Familias siguen en las calles tras cuarto día de corte de agua

Multitud. Alrededor de 3.000 personas llegaron a la base de Sedapal de SJL. En otras zonas de Lima situación es similar  .

Largas colas. Pese a que hubo cientos de personas, se registró orden en las colas

Largas colas. Pese a que hubo cientos de personas, se registró orden en las colas.

A cuidar el agua. Toda la familia recogió agua el domingo

A cuidar el agua. Toda la familia recogió agua el domingo.

Javier Flores

La desesperación poco a poco se interna entre los limeños. Mientras Sedapal insiste en comunicar efímeras aperturas de agua potable en algunos distritos de la capital, las personas salen con baldes y barriles en busca del líquido vital que desde hace cuatro días –y en algunos casos más–les hace falta en casa.

En un inicio, se anunció que para las 7 p.m. del día sábado se restablecería la distribución de agua. Unas horas más tarde, sin embargo, otro aviso explicaba que la caída de dos huaicos obligaba a cerrar otra vez las cañerías.

PUEDES VER: Identifican a 22 sujetos que azuzan saqueos a tiendas

Rudecindo Vega, presidente de Sedapal, quiso ya no ser preciso al anunciar a qué hora sería restablecido el servicio. "Cuando nos hemos emocionado por el ritmo de captación que teníamos, han venido huaicos que nos han arruinado la información que dábamos", comentó.

Mientras Vega declaraba, alrededor de 3.000 personas llenaban las afueras de la base de Sedapal en el San Juan de Lurigancho.

Distribuidos en ocho largas colas para la población de Huáscar, Cruz de Motupe, Bayóvar, Zárate, entre otras localidades, familias enteras acopiaban sus baldes y barriles para ser abastecidos. Ancianos, niños y hasta mujeres embarazabas pugnaban por cubetas de agua. "¡Respeten la cola! ¡No se metan!", se les oía reclamar constantemente.

Elizabeth Orétegui, por ejemplo, con ocho semanas de gestación y tres barriles a su lado, avanzaba poco a poco junto a su esposo en una cola que recién dos horas más tarde le permitiría llenar sus recipientes. "No vivimos cerca, debemos llevar esto hasta Santa María. Vamos tres días sin agua", decía.

Con tres hijos en casa, Denis Alberto Laberian, a diferencia de Elizabeth, tiene ya una semana sin agua. Luego de llenar sus barriles tras casi cuatro horas de hacer cola, debía pensar en cómo llevar el agua hasta su casa, en el paradero 22 de Las Flores. "Nosotros ya estamos desesperados. Encima nadie respeta la cola", dijo.

Más de 100 puntos

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) supervisa la entrega de agua en los distritos afectados por la restricción del servicio, luego de que Sedapal activó más de 100 puntos de distribución gratuita de agua.

La restricción del servicio en 27 distritos de la capital se ha dado por los recientes huaicos en Chosica y SJL. 

La clave

En el recorrido realizado por los diversos distritos de Lima se notó que miles de personas vienen demostrando orden y una cultura de racionamiento del líquido elemento que está siendo distribuido de manera gratuita en la capital.

Síguenos en Facebook