La reconciliación no ha llegado aún al Partido Aprista

Crisis en el APRA. Las expulsiones de Javier Barreda y Abel Salinas generan controversia. Del Castillo respaldó al ministro de Salud. En tanto, el historiador Daniel Parodi renunció a su militancia.

11 Ene 2018 | 6:40 h

El Partido Aprista vive tiempos convulsos. El último episodio tiene que ver con las expulsiones (express) de Javier Barreda y Abel Salinas, flamantes ministros de Trabajo y de Salud.

En el caso de Barreda es todavía más llamativa la decisión porque se trata de un dirigente de muchos años, que ha sido parte de la comisión política del partido y próximo al ex presidente Alan García Pérez.

PUEDES VER Cuando Alan García se ofreció como “guardián de ministerio” de PPK [VIDEO]

El titular de Trabajo dijo el martes, en una entrevista en televisión, que fue expulsado sin habérsele dado, siquiera, el derecho a la defensa. Añadió que tampoco sabía cuáles eran los cargos en su contra.

Lo cierto es que, hoy al menos, tanto él como Salinas están afuera de Alfonso Ugarte.

"Yo deseo que les vaya bien. Hoy ya no están en el APRA", señaló a La República el secretario general del partido, el legislador Elías Rodríguez.

Claro, siempre cabe la posibilidad de que la decisión pueda ser revertida.

Eso señaló el congresista Jorge del Castillo, quien ayer estuvo presente en un almuerzo de camaradería entre apristas para homenajear a Salinas por su nombramiento en el gabinete que lidera la premier Mercedes Aráoz.

Su asistencia se interpreta como un abierto respaldo al ministro de Salud frente a la decisión tomada por la Dirección Política del partido, que preside Mauricio Mulder.

Del Castillo insistió, además, en que la designación de un militante como Salinas en el despacho de Salud debería ser un motivo de satisfacción para el APRA.

La pregunta es si, al menos cuando terminen sus respectivas gestiones, Barreda y Salinas podrán regresar al APRA .

El primero ha confirmado que una vez que deje el Ejecutivo pedirá explicaciones al partido para conocer las razones de su sumaria separación.

Desde el APRA se alega, en tanto, que las expulsiones se ajustan al reglamento. "La Dirección Política es la máxima autoridad", expresó Rodríguez.

Daniel Parodi renuncia

Mientras esto ocurre, La República conoció que ayer renunció a su militancia aprista el historiador y profesor universitario Daniel Parodi.

En conversación con este diario, Parodi confirmó la noticia. Su carta de alejamiento del partido de la estrella fue dejada ayer por la noche en Alfonso Ugarte.

El historiador es aprista desde 1980 y un devoto seguidor de Víctor Raúl Haya de la Torre. En el año 2011 se inscribió de manera oficial.

"Yo puedo renunciar al partido, pero eso no significa que dejaré de ser aprista. ¡Al contrario! Usted entenderá que para los que somos apristas de convicción, dejar el partido más que un mero trámite es una procesión", sostuvo.

Parodi enumeró una serie de razones para explicar su alejamiento. Entre otras, lamentó que el APRA "se encuentre situado al lado del fujimorismo". "El 'alanismo' ha situado al partido en espectro fujimorista de la sociedad y por eso yo no puedo estar ahí", señaló Parodi, quien aseguró que sus convicciones son democráticas y republicanas.

Asimismo, rescató la mística de los militantes de base, "que no tienen la culpa de que el aparato partidario haya sido secuestrado por Alan García".

Sobre los casos de Barreda y Salinas, indicó que el que hayan aceptado ser ministros (a pesar de las advertencias de represalias) demuestra que la actual dirigencia –"con un Mauricio Mulder completamente desaforado"– ha perdido por completo su legitimidad. 

Mercedes Aráoz niega haberle declarado la guerra al aprismo

- La presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, negó que el gobierno haya querido "declararle la guerra" al Partido Aprista al invitar a dos militantes a formar parte del denominado "gabinete de la reconciliación".

- Explicó que conversó con Mauricio Mulder y quedó con él en que podía convocarse a "técnicos" sin afectar las relaciones con la agrupación política. "Entendí, no sé si malinterpreté, no llamar a ninguno de los miembros de la dirigencia y no lo hice. Llamé a técnicos", sostuvo.

- La premier señaló que conoce hace varios años a Barreda (coincidieron en el gobierno de Alan García) y que le impresionaron las cualidades de Salinas.

Te puede interesar