Congresistas cercanos a Keiko Fujimori cierran filas frente a Kenji

Guerra civil. El hijo menor de Alberto Fujimori dice que dirigentes de Fuerza Popular se han “encaramado” en cargos y que su hermana está “secuestrada”.

21 Sep 2017 | 6:46 h

Un nuevo capítulo en la disputa interna en Fuerza Popular se escribió (literalmente) ayer. A través de un artículo publicado en El Comercio, Kenji Fujimori aseguró que el nuevo proceso disciplinario que se le ha abierto en Fuerza Popular busca su expulsión de la agrupación política. Además, denunció que quienes se han "encaramado en los cargos dirigenciales" de FP han terminado por "tomar" al partido. También dijo que su hermana Keiko Fujimori se encuentra "secuestrada".

En respuesta, congresistas de FP, que llegaron al partido para las elecciones del 2016, salieron a ponerse del lado de Keiko y a restar importancia a lo expresado por el hijo menor de Alberto Fujimori.

PUEDES VER Úrsula Letona: “Tenemos claro que queremos la libertad de Alberto Fujimori” [VIDEO]

Por ejemplo, el presidente del Congreso, Luis Galarreta, señaló que hay cosas "más importantes" en el país que discutir sobre las expresiones de Kenji Fujimori. Añadió que se encuentra "orando" por Kenji Fujimori.

A su turno, la legisladora Lourdes Alcorta comentó que el hermano de Keiko Fujimori debe respetar el reglamento interno de Fuerza Popular, y que no "puede hacer lo que se le da la gana" amparado en su apellido.

Debe recordarse que es la segunda vez que el partido le abre un proceso disciplinario a Kenji Fujimori.

La semana pasada, mientras se debatía en el Pleno la modificación reglamentaria del Congreso para la creación de una bancada mixta que agrupe a los disidentes, el congresista pidió la palabra pero no habló. Solo se limitó a guardar silencio, con un esparadrapo en los labios. Fue una manera de hacer notar su disconformidad con un proyecto que contaba con el auspicio de FP.

Esta reacción fue interpretada en FP como un nuevo desafío a las decisiones partidarias.

Consultado el congresista Carlos Tubino sobre si este segundo proceso podría derivar en una expulsión, admitió que el reglamento interno de FP contempla dicha posibilidad.

De hecho, Kenji Fujimori escribió en su artículo lo siguiente: "Mi partido, al que ayudé a fundar recogiendo 800 mil firmas por todo el Perú durante dos largos años, ha abierto por segunda vez un proceso en mi contra. No para suspenderme esta vez solo en mis derechos partidarios, sino para expulsarme de mi partido y de mi bancada, y disminuirme en mis derechos como representante".

Y añadió: "¿Acaso me honró el pueblo peruano, pregunto, por dos veces con la primera votación en el Congreso, para verme sometido a la dictadura de quienes se han encaramado en los cargos dirigenciales de mi partido? ¿No es suficiente sanción acaso ver al partido que ayudé a fundar tomado por estos pretendientes y a nuestra lideresa, mi hermana, secuestrada?".

Este nuevo proceso en contra de Kenji será llevado con una comisión integrada por Luz Salgado, Karina Beteta y Úrsula Letona. De las tres, es Salgado quien tiene una mayor cercanía con el cuarto hijo del ex mandatario, hoy preso.

Claves

Según Kenji Fujimori, la "obsesión procesal" en FP ha llevado a establecer "el vía crucis del expulsado". Y señaló que en su partido se vive un "régimen de terror" que mantiene a sus "amigos prisioneros".

Kenji Fujimori sugirió, además, que el indulto de su padre es inminente y que aguarda su "libertad ya cercana".

Te puede interesar