Jorge Videla, Argentina 78 y el 6-0 a Perú

La historia detrás de primer mundial que consiguieron los gauchos con Videla a la cabeza de su cruento gobierno de facto.Murió el dictador

17 May 2013 | 10:37 h

La dictadura de Jorge Rafael Videla, no solo abarcó los aspectos políticos y sociales, así como económicos, de Argentina, si no incluso llegó al deportivo ya que durante su gobierno, cuando fue impuesto por la junta militar, se llevó a cabo el mundial de 1978 donde la albiceleste se llevó el título con Mario Kempes a la cabeza de manera muy polémica y con una historia oscura detrás que incluye una goleada 6-0 a nuestra selección en la que siempre quedó la duda de si hubo o no un soborno.

Para 1978, Videla tenía dos años como presidente de facto y ya se ceñía sobre él la sombra de la crueldad de su gobierno, la desaparición de estudiantes, así como el rapto de recien nacidos, por lo que la Copa del mundo era la mejor oportunidad para desviar la atención hacia algo más poderoso que la política, el fútbol.

Sin embargo la selección argentina no era la gran favorita ya que tenía al frente a una Alemania campeona, a una Holanda que había impresionado al mundo con su fútbol total de Rinus Michels y, a pesar de la ausencia de Johann Cruyff, seguía siendo la 'naranja mecánica'.

Argentina logró clasificar a la siguiente ronda de segundo, detrás de Italia y fue al grupo B, en esa época, luego de la frase de grupos inicial había una segunda con dos grupos de cuatro y los ganadores de cada uno jugaban la final. Los que acompañaban a los dirigidos por César Luis Menotti eran Brasil, Polonia y Perú.

La albiceleste logró un buen triunfo por 2-0 contra Polonia, sin embargo la canarinha goleó a nuestra selección por 3-0. En la segunda fecha argentinos y brasileños igualaron 0-0. En la última fecha, Polonia y Perú ya estaba fuera de carrera y luego de la victoria de la verdeamarelha por 3-1 ante los europeos, Argentina debía golear a Perú por lo menos por 4 goles para ser el finalista y enfrentar a Holanda.

El partido ante nuestra selección ya es historia conocida, seis goles a Ramón Quiroga, sobre el que recayó la mayor cantidad de críticas al ser argentino nacionalizado y la historia negra sobre aquél encuentro, de una supuesta 'echada' o soborno de la blanquirroja que nunca se pudo probar y cuyos protagonistas siempre han negado.

Las dudas sobre ese partido aumentaron luego que algunos jugadores señalaran que el mismo Videla se presentó en el camerino peruano antes de caer goleados, nadie nunca dijo que sucedió en ese encuentro o qué fue lo que les dijo el entonces dictador.

Al final Argentina se alzó campeón al derrotar, con justicia, por 3-1 a Holanda con un excepcional Mario Kempes y, durante un tiempo, el mundo se olvidó de la dictadura y sus excesos.

 

Te puede interesar