Fiesta interminable

Visca Barca. El plantel del Barcelona recorrió la Ciudad Condal con el trofeo de la Champions League ante miles de aficionados. La celebración se cerró en el Camp Nou.

7 Jun 2015 | 23:30 h

Barcelona, España
 
Tan acostumbrados a celebrar, los azulgranas echaron al bolso banderas, camisetas, bufandas y salieron a recibir a los campeones del triplete recién llegados de Berlín con la quinta Champions League bajo el brazo. Xavi e Iniesta portaron el trofeo y así se inició la denominada “Rua”, un desfile por las calles de la Ciudad Condal que finalizó con una fiesta en el Camp Nou junto a más de 67 mil almas que no cesaron de agradecer a Lionel Messi y compañía por la alegría. 
 
El reloj anunciaba las 10:30 p.m. cuando la afición entonó el himno del Barza y acto seguido el coloso quedó a oscuras para darles paso a los flashes de los teléfonos móviles. El gran momento había llegado, los héroes hicieron su ingreso uno a uno. El técnico Luis Enrique fue el primero en tomar el micrófono. “Ya veis que tenemos un equipo que tiene palabra.
Nos emplazamos hace dos o tres semanas con la intención de celebrar más cosas. La ambición de estos jugadores no tiene límite. Seguimos haciendo historia”, expresó el estratega para luego  cederle la palabra al capitán, quien se mostró emocionado. “Muchísimas gracias a todos. Muchísimas gracias al cuerpo técnico, al equipo porque me han ayudado a despedirme de esta manera”, expresó. Luego habló el nuevo capitán blaugrana, Andrés Iniesta. “Sólo me gustaría decir que me siento muy orgulloso de este equipo...”. El cerebro  del equipo no terminó de hablar, pues sus  compañeros lo abrazaron y gritaron sin parar “¡campeones, campeones!”.
 
Neymar y Luis Suárez también tuvieron lugar en esta celebración. “Me dieron la posibilidad de hacer el sueño realidad. Muchísimas gracias”,  señaló visiblemente tocado Luisito, mientras que el brasileño, dijo: “Visca el Barca. Campeooooones. Estoy muy feliz de lo que estoy viviendo”.
 
Pero la afición comenzó a corear “Messi, Messi..”, y el argentino hizo su aparición. “Después de un año difícil y duro, volver a levantarnos y volver acá es espectacular. Como dije la última vez: ¿Querían las tres? Aquí están las tres” y la gente estalló.
 
La fiesta terminó con un espectáculo de fuegos artificiales para ponerle color a la alegría por el triplete: la Liga española, la Copa del Rey y la Champions. Barcelona está otra vez en lo más alto.
 
PATADITA
 
Mientras todo Barcelona celebraba el haber obtenido la Champions, se hizo oficial la llegada de Aleix Vidal al cuadro ‘azulgrana’. El traspaso del ex jugador del Sevilla alcanza los 23 millones de euros por cinco temporadas, aunque no podrá jugar hasta enero del 2016 por la sanción impuesta al club azulgrana por la FIFA.

Te puede interesar