Lima 2019

Stefano Peschiera, un velerista de clase mundial

El peruano Stefano Peschiera, octavo en la Copa del Mundo celebrada en enero en Miami, es el mejor velerista panamericano. También es promesa de medalla para Lima 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Raúl Mendoza

Lunes, 12 de Febrero del 2018

Stefano Peschiera recuerda que en la Copa del Mundo de 2015, cuando se preparaba para participar en una regata donde se jugaba la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016, entró al agua muy nervioso. Igual se planteó darlo todo en la carrera. Había cincuenta países para solo nueve cupos. Trazó su estrategia y se esforzó tanto que al final ganó la regata.

-Me puse a llorar, porque ahí supe que había clasificado a Río 2016- rememora. Fue el primer peruano clasificado a esos Juegos Olímpicos.

Él compite en la modalidad laser standard y hoy es parte de la élite del velerismo. Está en el top 20 del circuito mundial y, de acuerdo a los resultados de los últimos campeonatos en los que ha participado, es el mejor clasificado en todo el ámbito panamericano.

Demostró su calidad mundial a fines de enero, cuando quedó octavo en la segunda fecha de la Copa del Mundo de Vela celebrada en Miami, donde participaron setenta competidores. No solo estuvo en los primeros lugares sino que ganó dos de las diez regatas que se disputaron: la primera y la sexta. Con la posición obtenida clasificó a las fechas finales del mundial en abril y junio en Francia.

"Yo soy muy consistente en las regatas. Usualmente estoy entre los diez primeros, pero ganar una regata es bastante complicado. Ganar dos en un mismo torneo ya es un enorme logro", comenta Stefano.

En el torneo de Miami, además, compitió contra los medallistas de oro, plata y bronce de vela en Río 2016: El australiano Tom Burton (oro), el croata Tonci Stepanovic (plata) y Sam Meech de Nueva Zelanda (bronce). "Quedé por delante de Stepanovic, que fue noveno", cuenta Stefano, desde Estados Unidos, donde estudia y reside. Hasta le ganó al campeón mundial de 2017 que quedó onceavo.

Stefano es hoy el deportista panamericano más destacado, lo que hace abrigar esperanzas al deporte peruano de que sea medallista en los próximos Juegos Panamericanos de Lima 2019. El viene seguido al Perú y está acostumbrado a las aguas de Paracas, donde se realizarán las pruebas de vela panamericanas. "Estoy confiado en lograr la medalla de oro o estar en el podio porque conozco la cancha y además ser local me da una confianza extra", dice.

En 2019 vendría a Lima unos cuatro meses antes del inicio del torneo para entrenarse y llegar en condiciones óptimas para asegurar una presea.

 

Joven talento

 

Stefano Peschiera (23), practica vela desde que tenía seis años y compite por el Perú desde los once. Ha ganado numerosos campeonatos. Empezó en la modalidad optimist, para luego pasar al laser estándar. Esta modalidad es la más grande en número de deportistas por ser la embarcación menos cara de las calificadas para competir.

"Es un deporte muy físico. Se necesita potencia pero sobre todo mucha resistencia porque cada regata dura una hora y uno se desgasta mucho", comenta. Él también práctica ciclismo y maratón como parte de la preparación física para los retos que le plantea su disciplina.

Stefano ha sido campeón nacional y sudamericano en laser radial, y campeón sudamericano Sub 20 en laser standard. En 2014 se fue a Estados Unidos a estudiar Finanzas en el College of Charleston, Carolina del Sur, donde en su primer año se coronó campeón nacional universitario y volvió a repetir el mismo título el 2017. También ha sido campeón por equipos.

"Escogí mi universidad porque era la número uno en vela en los Estados Unidos", cuenta.

Desde que se fue no ha dejado de competir ni de representar al Perú en torneos internacionales. Participa en la Copa Mundial de Vela desde el 2013 junto a los mejores veleristas del mundo.

"Antes participaban los 100 mejores del mundo, pero ahora son solo 70, todos contra todos. Lo han hecho más exclusivo para hacerlo más interesante para los espectadores y para los medios", explica.

"La Copa del Mundo es como un circuito con tres torneos al año que da 200 puntos para el ranking mundial. El año pasado quedé en el puesto 12 mundial, que ha sido mi mejor posición hasta el momento", cuenta Stefano. Este año, además del octavo puesto obtenido en Miami en enero, le quedan dos fechas a celebrarse en Francia donde, de mantener o mejorar su posición, puede meterse en el top 10 mundial. "Siempre he querido estar entre los diez primeros. Significaría mucho para la vela peruana", dice.

Los veleristas de nivel mundial hacen este circuito como preparación entre una y otra olimpiada, por ser el campeonato de mayor competitividad en el universo de la vela.

Una competencia de laser estándar consiste en una carrera de una hora sobre una distancia de cuatro kilómetros. "Se parte de una línea imaginaria situada entre dos barcos y se avanza hasta llegar a una primera boya, se da la vuelta y se regresa al punto de partida. Luego se da otra vuelta más y termina la carrera. Son dos vueltas largas y todo puede pasar: el viento puede subir o bajar, las corrientes cambiar. Hay que estar atentos a todo eso. La cabeza es muy importante", explica Stefano.

 

Sueño perseguido

 

Otro sueño que acompaña siempre a Stefano es competir en unos Juegos Olímpicos. Ya lo hizo en Río y ahora está mentalizado en clasificar a Tokyo 2020. "Tengo más de dos años para los Juegos Olímpicos. Para Lima 2019 la meta es ganar la medalla de oro y para Tokyo creo que tengo el potencial para estar entre los diez mejores del mundo. Y si las cosas se dan de la mejor manera para mí, aspiro a ganar una medalla", adelanta.

Tan solo lograr la clasificación es una tarea complicada. Para Río 2016 se dieron 46 cupos en vela masculina, pero para Tokyo solo se darán 35 cupos. Stefano confía en lograr su clasificación manteniendo su gran nivel en los torneos mundiales o ganando medalla en los Juegos Panamericanos, lo que le aseguraría un lugar en la próxima cita olímpica. En Río quedó en el puesto 30 de 41 participantes, pero en una segunda participación está seguro de mejorar por mucho esa presentación. Hoy tiene más experiencia y ha mejorado sus capacidades deportivas.

Cuenta que en los ambientes deportivos universitarios también hay numerosos deportistas jóvenes que también comparten ese sueño de competir en los Juegos Olímpicos de Tokyo.

"En el circuito universitario hay veleristas que quieren ir a Tokyo por Estados Unidos, por México, por un montón de países. Todos ellos participan de los campeonatos universitarios y también forman parte de sus equipos nacionales. Yo los veo en estos torneos y compito contra ellos", comenta. A todos ellos les ha ganado el 2017.

Stefano forma parte del Top Perú Lima 2019, un programa por medio del cual el Instituto Peruano del Deporte (IPD) apoya a los deportistas peruanos que tienen opción de ganar medalla en los Panamericanos del próximo año en Lima. Ese apoyo consiste en dotarlos de las mejores condiciones para que puedan competir, entrenar o recibir clínicas deportivas especializadas sobre su disciplina. "Es un orgullo pertenecer al equipo peruano y ser parte del Top Perú. Queda retribuir con medallas ese esfuerzo que hacen".

Stefano se graduará en mayo próximo y después de esa fecha estará en Europa para un torneo mundial en Dinamarca. (Ahí tendrá una primera oportunidad de clasificar a Tokyo). También estará en Francia para las siguientes fechas de la Copa del Mundo . "Y en mi calendario también hay varios viajes al Perú, de vacaciones y para visitar Paracas, donde entrenaré", anuncia. Está en el top mundial de la vela, pero no descansa. Sabe que solo el esfuerzo, la constancia, lo pueden llevar con viento a favor a lo más alto de un podio.

Te puede interesar

Nuestras portadas