ONPE avaló secretismo en el manejo de fondos de los cócteles de Keiko

Sospechas. Solo entre los años 2015 y 2016, Fuerza Popular recaudó más de seis millones de soles a través de los cócteles naranjas. José Chlimper reveló que su partido logró que el organismo electoral mantenga en reserva a los ‘aportantes’.

17 Jul 2017 | 6:26 h

Sin que nadie se lo preguntara, el secretario general del partido Fuerza Popular, José Chlimper, puso en evidencia el trato especial que recibió su organización política por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), durante el proceso de supervisión y fiscalización de los aportes de la última campaña de Keiko Fujimori. 

Ocurrió la mañana del 27 de junio, en el hemiciclo del Congreso de la República. A falta de consensos para avanzar con la reforma electoral, la Comisión de Constitución del Congreso había optado por invitar a los dirigentes de los distintos partidos, a fin de escuchar sus opiniones sobre temas como el control del financiamiento político.

PUEDES VER Exministro fujimorista Absalón Vásquez: Es un exceso fallo contra Humala y Heredia [VIDEO]

José Chlimper acudió a esta cita en representación de Fuerza Popular.  Y durante su intervención protestó contra la minuciosidad con que el Ministerio Público investigaba a su organización, por el delito de lavado de activos.

“(La) fiscalía citó a 217 personas de Fuerza Popular (...) y les hizo un promedio de 65 preguntas”, detalló, en tono incómodo, para explicar luego lo que hicieron ante la ONPE, con el fin de mantener en secreto los nombres de los aportantes de los cócteles. 

“Con ese antecedente, nosotros, en el caso de los cócteles, no entregamos la lista de los asistentes; además porque la ley no lo solicitaba”, expresó ante los parlamentarios.

La decisión de la ONPE

“A pesar de que la ley no lo exigía, la segunda del señor Mariano Cucho, no me acuerdo el nombre de la señora, encontró una fórmula. Yo le expliqué esto y la ONPE fue receptiva. Yo le expliqué: nosotros no queremos castigar a las personas que asisten a un cóctel, acá están los videos (de) los cócteles, acá están las listas de asistencia, acá está todo, pero no queremos castigar a una persona que compra un ticket”, relató.

“Entonces (los funcionarios de la ONPE) encontraron una fórmula y declararon reservada la información”, apuntó José Chlimper.

Esta decisión de la ONPE, de mantener en secreto la identidad de las personas que supuestamente aportaron a través de los cócteles, impidió a los medios de comunicación investigar sobre los millonarios montos que Fuerza Popular reportó formalmente para el financiamiento de la campaña de Keiko Fujimori.

El mismo Chlimper detalló que solo entre fines del 2015 e inicios del 2016, Fuerza Popular recaudó más de un millón y medio de soles, a través de dos cócteles, sin que se conociera la lista de los asistentes.

Según la información oficial que Fuerza Popular entregó a la ONPE, este grupo político hizo al menos ocho cocteles entre los años 2015 y 2016, recaudando un total de 6 millones de soles (ver cuadro).

El caso cobra relevancia, si se tiene en cuenta que el Ministerio Público tuvo la posibilidad de cruzar información con las personas que fueron reportadas como aportantes del Partido Nacionalista pero que en la práctica no lo habían hecho, lo cual sumó para la decisión judicial de la prisión preventiva de Ollanta Humala.

En cambio, en Fuerza Popular, gracias  a la ONPE, nunca se supo quiénes supuestamente aportaron en los cócteles para la campaña del 2016. Este grupo político tiene además el antecedente de las millonarias rifas del 2011 y ya Marcelo Odebrecht declaró: “debemos haber apoyado a Keiko”, en referencia a aquella campaña presidencial.

Ente electoral justifica el secretismo

La República solicitó una explicación formal a la ONPE, el pasado 27 de junio. Mediante un correo electrónico formal, este organismo electoral expresó su extrañeza por las declaraciones de Chlimper, en el sentido de que se haya encontrado una fórmula para declarar reservadas las listas de los asistentes a los cócteles.

Sin embargo, el ente electoral confirma que decidió optar por la reserva de la lista de asistentes a los cócteles porque “el reglamento no señala que las organizaciones políticas deben entregar la lista de asistentes a sus eventos de financiamiento de campaña”.

Adicionalmente, justifica el secretismo señalando que “las normas internacionales de calidad con las cuales ONPE se ha certificado nos obligan a guardar confidencialidad en nuestros ‘papeles de trabajo’, documentación con la que realizamos los procesos de verificación”.

Te puede interesar