Testigos acusan a Guzmán como autor intelectual de Tarata

25 años después. Hace una década fueron condenados los perpetradores materiales, ahora está pendiente el pedido de cadena perpetua para los autores intelectuales que, para variar, lo niegan todo.

16 Jul 2017 | 8:16 h

Veinticinco años después de una de las peores masacres que cometió el grupo terrorista Sendero Luminoso contra civiles, que se llevó la vida de 25 personas y dejó heridas a otras 155, todavía no termina el juicio a los autores intelectuales, una década después de haber sido sentenciados los ejecutores.

El colegiado A de la Sala Penal Nacional señaló que la próxima audiencia del juicio oral será el 2 de agosto en la Base Naval del Callao.

La República accedió a la acusación fiscal y a los testimonios contra el líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y su cúpula terrorista, para quienes la Tercera Fiscalía Penal Supraprovincial de Lima solicita cadena perpetua.

Entre los documentos se encuentra el testimonio del camarada 'Franco' (Juanito Orozco Barrientos), sobre la planificación y ejecución del atentado, que aquí reproducimos para no olvidar las páginas más tristes de la historia peruana.

Dijo: "Para llevar a cabo dicha acción, la dirección (de Sendero Luminoso) acordó hacer estallar un cochebomba en Miraflores, encargando esta tarea al destacamento número doce a cargo de los camaradas Daniel (Carlos Mora La Madrid) y Nicolás. Ellos buscan el lugar y escogieron el Banco de Crédito (ubicado entre la Avenida Larco y Benavides). El 16 de julio de 1992 fue el día señalado para el atentado. Las tareas que se ejecutaron fueron distribuidas entre nosotros. El reglaje (vigilancia previa en la zona del atentado) fue realizado por los camaradas Nicolás, Arturo (Carlos Aguirre Dávila), Manuel, Lucía, Percy y yo. Los camaradas Antenor y Rosa (María del Carmen Ortega Segundo) estaban a cargo de la confiscación (robo) de los vehículos a utilizar.

Luego precisó los detalles del ataque:

"La planificación de la ruta a seguir la realiza (el camarada) Daniel, siendo la siguiente: sale de la Cooperativa Universal, va a la Avenida La Atarjea, entra en la Avenida Riva Agüero, dobla a la izquierda en la avenida Nicolás Ayllón y luego dobla a la derecha por la avenida México, sigue por la Vía Expresa, ingresa a la Avenida Benavides y acaba en la Avenida Larco. El que conduciría el cochebomba sería el camarada Arturo (Carlos Aguirre Dávila). Dicho vehículo sería preparado antes, en una casa ubicada en la Coop. Universal, que tenía como propietario al conocido como Guillermo.

ORDEN DE ARRIBA

El testigo indicó con precisión lo que ocurrió el día escogido para la macabra faena:

Finalmente, en horas de la mañana del día fijado, Carlos, con el apoyo de Lucía, Antenor, Franco y Guillermo, se encargaron de combinar el nitrato de amonio con petróleo y embolsarlo. A las 4 de la tarde ingresaron a un inmueble alquilado (en la Cooperativa Universal). En un automóvil Datsun se acondicionaron los explosivos. En el auto se trasladaron (los camaradas) Nicolás y Arturo. Nicolás llevaba un arma de fuego y pequeños explosivos para distraer al personal de seguridad que estuviera en el lugar. Alrededor de las siete de la noche ingresó al inmueble un segundo vehículo que serviría de resguardo del cochebomba y de movilidad para nuestro retiro. En este vehículo irían Percy y Manuel. Una vez en la avenida Larco, no se pudo estacionar el vehículo frente al Banco de Crédito debido a la vigilancia particular. Por esta razón, se continuó el recorrido, volteando por la calle Tarata. Es en estas circunstancias que el conductor del vehículo que contenía los explosivos disminuyó la velocidad para luego abandonarlo, dejando que se deslizara por la calle Tarata hacia los edificios residenciales ubicados en ambos laterales de la calle, hasta que se produjo la explosión (aproximadamente a las 9:15 p.m.)".

Juanito Orozco Barrientos fue miembro de Sendero Luminoso hasta febrero de 1993. Participó en diversas acciones terroristas que él y sus camaradas identificaban como "acciones de combate guerrillero". Reconoció que participó en el atentado de Tarata y fue condenado a 28 años de cárcel.

Por su parte, Abimael Guzmán y otros 12 terroristas que pertenecieron a la Dirección Central de Sendero Luminoso siguen sin reconocer que fueron los autores intelectuales.

Claves

  • El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) realiza hoy, a partir de las 3:30 p.m., un acto de reconocimiento en memoria de las víctimas del atentado de Tarata.
  • La mayoría de las víctimas nunca recibieron reparación civil. Solo seis de ellas obtuvieron diez mil soles cada una por parte del Estado.

Abimael Guzmán enfrenta juicio en silencio

  • El líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, optó por no responder a las preguntas que le formularon en las audiencias realizadas en la Base Naval del Callao, en la fase del juicio oral por el atentado de Tarata.
  • "Falta tomar declaración a la mayoría de procesados. Ya pasó Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre y María Pantoja. Mis dos patrocinados (Guzmán e Iparraguirre) se acogieron a su derecho de guardar silencio. No han contestado ninguna pregunta", confirmó el abogado de Guzmán, Alfredo Crespo, en diálogo con La República.

La defensa del líder terrorista asegura que él no dirigió, planificó ni estuvo enterado del atentado. Según su versión, la explosión del cochebomba en el corazón de Miraflores fue ideada por la dirección de Lima de Sendero Luminoso.

Te puede interesar