En tres meses debe concluir juicio por caso de "Aimarazo"

En problemas. Fiscal pide 28 años de cárcel para Walter Aduviri por hechos de violencia, ocurridos en mayo de 2011.

Procesado. Aduviri es acusado de encabezar actos vandálicos ocurridos en protesta de 2011

Procesado. Aduviri es acusado de encabezar actos vandálicos ocurridos en protesta de 2011. La República.

El presidente de la Corte Superior de Justicia de Puno, Oscar Ayestas Ardiles, se pronunció sobre el proceso denominado “Aimarazo”.  En el proceso se investiga a 18 exdirigentes por los actos vandálicos ocurridos el 26 de mayo de 2011, tras una huelga indefinida en rechazo a las concesiones mineras en la zona sur de la región Puno.
 
Entre los procesados se encuentra el expresidente del Frente de Defensa de los Recursos Naturales de la Zona Sur de Puno, Walter Aduviri Calisaya. Para este la Fiscalía ha solicitado 21 años de pena privativa de libertad efectiva por el delito de extorsión agravada y 7 años de pena por el delito de disturbios. En total, de ser hallado culpable, podría purgar una sentencia de 28 años.
 
 
Para el resto de implicados, las penas planteadas por el Ministerio Público fluctúan entre los 16 y 27 años.
 
El magistrado sostuvo que el proceso es complejo y debe culminar en dos o tres meses. Indicó que los jueces del colegiado a cargo del proceso vienen llevando de manera adecuada el caso procesalmente.
 
“Es un caso complejo donde existe un innumerable número de peritos y testigos que deben actuar, por ello este caso se ha extendido en el tiempo”, precisó.

Caso en marcha

En la actualidad, el caso se encuentra en etapa de actuación de pruebas documentales. 
 
El fiscal Juan Monzón indicó que el proceso es regular. Dejó entrever que hay pruebas que acreditan la responsabilidad de los procesados. 
 
Monzón precisó que el Ministerio Público viene haciendo su trabajo de la forma más prolija.
 
Por su parte, Walter Aduviri Calisaya se declaró perseguido político. 
 
Señaló que hay predisposición del Poder Judicial para sentenciarlo por las protestas que se dieron durante el "Aimarazo".  Insistió que no cometió ningún delito. 

Síguenos en Facebook