Hace 4 años gobierno mece a Espinar con obras hídricas

PROMESAs INCUMPLIDAs. Expresidente Ollanta Humala firmó acta asegurando una inversión de 354 millones de soles para proyectos de irrigación y construcción de represas. Funcionario Ronald López dice que ningún proyecto ha sido desarrollado.

9 Nov 2017 | 6:00 h

José Víctor Salcedo

El 3 de diciembre del 2013, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y las autoridades cusqueñas suscribieron un acta en Lima en la que se garantizaba la construcción de obras de irrigación y de afianzamiento hídrico (represas) por 354 millones de soles. Los proyectos debían concretarse en los tres años posteriores a la firma del acuerdo. 

Han pasado cuatro años y ningún proyecto se hizo realidad. El gobierno prometió desarrollarlos para compensar los efectos que traerá la reducción del caudal del río Apurímac con el trasvase de sus aguas para el proyecto Majes Siguas II. Otro compromiso fue asegurar un caudal ecológico en el afluente de 5 metros cúbicos por segundo.

Aquella ocasión, el expresidente Ollanta Humala también prometió transferir 20 millones de soles al proyecto especial Plan Meriss del Gobierno Regional Cusco para elaborar los expedientes de proyectos hídricos. El director del Plan Meriss, Ronald López Zapana, aseguró que nunca hubo transferencia. "No hay ningún estudio. No nos han transferido los S/ 20 millones para hacer estudios de los proyectos", observó.

Es más, varios proyectos avanzados (como Prado Esperanza, Tahuapalca, entre otros) fueron transferidos al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) para que los desarrolle. 

EN EL PAPEL

Cuando se suscribió el acta que ponía fin -tras casi 8 años de pleitos judiciales y sociales- al conflicto entre Cusco y Arequipa por Majes Siguas II, Plan Meriss entregó una cartera  de alrededor de 20 proyectos. Esas obras iban a ampliar la frontera agrícola espinarense en 22 mil hectáreas en una primera etapa. En enero de 2014 parecía que el gobierno quería cumplir con Espinar.  Autorizó el financiamiento para la elaboración de estudios de 15 proyectos. Mediante los decretos supremos 312-2013 y 018-2014, aprobó 536 mil 489 soles y 4 millones 954 mil soles para hacer los perfiles y expedientes, respectivamente.

No obstante, todo quedó en papel. ¿Por qué no se hicieron expedientes y ejecutaron obras? Por desinterés del Ejecutivo nacional y porque las empresas que contrató el Minagri para hacer los estudios no hicieron un buen trabajo y fueron rechazadas por los comuneros, según Ronald López.

"Han licitado la elaboración de estudios, pero las empresas no hicieron un trabajo social y la población rechazó las propuestas", explicó. 

En efecto, en agosto de 2015 el entonces viceministro de Políticas Agrarias del Minagri, César Sotomayor, refirió que estaban en proceso de licitación la elaboración de los expedientes técnicos de las represas Huilacotacocha y Suerocota, así como los proyectos Carhualaca, Prado Esperanza, Cañón Apurímac, entre otros. Buscamos la versión del Minagri, pero no hubo respuesta.

OBRAS EN MARCHA

Solo el Plan Meriss, con un crédito del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), está haciendo las irrigaciones de  Quisco y Pallallaje. Quisco tiene un presupuesto de 55 millones 500 mil 968 soles y Pallallaje 55 millones 152 mil 872 soles. 

De todo ese valor, el MEF solo prestó S/ 76 millones, el resto lo financia la Región. ♣

Te puede interesar