo en Moquegua y Antofagasta en Chile, no es epicentro de un gran terremoto desde 1877. Por lo que el especialista indica que la magnitud del movimiento será mayor. Se espera que supere los 8 grados. 

Aguilar también explicó porque, a pesar de que el epicentro del sismo de Lomas fue en el mar, no se produjo un tsunami. Se debe a que su profundidad fue de 48 kilómetros. Si hubiera sido más cercano a la superficie, sí se habría producido el movimiento del mar.   

Hernando Tavera, director del Instituto Geofísico del Perú (IGP), señaló que el país se encuentra en una zona de frecuentes sismos. Ante ello, solo queda tomar previsiones. Se debe evitar la autoconstrucción y conocer los puntos de evacuación en caso de sismo.   

En cuanto al retraso que hubo para precisar la magnitud del reciente evento, explicó que se debió a que el lento flujo del internet provocó la demora en la información. Señaló que es preferible emplear mensajes de texto en estos casos. ❧

Te puede interesar