Caminando hacia la eliminación de las barreras burocráticas

En 2015 el total del ahorro potencial de trabas burocráticas, sumando el sector empresarial, personas y la administración pública fue de S/ 1.008 millones. Para el 2016 este ahorro subió a S/ 1.169 millones equivalente a 0,213% del Producto Bruto Interno (PBI).

15 Sep 2017 | 23:30 h

La reactivación de la economía es una tarea en la que el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski enfoca sus mayores esfuerzos, y con la inminente reducción de los estimados de crecimiento del PBI para este año por el efecto de El Niño Costero y el factor Lava Jato, también salta a relucir la necesidad de reducir las barreras burocráticas que ralentizan los procesos de inversión, hoy más que necesarios.

Todo requisito, obligación, prohibición, limitación o cobro que realiza el Estado a través de sus diferentes entidades (municipalidades, gobiernos regionales ministerios, entre otros) para la realización de algún tipo de actividad económica y/o trámite (autorizaciones, licencias, entre otros) configura una barrera burocrática, según el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

Para tener una idea de los efectos y consecuencias de una barrera burocrática en los agentes económicos vale mirar cifras de los años anteriores. Por ejemplo, en 2015 el total del ahorro potencial de trabas burocráticas, sumando el sector empresarial, personas y la administración pública fue de S/ 1.008 millones. Para el 2016 este ahorro subió a S/ 1.169 millones equivalente a 0,213% del Producto Bruto Interno (PBI).

En base a cifras oficiales del Indecopi, el sector Transportes es la actividad económica que mayor ahorro tendría simplificando burocracia con un total superior a los S/ 1.500 millones sumando los años 2015 y 2016. Aunque no habría que perder atención al ahorro que las personas naturales, como usted y como yo, pudieron haber tenido respecto a las trabas lo cual alcanza un valor potencial mayor a los S/ 300 millones.

Ahorro por menores trabas

Al cierre del 2016, el Indecopi identificó 2.219 barreras burocráticas y en el 2015 encontró unas 1.578 y si bien para este año no existe un estimado de cuántas más identificará y cuál será el ahorro por menor burocracia estatal, existen indicios de que estas cifras podrían mejorar en favor de las empresas y la ciudadanía como lo veremos a continuación.

Identificando el problema

Al primer semestre de este año, el Indecopi identificó a 53 entidades del Estado, entre municipalidades y otros organismos, que impusieron 323 barreras burocráticas ilegales o irracionales.

Trabas impuestas

En tal sentido, las entidades que más barreras impusieron son las municipalidades, entre provinciales y distritales, con 298 barreras burocráticas ilegales o carentes de razonabilidad de un total de 323. Lidera esta lista la Municipalidad Provincial de Ilo (Moquegua) con 46 barreras.

La Secretaría Técnica de la Comisión de Eliminación de Barreras Burocráticas del Indecopi subrayó que entre las principales barreras identificadas figuran: el establecimiento de derechos de tramitación en función a factores ajenos al costo del procedimiento, la exigencia de presentar comprobantes de pago, entre otras.

A pesar de ello, el Indecopi destacó que en el periodo de análisis, hay instituciones que eliminaron voluntariamente barreras. Entre ellas se encuentra la Municipalidad Distrital de Miraflores (Lima) con 373 barreras burocráticas eliminadas, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo con 97; la Municipalidad Distrital de Ate (Lima) con 82; el Ministerio de Transportes y Comunicaciones con 77; y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables con 65, entre los primeros cinco lugares, de un total de 41 entidades.

Trabas eliminadas

Entre las principales barreras burocráticas eliminadas por dichas entidades figuran: la exigencia de copia o copia legalizada del DNI (Documento Nacional de Identidad), la imposición de plazos mayores a los señalados por diversas leyes como la Ley N° 29090 (Ley de Regulación de Habilitaciones Urbanas y Edificaciones), los comprobantes de pago, fotos tamaño carné, la exigencia de tramitar procedimientos no previstos legalmente, vigencias de poderes de los representantes legales, copias literales de dominio, imposición de plazos y silencios administrativos en procedimientos de telecomunicaciones, entre otros.

Otro esfuerzo estatal

En la misma tarea de liberar el camino de burocracia estatal y mejorar el marco para la inversión, el Ministerio de la Producción (Produce) lanzó en noviembre del 2016 el portal web dimetutraba.pe para detectar sobrerregulaciones que afectan al sector empresarial.

Entre noviembre del 2016 a julio del 2017, Produce identificó 1.053 posibles trabas normativas que afectarían al sector empresarial. Cabe indicar que, para efectos de dimetutraba.pe una traba es todo requisito o procedimiento que sea inútil, absurdo, repetitivo o redundante que se identifica mediante este portal y que constituye una carga para el administrado.

Adicionalmente, el Produce informó que se han identificado 380 problemas de gestión, los cuales son atendidos por las entidades de manera complementaria debido a que son concebidos por los administrados como trabas porque les generaba algún tipo de carga. Un ejemplo de ello, es el págalo.pe, que permitió dar atención al problema de pérdida de tiempo  identificado por los empresarios al tener que realizar pagos de tasas de manera presencial en entidades del Estado.

A julio del 2017, se levantaron 241 trabas normativas. El levantamiento de las trabas, según explica la cartera liderada por Pedro Olaechea, que las entidades del Estado adoptan medidas de mejora regulatoria y desregulación como disminuir o simplificar requisitos, o eliminar o mejorar procedimientos que eran inútiles, absurdos o redundantes, y que estaban contenidos en una regulación.

El Produce destaca que, de manera complementaria, se trabajó en la solución de 24 problemas de gestión que, a diferencia del levantamiento de una traba, no requiere la emisión de normativa alguna sino que dependen del diseño, implementación y coordinación de acciones prácticas, obteniendo resultados efectivos, inmediatos y directos el más palpable es que de las 241 trabas levantadas, cerca del 60% corresponden a trabas que afectarían al sector manufactura.

La óptica desde el sector empresarial y la academia

Para Gonzalo Prialé, presidente de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN) el caso Lava Jato, en efecto, paralizó la inversión y su impacto se estima en una reducción de 1% del PBI en el crecimiento de este año que se traduce también en una pérdida estimada de unos 100 mil empleos.

En tal sentido, aseveró que para combatir las trabas burocráticas que demoran las inversiones y generan sobrecostos, se necesita, por ejemplo, una mejor preparación de los proyectos de Asociación Público Privada (APP).

“AFIN propone que para reactivar la inversión se concursen APP maduras, que respondan a una selección y priorización técnica de proyectos contenidos en un Plan Nacional de Infraestructura, con estudios cercanos al Estudio Definitivo de Ingeniería (EDI) para los concursos, con factores de competencia que desalienten las ofertas temerarias, contratos estandarizados enfocados en niveles de servicio, y un alto porcentaje de las expropiaciones y todos los permisos listos a la firma del contrato. Esto servirá para reducir la necesidad de adendas”, recomendó Prialé.

Juan José Marthans, docente del PAD de la Universidad de Piura, asevera que un tema crucial en la tarea de la simplificación de las barreras burocráticas son los funcionarios públicos que las ejecutan o elaboran.

“Debe haber una evaluación inmediata de los funcionarios de mando medio y alto, aquellos que tienen capacidad de decisión a efectos de saber cuál ha sido su desempeño en los últimos años y si es de mediocre para bajo no pueden seguir siendo parte del sector público. Renovar parte del sector publico, sin eso no hay cambios”, aseguró.

Marthans detalló que para atacar la burocracia se debe someter a una reingeniería de más de millón y medio de trabajadores públicos, cifra que hace que el sector público esté sobredimensionado. Por ello propuso que ante el exceso de funcionarios de mando medio con baja productividad se les evalúe para ser luego reasignados.

“Con eso no genero desempleo pero sí propago un comportamiento más eficiente en el sector público que tiene una gran debilidad que es la falta de ideas y compromiso para tomar decisiones. Aquí se necesita agarrar al toro por las astas. El tema del país es de planes que los conocemos bien pero el tema es eficiencia en la solución de problemas concretos. Seleccionar a gente dispuesta a resolver problemas concretos, no cargar de papeles y cartones que no nos sirven para nada. Hay que introducir filosofía del sector privado en el Estado, quien no rinde afuera”, sostuvo el experto.

Te puede interesar