¡Viva la COP, muera el Colibrí!

Destacado



Todo un editorial: LA COP versión peruana

Todo un editorial: LA COP versión peruana

Lo sospeché desde un principio. Desde que leí la reveladora entrevista de Tomás Unger al Premio Nobel de la Paz 2007, Rajendra Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) y miembro del comité organizador de la COP20.

Don Tomás hizo dos preguntas básicas:

Tomás Unger: El motor de combustión interna, con 138 años, es una de las maneras más ineficientes de convertir energía química en mecánica. ¿Cuál es, en su opinión, la manera de reemplazarlo por fuentes de energía más eficientes?

Rajendra Pachauri: No existe una sola respuesta, sino muchas de las cuales elegir. Automóviles movidos por energía renovable, transporte público con bajas emisiones de carbono o libre de ellas son dos ejemplos.

TU: ¿Cree usted que el poder económico y político de la industria petrolera permitirá que se implante una política racional en la generación de energía?

RP: El cambio a una economía baja en carbón podría ser la mejor oportunidad de inversión de este siglo. No será fácil y nos esperan muchos desafíos. Creo que es de mayor importancia el crear conciencia sobre el cambio climático y las oportunidades de que disponemos para enfrentarlo…

Ver: http://www.amazonia-andina.org/sites/default/files/uploads/2014/12/elcomercio2014-12-0109.pdf

Don Tomás hizo las preguntas de rigor como para saber si la LIMA COP20 iba o no a funcionar. Y las respuestas de Pachauri fueron unas respuestas demasiado tibias para un problema que está que quema.

Me explico. Hace 138 años se inventó el motor a combustión interna. Casi al mismo tiempo se inventó el automotor eléctrico. En todos estos años el motor eléctrico hubiera evolucionado y ya deberíamos conducir coches movidos hasta con energía solar. Pero ganaron los intereses de la industria petrolera y los millones de autos de combustión interna que circulan por el mundo son los grandes responsables del calentamiento mundial.

Uno de los primeros autos eléctricos. Luego se dejaron a fabricar por presión de las multinacionales petroleras.

Uno de los primeros autos eléctricos. Luego se dejaron a fabricar por presión de las multinacionales petroleras.

Hoy en día circulan coches eléctricos pero a precios prohibitivos porque son precisamente los grandes consorcios automotrices los que siguen atados a la industria petrolera.

En el marco de la COP20, sólo la WWF tuvo el coraje de proponer una meta: Acabar con el uso de combustibles fósiles para el año 2050. La respuesta de la COP20 fue… “no se oye padre”.

Pero en Lima, sede de la COP20, se prefieren destruir parques para ampliar puentes (Ver: http://larepublica.pe/blogs/andares/2014/07/28/miraflores-y-el-puente-colorao/) o ampliar carriles para beneficiar a los automovilistas sacrificando el acceso a las playas, como en la Costa Verde. O construyendo nuevas carreteras en la Amazonía para beneficiar a los colonizadores, taladores y extractores de oro fluvial.

Mientras esto sucedía en Lima, la alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, anunció un plan para reducir la contaminación en la capital francesa que contempla prohibir la circulación de vehículos con combustible diesel a partir de 2020 y convertir el centro de la ciudad en una zona semipeatonal. «Actualmente, el 60 % de los parisinos no tiene coche, mientras que en 2001 era el 40 %. Va rápido», señaló Hidalgo. En paralelo, se doblará el número de kilómetros de pistas ciclables en el horizonte de 2020 y se contribuirá al desarrollo de una red de bicicletas con motor eléctrico, que contará con una inversión de 100 millones de euros y se sumará al nutrido parque de bicis públicas convencionales de la capital, donde muchas calles ya han limitado la velocidad de circulación a 30 kilómetros hora.

Me temo que la verdadera razón de las respuestas evasivas de Pachauri sobre el verdadero impacto de la industria automotriz y los combustibles derivados del petróleo se explican en la columna publicada por Rocío Silva Santisteban. Este es su arranque: “Al igual que ustedes, ultraocupados lectores, somos muchos los que no entendemos qué sucede dentro de la COP20. Por ejemplo ¿Por qué la presencia de las grandes empresas petroleras (Shell, Chevron, Texaco) es tan participativa?, ¿es auténtico el interés de estas empresas por reducir las emisiones de carbono y cabildear frente a los Estados?, ¿es cierto que la geoingeniería propone soluciones tecnológicas a la resistencia de los estados miembros por reducir las emisiones?, ¿es cierto que en su presentación la Shell, por primera vez en años, estuvo de acuerdo con lo propuesto por el comité de científicos y plantearon como solución la CCS?, ¿Qué diablos es la CCS-Carbon Capture and Storage?, ¿por qué le interesa tanto a la Shell?…

http://www.larepublica.pe/columnistas/kolumna-okupa/que-diablos-sucede-adentro-de-la-cop20-09-12-2014

Lo que sí me produjo calentamiento corporal fue leer a destacados columnistas de la prensa escrita (acabo de leer a Augusto Álvarez Rodrich) repitiendo aquello de que la prensa local no le dio la importancia debida a la COP20, mientras que la prensa internacional sí le dio la importancia que merecía. Y ponía como ejemplo a un reportaje publicado en el diario EL PAIS y titulado “Los países se unen por primera vez en la lucha contra el cambio climático”

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/14/actualidad/1418595958_974258.html

Pero nada se dice de otro artículo publicado ese mismo día también en EL PAIS, titulado: “La cumbre mundial del clima esquiva el fracaso con un acuerdo débil”. Y empieza “El documento final salva la cara a la reunión de Lima pero no convence”.

Más curioso aun es que el “Documento de Lima” está a disposición del público… pero en inglés:

http://unfccc.int/files/meetings/lima_dec_2014/in-session/application/pdf/cpl14.pdf

Por su parte, Mirko Lauer lamentaba que las conclusiones de la COP20 no aparecieron en las ediciones dominicales peruanas, cuando los cierres de edición tienen un tope horario y no se puede esperar hasta las 2 de la mañana para cerrar edición. Y todo porque los miembros de la COP20 esperaron la última hora para elaborar su bendito documento cuya única pepa es que todos los países están de acuerdo en luchar contra el cambio climático. Yo me pregunto ¿alguien en su sano juicio no puede estar de acuerdo en compartir estos temores contra el calentamiento global? ¿Para eso se reunieron en Lima?

Tampoco es cierto que la prensa internacional le dio mucha importancia a la COP20. No merecieron portadas, ni superaron en despliegue a otras noticias de interés local e internacional.

¿Cantidad o calidad? Más allá de los cherrys y notas de prensa de la agencia oficial -repetidos hasta el cansancio- o de las soporíferas declaraciones del  ministro de Ambiente, en estos días he leído muy buenos reportajes y entrevistas en la prensa peruana. Pienso en los informes de Isabel Carreño o de Marienella Ortíz. Y eso que estoy olvidando nombres. El domingo, mientras la mayoría de canales de TV repetían la versión oficial sobre las conclusiones de la COP20, Cuarto Poder reveló los temores de los nativos Maijuna por la inminente construcción de una carretera.

http://www.americatv.com.pe/cuarto-poder/reportaje/temor-maijuna-noticia-13468

Ese mismo día también se pudo leer en los diarios sendas denuncias de tala ilegal en Pacaya Samiria.

http://www.larepublica.pe/15-12-2014/intervienen-756-mil-pies-de-madera-ilegal-en-reserva-nacional-pacaya-samiria

Estos reportajes me parecen más importantes que contemplar a burócratas internacionales reunidos durante 14 días solo para elaborar un documento de última hora.

Ni qué decir de las caricaturas. De lejos, las de Carlín calentaron la COP20.

Días antes de la COP20, Ramiro Escobar publicó en el El Pais una entrevista a Antonio Nobre, investigador del Instituto Nacional de Pesquisas da Amazonia (INPA), que explica cuál es la magia de la Amazonia, en qué consisten sus secretos y por qué el cambio climático y la deforestación la amenazan muy seriamente.

Ver: http://elpais.com/elpais/2014/08/14/planeta_futuro/1408010925_555437.html

Más interesante que los suplementos pagados por los organizadores resultó leer en la revista AGRONOTICIAS  los esfuerzos realizados por campesinos y profesionales peruanos para evitar las consecuencias del calentamiento global (www.agronoticiasperu.com). O el reportaje de este servidor (disculpen la modestia) sobre los esfuerzos realizados por los awajún para explotar su potencial aurífero con todas las de la ley:

http://www.larepublica.pe/13-12-2014/los-awajun-apuestan-por-el-oro-ecologico-legal-y-formal

Más cierto aun es que Lima quedó por los suelos cuando, en medio de los debates de la COP20, se pudieron ver y leer reportajes de la contaminación provocada por la basura en Comas, uno de los distritos más grandes de la capital anfitriona. Da vergüenza reconocerlo, pero lo cierto es que sí hay soluciones solo que no les hacen caso porque en el Perú nadie es profeta en su tierra. Por ejemplo, la empresa Petramás estuvo presente en la COP20 pero casi no le dieron pelota. Desde hace un buen tiempo, esta empresa recolecta residuos sólidos en un volumen de 7 mil toneladas cada día, los transporta y les aplica un manejo tecnificado en los 2 rellenos sanitarios de Huaycoloro y del Callao. Los gases de efecto invernadero que se generan en los rellenos son manejados en plantas- llamadas MDL- que reducen su efecto dañino en 25 veces, generando bonos de carbono certificados por la ONU. En Huaycoloro,  desde hace 3 años, la basura es “transformada” en energía eléctrica verde, la cual es entregada al sistema nacional, llegando a miles de hogares. Este caso es único en el Perú y en los países del Pacífico sur.

También pude leer algunas columnas de opinión interesantes, como la siguiente:

http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/cambio-climatico-adaptarse-mejor-ian-vasquez-noticia-1776564

Lo lamentable es que no encuentro en la web el reportaje de Daniela Meneses Sala (@MENESESDANIELA) publicado en el diario El Comercio el domingo 7 de diciembre, y en el que se hace conocer la posición de un personaje polémico como Bjorn Lomborg, autor de El Ecologista Escéptico y responsable de varios ataques de fiebre y calentamiento entre la burocracia internacional.

lomborg2

Aquí algunas sentencias de Lomborg publicadas en el reportaje de Meneses. Son políticamente incorrectas, pero dolorosamente reales:

“Ban Ki-moon también está fuera de sintonía con la población mundial: cuando la ONU pidió a cinco millones de personas que indicaran sus prioridades, las respuestas fueron mejor educación y atención sanitaria, menos corrupción, más puestos de trabajo y alimentos a precios accesibles. Ubicaron el calentamiento global en el último lugar…” .

“La pobreza es, por lejos, el mayor problema ambiental, por lo que hay muchas maneras en que el crecimiento ayude a la protección de la biodiversidad. Tal vez la más obvia es que los países más pobres deforestan, mientras que los países más ricos están teniendo mas bosques…” .

“El enfoque actual, basado en promesas pasadas de moda para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, está acabado. Durante los últimos 20 años, la principal solución al calentamiento global se basó en promesas grandiosas de reducción de las emisiones, que rara vez se materializan… Hay un problema climático real y una forma inteligente de arreglarlo. Si invertimos más en innovación verde, podemos finalmente resolver el problema. Si innovamos, y ubicamos el precio de la energía verde por debajo de los combustibles fósiles, todo el mundo lo va a adoptar, incluso los chinos y los indios…” .

“Los estadounidenses han gasto US$ 10 mil millones en investigación sobre el gas de esquisto (shale gas), estimulando un gran cambio del carbón hacia el gas, mas barato y menos contaminante. Esto reduce las emisiones de EE.UU. en 300 millones de toneladas de CO2 al año, y aumenta su PBI en alrededor de US$ 300 mil millones. Compare esto con el enfoque europeo, que ha reducido apenas 91 millones de toneladas de CO2 en energía solar y eólica, pero con un costo de US$ 40 mil millones anuales en subsidios…”

“Creo que vamos a llegar a un acuerdo en París, pero serán mayormente promesas vacías…” .

Insisto en que los de la COP nos están trabajando al susto y sin ninguna intención de llegar al fondo del asunto. Todo esto del cambio climático versión la ONU tiene mucho de Apocalipsis… pero del bíblico: la misma amenaza con la que asustan a los fieles desde hace dos mil años sin que hasta la fecha se cumplan sus catastróficos pronósticos.

El calentamiento climático es una realidad, pero gastar  millones de dólares en reunir a tantos “cerebros” sin llegar a ninguna conclusión real y efectiva me parece una pérdida de dinero y de energías… no renovables. Lo único cierto es que la ONU  nos vende un final apocalíptico pero que no es el fin del mundo. Y nos fuerzan a invertir en eventos que más parecen kermess de colegio pituco solo para justificar los sueldazos de toda esta burocracia internacional. Martha Meir reveló que la COP20 le costó al Perú poco más de 70 millones de dólares. Con el 1% de este monto se podrían pagar más vigilantes en Nasca para proteger el patrimonio cultural de la humanidad de idiotas como los de Greenpeace. O brindar facilidades a los fiscales de Ucayali para que investiguen el asesinato de Edwin Chota y otros nativos defensores del medio ambiente.

En concreto, agotados lectores, y para demostrar si estamos dispuestos a luchar contra el calentamiento global:

¿Estamos dispuestos a dejar nuestros automóviles en casa para evitar la contaminación y la emisión de gases invernadero?

NO.

¿Estamos dispuestos a apagar nuestras refrigeradoras?

NO.

¿Estamos dispuestos a dejar de bañarnos todos los días?

NO.

¿Estamos dispuestos a dejar de usar bolsas de plástico?

NO.

¿Estamos dispuestos a apagar nuestros smartphone, tablets y PC al menos a la hora de dormir?

NO.

¿Estamos dispuestos a que nuestras mascotas dejen de cagar en los parques?

NO.

¿Estamos dispuestos a combatir DE VERDAD  el avance de las plantaciones de coca en nuestra Amazonía?

NO.

¿Estamos dispuestos a comprar muebles fabricados con madera certificada?

NO.

¿Estamos dispuestos a evitar el uso de equipos de aire acondicionado?

NO.

¿Estamos dispuestos a evitar  la construcción de nuevas carreteras en la Amazonía?

NO.

Al respeto pueden ver lo que pasa con las carreteras en Brasil, de donde vienen las principales empresas constructoras de carreteras en nuestra Amazonía:

https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/148ecad6aed73043

Entonces estamos jodidos. Ya sabemos en qué momento se jodió el planeta, pero poco o nada hacemos para remediar las consecuencias. Y un congreso mundial tampoco es un aporte de considerar.

Y estar jodidos es quizás la característica principal de esta nueva y recién bautizada Era Antropozoica, caracterizada por  la sobre población.

Somos tan antropocéntricos que nos creó un dios a su imagen y semejanza, que nos ordenó “creced y multiplicaos” y que nos convirtió en la especie “elegida” en el planeta Tierra. Lo único cierto es que el planeta Tierra es un ser vivo afectado por un peligroso virus autodenominado Homo Sapiens Sapiens y que este pequeño y hermoso planeta azul está reaccionando para librarse de su mayor peligro: nosotros.

Hace apenas 75 añitos la población humana se controlaba con las grandes guerras, cataclismos y pestes. Pero gracias a la existencia de los arsenales nucleares ya no hay grandes guerras. Mientras que la ciencia médica ha evitado la muerte de miles de millones de personas. Por si fuera poco aumentó nuestra esperanza de vida. La última gran “peste” fue el SIDA, pero la mortandad ya fue controlada. Y toda esta tragedia provocada por el ébola se debe a la ineptitud de los burócratas de la Organización Mundial de la Salud (oh sorpresa, también de la ONU) que permitieron la propagación porque los enfermos son africanos y no europeos.

Dijeron también que el hambre acabaría con la población, pero la tecnología aplicada a la agricultura ha demostrado que sólo la producción agrícola de Estados Unidos podría darle de comer al planeta. Lástima que a algún forajido se le ocurrió convertir el alimento en combustible.

¿Las grandes iglesias mundiales están dispuestas a hacer efectivo el control de la natalidad? La respuesta es JAMÁS. La Iglesia Católica basa su dignidad y su eternidad en su incapacidad al cambio. Primero aprobarán el matrimonio entre curas antes de bendecir el uso del condón.

Y de los cataclismos hay mucho que hablar. En los ambientes del Lima COP20 hubo alarma por la catástrofe que provocaría el tifón en Filipinas. Se habló de un efecto más del calentamiento global. Lo cierto es que murieron 20 personas y provocó el desplazamiento de un millón. Toda una catástrofe… pero predecible pues es la época de tifones en esta parte del Océano Índico. Y si leemos la historia podremos comprobar que se han producido tifones tanto o más catastróficos que el de la semana pasada, y en una época en que nadie hablaba del calentamiento global. Mi labor periodística me da el privilegio de leer todos los días periódicos de todo el mundo y los cables de las agencias internacionales. Cuando se refieren a alguna catástrofe siempre hay algún funcionario local que culpa al bendito calentamiento global, pero en el párrafo final de cada cable las agencias se cuidan de incluir: “una catástrofe que no se repetía desde hace cincuenta años”, es decir, siempre hay un precedente a estos acontecimientos y en un época en la que nadie hablaba del calentamiento.

Lo que sí da pena es escuchar a los “expertos” de la COP20 lamentando los “desastres naturales”.

No existen tales “desastres naturales”. Terremotos, tsunamis, huracanes,  inundaciones, erupciones volcánicas son simples manifestaciones de la geología terrícola.

El desastre se produce por la vulnerabilidad humana, por construir en zonas inundables, por construir sin cumplir con los requisitos antisísmicos.

Decir “desastre natural” otorga una complacencia semántica a la naturaleza. Como si se tratara de algo que no se puede prevenir, cuando sucede todo lo contrario. Por ejemplo, hablar de “trabajo” es dignificante, pero cuando se habla de “trabajo infantil” empiezan las sospechas. Esa es la fuerza de la semántica lingüística.

De ahí que no existen los “desastres naturales”. El 28 de octubre de 1746, a las 10 de la mañana un terremoto destruyó la Ciudad de los Reyes. El sismo provocó un tsunami con olas de 25 metros (del tamaño de un edificio de 8 pisos) que barrieron el Callao y todo el litoral limeño desde Huacho hasta Cañete. El agua del mar llegó hasta la avenida Faucett. Este impresionante fenómeno se tendrá que repetir y no sólo provocará muerte y destrucción en la capital, sino que también arrasará con todos los balnearios desde Ancón hasta “Eisha”. Los sobrevivientes dirán entonces que es un “desastre natural” pero lo cierto es que se trata de una manifestación geológica propia de los países ubicados en el Cinturón de Fuego del Pacífico, y que el desastre lo provocó la población porque estábamos advertidos pero seguimos construyendo en los balnearios para cumplir el sueño de la casa de playa propia.

En la COP20 también circuló la “mala noticia” de un inminente Fenómeno del Niño diz que provocado, para variar, por el calentamiento global. Nada más falso. El Fenómeno del Niño es una bendición de la naturaleza. La costa desértica del Perú vuelve a su origen tropical, el mundo vuelve a florecer, la napa freática aciende y el agua brota en multitud de puquios. Lima adquiere el temperamento climático propio del trópico y que se ve modifcada por la temperatura de las corrientes marinas y la presencia de la Cordillera de los Andes. La tragedia será provocada porque a unos inescrupulosos se les ocurrió urbanizar las quebradas aluviónicas, como sucedió en Chosica a mediados de los años 80. O con los españoles que en el siglo XVII decidieron fundar una ciudad en Zaña pese a las advertencia de los campesinos moches. Cuando volvieron las lluvias del Niño un aluvión natural barrió con la ciudad. Y en ese entonces nadie hablaba del calentamiento global. Claro que la Iglesia culpó de la tragedia a los pecados de sus pobladores y no la burrada de sus fundadores.

Lo curioso fue el antipremio Fósil del Día otorgado por los muchachos de Climate Action Network. El Perú mereció uno de estos “premios” por el estado de abandono de sus poblaciones aborígenes. Bien merecido. Pero me llamó la atención que Australia mereció dos de estos “fósil”. ¿Australia? Un país modelo por las buenas condiciones de vida de sus pobladores recibió un jalón de orejas sólo porque su gobierno se negó a aportar al Fondo Verde para el Clima. Ahora envidio a los australianos: su gobierno prefiere invertir en el bienestar de sus habitantes antes de gastar en mantener a la burocracia internacional. Y ya que hablamos del Fondo Verde, la verdad es que lo recaudado en la COP20 apenas alcanza al 10 por ciento del monto fijado como objetivo mundial.

Mientras en Lima se realizaba la COP20, en Madrid el cortometraje “Semilla en la selva” dirigido por Pepe Rubio Larrauri se alzó con el Melojo de Oro en el III Festival Internacional de Cine y Naturaleza “Valle de la Fuenfría”; por reflejar el problema de la destrucción y contaminación del entorno de la Amazonía. El corto refleja la historia de Daniel, un joven peruano de 23 años que narra como las grandes empresas madereras y petroleras que trabajan en el entorno de la selva del Perú, deforestan la zona con la tala ilegal de árboles y con los vertidos contaminantes al río Ucayali.

Y de los invitados internacionales mejor ni hablar. Nos dijeron que sería como la Copa Mundial de Fútbol, pero nos tuvimos que conformar con la Copa América… pero de la costa Pacífico. Solo asistieron los mandatarios de Chile, México, Bolivia y Colombia. También estuvo Al Gore pero pasó desapercibido porque ya no es ese militante ambientalista que ganó fama y fortuna con su documental. Ahora es un gringo viejo que asiste a congresos preocupado por su cómodo retiro. El Secretario General  de la ONU, Ban Ki-moon, no podía faltar a la COP20 pero sólo trascendió cuando se puso el mandil para preparar su propio ceviche… “vegetariano” porque la deben de haber advertido el grado de contaminación del mar peruano. También dijeron que vendría Leonardo di Caprio pero no mandó ni a su doble.

Yo estaba en un taxi cuando empezó el discurso de Evo Morales. El chofer comentó “lo mal que habla para ser un mandatario” (sic). Y en un lapsus de nacionalismo barato añadió que “en eso (de hablar) nadie le gana a Alan García”. Le dije que Evo no hablará bien pero que ha emprendido una seria y bien organizada lucha contra los mineros ilegales y que acaba de inaugurar un teleférico que solucionó el grave problema del transporte entre El Alto y La Paz, un aporte más que importante para descontaminar la capital boliviana. También le expliqué que Alan será un gran orador pero que nos dejó la obligación de consumir gasohol en los grifos solo para beneficiar a sus amigotes del grupo Romero. Y que el combustible basado en alimentos es una de las principales causas del calentamiento global.

El teleférico de Evo.

El teleférico de Evo.

Pero me han dicho que tengo que ver el vaso medio lleno,así sea de agua contaminada. Lo mejor de la COP20 fue el aporte al desarrollo del sector Turismo en el Perú.  Ya nos podemos jactar de integrar la lista de países que funcionan como epicentro para el denominado “turismo de eventos”. Diciembre es temporada baja para los hoteleros , así que el alojamiento a los miles de delegados de la COP20 fue un alivio que espero se refleje en los sueldos de sus trabajadores. Al menos merecen su grati navideña. En los días de la COP20 también he visto a muchos de los delegados haciendo shopping en el Jockey Plaza, Larcomar, Polvos Azules y en el mercado de artesanías miraflorino. Bien por nuestros artesanos. De paso los vi separando tour para Cusco-Machupicchu y paseando en el Lima Bus por el centro histórico de Lima, donde aprovecharon para probar los sabores de nuestra gastronomía local.

Pero prefiero derramar el vaso medio lleno antes de olvidar la estupidez de Greenpeace. Esta serás una de las herencias de la Lima COP20. En este mismo blog encontrarán mi indignada reacción, compartida, alabada y criticada por miles de amables lectores.

Y aquí fue también donde se lució Carlín:

Sin comentarios ;-)

Sin comentarios ;-)

Fuck you, Greenpeace II: el arqueólogo

Destacado



Hace unos minutos, Cuarto Poder transmitió un reportaje dedicado a la histórica burrada de Greenpeace en Nasca con una entrevista a don Eduardo Herrán Gómez de la Torre, destacado aviador e investigador de los célebres geoglifos.

Es bueno saber que Herrán hizo noticia a mediados de año cuando descubrió varios geoglifos que aparecieron en la zona de Changuillo, en el valle de El Ingenio, luego de sobrevolar la zona tras las tormentas que afectaron Nasca.

Herrán dejó entrever que ya se había identificado al supuesto arqueólogo que asesoró a los idiotas de Greenpeace que dañaron el Colibrí. Dijo que se trataría de “uno de los arqueólogos del Ministerio de Cultura en Nasca”.

La acusación es bastante grave, toda vez que serían sólo dos candidatos: Mario Olaechea y Alberto Urbano, arqueólogos de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ica. La acusación de Herrán también caería sobre el arqueólogo Ruben García Soto, responsable de la DDC-Ica, toda vez que la directora es la arquitecta Ana María Ortíz de Zevallos. A ellos se sumará el conocido arqueólogo Camilo Doloriel, pero él fue nombrado la semana pasada precisamente para evaluar los daños de Greenpeace.

Desde esta trinchera bloguera me niego a creer que un arqueólogo del Ministerio de Cultura sería capaz de tamaña burrada, pero habría que insistir con Herrán para que identifique al culpable.

Ojo que en Nasca se tejen otras especulaciones. Unos dicen que se trata de un conocido guía de turismo local y otros sostienen que la existencia del arqueólogo “asesor” es un invento del idiota mayor, Mauro Fernánez, directivo de Greenpeace en el área andina, para compartir su responsabilidad por el atentado contra nuestro patrimonio.

Lo cierto es que la histórica burrada de Greenpeace sirvió para comprobar que la Justicia en Ica brilla por su ausencia. La fiscal encargada la hizo larga con la identificación de los responsables, y el juez rechazó la orden de captura. Así que ya estarán en sus respectivos países preparando algún nuevo atentado contra el patrimonio cultural de la humanidad. La actitud de fiscales y jueces iqueños es la respuesta a porqué se han multiplicado las invasiones de terrenos y asentamientos ilegales de minería no metálica, así como la actitud de los camioneros que dañan la zona para evadir el peaje.

Falta saber si mañana lunes el director de Greenpeace, Kumi Niadoo, revelará los nombres de los responsables. Al menos, se sabe que Niadoo comparte nuestra indignación: En su reciente comunicado escribieron: “En lugar de enviar un mensaje lleno de esperanza hemos quedado como descuidados y estúpidos”.

Fuck you, Greenpeace

Destacado



Hasta ahora no lo puedo creer.

Cuando vi la intervención al lado del Colibrí Nasca lo primero que pensé fue “Grande Greenpeace, es un buen montaje fotográfico sobre un monumento emblemático del Perú”.

Pero cuando confirmaron que la intervención fue en persona reaccioné incrédulo: “No puede ser. Los de Greenpeace no pueden ser tan idiotas. Deben ser algunos infiltrados. Hay que esperar la aclaración de Greenspeace”.

Resulta que no sólo son idiotas sino que además hacen gala de su estupidez: “Todo el mundo fue muy cuidadoso y no se hizo ningún daño en absoluto”, fue la respuesta oficial de la organización ambientalista.

Bullshit!!!

Y aducen que fueron “asesorados” por un arqueólogo.

Otro bullshit!!!

No hay un solo arqueólogo que ignore que de solo pisar el desierto de Nasca ya se le hace un daño imborrable. Toribio Mejía Xesspe, Paul Kosok y la propia María Reiche hallaron huellas de caballos con herraduras se los siglos XVII y XVIII. Es decir, las huellas que dejaron los primeros occidentales que cabalgaron por Nasca se mantuvieron durante 300 o 400 años. Y es que la superficie seca y mineralizada de Nasca retrasa la erosión eólica. Y eso lo supieron esos antiguos peruanos que plasmaron cientos de geoglifos para manifestar su enigmática cosmovisión.

Idiotas en acción

Idiotas en acción

Hace bien el Ministerio de Cultura en denunciar a estos impresentables e impedir su salida del país. El problema es que sus abogados pueden aducir idiotez extrema y lograr una sentencia benigna.

A mediados de los años 90 unos gringos mormones y sus pares peruanos, dañaron el célebre “candelabro” de Paracas porque lo consideraron “diabólico”. Cuando los entrevistamos comprobamos que eran unos pobres gringos idiotas, ignorantes y dogmáticos. Igual los denunciamos, quedaron detenidos y soportaron una denuncia pública. Los daños se pudieron remediar pues el “candelabro” no está en un desierto como el de Nasca.

Pero se supone que la gente que contrata Greenpeace tienen formación científica, con suficiente sensibilidad para identificar las características propias de cada zona intangible. No es lo mismo colgar un cartel en la Torre Eiffel que pisotear las zonas aledañas a los geoglifos de Nasca.

Y como peruano no acepto las disculpas de Greenpeace. Aunque me duela en el alma por tratarse de una organización que he respetado toda mi vida. Lo que espero es que Greenpeace expulse a esos idiotas que dañaron nuestro patrimonio arqueológico y que no invierta en su defensa legal. Estos impresentables que dañaron los geoglifos de Nasca serían capaces de cortar arboles en el Manu para plasmar sus campañas ambientalistas. O armar un incendio forestal en MachuPicchu para llamar la atención internacional.

Greenpeace tiene el deber de identificarlos. Y si no lo hacen la policía peruana debe exponerlos. ¿Dónde está el ministro Urresti? ¿nuestro patrimonio cultural no merece sus mediáticas campañas?

Por ahora se sabe que el idiota mayor se llama Mauro Fernández, es argentino y es el coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace en la región andina. Su último balbuceo fue: “Si hay una investigación, nos haremos cargo de cualquier problema”. Y su banda de idiotas son activistas de Brasil, Argentina, Chile, España, Italia, Alemania y Austria. Esos estúpidos no deben salir del país hasta que paguen su delito.

Mauro Fernéndez, el ejfe de los idiotas

Mauro Fernéndez, el jefe de los idiotas

 

Y disculpen la indignación pero es que toda mi vida como periodista aposté por las campañas de Greenpeace. A fines de los años 80 intenté publicar una nota de prensa de la organización y mi entonces editor me preguntó “¿a quién le importa esas huevadas ecológicas?” Pero mi argumento lo convenció y desde entonces siempre busco un espacio, así sea una foto-leyenda, para publicar las campañas de Greenpeace.

Pero esto se acabó. Y me da gusto que el Ministerio de Cultura no acepte las ridículas disculpas de Greenpeace. Que vayan presos.

Fuck you, Greenpeace!

Lima COP… cof, cof, 20

Destacado



Ya quedó todo listo para recibir a los asistentes del LIMA COP20: Quinientos lobos marinos yacen muertos en las costas de Chimbote. Mineros ilegales instalados hasta en el Parque Nacional de Huascarán. Los fiscales que investigan el asesinato de Edwin Chota en Ucayali no tienen ni para la mototaxi. Los cocaleros y narcotraficantes exterminan la Amazonía mientras nuestra gloriosa Fuerza Armada juega a la guerrita en sus bases militares del VRAEM.

Y como para que los invitados al COP20 sepan que nuestros políticos no son indiferentes al calentamiento global, podrán comprobar que las cloacas de la política peruana pesan mas que cloacas que contaminan el lago Titicaca, el Chinchaycocha y los acuíferos de costa, sierra y selva. Se darán con la sorpresa de que Alan García da clases de medio ambiente amparado en su mascota ideológica conocida como El Perro del Hortelano, y que tiene el desparpajo de exigir una reducción del precio de la gasolina cuando fue él quien autorizó el aditivo etanol -contaminante y depredador- al que estamos obligados a consumir sólo para beneficiar a sus amigotes del Grupo Romero (ver www.larepublica.pe/columnistas/fuera-de-nota/el-ultimo-faenon-19-07-2011). Y no podrán creer que don Hernando de Soto -pensamiento guía del fujimorismo- se sube al coche medioambiental retando al ministro del sector, Manuel Pulgar-Vidal Otárola, quién pisó el palito de la “polémica” para la formalizar a los mineros ilegales del sur peruano. Lo cierto es que De Soto ganó desde que Pulgar-Vidal aceptó el reto mediático. Por suerte, muchos de los invitados al COP20 saben que el co-autor de El Otro Sendero repite el mismo rollo ya sea para los reducidores de La Cachina, los ambulantes egipcios afectados por la Primavera Árabe o los recicladores de Kazajastán. Basta recordar que la última propuesta de De Soto fue invitar al Perú a un Gran Jefe de los indios Sioux -dedicado a la explotación de casinos en su reserva india- para que dicte una cátedra a nuestros nativos Awajún sobre cómo evitar otro Baguazo.

Pero los ambientalistas que asistirán al Lima COP20 tienen otros retos, como calcular el impacto ambiental global que provoca la verborrea de nuestro Ministro de Ambiente y tendrán que elegir algún cementerio de desechos tóxicos para enterrar el ego de personajes como Alan García y Hernando de Soto.

Lo real es que el Lima COP20 solo será trascendente para PromPerú: deberá demostrar que nuestro país está preparado para el desarrollo del denominado Turismo de Convenciones, pues nuestra capital será sede por primera vez en su historia de una convención con casi 10 mil invitados que llegarán en plena campaña navideña como para multiplicar por cien el tráfico y la contaminación de la capital peruana.

Los asistentes a Lima COP20 deberán trabajar duro en la aplicación de medidas para enfrentar los efectos del cambio climático planetario que sirvan para redactar un documento previo al otro documento que analizará los efectos del cambio climático planetario que será elaborado en el París COP21 del próximo año donde además se tomará la histórica decisión de elegir la sede del próximo COP22 donde los asistentes deberán trabajar duro en la aplicación de medidas para enfrentar los efectos del cambio climático planetario y… (el resto lo podrán leer en el discurso de ianuguración de Pulgar-Vidal)

Mientras tanto, los gobiernos en todo el mundo siguen preocupados en elegir a los burócratas que viajarán a cada COP solo para limpiar sus conciencias con sendos discursos pues lo importante ahora es enfrentar la recesión planetaria así sea secando el mar y talando hasta el árbol de la esquina.

La estrella, sin duda, será el actor Leonardo di Caprio. Sólo espero que en la conferencia de prensa, cuando todos los colegas pregunten si ya probó el cevichito peruano, responda que NO porque todas las cevicherías en Lima solo ofrecen perico congelado chileno o tilapia vietnamita, gracias a que la industria pesquera nacional arrasó con la bíomasa del glorioso Mar de Grau solo para cumplir sus metas de exportación de harina de pescado madeinperu… útil para dar de comer a los chanchos chinos.

Otro personaje que garantizó sus presencia es un tal Al Gore. ¿Alguien lo conoce? Buscando en Google parece que es un político estadounidense que alguna vez se interesó por el medio ambiente y contaminó medio mundo con sus giras proselitistas en jet propio, y que ahora se dedica a promocionar la construcción de un enorme gasoducto que atravesará todo América del Norte y a la promoción de la explotación del petróleo de esquisto.

Lo mejor es que Lima -sede del COP 20- se exhibirá ante los miles de asistentes como una ciudad modelo de los estragos que acusa el Fenómeno Susana Villarán en el Calentamiento Global.  Podrán comprobar los diferentes tipos de basura que existen en el mundo mientras pasean por las calles de la ciudad, y respirar el humo tóxico de las decenas de marcas de autos que se exhiben en el Motorshow. Y podrán contraer diversos tipos de cánceres mientras hacen turismo por nuestro Centro Histórico -e histérico-, o cuando decidan conocer la Costa Verde y se den con el atolladero provocado por las obras inconclusas que nos dejó al alcaldesa como para jodernos el verano por no haber votado su reelección. Y eso que Lima es la única capital sudamericana con playas frente a la ventana.

Con más de 10 mil invitados, con la campaña navideña a cuestas, con la Vía Expresa y avenida Javier Prado colapsadas y todos los distritos desde San Borja hasta Barranco atorados de coches por los desvíos provocados por la convención ambientalista, lo recomendable es abandonar la ciudad de inmediato, buscar algún espacio playero para descontaminarnos con la brisa marina y ver cómo el planeta se puede enfriar con las olas del fin del mundo en este vídeo de Tom Lowe filmado en las costas de Irlanda mientras escuchamos la trova del entrañable Ben Howard:

 

El Wawa y el cóndor de Illescas

Enlace

“Nido de cóndor frente al mar de Sechura sorprendió a los expertos” reza el titular de la nota publicada hoy, 19 de noviembre del 2014, en el diario decano. La pueden leer en http://elcomercio.pe/peru/piura/nido-condor-frente-al-mar-sechura-sorprendio-expertos-noticia-1772435

Pero la noticia no tiene nada de sorprendente. Lo que sí llama la atención es que aparecen especialistas de una ONG y de Sernamp declarando que la existencia de cóndores en la costa sea al algo “inusual”. Por si fuera poco agregan una fotografía de Heinz Plenge como si se tratara de una gran primicia.

Pues no se trata de ninguna novedad. El litoral peruano es un habitat natural del cóndor y en Illescas, Piura, existen investigaciones desde hace 40 años demostrando la existencia de nidos.

Pero si se trata de imágenes del cóndor yunga, nada supera al registro fotográfico de Fernando “Wawa” Paraud Garrigue, fallecido hace dos años en su casa ubicada en el litoral piurano.

wawa3

La casa del Wawa en Illescas

La casa del Wawa en Illescas

 

El “Wawa” estaba preparando un libro sobre el habitat marino del cóndor con espectaculares fotografías en las que se ve a estas aves “patinando” en las dunas cercanas a la playa. Pero un mal día el Wawa apareció con un tiro en la cabeza y la policía dijo que se trataba de un suicidio.

El Wawa me visitó a fines del 2011 para armar un libro sobre el cóndor playero. Días después volvió con más fotos y una espectacular herida en el pie, producida por la mordida de un tiburón cuando practicaba windsurf -su gran pasión- frente a los macizos de Illescas. En aquella última conversación reveló las amenazas que recibía de los invasores que trafican tierras en Illescas y de los pescadores ilegales. Murió poco después.

wawa2

En honor a su memoria, a su pasión por el mar y a su sensibilidad artística reflejada en sus fotografías y vídeos, es que escribo esta nota para recordar esas espectaculares imágenes del cóndor marino que nunca fueron publicadas, pero que aun se pueden ver en este vídeo que puso en Youtube poco antes de morir.

Wawa: El cóndor de Punta Luna fue tu primicia.

Imagen de previsualización de YouTube

El mar de Lima

Destacado



En estos largos inviernos de Lima el mar luce deshabitado y feliz como océano desamparado y por descubrir. Las playas de la Costa Verde se ven vacías y tranquilas salvo en las rompientes donde se atreven decenas de surfistas para aprovechar la braveza del mar invernal.

IMG00538-20141013-1058

 

IMG00542-20141013-1117

Y es que el mar nuestro no es tan pacífico. Es cierto que se tranquiliza cuando algunos rayos de sol asoman en las rendijas que permite el techo de nubes que cubre la capital. Pero casi todos los días de invierno el mar se sacude como soportando el desahogo de esas poderosas tormentas oceánicas que vienen desde el sur y que desinflan su furia en la gran bahía de Lima.

IMG00474-20140922-1110

IMG00477-20140922-1111

 

IMG00478-20140922-1113

Decir que los limeños vivimos de espaldas al mar es una verdad de perogullo pero son precisamente los surfistas y los pescadores quienes aprovechan esa bendición de ser la única capital sudamericana con el mar frente a la ventana.

Poco saben, empero, que toda esa energía marina cura todos los males: nada mejor que nadar, remar o surfear siquiera una vez por semana para espantar el asma y la bronquitis, para humedecer el estrés y para sentir ese miedo sanador que genera la adrenalina cada vez que logras dominar una ola que rompe a tus espaldas.

IMG00514-20141006-1206

Ignoro cómo lo supieron pero en la sabiduría andina se dice que nada mejor que el contacto con el mar y con las arena de las playas para renovar esas células que se nos van muriendo y corrompiendo con el trajín del día a día. Un altomisayoc, en la falda de un apu nevado, me lo explicó a su manera: la vida se originó en el mar por eso nuestras células se sienten renovadas al contacto con la Mamacocha. Es la sal de la vida.

Yo me atrevería a agregar que basta con despertar nuestro instinto de supervivencia, en un medio (el marino) que no es el nuestro, para que algo sane en nosotros y permita renovar nuestra estructura más interna.

IMG00515-20141006-1210

 

Y hasta la muerte tiene otra dimensión. El cadáver de un lobo marino o de un pelícano flotando en la transparencia nos dicen que algo estamos haciendo mal. Que tanta muerte terrestre no debería acarrear víctimas en este otro planeta marino.

IMG00501-20141006-1112IMG00518-20141013-1016

Pero el mar limeño en estos largos inviernos también tiene una belleza única. Basta internarse unos cuantos metros para sentir cómo se desinflan los ruidos callejeros, los sonidos terrestres, ante el fuerte viento y el sonido que brota del mar. Y cuando tu entorno ya está copado por los sonidos oceánicos los otros sentidos se excitan. Mejor aun si la niebla invernal cubre el litoral. Es entonces cuando la vista se trastoca y poco a poco, remada tras remada, el mar adquiere una textura de acuarela con salpicaduras de tono pastel. Y mar adentro, al asomar un lobo marino o un delfín, o cuando remas al lado de un pescador, su silueta adquiere una textura como de pinceladas de Van Gogh o de transparencias impresionistas. Y basta la sombra de un muelle o la altiva proa de una chalana para que el entorno se transforme en aguadas de luz que hacen de la teoría del color una Ley así, con mayúsculas.

Nadie me lo creyó ni cuando tomé fotos con cámaras profesionales. Pero en estos días descubrí que la camarita de mi blackberry oldphone, que no llega ni a 1/2 mega, es el único que capta esas imágenes de pintura. Si no lo creen, observen las imágenes que presento en este post. No están tocadas ni retocadas. Sencillamente las bajé de la memoria y las coloqué en la pantalla para comprobar que mi percepción óptica era la correcta. Otras fotografías que he tomado con este BB en tierra firme son eso: simples fotografías. Pero allá adentro, cuando estoy rodeado de mar y cubierto de niebla, ésta cámara logra captar esa otra mirada de nuestra ciudad.

IMG00508-20141006-1140

IMG00526-20141013-1044

IMG00532-20141013-1046

De regreso a tierra toda esta sensación se refugia en el recuerdo del mejor poema dedicado al mar. Y todo gracias a Jorge Luis Borges:

EL MAR

Antes que el sueño (o el terror) tejiera

Mitologías y cosmogonías,

Antes que el tiempo se acuñara en días,

El mar, el siempre mar, ya estaba y era.

¿Quién es el mar? ¿Quién es aquel violento

Y antiguo ser que roe los pilares

De la Tierra y es uno y muchos mares

Y abismo y resplandor y azar y viento?

Quien lo mira lo ve por vez primera,

Siempre. Con el asombro que las cosas

Elementales dejan, las hermosas

Tardes, la luna, el fuego de una hoguera.

¿Quién es el mar, quién soy? Lo sabré el día

Ulterior que sucede a la agonía.

IMG00548-20141013-1132

 

DIÁLOGOS SOBRE EL FIN DEL MUNDO

Destacado



A BRASIL Y PERÚ NOS UNE LA NECESIDAD DE DESTRUIR LA AMAZONÍA QUE COMPARTIMOS EN ARAS DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO.

TÓMESE SU TIEMPO PARA LEER ÉSTE DIÁLOGO DE DÉBORAH DANOSWKY, “UNA FILÓSOFA MEDIO ECOLÓGISTA”, Y EDUARDO VIVEIROS DE CASTRO, “UN ANTROPÓLOGO MEDIO FILÓSOFO”, PUBLICADO EN EL DIARIO EL PAÍS POR LA ESCRITORA ELIANE BRUMS.

¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE POBRES, DE INDIOS, DE LA NUEVA IZQUIERDA, DEL PESIMISMO FELIZ, DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA DESTRUCCIÓN DEL CAPITALISMO…?

TÓMESE SU TIEMPO. LÉALO EN PANTALLA O IMPRESO. APAGUE LA TELEVISIÓN Y OLVÍDESE POR UN RATO DE LAS REDES SOCIALES.

ATRÉVASE.

Diálogos sobre el fin del mundo

Del Antropoceno a la Edad de la Tierra, de Dilma Rousseff a Marina Silva, el antropólogo Eduardo Viveiros de Castro y la filósofa Déborah Danowsky reflexionan sobre el planeta y Brasil a partir de la degradación de la vida provocada por el cambio climático

Si algunos de entre los miles que pasaron por la acera de la Casa de Rui Barbosa en la semana del 15 al 19 de septiembre por un instante hubiesen tenido el impulso de entrar, tal vez se habrían llevado un susto. O incluso, hasta hubiesen caído en la desesperación. Durante cinco días, se debatió allí, en el barrio de Botafogo, en Río de Janeiro, algo que, a pesar de las señales cada vez más evidentes, todavía parece lejos de las preocupaciones de la mayoría: la progresiva y cada vez más rápida degradación de la vida a partir del cambio climático. Pensadores de diversas áreas y diferentes regiones del mundo discutieron el concepto de Antropoceno: el momento en el que el hombre deja de ser agente biológico para volverse una fuerza geológica, capaz de alterar el paisaje del planeta y de comprometer su propia supervivencia como especie y la de los demás seres vivos. O, dicho de otro modo, el momento del cambio en el que los humanos dejan de temer solo la catástrofe, para convertirse en catástrofe.

Con el título Los mil nombres de Gaia – del Antropoceno a la Edad de la Tierra, el encuentro fue concebido por el francés Bruno Latour, una de las estrellas internacionales de este debate, y por dos de los pensadores más originales del Brasil actual, Eduardo Viveiros de Castro y Déborah Danowsky. En esa misma semana, Eduardo y Déborah lanzaron el libro que escribieron juntos: Há mundo por vir? — ensaio sobre os medos e os fins (Editora Cultura e Barbárie).

En la obra, abordan las variadas teorías, así como las incursiones de la literatura y del cine, sobre ese momento en el que la arrogancia y el optimismo de la modernidad encuentran una barrera. El hombre es entonces lanzado en lo incontrolable y hasta en la desesperanza, al territorio de Gaia, el planeta al mismo tiempo exiguo e implacable. Como escriben nada más comenzar el libro con deliciosa ironía: “El fin del mundo es un tema aparentemente eterno, por lo menos –claro está– hasta que ocurra”.

Déborah es filósofa, profesora de Posgrado de la PUC (Universidad Católica) de Río de Janeiro. Investiga la metafísica moderna y, últimamente, el pensamiento ecológico. Eduardo es etnólogo, profesor del Museo Nacional de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Es autor del perspectivismo amerindio, una contribución que causó impacto en la antropología y lo colocó entre los mayores antropólogos del mundo. Como dijo Latour, Déborah es una “filósofa medio ecologista”, Eduardo, un “antropólogo medio filósofo”.

Eduardo y Déborah son marido y mujer y padres de Irene, a quien dedicaron el libro. Además de la casa, ambos comparten la capacidad bastante rara de dialogar con los variados campos del conocimiento y de la cultura sin dejar de reflexionar sobre la política, mucho más allá que de partidos y elecciones, pero también sobre partidos y elecciones. Ambos tienen gran actividad en las redes sociales. Como dice Eduardo, Twitter es donde piensa.

La entrevista a continuación contiene algunos de los momentos más interesantes de cinco horas de conversación: tres horas y media en su apartamento, en Botafogo, el sábado después del coloquio, y una hora y media por Skype, días después. Entre los dos encuentros, 400.000 personas, según los organizadores, participaron en la Marcha de los Pueblos por el Clima, en Nueva York, y 4.000 en Río de Janeiro. Barack Obama afirmó que “el clima está cambiando más deprisa que las acciones para remediar el problema” y que ningún país permanecerá inmune; y Brasil se negó firmar el compromiso de deforestación cero hasta 2030.

Aunque han sido días intensos, es posible afirmar que para muchos parece más fácil suscribir amenazas del fin del mundo, como la supuesta profecía maya del 21 de diciembre de 2012, que creer que el deterioro de la vida que sienten (¡y cómo!), objetiva y subjetivamente, en su día a día –y que en São Paulo llega a niveles inéditos con la sequía y la amenaza de falta de agua para millones – es el resultado de la acción del hombre sobre el planeta. Es más fácil creer en la ficción, que al final se revela como ficción, salvando a todos, que hacer frente al abismo de la realidad, en el que nuestro primer pie ya encontró la nada.

Es sobre eso de lo que se habla en esta entrevista. Pero también sobre pobres y sobre indios, y sobre indios convertidos en pobres; sobre la izquierda y la derecha; sobre el capitalismo y sobre el fin del capitalismo; sobre Lula, Dilma Rousseff y Marina Silva. Sobre cómo nos volvemos “drones” al disociar acción y consecuencia. Y cómo todos estos son temas de cambio climático y no están distantes, sino cerca, bien cerca de nosotros. Más próximos que la mesa de cabecera donde apagamos el despertador que nos despierta a vivir una vida que se nos escapa. El problema es que lo que nos levanta no siempre nos despierta. Tal vez sea hora de aprender, como hacen diferentes pueblos indígenas, a bailar para que el cielo no caiga sobre nuestra cabeza.

La antropóloga sudafricana Lesley Green se refirió, en su exposición en el coloquio, al momento de países como Sudáfrica y Brasil, países en los que una parte de la población que históricamente estaba fuera del mudo del consumo pasa a tener acceso al mundo del consumo. En Brasil, estamos hablando de la llamada Clase C o “nueva clase media”. Me parece que ese es casi un dogma en el Brasil de hoy, algo que pocos tienen el valor de confrontar. ¿Cómo dar esa mala noticia, la de que ahora que pueden consumir en realidad no pueden hacerlo porque las élites agotaron el planeta en los últimos siglos? ¿Y cómo decir eso en Brasil, donde todo el proceso de inclusión pasa por el consumo?

Eduardo Viveiros de Castro — Esa es una gran cuestión en países como Brasil. Y totalmente legítima. Lo que está en juego ahí es la cuestión de la igualdad. Hasta cierto punto, es mucho más fácil darle un coche a un pobre que quitarle el coche a un rico. Y tal vez fuese mucho más fácil para el pobre aceptar que no puede tener un coche si el rico dejara de tener coche también. Diciendo, de hecho: “Mira, lo siento, no puedes usarlo más, pero yo tampoco”. Está claro que mientras se siga diciendo a los pobres —”Tú no puedes tener y yo sí tengo— no sirve. Él va a decir: ¿Por qué vosotros podéis seguir consumiendo seis planetas Tierra y yo no me puedo comprar mi cochecito? Es necesario disociar crecimiento de igualdad, como afirma Rodrigo Nunes (profesor del Departamento de Filosofía de la PUC-Río). Y sobre todo tienes que dejar de superdesarrollar los países superdesarrollados. Y la palabra tiene que ser “superdesarrollado”. Porque hablamos mucho de sociedades desarrolladas y subdesarrolladas, como antiguamente: países subdesarrollados, países en vías de desarrollo, países desarrollados. Nunca nadie ha dicho que existen países superdesarrollados, o sea, excesivamente desarrollados. Es el caso de los Estados Unidos, donde un ciudadano americano medio gasta el equivalente a 32 ciudadanos de Kenia o Etiopía. La relación que siempre se hace es que, para sacar a los pueblos de la pobreza, es preciso crecer económicamente. Y ahí tienes un dilema: si creces económicamente, con uso cada vez mayor de energía contaminante, como petróleo o carbón, vamos a destruir el planeta. De este modo, la lucha por la igualdad no puede depender de nuestro modelo de crecimiento económico mundial, del cual Brasil, India y China son solo las puntas más histéricas, porque quieren crecer muy rápido. El modo como el mundo está andando no puede continuar porque se basa en una idea de que el crecimiento puede ser infinito, cuando sabemos que vivimos en un mundo finito, con recursos finitos. Entretanto, nunca vi a nadie decir: “El crecimiento va a tenerse que parar aquí”. Vas a ir preso si dices eso en cualquier lugar del mundo. Yo no creo que Brasil tenga que parar de crecer, en el sentido de crecimiento cero. Lo que Brasil necesita, como el mundo necesita, es una redistribución radical de la riqueza. Cuanto más redistribuyes, menos necesitas crecer, en el sentido de aumentar la producción. La economía capitalista está fundada en el principio de que vivir económicamente es producir riqueza, cuando la cuestión realmente crítica es redistribuir la riqueza existente.

Pero ahí estás tocando la parte más difícil, los privilegios… Y el cambio parece aún más lejano, casi imposible.

Eduardo — Es verdad. Los grandes productores de petróleo tienen todo el interés en sacar la última gota de petróleo del suelo, pero tampoco son completamente imbéciles. Y se están preparando para monopolizar otras riquezas en el futuro que puedan llegar a ser mercancía realmente importante. Por ejemplo, el agua. No tengo la menor duda de que hay planes estratégicos de las grandes compañías petrolíferas para pasar de productores de petróleo a productores de agua, que será la mercancía escasa. Puedes vivir sin petróleo, puedes vivir sin luz, incluso, pero no puedes sobrevivir sin agua. Mi impresión es que, una vez que pasen las elecciones, São Paulo va a entrar en una vida de science fiction. ¿Qué es una megalópolis sin agua?

Creo que lo sabremos en breve.

Eduardo – Es más fácil decir que la culpa es de (Geraldo) Alckmin (gobernador de São Paulo por el PSDB) que no tomó las medidas necesarias. Es más fácil que decir: lo que sucede es la consecuencia de que São Paulo haya cementado todo su territorio, transformándose en un captor térmico gigantesco, solo con cemento, asfalto y coches expulsando gas carbónico. Desapareció la garúa, no hay más garúa en São Paulo. La Amazonia fue y está siendo deforestada por empresarios paulistas. São Paulo es una metáfora, pero no es solo una metáfora. São Paulo está destruyendo la Amazonia y está sufriendo las consecuencias. Pienso que São Paulo es un laboratorio espectacular, en el sentido no positivo de la palabra. Es como si estuviese pasando en fast forward, acelerado, todo lo que está ocurriendo en el mundo. Le explotó la cantidad de coches, le explotó la contaminación, le explotó la falta de agua, le explotó la violencia, le explotó la desigualdad. En suma, São Paulo es una especie de laboratorio en el mundo en este sentido. No solo São Paulo, hay otras ciudades iguales, pero São Paulo es la más cercana a nosotros y estamos viendo lo que sucede.

¿Y por qué las personas no consiguen relacionar, por ejemplo, la sequía en São Paulo y la deforestación de la Amazonia?

Eduardo – Porque es muy grande la cosa. Hay un pensador alemán, Günter Anders, que fue el primer marido de Hannah Arendt. Huyó del nazismo y se transformó en un militante antinuclear especialmente entre el final de la década de los 40 y los años 70. Dice que el arma nuclear es una prueba de que algo pasó con la humanidad, en la medida en que se volvió incapaz de imaginar lo que es capaz de hacer. Es una situación anti utópica. ¿Qué es un utópico? Un utópico es una persona que consigue imaginar un mundo mejor, pero no consigue hacer, no conoce los medios ni sabe cómo. Y nosotros estamos girando al contrario. Somos capaces técnicamente de hacer cosa que no somos capaces de imaginar. Sabemos hacer la bomba atómica, pero no sabemos pensar la bomba atómica. Günter Anders utiliza una imagen interesante, la de que existe esa idea en biología de la percepción de fenómenos subliminales, debajo de la línea de percepción. Tiene esa cosa que es tan bajita, que oyes pero no sabes lo que oíste: ves, pero no sabes lo que viste; como pequeñas distinciones de colores. Son fenómenos literalmente subliminales, por debajo del límite de tu percepción. Nosotros, según él, estamos creando otra cosa ahora que no existía, lo supraliminal, o sea, es tan grande que no consigues ver ni imaginar. La crisis climática es una de esas cosas. ¿Cómo vas a imaginar una cosa que depende de miles de parámetros, que es un transatlántico navegando y tiene una masa inercial gigantesca? La gente se queda paralizada. Sufre una especie de parálisis cognitiva. Entonces dicen: “No puedo pensar en ello. Si pienso en ello, ¿cómo voy a aguantarlo? Estás diciendo que el mundo va a calentarse 4 grados… ¿Y qué va a suceder? Por lo tanto, es mejor no pensar”. Bien, pensamos que tienen que pensar.

Déborah Danowsky — Los indígenas, los pequeños agricultores, están percibiendo en el contacto con las plantas, con los animales, que algo está pasando. Tienen una percepción mucho más aguda que nosotros.

Eduardo — ¿Cómo ven que el clima está cambiando? En el calendario agrícola de una tribu indígena sabes que es la hora de plantar porque hay varias señales de la naturaleza. Por ejemplo, el río llegó hasta tal nivel, el pajarito tal comenzó a cantar, el árbol tal comenzó a dar flor. Y la hormiga tal comenzó a hacer no-sé-qué. Lo que están diciendo hora es que esas señales están desincronizadas. El río está llegando a un nivel antes de que el pajarito comience a cantar. El pajarito está cantando mucho antes de que aquél árbol dé flor. Es como si la naturaleza se hubiese salido del eje. Y eso lo dicen todos. Las especies se están extinguiendo y la humanidad parece que continúa andando hacia el abismo. El mundo va, de hecho, a empeorar para mucha gente, para todo el mundo. Lo único que va a mejorar es la tasa de beneficio de algunas empresas, e incluso sus accionistas van a tener quizá que dejar la casa de lujo que tienen en California y tirar para otro lugar, porque allí se habrá incendiado todo. Si hubiera una epidemia, un virus, una pandemia letal, violenta, tipo ébola, puede alcanzar a todo el mundo. Mientras los sujetos tengan cuerpo de carne y hueso, nadie está realmente libre, por más rico que sea, de lo que va a suceder. Pero es evidente que quienes van primer van a zozobrar serán los pobres, los perjudicados de la Tierra, los condenados de la Tierra. Algunas personas están empezando a preocuparse, pero no consiguen hacerlo parar, porque todas las demás están empujando. Dices: “¡para, para, para!”. Y no lo consigues. Pero hay muchas iniciativas por el mundo de gente que percibió que los estados nacionales, o que las tecnologías gigantescas, heroicas y épicas, no nos van a salvar. Que está en nuestras manos salvarnos. No está en las manos de nuestros responsables. No tenemos responsables. La idea de que el Gobierno es responsable por nosotros ya vimos que no sirve. Es un irresponsable. Toma decisiones irresponsables, destruye riquezas que no puede sustituir, y, por lo tanto, hay un descrédito fortísimo en las formas de representación.

Como en las protestas de junio de 2013…

Eduardo — Las crisis de junio son crisis de “no nos representa”. Eso no sucede solo en Brasil. Es como si hubiese habido una especie de fisura. Es otra generación. No deja de ser parecido con el 68, en cierto modo. Solo que ahora no es en relación a nuevas luchas, como género, sexualidad, etnia. Todo eso continúa, pero hay otra cosa mucho mayor por encima: ¿qué estamos haciendo con la Tierra donde vivimos? ¿Vamos a seguir comiendo transgénico?, ¿vamos a seguir envenenándonos?, ¿vamos a seguir destruyendo el planeta?, ¿vamos a seguir cambiando la temperatura?

Poniendo como ejemplo nuestra situación aquí en Brasil, con un Gobierno desarrollista, con grandes obras en la Amazonia, la transposición del río San Francisco, etc., me gustaría que me hablaseis sobre la cuestión del pobre. Afirmas, de una forma muy original, Eduardo, que el pobre es un “nosotros” de segunda clase. La gran promesa sería sacarlo de la pobreza para parecerse a la única forma deseable de ser, la nuestra. Y el indio problematiza eso y, por lo tanto, se vuelve un problema. El indio no tiene interés en ser un “nosotros”. Entonces yo quería que me explicaseis mejor esa idea y la situaseis en el contexto de la política del actual gobierno para los pobres y los indios.

Eduardo – El capitalismo es una máquina de hacer pobres. Incluso en Europa. Los pobres no están aquí solamente. El pobre es parte integrante del sistema de crecimiento. Las personas creen que el crecimiento disminuye la pobreza. El crecimiento, en verdad, produce y reproduce la pobreza. En la medida en que saca gente de la pobreza, tiene que poner otros pobres en su lugar. El capitalismo consiguió mejorar las condiciones de vida del proletariado europeo porque echó para el Tercer Mundo las condiciones miserables. Entonces se trataba de que el trabajador de aquí fuese explotado para que los pobres trabajadores de allí fuesen menos explotados. Esa oposición que hice entre indio y pobre es, en verdad, una crítica directa, explícita, a una buena parte de la izquierda tradicional, la vieja izquierda que está en el poder, que divide el poder por concesión de la derecha, de los militares y tal, y está muy volcada a la idea de desarrollo. Una cosa era el desarrollismo de Celso Furtado, en aquella época. Lo creo, incluso, un insulto a su memoria. Celso Furtado vivía en otra época, un mundo distinto, otro modelo. Y muchos hoy continúan diciendo esas máximas que tienen 40, 50, 60 años, como si diera igual. Pero, ¿cuál es problema? El problema es que la izquierda de clase media, el intelectual de izquierda, ve su Otro esencialmente como un pobre. Pobre es una categoría negativa, ¿no? Pobre es alguien que se define por lo que no tiene. No tiene dinero, no tiene educación, no tiene oportunidades. Entonces la actitud natural en relación al pobre, y eso no es una crítica, es que el pobre tiene que dejar de serlo. Para ser algo, tiene que dejar de ser pobre, Entonces, la actitud natural es liberar al pobre, emanciparlo de sus condiciones. Sacarlo del trabajo esclavo, darle educación, casa digna. Pero invariablemente ese movimiento te tiene a ti mismo como padrón. Tú no cambias, tú cambias al pobre. Traes al pobre a tu altura, lo que ya sugiere que estás por encima del pobre. Al mismo tiempo, vuelves al pobre homogéneo. Sí, porque si el pobre se define como alguien que no tiene algo, entonces todo el mundo es igual.

¿Y qué es un indio?

Eduardo — El indio, al contrario, es una palabra que creo que solo existe en el plural. Indio, para mí, es indios. Y justamente lo contrario del pobre. Se definen por lo que tienen de diferente, unos de otros y todos ellos de nosotros, y por alguien cuya razón de ser e continuar siendo lo que es. Incluso adoptando cosas nuestras, incluso queriendo también su motocicleta, o su radio, o su iPad, sea lo que fuera, él quiere todo eso sin que le quiten lo que ya tiene y siempre tuvo. Y algunos no quieren eso, no están interesados. No todos quieren ser iguales que el blanco. Lo que pasó con la historia de Brasil es que fue un proceso circular de transformación del indio en pobre. Fuera la tierra, fuera la lengua, fuera la religión. ¿Ahí el tipo se queda con qué? Con la fuerza de trabajo. Se volvió pobre. ¿Cuál fue siempre el truco del mestizaje brasileño? Les quitaban todo, los convertían y les decían: ahora si os portáis bien, dentro de 200, 300, 400 años seréis blancos. Dejan de ser indios, pero no consiguen llegar a ser blancos. Gente, necesitáis mezclaros para ser blancos. Si os esforzáis, mejoráis la raza, mejoráis la sangre, vais a ser blancos. Lo que llaman mestizaje es un fraude. El nombre es blanqueamiento. Y es lo que están haciendo en la Amazonia. Es recolonización. Brasil está siendo recolonizado por sí mismo con ese modelo sureño/europeo/americano. Esa cultura country que está invadiendo la Amazonia junto con la soja, junto con el buey. Y al mismo tiempo transformando a quien vive ahí en pobre. Y produciendo pobreza. El ribereño se hace pobre, el quilombola se hace pobre, el indio va haciéndose pobre. Tras la cosechadora, tras el buey, viene el programa de gobierno, viene “Bolsa Familia”, viene todo para ir reciclando a este despojo humano que está siendo pisoteado por los bueyes. Reciclándolo como “pobre buen ciudadano”. Y ahí la Amazonia queda liberada.

¿Cómo hacer frente a eso?

Eduardo – Si miras la composición étnica, cultural, de la pobreza brasileña vas a ver quién es el pobre. Básicamente indios y negros. Lo que llamo indios incluye africanos. Incluye a los inmigrantes que fracasaron. Esa gente es esa mezcla: es indio, es negro, es inmigrante pobre, es brasileño libre, es el caboclo, es el mestizo, es el hijo de la empleada con el patrón, hijo de esclava con patrón. El inconsciente cultural de estos pobres brasileños es indio, en gran medida. Tienen un componente no blanco. Es aquella frase que me inventé: en Brasil todo el mundo es indio, excepto quien no lo es. Entonces, en vez de hacer al pobre más parecido a ti, tienes que ayudar al pobre a permanecer más parecido a él mismo. ¿Qué es el pobre positivado? No más transformado en algo parecido a mí, sino transformado en algo que siempre fue, pero que le impiden ser al volverlo pobre. ¿Qué? Indio. Tenemos que ayudarlos a luchar para que ellos mismos decidan su propio rumbo, en vez de colocarnos en la posición gubernamental de: “Mira, os voy a sacar de la pobreza”. ¿Y haciendo qué? Dándoles consumo, consumo, consumo.

Débora – Sin mencionar la deuda, ¿no?

Eduardo – Endeudando, con la tarjeta de crédito. ¿Cuál fue la carta de libertad que el gobierno Dilma dio al pobre? La tarjeta de crédito. Hoy el pobre tiene tarjeta de crédito. ¿Bien? Muy bien, sobre todo para las firmas que venden las mercancías que los pobres compran con la tarjeta de crédito. Porque Braskem adora la tarjeta de crédito para el pobre. Las Casas Bahía están en las nubes porque el pobre ahora se puede endeudar.

Y ahí vienen los elogios a la honestidad del pobre…

Eduardo – Ellos, sí, pagan las deudas, porque el rico no las paga. Kike Batista no paga su deuda, pero la empleada doméstica se mata a trabajar para pagar la tarjeta de crédito. Yo provocaría a la izquierda diciendo: “Lo que no estáis comprendiendo es que mientras tratéis al Otro como pobre, y por tanto como alguien que tiene que ser mejorado, educado, civilizado –porque en el fondo es eso, ¡civilizar al pobre!— vais a ser cómplices de todo este sistema de destrucción del planeta que permitió a los ricos ser ricos”.

Afirmáis que los indios son especialistas en el fin del mundo. Y que vamos a necesitar aprender de ellos. En el libro hay incluso una analogía con la película de Lars Von Traer, en la que un planeta llamado Melancolía colisiona con la Tierra. Decís que en 1492, el Viejo Mundo colisionó con el Nuevo Mundo, como un planeta que llamáis irónicamente Mercancía. ¿Qué pueden enseñarnos los indios sobre sobrevivir al fin del mundo?

Eduardo – Pueden enseñarnos a vivir en un mundo que fue invadido, saqueado, devastado por los hombres. Es decir, irónicamente, en un mundo destruido por nosotros mismos, ciudadanos del mundo globalizado, estandarizado, saturado de objetos inútiles, alimentado a costa de pesticidas y agro tóxicos y de la miseria ajena. Nosotros, ciudadanos obesos de tanto consumir basura y sofocados de tanto producir basura. Nos invadimos a nosotros mismos como si nos hubiésemos travestido de alienígenas que trataran a todo el planeta como nosotros, europeos, tratamos el Nuevo Mundo a partir de 1492. Digo “nosotros” porque creo que la clase media brasileña, los blancos en el sentido social de la palabra, no son europeos para los europeos, pero son europeos dentro de Brasil. Nosotros, entonces, nos vemos como alienígenas en relación al mundo. Como si tuviésemos una relación con el mundo diferente de la relación de los otros seres vivos, como si los humanos fuesen especiales. No deja de ser una cosa importante en la tradición del catolicismo y del cristianismo. El hombre tiene un lado que no es mundano, un destino fuera del mundo. Eso hace que trate al mundo como si estuviese hecho para ser atrapado, saqueado, apropiado. Y acabamos tratándonos a nosotros mismos como tratamos a los pueblos que habitaban aquí en el Nuevo Mundo. O sea, como gente a explotar, a esclavizar, a catequizar, a reducir. Esto es lo primero que creo que los indios pueden enseñarnos: a vivir en un mundo que nos fue de alguna manera robado por nosotros mismos.

¿Y lo segundo?

Eduardo – Creo que los indios pueden enseñarnos a repensar la relación con el mundo material, una relación que sea menos fuertemente mediada por un sistema económico basado en la obsolescencia planeada y, por tanto, en la acumulación de basura como principal producto. Pueden enseñarnos a volver a la Tierra como lugar del cual depende toda la autonomía política, económica y existencial. En otras palabras: los indios pueden enseñarnos a vivir mejor en un mundo peor. Porque el mundo va a empeorar. Y los indios pueden enseñarnos a vivir con poco, a vivir portátil, a ser tecnológicamente polivalente y flexible en vez de depender de megamáquinas de producción de energía y de consumo de energía como nosotros. Cuando hablo de indio, es el indio aquí, en Australia, la gente de Nueva Guinea, el esquimal… Para mí, indio son todas las grandes minorías que están fuera, de alguna manera, de esa megamáquina del capitalismo, del consumo, de la producción, del trabajo 24 horas al día, siete días a la semana. Esos indios planetarios nos enseñan a prescindir de las gigantescas máquinas de trascendencia que son el Estado, por un lado, y el sistema de espectáculo por otro, el mercado transformado en imagen. Creo que los indios pueden enseñarnos también a aceptar los imponderables, los imprevistos y los desastres de la vida con “pesimismo alegre” (expresión utilizada originalmente por el filósofo francés François Zourabichvili, en relación a Deleuze, pero que aquí cobra otros sentidos). El pesimismo alegre caracteriza la actitud vital de los indios y otros pueblos que viven al margen de la civilización bipolar como la nuestra, que está siempre oscilando entre un optimismo maníaco y una desesperación melancólica. Los indios aceptan que somos mortales y que del mundo nada se lleva. En muchos pueblos indígenas de Brasil, y en otras partes del mundo, los bienes del difunto son incluso quemados, son destruidos en el funeral. La persona muere y todo lo que ella tiene se destruye para que su memoria no cause dolor a los supervivientes. Creo que esas son las cosas que los indios nos podrían enseñar, pero que yo resumiría en esta frase: los indios nos pueden enseñar a vivir mejor en un mundo peor.

¿Cómo es un “pesimismo alegre”?

Eduardo – Creo que el pesimismo alegre es lo que encuentras en la favela carioca. Es lo que encuentras en las poblaciones que viven en el semiárido brasileño. Lo mismo que encuentras, en general, en el lecho más pobre de la población. El hecho de vivir en condiciones que cualquiera de nosotros, de la clase media para arriba, consideraría materialmente intolerables. Pero eso no los vuelve seres desesperados, tristes, melancólicos, etc. Muy al contrario. Está claro que no estoy hablando de situaciones dramáticas, de gente muriendo de hambre. Eso no hay nadie que lo soporte. Pero, si preguntas al indio, va a decir: estamos todos fritos, cualquier día el mundo va a acabar cayendo sobre nuestra cabeza, pero eso no impide que te distraigas, que te diviertas, que te rías un poco de esa condición casi patética de todo ser humano, que vive como si fuese inmortal y que al mismo tiempo sabe que va a morir. Los indios no creen que el futuro vaya a ser mejor que el presente, como nosotros, y por lo tanto no se desesperan porque el futuro no vaya a ser mejor que el presente, como nosotros estamos descubriendo. Creen que el futuro va a ser igual o peor que ahora, pero eso no impide que lo consideren con pesimismo alegre, que es lo contrario del optimismo desencantado, que es un poco el nuestro. La cosa está mal, pero todo va a salir bien, la tecnología nos va a salvar, o el hombre finalmente va a alcanzar el socialismo. Los indios creen que todo se va al garete. Pero eso no les quita el sueño, porque vivir es algo que tienes que hacer minuto a minuto, hay que vivir el presente. Y nosotros tenemos un problema, que es nuestra inmensa dificultad de vivir el presente. Los indios son personas que de hecho viven el presente en el mejor sentido posible. Vamos a tratar de vivir el presente tal como es, haciendo frente a las dificultades que presenta, pero sin imaginar que tenemos poderes mesiánicos, demiurgos de salvar el planeta. Esa es un poco mi sensación. El pesimismo alegre es una actitud que siento como característica de quien tiene que vivir, y no simplemente gente que cree que es el faro del mundo, que tiene que pensar por todo el mundo.

Déborah – Creo que sobre todo depende de crear relaciones con otras personas. En lugar de confiar en la acumulación, que nos vuelve siempre tristes, porque siempre nos falta alguna cosa, necesitamos siempre obtener más, acumular más etc., creamos relaciones con personas que están a nuestro alrededor, con otros seres, en medio de los cuales vivimos.

Parece que hay una ceguera de parte de lo que se denomina izquierda, hoy, para comprender otras formas de estar en el mundo, así como para comprender los desafíos como los impuestos por el cambio climático, como vemos en Brasil, pero no solo en Brasil. Aquí estamos en un momento muy sensible del país, con Belo Monte y las grandes presas previstas para el río Tapajós. Supuestamente tendríamos hoy dos candidaturas de izquierda (Dilma Rousseff y Marina Silva) en los primeros puestos de la disputa electoral para la presidencia, pero las cuestiones sociales y ambientales se están tocando poco. ¿Cuál es la dificultad?

Eduardo – Tienes por lo menos dos izquierdas, como puede verse hasta por las candidaturas. Solo que, desgraciadamente, una izquierda muy bien caracterizada, que es la de Dilma, y otra izquierda, representada por Marina, en la que falta capacidad para formular con claridad lo que diferencia una de otra. Esas dos izquierdas, en cierto modo, siempre han existido. Allá en los comienzos, en la Primera Internacional, esa fractura resultó de las diferencias entre los anarquistas y los comunistas. Pero hoy yo diría que hay dos posiciones dentro de la izquierda. Una posición que podríamos llamar “crecimentista”, centralista, que cree que la solución es tomar el control del aparato del Estado para implementar una política de depauperación del pueblo brasileño, en la cual el tema del medioambiente no tiene ninguna importancia. Dilma llegó a cometer aquel famoso lapsus en Copenhague (en diciembre de 2009 cuando era ministra de la Casa Civil del gobierno Lula) al decir: “El medioambiente es, sin duda alguna, una amenaza al desarrollo sostenido”. Un lapsus. No era lo que quería decir, pero lo dijo. Esa izquierda tiene cero de sensibilidad ambiental. Podría percibir que otra manera de decir “ambiente” es decir “condiciones materiales de existencia”. La falta de alcantarillado en la favela es problema ambiental del mismo modo que deforestación en la Amazonia es problema ambiental. No es de otro modo, es del mismo modo. Pero, para esa izquierda, aire, agua, plantas, bichos no son parte del mundo. Son personas totalmente antropocéntricas, que ven el mundo a disposición de los hombres, para ser dominado, controlado y esclavizado. Esa izquierda, que es la izquierda de Dilma, es una izquierda vieja, en el sentido de que es una izquierda que, en realidad, piensa como si 1968 no hubiera ocurrido. Es alguien con una especie de nostalgia de la Unión Soviética.

Déborah – Con nostalgia de lo que nunca ocurrió.

Eduardo — Soviet más electricidad, la famosa fórmula de Lenin. ¿Qué es el comunismo? El comunismo son los soviet, que son los consejos proletarios, más electricidad, es decir, más tecnología. Entonces yo bromeaba cuando Dilma tomó el poder: “Dilma es eso, solo que sin soviet”. Es solo electricidad… O sea, capitalismo. Lo que distinguía el socialismo comunista de Lenin era la tecnología moderna más la organización social comunista. Si quitas la organización comunista solo queda el capitalismo. Entonces, esa izquierda es una izquierda socia del capitalismo. Cree que es preciso llevar el capitalismo hasta el fin, para completarse, para que la industrialización se complete, para que la transformación de todos los indios del mundo en pobres se complete. Para que entonces transformes al pobre en proletario, el proletario en clase revolucionaria, o sea, es una historia de hadas. Como si se pudiese separar la parte buena de la parte mala del capitalismo. Como si fuese posible: eso aquí lo quiero, eso aquí no lo quiero. Otra cosa, esa izquierda hizo un pacto satánico con la derecha, que es el siguiente: nos gustan los pobres, queremos mejorar sus vidas, queremos mejorar su nivel de renta, pero sin tocarles a ustedes el bolsillo, estén tranquilos. Es lo que se dice en la Carta al Pueblo Brasileño (documento escrito por Lula en la campaña electoral de 2002). Tenga confianza, que no vamos a hacer la revolución, no va a ser Robin Hood, al contrario. Y eso fue exactamente lo que pasó. O sea, los bancos nunca ganaron tanto. Brasil optó por transformarse en un exportador de commodities y tornarse una verdadera plantation, como el país era desde el principio. Era exportador de materia prima para el centro del imperio, ahora para China. Pero el pacto fue ese: gobernamos si, primero, no arrestamos a los militares, no hacemos cuentas con la dictadura; y, segundo, no hurgamos en el bolsillo de los ricos, no tocamos la estructura del capital. Mira el tamaño de las esposas que la izquierda se puso. ¿De dónde va a venir, entonces, el dinero para mejorar la vida de los pobres? Solo de un sitio. De la naturaleza. Entonces sobreexplotas, quemas los muebles de casa. Aumentó el dinero disponible para dar una migaja a los pobres. El pastel creció. No es por azar que Delfim Neto (ministro de Hacienda en el período llamado “Milagro Económico Brasileño”, en la dictadura cívico militar) sea un gran consejero de Lula. Primero es preciso crecer para luego distribuir. Se está creciendo, está dando renta a los pobres, pero ese dinero no está saliendo del bolsillo de los ricos. Está saliendo de la naturaleza. De la selva destruida. Y del agua que estamos exportando a China bajo la forma de buey, de carne y de soja. Nos estamos comiendo el patrimonio para no tocar el bolsillo de los ricos. Y de este modo, Dilma sale paseando con Kátia Abreu (senadora del PMDB, representante del negocio agrario y la principal líder de la bancada ruralista del Congreso) y concede “Bolsa Familia”. ¿Cómo Dilma consigue al mismo tiempo dar “Bolsa Familia” y hacer la vida de Kátia Abreu cada vez más fácil? El dinero tiene que salir de algún lugar. No está saliendo del empréstito internacional, está saliendo del empréstito natural. Ese empréstito no se puede pagar, Cuando la naturaleza venga a cobrar, estaremos fritos. ¿Y de qué modo está cobrando la naturaleza? Sequía, tifones, huracanes, inundaciones… Y a Brasil aún no llegó la peor parte. Otro problema de esta izquierda es que no tiene ninguna noción del mundo, del planeta. Piensa en Brasil. Es nacionalista en todos los sentidos. Mira corto. Ve Brasil en el mundo cuando se trata de mercado. Ahora, cuando se trata del planeta, como hogar de las especies, el lugar en el que vivimos, no le importa. El hecho de que el Ártico se esté derritiendo no es un problema para Brasil. ¿Es el presal un problema para el planeta? No lo queremos saber. Es una izquierda xenófoba en este sentido. No se da cuenta de que Brasil es grande, pero el mundo es pequeño. Dilma, para mí, es un fósil. Tiene el pensamiento fosilizado. No está ni en el siglo XX. Está en el siglo XIX.

¿Y la izquierda que Marina representaría?

Eduardo – Esa es una izquierda post 68, que incorporó aquello que apareció en 1968, de que dentro de la lucha de clases hay muchas otras luchas. Está la lucha de las mujeres, la lucha de los indios, la lucha de los homosexuales… En fin, todas esas otras formas de reflexionar sobre las diferencias sociales que no se reducen al asunto de los ricos y los pobres. La pobreza no es una categoría económica, es una categoría existencial que implica justicia. Y justicia no es solo dar dinero al pobre, sino reconocer todas esas diferencias que fueron ignoradas y que explotaron en 1968. La política cambió porque, primero, en el 68 el socialismo empezó a desacreditarse. No olvidemos que el Partido Comunista Francés estuvo en contra de 1968. Apoyó la represión policial exactamente como la izquierda oficial apoyó los porrazos en las manifestaciones de junio de 2013 [en Brasil]. Apoyó la represión policial en la revuelta del 68, que no fue francesa, fue mundial. En 1968, fue la Marcha de los 100.000 aquí, fue la revuelta contra la guerra de Vietnam en los Estados Unidos, fue la revuelta propiamente dicha en Francia, en Italia y en otros países. O sea, fue una revolución mundial. Y estamos viviendo, de entonces a ahora, la contrarrevolución mundial. La derecha retomó el poder y dijo: “Tenemos que impedir que eso suceda de nuevo”.

¿Y cómo Marina representaría esa izquierda post 68?

Eduardo – Es una izquierda en la que el pobre urbano obrero no es más el personaje típico. ¿Pero quién es? Es el indio, el seringueiro, es la mujer, es el negro. Marina acumula varias identidades…

Déborah – Como escribiste, Eliane, en tu artículo sobre las diferencias entre los Silvas…

Eduardo – Eso es. Lula es el representante del sueño brasileño de ser como el norte del planeta, los Estados Unidos. Como dice (el antropólogo) Beto Ricardo (uno de los fundadores del Instituto Socioambiental), Brasil es como si estuviese dividido entre una gran São Bernardo y una gran Barretos. Quiere decir, la zona rural será como Barretos (ciudad del interior paulista donde se celebra la mayor fiesta country del país): ganado, rodeo, botas, sombrero y 4×4. Y la parte urbana será una gran São Bernardo (ciudad del llamado ABC Paulista, donde Lula se convirtió en líder sindical metalúrgico en las grandes huelgas de finales de los años 70 y principios de los 80): fábricas, metalurgia, motores, coches. Marina representaría el otro lado. Esa otra izquierda mucho más democrática, que apuesta menos por la organización vertical, autoritaria, centralista, clásica de los partidos de la izquierda comunista. Aunque el PT no sea un partido comunista, ni de lejos, es un partido que incorporó varios excomunistas, varias personas que tienen la concepción de que es preciso tomar el Estado, el poder central, para instalar el socialismo, digamos.

¿Y Marina consigue representar esa otra izquierda?

Eduardo – Marina está en una posición equívoca porque representa un tipo de pensamiento que debería estar en las calles, y no en el Estado. Debería estar movilizando a la población, la llamada sociedad civil, y no disputando la presidencia en un sistema político corrupto, que es prácticamente imposible de mover. Creo que estamos en un sistema político con un nudo ciego y solo saldríamos de ahí, literalmente, con una insurrección popular que forzase al poder a autorreformarse. En estas condiciones, el gobierno de Marina es un gobierno imposible, desde cierto punto de vista. En mi opinión, después de que ella salió de aquella primera elección en 2010 con 20 millones de votos, tenía que haber salido de la lógica de la política partidaria y transformarse en una líder del movimiento social. Una persona capaz de exprimir todo ese juego de diferencias que tiene Brasil. Ella era una líder seringueira, del pueblo de la selva. Estaba luchando por el medio ambiente. Esos asuntos fueron desapareciendo y cuando hubo la tentativa de colgar en su campaña otras luchas para las cuales ella personalmente no estaba preparada –aborto, derechos de la mujer, derechos de los LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Travestis y Transgéneros)— fue frenada por su otro compromiso, que es con el electorado evangélico. Por lo tanto, ella también tiene por ahí un problema. Pero el problema principal no es ese. Creo que Marina representa la otra izquierda, la izquierda horizontalista, localista, ambientalista que entiende que es de abajo arriba como las cosas se organizan, pero ella está implicada en un proceso electoral que es todo lo contrario de eso. La elección es un momento de ocio, en el sentido de que la población piensa que tiene poder, porque puede escoger sus gobernantes y después de la elección vuelve a la posición pasiva. Si intentas salir de la posición pasiva fuera del periodo electoral, la policía viene y te pega. Solo puedes manifestarte durante las elecciones, el pueblo solo puede ser político durante las elecciones. Hoy solo hay dos tipos de ciudadanos en Brasil: el elector y el vándalo. Elector solo se es una vez cada dos, cuatro años y el resto del tiempo tienes que ser vándalo. O quedarte quietecito en casa, viendo propaganda, soñando con el coche y juntando dinero para ir a Miami. Creo que Marina ha perdido el rumbo. Tengo una admiración inmensa por ella, personal, cosa que no tengo por ningún otro. Tengo una admiración por Lula, en otro sentido. Es un tipo increíble, tiene carisma político pero no lo conozco personalmente. Marina, a la que sí conozco personalmente, es una persona fantástica. Inteligentísima. Es una persona de enorme elegancia, en el más amplio sentido de la palabra. Pero tiene que agradar a todo el mundo, lo que resulta imposible. Si llega a ser presidenta espero que haya contado las mentiras justas. O sea, que engañe, que traiga solo a quien merece ser traído. Y no como hizo Dilma, traer a quien no merecía ser traído. Marina no aprovechó la oportunidad de situarse como una candidata realmente alternativa. No he entendido todavía lo que está diciendo que sea diferente de Dilma. No lo he entendido.

Déborah, en tu exposición en el coloquio hablaste sobre la izquierda y la derecha a partir de (Giles) Deleuze (filósofo francés) de una forma muy interesante…

Déborah – La verdad fue una definición suya en un video que se llama Abecedario. Él tiene otras definiciones de la izquierda, como por ejemplo que el papel de la izquierda es pensar: y que la izquierda pone sobre la mesa temas que la derecha quiere esconder a toda costa. La de la percepción es una que me gusta especialmente porque me ayuda a reconocer posiciones de derechas o de izquierdas. Ser de izquierda es incluso más una cuestión de percepción que de concepto. Ser de derecha es percibir siempre las cosas a partir de uno mismo, como en una dirección postal. Así: yo, aquí, en este lugar, en mi casa, en la calle tal, en la playa de Botafogo, Flamengo, Río de Janeiro, América del Sur. Y reflexionas sobre el mundo allí, como una extensión de uno mismo. Y cada vez que te alejas va perdiendo interés, la cosa va perdiendo valor. Y ser de izquierda es lo contrario: va desde el horizonte hasta la casa.

Eduardo – Ese pensar a partir de sí mismo significa: ¿cómo puedo mantenerme donde estoy y no perder nada? ¿Cómo puedo preservar mis privilegios, mover el mundo sin moverme yo?

Déborah – Creo que Dilma, el PT, han sido de derecha en ese sentido. Lo que importa es extender los propios privilegios a los otros, traer a los otros hacia uno mismo, pero pensando a partir de uno mismo. Lo que soy es lo que ellos deben ser también. Continúo siendo lo que era y doy a los demás un poco de lo que soy, y en el mejor de los mundos van a acabar siendo iguales a mí. Y Marina es –o sería— esa otra manera de pensar desde la selva, desde esos pueblos, sería pensar en otras posibilidades de ser diferente.

Eduardo — Es pensar que el centro de Brasil es la Amazonia y no São Paulo. En el sentido de que es allí donde se está decidiendo el futuro de Brasil, no en São Paulo. Lo que la gente haga allí, con las personas de allí es lo que va a definir lo que Brasil será. ¿Brasil va a ser São Paulo? ¿Igual que São Paulo? ¿Es eso lo que queremos? ¿Un gran São Paulo? ¿O queremos, por el contrario, que Brasil se “amazonice”, que lo que queda de Amazonia en Brasil pueda contaminar el Brasil que se “desamazonizó”. La Mata Atlántica desapareció. No queremos todo de vuelta, pero queremos que la Amazonia nos enseñe a volver a ser mata Atlántica. Queremos que la Amazonia nos enseñe cómo los pobres de la ciudad pueden volver a ser un poco indios. Y sabemos que desde el punto de vista geopolítico histórico, la Amazonia es el centro de Brasil. Es allí donde está pasando todo. Y la gente está debatiendo la elección en São Paulo. Es bueno que debata. Tienen que debatir sobre el agua de São Paulo, está claro. Pero ¿por qué se debate el agua de São Paulo? Es por la Amazonia por lo que falta agua en São Paulo. Es lo que estamos haciendo en la Amazonia por lo que estamos sufriendo falta de agua aquí. Ah, pero la conexión no es directa. Claro que no es directa. Pero existe y es por ella por lo que está ocurriendo. La plataforma de Dilma, en el fondo, es eso. Miras desde São Paulo, Brasilia, Río… Miras la Amazonia desde donde estás y ves la Amazonia allá en el fondo. Entonces puedes mirar a Brasil desde la Amazonia y preguntarte lo que significa. Eso es salir de donde estoy, y cambiar mi posición.

Creo que fue Isabel Stengers (filósofa belga) la que dijo que “el capitalismo puede no preocuparse por la atmósfera, pero es mucho más grave que la atmósfera no se preocupe por el capitalismo”. Tú, Eduardo, afirmas que es más fácil imaginar el fin del capitalismo que el fin del mundo, pero que vamos a tener que imaginar los dos. Pero quien habla del fin del capitalismo, se ve como alguien que está en las nubes, que está fuera de la realidad. ¿Si esa también es una crisis de imaginación, cómo hacerlo, en la medida en que sería imaginación contra poder?

Eduardo – El ambiente, el clima, la atmósfera están cambiando más deprisa que el capitalismo, que la sociedad. Obama ha hablado de eso ahora. Siempre imaginamos la sociedad cambiando a un ritmo mucho más rápido que la naturaleza, que era un telón de fondo inmóvil en la historia del hombre. El hecho de que el capitalismo no acabe, es la razón por la cual el mundo está acabando, por decirlo así. El capitalismo —ese sistema socioeconómico y técnico, instalado desde el comienzo de la modernidad, con la invasión de América, alteraciones del sistema de propiedad, cambios técnicos que sobrevivieron en Europa a principios del siglo XVI acentuándose de manera dramática con la industrialización y el uso de combustibles fósiles en el siglo XVIII— es el responsable del estado presente del mundo. O sea, para imaginar el no fin del mundo, tenemos que imaginar el fin del capitalismo. Y eso es extremadamente difícil, porque el asunto del capitalismo nunca fue sustituir, sino sumar, superponer. ¿Entonces, qué tenemos hoy? Nunca se consumió tanto carbón como se consume ahora. Por lo tanto, eso de que el petróleo sustituiría al carbón, porque el petróleo es menos contaminante que el carbón, no es verdad. Se está consumiendo más carbón que petróleo. Ahora se está utilizando energía nuclear, energía eólica, energía solar. Y todo eso no ha bajado el consumo de petróleo. Lo que está sucediendo es que estamos añadiendo fuentes de energía, o sea, no parar nunca. Cuanto más, mejor.

¿Y cómo imaginarías el fin del capitalismo?

Eduardo – El fin del capitalismo, probablemente, no vendrá provocado por el agotamiento de las fuentes energéticas. Vendrá de otro lado. Vendrá, probablemente, de catástrofes climáticas, sociales, políticas. Ahí ya me permito soñar un poco. Con una cierta capacidad de la población planetaria poco a poco se irán creando pequeñas bolsas alternativas de deserción. En fin, una cierta “indianización” de la población, en un intento de hacerse independiente de las fuentes globales de mercadería, de los sistemas globales de transporte y de energía y luchar por un mínimo de autosuficiencia local, como ya viene sucediendo en muchos lugares del planeta. Con énfasis en el municipio, en la comunidad, en los gobiernos locales, en los acuerdos locales, en el transporte de corta distancia, en el consumo de productos producidos no muy lejos de casa. Creo que va a haber una cierta contracción de la economía, porque es muy posible que esas crisis afecten a los sistemas mundiales de distribución de energía. Mira esa sequía de São Paulo. ¿Qué es? Significa que, por fin, esas ciudades gigantescas que dependen de redes gigantescas de aprovisionamiento de energía, de agua, de electricidad, etc., se van a volver inviables. Creo que tendemos a un mundo de barrios, más que a un mundo de megalópolis. La tendencia será crear un mundo donde las relaciones de vecindad, la planta solar local, los huertos comunitarios, los gobiernos de concejalías locales, se van a volver cada vez más importantes. Creo que va a haber una inversión de la política, cada vez más de abajo arriba que de arriba abajo. O por lo menos la presión de abajo arriba va a tender a contrarrestar la presión de arriba abajo ejercida por las grandes compañías de petróleo, por los gobiernos nacionales, por los principales responsables de decisión del mundo. Van a empezar a enfrentarse a una proliferación de acciones locales, una multiplicación de iniciativas ciudadanas, si quiere, que van a parecerse más al indio que al turista globetrotter que atraviesa el planeta como si estuviese siempre en el mismo lugar en todas partes. Creo que esa es una manera de imaginar el fin del capitalismo.

Déborah – Pero creo que eso no basta, porque será necesario un enfrentamiento. Si no, termina pareciendo que cada uno con poner en práctica su acción local sería suficiente…

Eduardo — Va a haber sangre, como se dice. Recordemos que la Primavera Árabe tuvo como uno de los factores fundamentales una crisis brutal de abastecimiento alimentario. De pan, particularmente. De trigo. El gobierno chino ha tomado medidas dramáticas de reducción de la contaminación y de intentar bajar un poco la tensión, porque está habiendo una gran cantidad de revueltas populares, de motines, de esas cosas que la gente desconoce, porque la Muralla China es altísima en términos de censura. Pero se está produciendo una reacción de las poblaciones locales, que se están peleando con los gobiernos y presionando para que tomen medidas. El futuro nos reserva grandes acontecimientos malos relacionados con catástrofes climáticas, con hambre, con sequía.

Para vosotros, cualquier salida, si hay salida, pasa por la negación del excepcionalismo humano. Apareció varias veces en el coloquio ese mundo de humanos y no humanos horizontalizados. ¿Cómo sería ese mundo y cómo cambiar una manera de funcionar, en la cual la visión de sí mismo como centro está confundida con la propia identidad de lo que es el ser humano?

Eduardo – Hay una frase que Levi-Strauss escribió cierta vez, que es muy bonita. Dice que comenzamos por considerarnos especiales en relación a los otros seres vivos. Ese fue solo el primer paso para, en seguida, algunos de nosotros comenzar a creerse mejores que los otros seres humanos. Y así comenzó una historia maldita en la que cada vez vas excluyendo más. Comenzaste por excluir a los otros seres vivos de la esfera del mundo moral, volviéndolos seres en relación a los cuales podías hacer cualquier cosa, porque ellos no tendrían alma. Ese es el primer paso para creerte que algunos seres humanos no eran tan humanos. El excepcionalismo humano es un proceso de monopolización del valor. Es el excepcionalismo humano, después el excepcionalismo de los blancos, de los cristianos, de los occidentales… Vas excluyendo, excluyendo, excluyendo… Hasta acabar solo, mirándote en el espejo de tu casa. El verdadero humanismo, para Levi-Strauss, sería aquel en el cual amplías a toda la esfera del viviente un valor intrínseco. No quiero decir que todos son iguales a ti. Todos son diferentes, como tú. Restituir el valor significa restituir la capacidad de diferir, de ser diferente, sin ser desigual. Es no confundir nunca diferencia con desigualdad. No es por azar que todas las minorías exigen respeto. Respetar significa reconocer la distancia, aceptar la diferencia, y no simplemente ir por ahí sacar a los pobrecitos de esa miseria en la que están. Respetar quiere decir: acepte que no todo el mundo quiere vivir como tú vives.

El actual gobierno, por ejemplo, así como sectores de la sociedad brasileña, parece tener dificultad para reconocer a los indios, a los ribereños y a los quilombolas como personas en el camino de las grandes obras. Si eso es difícil cuando se trata de humanos, es inmensamente más difícil respetar las diferencias de los animales, o de los árboles, que, en ese concepto de excepcionalidad que atraviesa nuestra forma de ver el mundo –y a nosotros en el mundo— están al servicio de los humanos…

Eduardo — Una cosa es que digas que los animales son humanos, en el sentido de derechos humanos. Otra cosa es decir que los animales son personas, es decir, son seres que tienen valor intrínseco. Eso es lo que significa ser persona. Reconocer derechos a los demás vivientes no es reconocer derechos humanos a los demás vivientes. Es reconocer los derechos característicos y propios de esas diferentes formas de vida. Los derechos de un árbol no son los mismos derechos que tiene un ciudadano brasileño de la especie homo sapiens. Lo que no quiere decir, no obstante, que no tenga derechos. Por ejemplo, el derecho a la existencia, que solo puede ser negado bajo condiciones que exigen reflexión. Los indios no creen que los árboles sean iguales que ellos. Lo que ellos creen simplemente es que no haces nada impunemente. Todo ser vivo, con excepción de los vegetales, tiene que quitarle la vida a otro para sobrevivir. La diferencia estriba en el hecho de que los indios lo saben. Y saben que eso es algo serio. Nos hemos acostumbrado a hacer nuestra caza en los supermercados, no somos capaces de mirar de frente a una gallina antes de matarla para comer. Así, perdemos la consciencia de que vivimos en un mundo en el que vivir es peligroso y trae consecuencias. Y que comer tiene consecuencias. Los animales serían personas en el sentido de que poseen valor intrínseco, tienen derecho a la vida, y solo podemos quitarles la vida cuando nuestra vida depende de ello. Es una cosa que para los indios, está absolutamente clara. Si matas por nada, vas a tener problemas. Ellos no están diciendo que todo da lo mismo. Están diciendo que todo posee un valor intrínseco y que mover eso te hace responsable. Creo que el símbolo de nuestra relación con el mundo, hoy, es el tipo de guerra que los Estados Unidos hacen con los drones, esos aviones no tripulados, o apretando un botón. O sea, no ves la desgracia que estás produciendo. Nosotros todos, hoy, estamos en una relación con el mundo cuyo símbolo es el drone. La persona está allí en los Estados Unidos apretando un botón en un ordenador, y eso va a Pakistán, tira una bomba sobre una escuela y la persona que apretó el botón ni siquiera sabe lo que está ocurriendo. O sea, estamos distantes. Las consecuencias de nuestras acciones están cada vez más lejos de nuestras acciones.

Se perdieron los sentidos y las conexiones entre morir y matar…

Eduardo – Exactamente. O sea, el indio que va por la maleza y tiene que flechar al enemigo, tiene que correr con las consecuencias psicológicas, morales, simbólicas de eso. Aquel soldadito americano que está en un cuartel en los Estados Unidos apretando un botón, no sabe lo que está haciendo. Porque está lejos. Estás cada vez más alejado de los efectos de tus propias acciones. Por lo tanto, todos somos drones en ese sentido. Compramos carne en el supermercado cuadradita, bien empaquetadita, refrigeradita, sin la cara del bicho. Y estás lo más lejos posible de esa cosa horrible que es el matadero. De aquella cosa horrorosa que son las haciendas en donde las gallinas están alineadas en jaulas estrechas. Si la gente recordara que el 50% de las gallinas que nacen son gallos y que ese 50% que nace se tritura al nacer para convertirse en pienso porque no pone huevos, tal vez no conseguiría comer gallinas. Si viese que la mitad de los pollitos van todos vivos a la máquina trituradora, tal vez mejorase un poco. Pero la gente no quiere saberlo. En eso somos iguales al soldado americano que aprieta el botón para matar inocentes en Pakistán. Hacemos lo mismo con las gallinas. Somos drones. Tenemos una relación con el mundo igual a la que los Estados Unidos tienen con sus máquinas de guerra. Somos como los pilotos de la bomba atómica que no sabían bien lo que estaban haciendo cuando soltaron la bomba atómica sobre Hiroshima. Disociación mental. Eso de no darse cuenta de lo que hacemos, por una parte está aumentando. Pero, por otro lado, con el cambio climático, las personas están empezando a percibir que lo que hacen influye en el mundo. Estamos en un momento crucial: por un lado, el aumento brutal del modelo drone, con todo cada vez más distante, y por otro, las catástrofes llamando a la puerta. El mar está subiendo, el huracán está llegando. La sequía está viniendo.

Quería terminar preguntando lo siguiente: Habéis escrito que todo lo que puede decirse sobre el cambio climático se vuelve anacrónico y todo lo que puede hacerse al respecto es necesariamente poco y demasiado tardío. Entonces, ¿qué hacer? ¿Cómo soñar otros sueños, como dice Isabel Stengers? O ¿cómo danzar para que el cielo no caiga sobre nuestra cabeza, como hacen los indios?

Déborah – Es demasiado tarde para algunas cosas, pero no para otras. No nos podemos olvidar nunca de eso. Por ejemplo: no podemos hacer desaparecer a corto, medio o largo plazo los gases de efecto invernadero. Ni el fuerte desequilibrio energético que hemos causado, ya imprimimos al sistema climático de la Tierra. Y como las emisiones continúan aumentando, creo que no sería razonable esperar, políticamente, que esas emisiones paren de una hora para otra.

Eduardo – El mundo se calienta y no va a dejar de calentarse incluso si paramos ahora. Ya ha comenzado un proceso que es, hasta cierto punto, irreversible.

Déborah – Entonces, una parte de lo que va a pasar no depende más de nuestras decisiones y acciones presentes. Ya es pasado. Pero existe una diferencia enorme entre un calentamiento de dos grados y un calentamiento de, no sé, cuatro o seis grados. Esa diferencia es la diferencia entre un mundo difícil y un mundo hostil a la especie humana y a otras especies más. Es decir, la diferencia se traduce entre miles de muertes por año en virtud de eventos extremos y millones de atormentados del clima, de víctimas fatales, tal vez centenares de millones, incluso, como algunos han llegado a decir. Eso sin contar las otras especies. Por lo tanto, no podemos darnos el lujo de desesperarnos, creo.

¿La desesperación es un lujo?

Déborah – Sí, la desesperación sería un lujo. Si pensamos en nosotros mismos, en nuestros hijos, y en otros vivientes que existen y van a existir, desesperarse no es una opción. Entonces, por un lado, tenemos que hacer lo que se pueda para reducir esas emisiones, para crear también condiciones de adaptación de las diferentes poblaciones, de los ecosistemas, a los efectos del calentamiento global. Eso, en relación a lo que ya fue y a lo que todavía será, que no podremos evitar. Y, por otro lado, tenemos que hacer, como dice Donna Haraway (filósofa americana), en una expresión que es muy buena, pero que no se puede traducir bien al portugués: Stay with the trouble. Quedarse, vivir con el problema. Aguantar. No solo es soportar el golpe. Es: sí, tenemos el mundo empobrecido, pero vamos a vivir en él. Lo que significa vivir como la gran mayoría de las personas ya vive. Personas que no pueden protegerse de este mundo que hemos creado, o creemos haber creado. Hay una parte de poblaciones que stay with the trouble desde hace mucho tiempo, y vamos a tener que aprender de ellas.

Eduardo – Vamos a tener que aprender a tener sociedades con capacidad de cambiar de escala. Imagina una aldea indígena, en una isla, en donde el mar sube un metro. Será necesario cambiar la aldea de lugar porque el mar subió un metro. Va a tener que entrar más adentro de la costa. Es duro y tal, pero cambia de lugar. Ahora, imagina Nueva York. Los tipos no van a conseguir quitar el Empire Estate del lugar. O sea, hay modos de vida en los que es mucho más fácil adaptarse a lo que viene. Por un lado, decimos: ¿A quién le va a ir mal primero? A quienes primero les va a ir mal con el cambio climático va a ser a los pobres. Van a ser los primeros en sufrir. Es verdad. Por otro lado, desconfío que ellos vayan a ser los primeros en sufrir y los primeros en encontrar una salida.

Eliane Brum es escritora, reportera y documentalista. Autora de los libros de no ficción “Coluna Prestes – o Avesso da Lenda”, “A Vida Que Ninguém vê”, “O olho da Rua”, “A Menina Quebrada”, “Meus Desacontecimentos”. Y de la novela: “Uma Duas”. Site: elianebrum.com Email: elianebrum.coluna@gmail.com Twitter: @brumelianebrum

 

MIRAFLORES y el puente “colorao”

Destacado



Cuando usted, amable  lector, pase por el distrito de Miraflores y vea estos paneles publicitarios con el lema “Vao Colorao” no vaya a creer que es la reencarnación electoral del Colorao Ricardo Belmont ¡Dios nos libre!.

MUÑOZ1

Se trata de don Jorge Muñoz Wells, alcalde de Miraflores y candidato de Somos Perú a la reelección 2014. Me parece un buen tipo y mejor funcionario público. Hasta me atrevería a afirmar que volveré a votar por su candidatura.

Pero la primera vez que vi uno de estos paneles -mientras lo instalaban en la esquina de mi casa- me provocó llamar a Serenazgo para denunciar que los candidatos rivales estaban colocando paneles contra el alcalde con el lema “Vago Colorado”. Hasta que comprobé que eran paneles del propio Muñoz quien, dicho sea de paso, nada tiene de vago. Todo lo contrario. En su gestión ha demostrado ser bien chamba pero da la impresión que tiene un quintacolumnista en su propio equipo de campaña.

Para el creativo del “Vao Colorao” el mensaje sirve para demostrar que Muñoz tiene calle o, mejor dicho, “calletano” y no es un pitugco miragflorino versión Ellian Karp. Pero si hablamos de jeringa, es decir, de jerga, solo me quedaría decirle ya pe cuñao, no me huevees ¿alguien en su sano juicio puede creer que el eslogan “Vao Colorao” va a mover a la gentita miraflorina a votar por Muñoz?

muñoz

Creo que el alcalde tiene tiempo para retirar esos paneles y los vecinos reconocerán que tiene cojones para enmendar un error. Yo no quiero un alcalde para llamarlo “colorao” en la calle. Quiero un burgomaestre que se haga respetar por propios y extraños, sobre todo si son sus potenciales votantes. No quiero ser su amigo, menos su pata ni su chochera, quiero una autoridad electa que me respete y se haga respetar.

Lo cierto es que el alcalde Muñoz no tiene mucha competencia. Por ahí se ven unos carteles amarillos cuyo lema es reordenar el tráfico (del entorno de Castañeda) y otro cuyo apellido me hace recordar la ofensiva de los panzergruppen sobre Stalingrado y no es la primera vez que postula, sin embargo, su fotografía es la misma de siempre y debo reconocer que un candidato cuya vanidad, photoshop o el bisturí  lo mantenga eternamente joven… no me da nadita de confianza.

Y hablando de errores, el “Vao Colorao” puede que termine convertido en anécdota electoral, pero lo preocupante es que hace unos días el alcalde Muñoz anunció la construcción de un puente mellizo al Villena, en pleno malecón miraflorino.

muñoz3puente

Y esa es una de las razones por las que puse en duda mi voto a su candidatura.

Yo sé que un voto no hace el verano pero me parece un despropósito incentivar el tránsito vehícular en un espacio que no sólo se ha convertido en emblema turístico de la capital peruana, sino que se trata del único, ojo, ÚNICO lugar en Lima donde los deportistas, turistas y transeúntes pueden respirar aire puro sin verse afectados por los humos venenosos de los vehículos.

Cada vez que veo a los ciclistas y corredores por la avenida Salaverry, o por la avenida Arequipa o en las calles vecinas al Pentagonito; sólo me queda lamentar que tanto esfuerzo ciudadano se vea afectado por el humo que respiran sus pulmones. En el malecón, empero, el fuerte viento marino empuja  aire contaminado creando un espacio único para limpiar los pulmones.

Si Lima no es la ciudad capital más contaminada del planeta es porque tiene varios kilómetros de litoral que día y noche ventila y ayuda a circular los humos malignos de nuestros automóviles, sobre todo, de transporte público. Como sabemos, los peruanos estamos obligados a consumir el pésimo combustible de nuestras refinerías y a respirar los humos del peor parque automotor que circula por nuestras calles.

Lamentablemente, todo este empuje eólico se termina aglomerando en aquellos distritos cercanos a los contrafuertes andinos, donde la niebla y el smog producen una lluvia ácida que cae sobre su barrio.

Y es así como se ve actualmente el puente Villena. Ojo, que no es una foto de su hora punta, cuando los autos se aglomeran cuadras antes para pasar por el embudo formado por el puente:

muñoz2

Pero construir un nuevo puente no va a aliviar el tráfico. Todo lo contrario. Multiplicará la circulación de vehículos por una de las zonas emblemáticas del turismo capitalino. Construir un puente mellizo al Villena será como construir una carretera desde Cusco hasta Aguas Calientes.

Y esto me hace recordar la exitosa campaña antitabaquismo del alcalde Muñoz. Cada vez que me tomo una café en el Haití ya no respiro el humo de los cigarrillos vecinos, pero me enveneno con el humo que dejan los buses que pasan por Diagonal o por el ruido de las alarmas de los coches estacionados. Caminar cinco cuadras por la alameda central de la avenida Pardo o de la avenida Arequipa y respirar el humo de los vehículos equivale a fumarse una cajetilla de cigarrillos.

Es bueno recordar que hace varias décadas, en Estados Unidos, empezó una campaña para acabar con el consumo de cigarrillos y así evitar la enorme cantidad de muertes por distintos tipos de cáncer. Como siempre copiamos todo lo que viene de EE.UU. aquí también se implementaron esas políticas de salud. Pero en EE.UU. acaban de comprobar que la dura campaña de prohibición de cigarrillos no afectó el número de enfermos y que el verdadero gran causante del daño es el humo de los automóviles. Obviamente, meterse con los cigarrillos es políticamente correcto, pero nadie se atreve a tocar a las grandes empresas petroleras gringas que no sólo imponen presidentes y gobernadores, sino que llegan a convencer a la opinión pública para gastar billones de dólares en invasiones como las de Irak y Afganistán.

El asunto es que Lima es una ciudad gravemente contaminada que alivia sus humores gracias al viento marino. Sin embargo, a la administración Muñoz se le ocurrió construir un puente mellizo al Villena para facilitar la vida de los automovilistas y fregarle la vida a los vecinos.

muñoz6

La tendencia en ciudades civilizadas es todo lo contrario: hacerle la vida imposible a los automovilistas con mejor servicio de transporte público, ciclovías, duras penalidades, áreas verdes, teleféricos, etc. En Manhattan ya no es novedad escuchar a sus vecinos jactándose de no tener brevete. En varias ciudades europeas se alquilan bicicletas y bicimotos eléctricas y se ofrecen facilidades a los usuarios como estacionamientos cercanos al metro o a los paraderos de buses.

Aquí, en Miraflores, quieren construir un puente para que transiten mas automóviles, camiones cargados de desmonte y pesados buses de  transporte público. Y son varios los parques y otras áreas verdes que serán arrasadas para construir  el bendito puente “colorao”.

Si quieren hacer un puente pegado al Villena pues que sirva solo como ciclovía y como vereda panorámica para gozar el paisaje circundante. Al mismo tiempo se debe prohibir el paso de vehículos pesados (camiones y buses de transporte público)  y poner tantas trabas como para convencer a los automovilistas de que no vale la pena perder tiempo usando el malecón y su puente.  Hoy en día, Miraflores se ha beneficiado con los servicios del Metropolitano (Vía Expresa) y de los buses azules impuestos por la alcaldesa de Lima (Larco y avenida Arequipa). Lo genial sería contar con estacionamientos para bicicletas junto a los paraderos y así acceder con mas facilidad a estos servicios públicos de transporte público.

Estacionamiento para bicicletas junto al metro de Santiago

Estacionamiento para bicicletas junto al metro de Santiago

Los más afectados con el puente “colorao” serán los vecinos de las calles Bolognesi y Fanning, donde ahora verán duplicado el humo, las bocinas y las alarmas de los vehículos. El aumento de la contaminación será inversamente proporcional al precio de sus predios: ¿quién va a querer vivir en calles donde transitan tantos buses, camiones y automóviles?

El puente “colorao” también afectará a los deportistas, transeúntes y turistas que pasean por el malecón limeño. Por si fuera poco, el paso del doble de vehículos dañará los taludes que soportan el malecón, que hoy en día ya muestran grietas y hundimientos por el desmesurado peso que soportan.

No importa si el alcalde Muñoz insiste en sus paneles publicitarios del “Vao Colorao”. Sólo espero que, una vez reelecto, archive para siempre esa locura de multiplicar la circulación de vehículos por un puente mellizo al Villena y mantenga su compromiso de hacer de Miraflores un buen lugar para respirar el aire que nos llega del mar.

2001, Odisea en el QHAPAC ÑAN

Destacado



Ahora que la Unesco declaró al Qhapac Ñan como patrimonio cultural de humanidad es bueno recordar a los gestores de su conservación, investigación y difusión. Sobre todo estos últimos pues los arqueólogos, historiadores y funcionarios públicos ya se reventaron suficientes cohetes  con la declaratoria, olvidando de paso a los caminantes y reporteros que pasito a paso hemos perdido más de un riñón a la hora de recorrer estos imponentes caminos reales prehispánicos.

Antes debemos reconocer que la  investigación y conservación del Qhapac Ñan se debe a un decreto supremo emitido durante el gobierno del presidente Valentín Paniagua. Fue el “2001, Odisea en el Qhapac Ñan” pues a partir de ese año el proyecto contó con ingresos propios necesario para el trabajo de los técnicos y funcionarios. La posta fue tomada durante la gestión del Dr. Luis Lumbreras en el Instituto Nacional de Cultura, cuando el Qhapac Ñan dejó de ser un proyecto para convertirse en un programa con 40 equipos de arqueólogos trabajando por todo el país en la recuperación de los tramos. Durante la gestión de la Dra. Cecilia Bákula en el INC fue cuando se internacionalizó con sus pares de Chile, Ecuador, Bolivia, Argentina y Colombia; un paso fundamental para su reciente declaratoria aprobada por la Unesco.

Pero desde antes del siglo XXI ya veníamos trajinando por el Qhapac Ñan para difundir su atractivo turístico y fomentar su protección y conservación. Sin duda, el camino a Machupicchu es el que tiene mayor acogida por su espectacular entorno paisajístico, su buena infraestructura y la maravilla que nos espera a los caminantes al final del camino. Pero yo tengo una especial predilección por el camino inca vinculado al nevado Pariacaca, con algunos tramos que nada tienen que envidiar a los de Cusco.

http://www.pariacaca.com

http://www.pariacaca.com/index.php?option=com_content&view=article&id=32:tras-las-huellas-del-apu-pariacaca&catid=59:escalerayoc&Itemid=73

Otra ruta espectacular es la que va desde Choquequirao a Machupicchu, pasando por Vilcabamba La Vieja. Es una ruta de gran dificultad pero que deja maravillado y acalambrado a los caminantes. También recuerdo las sorprendentes veredas de Cajatambo, en Lima, que pasa por antiguas minas coloniales y se conecta con la zona de Lauricocha y Yanahuanca. Ni qué decir de los caminos circundantes a Huanucopampa o los tramos empedrados vecinos al hotel Puerto Inca, en Arequipa, que hasta la fecha se han podido salvar de la hecatombe que ha provocado en la zona la existencia de relaveras y minería informal en la vecina Chala.

Antiguas veredas empedradas de Puerto Inka, en Arequipa. Se dice que llegaban a Cusco.

Antiguas veredas empedradas de Puerto Inka, en Arequipa. Se dice que llegaban a Cusco.

 

Caminos similares pude transitar muy cerca a la laguna de Pacucha, en Andahuaylas, vinculados a esa pirámide ceremonial que hoy en día es escenario del Sondor Raymi. En los años 80, en plena guerra interna, tuve la oportunidad de recorrer los tramos vecinos a Vilcashuamán, en Ayacucho. Lo transitamos porque Sendero Luminoso no dejaba pasar autos ni camiones por la zona, pero me incentivaron a dejar de reportear temas de terrorismo para dedicarme a la difusión turística.

A raíz de la declaratoria Unesco, no faltan los despistados que preguntan “¿dónde queda el Qhapac Ñan?”, sin entender que se trata de tramos recuperados y algunos casi perdidos. Para los limeños basta con pasear por Cieneguilla, llegar hasta Santa Rosa de Chontay, y luego de pasar por el cementerio ascender por una antiquísima vereda que se alza como caminos colgantes sobre el curso del río Lurín. Algunos tramos se encuentran bien conservados. Otros se ha n derrumbado por la falta de mantenimiento. Muchos se preguntan por qué los incas lo hicieron tan alto y la explicación radica en que en la zona abundaban las ciénagas (de ahí el nombre de Cieneguilla) y los zancudos, entre ellos los que transmiten paludismo. De ahí que optaron por trazar el camino en las alturas para evitar los bichos. Más allá de Chontay también se pueden recorrer algunos tramos. Como el de Sisicaya y Nievería, antes de llegar a Antioquía. En el mismo Huarochirí existen enormes tramos perfectamente conservados, como los de San Andrés de Tupicocha y San Damián de los Checa; en medio del camino que une ambos pueblos están las veredas sacras que rodean Pishcamarca, más conocido como “Cinco Cerros”.

Infografía del Qhapac Ñan de Chontay, cerca a Cieneguilla

Infografía del Qhapac Ñan de Chontay, cerca a Cieneguilla

Pero si no quieren salir de la ciudad se pueden ver tramos pequeños de Qhapac Ñan amurallado en la ciudad universitaria de la Universidad Católica, en Pachacámac y en el complejo arqueológico de Cajamarquilla. Hace unos días, durante el solsticio del 21 de junio, salió el sol en Lima y pudimos comprobar la relación del sol crepuscular con el trazo de los viejos caminos que unían en centro histórico de Lima con el Callao, a través del jirón Callao.

21 de junio. El solcayenfdo vertical sobre el jirón Callao, en pleno centro de Lima, asfaltado sobre el antiguo Qhapac Ñan que comunicaba el centro con el puerto del Callao

21 de junio. El sol cayendo vertical sobre el jirón Callao, en pleno centro de Lima, asfaltado sobre el antiguo Qhapac Ñan que comunicaba el centro con el puerto del Callao

Pero no quiero olvidar a los caminantes, exploradores y periodistas que desde fines del siglo XX difundieron la necesidad de proteger y conservar el Qhapac Ñan. El primero que se me viene al recuerdo es don Ricardo Espinoza, más conocido como “El Caminante” desde que decidió andar todo el litoral peruano en una jornada que sirvió de inspiración para los entonces jóvenes reporteros. Creo que fue en el 2001 cuando Espinoza publicó su libro dedicado al Qhapac Ñan, luego de transitarlo y recopilar suficiente información para su publicación.

Si de caminar se trata cómo no citar al “Chaski” Felipe Varela Travesí. Llegó un buen día a la redacción de Andares con un reportaje a su recorrido por la costa norte de Lima y desde entonces se convirtió en caserito de la revista. Una sola vez intentamos seguir sus pasos y terminamos con las piernas atrofiadas. Con el paso de los años comprobamos cómo se fue mimetizando con los caminos andinos y no nos sorprendía cuando llegaba con recorridos a 200 a 300 kilómetros siempre preocupado por la recuperación del Qhapac Ñan. Hace poco lo acompañamos a Cusco para la presentación de un documental de History Channel en que hizo de protagonista. El Chaski es un lo de los pocos peruanos que se puede jactar de haber recorrido casi todo el Qhapac Ñan.

http://www.larepublica.pe/08-08-2005/felipe-varela-travesi-se-hace-camino-al-andar

chaski2

Creo que fue en 1997 cuando decidimos recorrer todos los pueblos que aparecen en el Manuscrito Quechua de Huarochirí, más conocido como Dioses y Hombres de Huarochirí por la traducción de José María Arguedas. Ahí fue cuando comprobamos que el Qhapac Ñan limeño gozaba de buena salud con tramos que nada tienen que envidiar a los antiguos caminos cusqueños.

Aquí debemos destacar las investigaciones arqueológicas pioneras de Duccio Bonavia, Pierre Duvoils y César Astuhuamán, pero del lado de los reporteros y expedicionarios rescato al recorrido en bicicleta realizado por el equipo de Peru Bike con Yuri Mellet y su recio team de ciclistas. Ellos abrieron nuevas rutas en una época en que resultaba difícil conseguir bicicletas especialmente acondicionadas y se atrevieron a realizar estas expediciones con simples bicicletas de montaña MadeinPerú.

Yuri Mellet en la ruta del Pariacaca

Yuri Mellet en la ruta del Pariacaca

Otro experto en la zona es Bruno Castro Pletikosic. Un aventurero de raza que se ganaba la vida como oficinista bancario en el centro de Lima hasta que descubrió la ruta huarochirana y se convirtió en un Llacua del Pariacaca… algo así como sumo sacerdote y guía turístico de alta montaña. La última vez que lo vi debió ser hace un par de años. Yo pasaba por las alturas de Huancaya, rumbo a Tanta, cuando en medio del camino apareció Bruno y sus secuaces. El pelo largo, la mochila en la espalda, los bastones gastados de tanto trotar y el rostro quemado por el sol del altiplano. Sentí una envidia sana por ese caminante. A Bruno le debemos no sólo la identificación de nuevas rutas en los alrededores del Pariacaca, sino también su tenaz defensa de los tramos del Qhapac Ñan, los restos arqueológicos de la zona y del hermoso paisaje local.

Bruno (centro) por las rutas del Qhapac Ñan cordillerano

Bruno (centro) por las rutas del Qhapac Ñan cordillerano

En uno de los viajes al Pariacaca decidimos hacerlo a caballo para evitar esos 20 kilómetros de caminata sobre los 4 mil metros sobre el nivel de la Costa Verde. Pero no contamos con la sensibilidad del equino que perdió toda su docilidad cuando se me ocurrió abrir un mapa poco antes de llegar a las orillas de Mullucocha, la laguna sagrada. El bicho se encabritó con la clara intención de arrojarme de su lomo, pero no contó con mi experiencia como caballero que me hizo abrazarme a su cuello y soportar sus brincos hasta que me pude lanzar sobre un colchón de ichu siempre cuidando el equipo fotográfico. Pero el caballo no se conformó con asustarme sino que se me vino encima con ganas de dejarme las huellas de su herradura en alguna parte de mi espalda. Y fue entonces cuando se me salió el indio y lo recibí a pedradas y lo perseguí por el fino trazo del Cápac Ñan. Días después, de retorno en Tanta, los pobladores comentaban esa imagen que hasta ahora me da vergüenza de solo recordarla: este servidor persiguiendo a pedradas al caballo mientras le dedicaba todo mi archivo de insultos aprendidos en las calles del Rico Rímac.

En otro reportaje decidimos realizar el recorrido por el Qhapac Ñan del Pariacaca en un “llamatreck” y ahí tuve mi primera lección de zoología de camélidos sudamericanos: son gregarios, es decir, andan en grupo con un macho alfa a la cabeza y su harén de hembras y cachorros detrás. Obviamente el pastor de Tanta nos recomendó cargar todo los equipos sobre el lomo de las hembras y no del macho. Le dije que eso me parecía machista y expuse varios principios de la teoría de género. Como era predecible, el pastor ni me escuchó y se dejó llevar por su ancestral sabiduría. “Las hembras son las que cargan, carajo”, fue su sabia sentencia. No le faltaba razón. A mitad de camino nos cruzamos con otra recua de llamas vecinas y nuestro macho alfa enfiló contra su homólogo rival por cuestiones territoriales. Cuando buscamos las cámaras para fotografiar un combate de camélidos en las alturas del Pariacaca, nos dimos con la sorpresa que las llamas hembras también se salieron del camino siguiendo al macho y nosotros terminamos persiguiendo a toda la manada solo para salvar nuestras mochilas y equipos fotográficos.

Las llamas que nos acompañaron en la ruta al santuario del Pariacaca sobre el impecable camino empedrado

Las llamas que nos acompañaron en la ruta al santuario del Pariacaca sobre el impecable camino empedrado

El esfuerzo que decidimos ahorrar con las llamas porteadores terminó con varios soroches de tanto perseguir a los camélidos en esas alturas de las sierras limeñas. De retorno en Tanta le dije al pastor que en el parque nacional Yellostone, en varios pueblos del lejano Oeste gringo hasta en los circuitos del Señor de los Anillos en Nueva Zelanda se usan llamas porteadores para los caminantes. “Es que son llamas gringas pues”, fue su respuesta. Ante mi incredulidad, el buen pastor insistió: “claro pues, esas son llamas individualistas, son mas capitalistas”. Ahí aprendí que para desarrollar el “llamatreck” en el Perú tendríamos que criar llamitas alejadas de la manada para fomentar su “individualidad capitalista”.

Lo cierto es que EE.UU. Canadá, Australia, Chile y Nueva Zelanda nos llevan años luz en el uso de llamas para los circuitos de caminatas de montaña. Y aquí las usamos como atractivo de fotógrafos ambulantes. Recomiendo visitas estas páginas para entender el éxito del uso de llamas en el desarrollo turístico de destinos de alta montaña.

www.llamas-information.com

www.dartmoorllamawalks.co.uk

www.camelidynamics.com

Llamas para trecking en Idaho, Estados Unidos

Llamas para trecking en Idaho, Estados Unidos

Llamas usada en los parques nacionales de EE.UU. y Canadá

Llamas usada en los parques nacionales de EE.UU. y Canadá

Campamento con llamas porteadoras en Ohio, EE.UU.

Campamento con llamas porteadoras en Ohio, EE.UU.

Y es que las llamas tienen una ventaja comparativa en relación con mulas y otros animales de carga. No usan herraduras y sus pezuñas están acolchadas de tal manera que sus pisadas no afectan el entorno. A diferencia de equinos y del ganado vacuno o caprino, los camélidos sudamericanos no arrancan las plantas desde la raíz pues sus dientes tienen una conformación que permite podar y no arrancar de raíz. Por si fuera poco su excremento es pequeño y es un excelente abono natural.

Y  hablando de Llamatreck los pioneros en el Perú fueron unos guías en la Cordillera de Huaylas  que desaparecieron a mediados de los años 90 sin dejar rastro de su obra. Años después surgió la figura de mi tocayo Roberto Aldave, un cineasta formado en la Universidad de Lima que volvió a su patria chica, Chuiquián, la bautizó como “Espejito del Cielo” e inició una larga y a veces incomprendida campaña para convertirla en un destino turístico. Chiquián es la puerta de ingreso al célebre circuito de “la Vuelta al Huaylash”, uno de los circuitos favoritos por los caminantes de todo el mundo. Hace unos años, Aldave inauguró la “Ruta de la Cantuta”, siempre partiendo desde Chiquián, para “subir” hasta las planicies vecinas al Abra de Conococha y sus bosques de piedras. En la ruta, acompañado con llamas de carga, se pasa por pueblos donde aun se usan quipus funerarios y otras antiguas costumbres andinas. La ruta sirve para recorrer tramos espectaculares del Qhapac Ñan ancashino. Aldave está ahora en Washington DC, como invitado especial a un festival dedicado al Perú en los ambientes del imponente Museo nacional del Indio Americano, del Instituto Smithsoniano.

Roberto Aldave en plena chamba en la Ruta de la Cantuta.

Roberto Aldave en plena chamba en la Ruta de la Cantuta.

Más al sur cabe destacar la figura de James Posso, forjador del Cañón de Cotahuasi como nuevo destino turístico de Arequipa. Hoy en día James lleva varios libros publicados, edita una revista de viajes en Arequipa, expone de vez en cuando sus fotografías y ya tiene fama como documentalista. Es uno de los expedicionarios y comunicadores que mas conoce el sur del Perú.

También fue colaborador de la revista Andares y a él le debemos la protección, conservación y difusión de varios tramos del Qhapac Ñan en Arequipa, Moquegua, Puno y Cusco. Una de sus últimas hazañas fue lograr fotografiar los últimos especímenes de la nutria de agua dulce del Colca, un animal que se creía extinguida en la zona.

http://www.larepublica.pe/15-12-2013/con-ustedes-la-nutria-del-colca

James Posso (polo amarillo) en una laguna del valle de los Volcanes donde descubrieron especies de la nutria que se creían extinguidas

James Posso (polo amarillo) en una laguna del valle de los Volcanes donde descubrieron especies de la nutria que se creían extinguidas

Han pasado bastantes años desde que empezamos a recorrer estos tramos empedrados, pero lo primero que me viene a la mente son las anécdotas.

En los caminos de Machupicchu

En los caminos de Machupicchu

Pero así como el uso de llamas es una buena alternativa para desarrollar los nuevos circuitos del Qhapac Ñan, así también debemos considerar el uso de nuevas tecnologías para realizar amplios tramos de los caminos incas. Con el paso de los años perdemos fuerzas para soportar estas caminatas, pero el uso de exo-esqueletos es una buena alternativa.

Berkeley-Exo-HR.jpg

Hoy en día son de uso militar y médico. Incluso, en el reciente inauguración del mundial Brasil 2014 se presentó un aparato diseñado por un ingeniero brasileño. Su costo no baja de los 25 mil dólares pero confío en que en los próximos años baje de precio o se diseñen exo-esqueletos de uso recreativo como para volver a transitar estos caminos altoandinos sin necesidad de porteadores.

exo2

Sólo así espero volver a recorrer el Qhapac Ñan y repetir mi odisea por los antiguos caminos prehispánicos.

DOÑA SOFÍA, REINA DE LOS MOCHES

Destacado



Si Juan Carlos I pasó a la historia por su célebre “por qué no te callas”, la reina Sofía acaba de lanzar otra frase de antología a propósito de su nuevo papel como reina-madre: “Llámenme como quieran” fue su respuesta a los periodistas cuando le consultaron cómo denominarla ahora que su consorte abdicó a la corona de España.

A partir del 18 de junio, perderá su título de reina doña Sofía de España y Hannover, que reemplazó a princesa doña Sofía de España (cuando se casó con el príncipe Juan Carlos en 1962) que a su vez reemplazó a su Alteza Real la princesa Sofía de Grecia y Dinamarca, con el que fue bautizada el día de su nacimiento, 2 de noviembre de 1938.

Pero aquí prefiero recordarla como Sofía, la reina de los Moches, en honor a su apoyo incondicional a las investigaciones arqueológicas que hicieron célebre al complejo de las Huacas del Sol y de la Luna, en Trujillo.

La reina junto al mural de Huaca de la Luna

La reina junto al mural de Huaca de la Luna

Prueba de ello es que el 28 de octubre del 2008, en el marco de una visita oficial de la familia real española al Perú, la reina hizo realidad un viejo sueño: trabajar hombro a hombro con el equipo de arqueólogos de la Huaca de la Luna dirigidos por Ricardo Morales y Santiago Uceda.

Ricardo Morales reveló que la reina solicitó este privilegio el mismo día de la entrega del IV Premio Internacional Reina Sofía de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural, otorgado dos años antes, en el 2006, a los sorprendentes trabajos y hallazgos en Huaca de la Luna.

La reina en plena tareas de limpieza con el apoyo de Ricardo Morales

La reina en plena tareas de limpieza con el apoyo de Ricardo Morales

La reina Sofía con Pilar Nores en el enigmático Muro del Tema Complejo

La reina Sofía con Pilar Nores en el enigmático Muro del Tema Complejo

La intención de la reina Sofía era participar en el develamiento de un mural polícromo hallado en un escalón de la fachada principal del templo trujillano.

Morales recordó que la reina quedó impresionada luego de ver el vídeo presentado por la Backus (auspiciadora del proyecto arqueológico) en la ceremonia de entrega de este galardón. Ese mismo día y fuera de los protocolos, la reina Sofía le confió que es arqueóloga y que antes de su matrimonio ejerció su profesión en algunos complejos arqueológicos griegos. “Desde entonces no he vuelto a ejercerlo”, reveló la soberana española.

Sofía Margarita Victoria Federica Schleswing-Holstein Gluckburg, estudió arqueología, puericultura y música. Es académica de la Real Academia de Bellas Artes de san Fernando y de la real Academia de la Historia. Y recibió el doctorado honoris causa por la universidades de Rosario (en Colombia), Valadolid, Cambridge, Oxford, Georgetown, St. Mary’s University (Texas), New York y Seisen, de Tokyo.

Recorrido por las instalaciones de Huaca de la Luna

Recorrido por las instalaciones de Huaca de la Luna

El día de su visita a Trujillo, esquivó un almuerzo organizado por el jet-set trujillano para acudir a la Huaca de la Luna y enterrarse un poco en el develamiento del mural Moche. Previamente, posó para la foto oficial con Pilar Nores de García en el Muro del Tema Complejo (ver http://larepublica.pe/blogs/andares/2012/10/12/el-11-s-de-los-moches/) y supo zafarse del recorrido protocolar que había organizado en el entonces mandatario Alan García, quien hizo de guía con el rey Juan Carlos.

Es bueno recordar que el premio Reina Sofía ubicó a las Huacas del Sol y de la Luna entre los complejos arqueológicos más importantes del mundo y lo consolidó como puerta de ingreso al Circuito Moche.

Ahora que el rey Juan Carlos abdicó a la corona y que la reina consorte perderá algunos de sus privilegios reales, sólo me queda agradecer su soberano apoyo al desarrollo científico y turístico del Perú. Todo un ejemplo para los políticos criollos y algunas autoridades que poco o nada hacen por conservar y respetar nuestro legado histórico.

El año pasado, en Cádiz, con el arqueólogo peruano Régulo Franco, director de la Huaca de El Brujo. La reina inauguró la muestra de arte mochica por el bicentenario de "La Pepa"

El año pasado, en Cádiz, con el arqueólogo peruano Régulo Franco, director de la Huaca de El Brujo. La reina inauguró la muestra de arte mochica por el bicentenario de “La Pepa”

EL CIELO NO QUIERE LLAMARSE QUIÑONES

Destacado



A la gente de la FAP le falta vuelo.

Y no me refiero solo a la carencia de horas de vuelo por el mal estado de sus naves. Este domingo organizaron una exhibición aérea para conmemorar el centenario del nacimiento del capitán José Abelardo Quiñones Gonzáles justo cuando la niebla suele cubrir toda la Costa Verde.

Asientos vacíos en el estrado oficial. La niebla los sorprendió.

Asientos vacíos en el estrado oficial. La niebla los sorprendió.

Lo único que no cubrió la niebla fue el papelón institucional.

La idea es buena si consideramos que una exhibición aérea siempre convocará multitudes. Como la que se realizó hace unos años frente a la Costa Verde con naves de la US Army y de la FAP.

Avión de la US Army en la exhibición del año 2008

Avión de la US Army en la exhibición del año 2008

La diferencia es que esta última estuvo bien programada. Pero que la FAP ignore ese manto de niebla que siempre en abril cubre la Costa Verde deja mucho que desear. Si no tienen un buen servicio metereológico hubieran consultado al Senamhi o, mejor, al “Hombre del tiempo” Abraham Levy. Pero si eso era mucho esfuerzo le hubieran preguntado a un pescador de Chorrillos, a un parapentista miraflorino, a cualquier surfista de la Costa Verde o a los vecinos del malecón. La respuesta hubiera sido que la niebla de abril no deja ver ni a las gaviotas. Hasta lo pudieron cancelar con varias horas de anticipación de sólo comprobar ese manto de niebla que fue trepando los acantilados de la Costa Verde desde la noche del sábado.

Si la FAP no puede predecir el mal tiempo en el malecón limeño da miedo pensar qué pasará en caso de un ataque externo.

estación metereológica instalada por la FAP el domingo en el malecón de la marina

estación metereológica instalada por la FAP el domingo en el malecón de la marina

Por si fuera poco, días antes al Congreso de la República se le ocurrió denominar “Cielo de Quiñones” a nuestro espacio aéreo. Y eso fue lo más comentado por las personas que el domingo pasado se quedaron sin ver la exhibición: “este cielo no quiere llamarse Quiñones”, repetían en broma y con cierta desilusión.  Si el capitán viviera creo que hubiera tomado el mando de su NA-50 y lo hubiera empotrado en el edificio del Congreso de la República.

Oficiales de la FAP en el malecón de la Marina, en Miraflores. Tres horas después anunciaron que se suspendía la exhibición.

Oficiales de la FAP en el malecón de la Marina, en Miraflores. Tres horas después anunciaron que se suspendía la exhibición.

El capitán Quiñones merece algo mejor que discursos, títulos, himnos y exhibiciones truncas. Su vida fue de película y valdría la pena financiar un film para recordar a los peruanos que no se trató de ese personaje solemne, aburrido, tristón y trágico que nos presenta la historia oficial.

pict

El capitán Quiñones fue un joven con el temperamento de una Sofía Mulanovich, Fernando Roca Rey, Richard Hidalgo y Claudio Pizarro… todos juntos pero apasionado por los aviones.

Nacido en Pimentel, de chibolo tuvo la suerte de estudiar en el colegio Nacional San José cuando el entonces director, Karl Weiss, se le ocurrió importar desde su Alemania natal tres aeroplanos para ensamblarlos en Chiclayo. De hecho esto debió influir en el joven Pepe Quiñones. Apenas terminó la secundaria desconcertó a sus padres cuando se inscribió en la escuela aérea. Es como si ahora tu hijo te dijera que va a postular para colonizar Marte, sin viaje de retorno.

La cosa es que a los 25 años ya tenía más de 500 horas de vuelo en modelos tan dispares como el Curtis Falcon, Tavel Air, Curtis Hawk y los Caproni versión 113 y 114 acrobáticos. Unos aviones que hoy solo se pueden ver en el museo, pero que en los años de entreguerras había que tener los cojones bien puestos para pilotearlos.

Informe publicado en la revista CARETAS. Con dos pilotos y haciendo piruetas en el caballo

Informe publicado en la revista CARETAS. Con dos pilotos y haciendo piruetas en el caballo

El cadete Quiñones ni siquiera mereció la espada de honor de su promoción. Y la historia oficial esconde detalles sabrosos de su paso por la escuela de Aviación, como esa escapada que lo obligó a saltar un muro para ingresar a la Escuela y se dio cara a cara con un toro de lidia que era el terror de la zona. Esa debió ser la primera vez que voló sin aviones.

El día de la graduación el cadete Quiñones realizó tres vuelos acrobáticos al ras del piso y “de cabeza” con un Caproni de doble ala y a solo metro y medio de altura. Una hazaña digna de las mejores exhibiciones organizadas hoy en día por Red Bull.

avion

Se graduó como piloto de caza y en los años siguientes realizó tres raid como para demostrar su temple. Un Lima-Bogotá sin escalas. Otro Lima-Buenos Aires e integró el equipo de pilotos conocidos como  “los zorros” que unió Lima, Quito, Bogotá, Panamá, Caracas, Paramaribo, Belem do Pará, Fortaleza, Bahía, Río de Janeiro, Asunción, Montevideo, Buenos Aires, Santiago, La Paz y Lima en un solo raid.

Con toda la tecnología aérea del siglo XXI, con el progreso de las comunicaciones, con el apoyo de los satélites hoy en día se siguen cayendo aviones y desaparecen sin dejar rastro. Imagínense lo que significó volar a mediados de los años 30 del siglo pasado con esos aviones a hélice y cuando aun no se había inventado el radar.

Ojo que no era el único. Pepe Quiñones integraba un grupo de pilotos que hoy en día se avergonzarían de asistir, por ejemplo, a esa ceremonia en la que Alberto y Keiko Fujimori presentaron los “nuevos” MIG 29 comprados a la mafia bielorrusa. Fueron cazas que no tenían motores (lo rusos se negaron a venderlos en castigo por comprar aviones a la mafia bielorrusa) y la exhibición parecía un Motor Show, con los avioneros remolcando a mano a los MIG porque sencillamente no podían volar.

aviones-corrupcion-fujimori

Ver… http://larepublica.pe/blogs/andares/2013/09/23/el-mindef-se-va-de-shopping/

Y se volvería a morir su le hubiera tocado vivir la derrota con Ecuador durante el régimen fujimorista.

Pero la inmolación del capitán Quiñones en Quebrada Seca ha sido cuestionado por la historia oficial ecuatoriana. No sorprende. Lo mejor sería recuperar esos partes de guerra escritos por los otros pilotos que acompañaron al Capitán Quiñones en la incursión en Quebrada Seca. Donde reconocen que volvieron con “10 a 15 impactos de bala en el fuselaje” de sus naves. Una prueba de la recia defensa aérea ecuatoriana en este ataque que formó parte de la batalla de Zarumilla.

ZARUMILLA 1

Lo cierto es que el NA-50 del capitán Quiñones recibió varios impactos de bala en el fuselaje y en el tanque de combustible. La nave ardió en el aire y lo cuerdo hubiera sido controlar el avión hasta lograr saltar en paracaídas. Pero nadie sabe qué pensó el capitán Quiñones en ese instante. Para sorpresa de peruanos y ecuatorianos, el avión piloteado por Quiñones giró en redondo y apuntó y se estrelló contra al nido de ametralladoras antiaéreas enemigas instalado en Quebrada Seca. Era el año 1941, cuando Alemania conquistaba Europa mientras sus aliados japoneses hacían lo propio en Asia. Lo de Quiñones no fue precisamente un ataque kamikaze, pues esos pobres pilotos japoneses estaban obligados a estrellarse porque no contaban con el combustible para retornar. Además, días antes de la inmolación del capitán Quiñones, el ejército peruano había realizado una contraofensiva contra los invasores ecuatorianos amparado en un ataque de paracaidistas en la retaguardia enemiga. Se trata del primer ataque en paracaídas realizado en territorio americano, pocos meses después de los realizados por los japoneses en territorio chino y por los alemanes durante la captura de la fortaleza Eben-Emael, en Bélgica.

También es bueno saber que años después fue el senador por Loreto, Coronel (r) Francisco Secada Vigneta, el encargado de presentar la moción para declarar Héroe Nacional al capitán Quiñones. Y Secada no era un congresista cualquiera. Siendo alférez integró el comando de pilotos de los Vought Corsair que bombardeó el buque colombiano “Córdova” durante la guerra por el Trapecio Amazónico. Y también se enfrentó a 3 cazas Curtis Hawk, de la fuerza aérea colombiana pero piloteados por mercenarios alemanes con experiencia durante la Primera Guerra Mundial. Y Secada les dio una pateadura a los germanos, se tumbó un caza y logró escapar del asedio colombo-alemán en medio de una tormenta amazónica.  Es decir, un héroe presentó la moción para hacer héroe a Quiñones.

Insisto en que a la FAP le falta vuelo para celebrar a su héroe.

Más aun si consideramos que el capitán José Abelardo Quiñones Gonzáles es el único héroe peruano que ha ganado una guerra.

quiñoneszjpg

http://frankreyes-art.blogspot.com/2013/10/jose-abelardo-quinones-steampunk-style.html

Paracas y la canción del terremoto

Destacado



Le dicen “el pisqueño” y suele aprovechar los fines de semana para cantar en el malecón de Paracas, más conocido como El Chaco.

A veces canta solo y es ahí donde entona su Canción del Terremoto:

Pero “el pisqueño” también acompaña al “gringo”. Otro personaje de El Chaco que solo canta canciones de Pink Floyd -por eso usa su traje rosa- para luego soltar un discurso libertario referido a la educación. Y no le falta público:

DSCN7543

Sucede que El Chaco ha conservado ese temperamento de caleta que estuvo a punto de perder tras el maremoto que arrasó con el malecón de Paracas en el terremoto del 15 de agosto del 2007. Hoy en día solo queda el triste recuerdo de la tragedia, pues El Chaco bulle de veraneantes que saben que Paracas no sólo vive de la Isla Ballestas.DSCN7552 DSCN7562 DSCN7542

DSCN7576

Paracas y El Chaco tienen buenos hospedajes y mejores restaurantes para todos los gustos y presupuestos. Nosotros elegimos el Aranwa no solo por sus enormes piscinas. Desde el hotel se puede realizar una corta caminata a orillas del mar hasta El Chaco. El Aranwa también tiene un rincón pisquero con una sorprendente oferta de piscos.

http://www.aranwahotels.com/es/paracas.phpDSCN7600DSCN7682

Y si elegimos el Aranwa fue por el detalle de ese viejo barco que parece anclado en el hotel y que se ha convertido en un acogedor restaurante hasta con pista de baile.DSCN7535

Por todo esto, los feriados de Semana Santa son una buena oportunidad para visitar Paracas y su malecón. Y gozar esos atardeceres inolvidables.DSCN7723

El AMAZONAS nace en el río Mantaro

Destacado



En el colegio nos enseñaron que el río Amazonas nace en la confluencia del Marañón y del Ucayali, frente al poblado de Nauta, en Loreto.

Este detalle lo hacía el segundo río más largo del mundo –después del Nilo–, pero por sobre todo los peruanos teníamos que conformarnos co n el orgullo de tener el río más caudaloso del mundo.

Las cosas cambiaron a mediados de los años ’80 del siglo pasado, cuando una expedición polaca liderada por Piotr Chmielinski y JoeKane, miembros de la Amazon Kayak, determinaron el origen del Amazonas en las faldas del nevado Mismi (río Apurímac) en Arequipa. Años después, otro polaco, el periodista Jacek Palkiewicz, determinó en 1996 que el Amazonas nace en un puquio de la quebrada Apacheta, ubicado  sobre los 5 mil metros de altura en las faldas del nevado Quehuisha, en la provincia de Caylloma, también en Arequipa.

Su hipótesis, avalada por la Sociedad Geográfica de Lima, se basa en las fotografías tomadas desde el satélite Kompsat-2. Hoy existe una placa para indicar el nacimiento del río más caudaloso del mundo, donde se indica que el Amazonas tendría 7.062 kilómetros de extensión.

Pero el experto kayakista James “Rocky” Contos, fundador de la organización SierraRíos (www.sierrarios.ong) puso en tela de juicio esta última afirmación cuando empezaron sus expediciones por los ríos peruanos y luego de comprobar, a través de Google Earth, que la naciente estaba muy cerca del lago Chinchaycoha –también conocido como Lago Junín– justo donde nace el río Mantaro. Más precisamente, Contos sostiene que el Amazonas nace muy cerca del célebre Bosque de Piedras de Huayllay, en Departamento de Pasco, frontera con Lima.

IMG_3400

IMG_3244

DSCN2423IMG_3344

“Yo buscaba ríos en los Andes para proteger y remar en kayak. Medí distancias de muchos ríos y descubrí que el cauce del Mantaro es más largo que el Apurímac. Lamentablemente, el Mantaro es un río muy contaminado y está represado”, sostiene “Rocky” Contos durante su corta estadía en Lima la semana pasada.

Según Contos, el río Mantaro es 75 kilómetros más largo en distancia que el río Apurímac hasta su confluencia. Los kilómetros extras pueden hacer del Amazonas no solo el más caudaloso sino también el más largo del mundo. “Navegar por el Amazonas es equivalente a escalar el Everest”, agrega.

3003IMG_3172DSCN2441

Su hallazgo fue publicado en la última edición de Area, la revista de la Royal Geographical Society, de Londres.

Contos recuerda que estaba planeando una expedición al Perú, desde diciembre 2011 hasta abril 2012 “cuando hice el hallazgo del Mantaro (en febrero 2012). Luego cambié mis planes para hacer un recorrido completo del Mantaro, y también el Apurímac. Conseguí suficiente plata y navegué hasta la desembocadura en el Atlántico. En total, pasé seis meses en el Perú y Brasil.  Pero también recorrí todo el río Marañon y el Urubamba. De todos estos ríos, el Marañón es el más precioso y debe de ser conservado. En el Perú hay muchas maneras de generar electricidad. La construcción de represas en el Marañón sería una catástrofe”.

Contos reconoce que hay muchas maneras de medir la longitud de un río, así que optó por utilizar toda la metodología de punta.

“En primer lugar utilicé mapas topográficos tradicionales con una digitalización que mostró claramente que el Mantaro es más largo que el Apurímac”–revela Contos– “luego empleamos métodos más sofisticados, como el modelo digital de elevación hidrológica, imágenes de satélite, y GPS tracking con las herramientas de análisis de software SIG.”

Según los expertos, rastrear las imágenes satelitales de alta resolución es uno de los métodos más precisos para medir la longitud del río, y eso fue incorporado en la metodología de Contos.

También usó el método de localización por GPS de los ríos. “Para conseguir la longitud medido directo por GPS, hice jornadas de caminatas desde las cumbres de origen hasta donde el río puede ser navegado, luego remando en un el resto del río con un GPS a bordo. Debido de los rápidos peligrosos de clase V en los ríos Mantaro y Apurímac, solamente expertos del canotaje se pueden realizar tales recorridos –o personas guiadas por expertos”, sostiene Contos.

IMG_2463IMG_3211IMG_3158

La hazaña también mereció un amplio informe escrito por Jeff  Moag, editor de la célebre revista Canoe& Kayak, donde se resalta una controversia sobre el primer descenso del río de su naciente en el lago Junín: el expedicionario West Hansen también realizó una expedición en agosto 2012 y completó un descenso del río Mantaro hasta el mar, con los auspicios de la NationalGeographicSociety.

Al respecto Contos reconoce que junto con Hansen iban a realizar la expedición, pero surgieron problemas. Contos, quién se realizó su expedición meses antes que Hansen, enfatiza en que “la expedición de Hansen es la segunda después de la mía”.

Más allá de la controversia, lo cierto es que son dos experimentados viajeros, amparados por instituciones científicas de prestigio y utilizando la metodología de punta amparada en  el recorrido en kayak, las que sostienen que el Amazonas nace muy cerca del lago Chinchaycocha, en los nevados de una cordillera ubicada entre cerro de Pasco y Lima.

río Mantaro

río Mantaro

 

IMG_3358

CLAVES

Libro. Contos tiene listo el libro Primer Descenso al Amazonas/La verdadera fuente del río y el primer descenso en kayak.

Información. Para conocer detalles de la aventura de Rocky Contos, visitar la página web de su organización: http://www.sierrarios.org/Peru/AmazonFirstDescent.html

Descubridor.  Desde que Francisco de Orellana descubrió y bautizó al Amazonas en 1540, se han realizado muchas expediciones. Algunas terminaron con naufragios o desaparecieron por los ataques de los nativos.

portada1

 

portada2portada3

Feliz Día del Matriarcado

Destacado



Yo no sé por qué tantas críticas y aspavientos con la actitud de nuestra president… ¡perdón! de nuestra primera dama, cuando el matriarcado sigue gobernando nuestros destinos.

Que me perdone la arqueóloga Ruth Shady, pero el hallazgo de estas dos figurillas en las excavaciones realizadas en Caral -la urbe mas antigua de América- son el botón que hace la muestra: ellas siempre mandaron.

caralnadine

Una imagen vale mas que mil palabras. Y la imagen superior debe tener mas de tres mil años. La de abajo, un par de días. Ella (bien peinada, vestida y maquillada) con mirada matadora y con actitud autoritaria, y él (nuestro “cosito” prehispánico) mirándola de reojo como esperando alguna orden.

Así que no debemos rasgarnos las vestiduras y para celebrar el Día de la Mujer aceptemos, caballero nomás, que ellas llevan las riendas desde que Mama Occllo fundó el Tahuantinsuyo cuando obligó a Manco Cápac a desembarcar del Titicaca y clavar su báculo en la Haucaypata cusqueña. La leyenda de una Mama Ocllo subalterna es la versión tergiversada de los cronistas hispanos. Yo me atrevería a afirmar que Mama Ocllo fue la misma aguerrida y conquistadora Mama Huaco, sólo que con nombre de casada.

Parece que el matriarcado en el antiguo Perú duró hasta el primer desembarco de los conquistadores españoles. La primera ceremonia que presenció Francisco Pizarro en nuestro actual territorio fue a la reina de la capullanas justo en la ceremonia de cambio de maridos. La ceremonia fue descrita no sin asombro por los cronistas de la soldadesca: un grupo de ex maridos llorando en un rincón, mientras la Capullana elige a sus nuevos concubinos entre los jóvenes más apuestos y mejor dotados.

capullanas002

Por eso sigo sospechando que el reciente hallazgo de una figurilla femenina en Pachacámac, dos días antes del Woman Day, no es pura casualidad. La noticia fue difundida por el despacho de la Ministra de Cultura y el hallazgo fue realizado bajo la batuta de la directora del Museo de Sitio de Pachacámac.

Hace 48 horas yo estaba convencido que el oráculo de Pachacámac era un varón con los báculos bien puestos. Pero ahora resulta que se trata de una “fémina”, como diría el comisario de mi barrio. El poderoso y viril Pachacámac, amo y señor de los temblores ¿fue mujer?

pacha1

Hasta los moches me decepcionaron. Desde el hallazgo del Señor de Sipán hasta la leyenda del desembarco de Naylamp yo estaba convencido que en el norte no prosperó el matriarcado y que los hombres mandaban como manda Dios -según se puede leer en la Biblia, La Torah y el Corán.

Pero parece que en el esplendor Moche las mujeres llevaban la batuta y los báculos.

Con el hallazgo de la Dama de Cao en Huaca El Brujo (debería llamarse La Bruja) se me acabó el orgullo de género. Sus tatuajes, su peinado y su finado ajuar funerario son una muestra de su enorme poder.

bruja2

 

Muy similar al de la sacerdotisa Moche hallada en San José de Moro.

brujo1

Así como ahora estamos a punto de presenciar el sacrificio de la flamante Ministra de la Mujer, así también en el antiguo Perú hubo algunas sacrificadas célebres, como la Dama de Ampato, más conocida como la “momia Juanita” en honor a su descubridor, el célebre explorador Johan Reinhard. Hoy en día, “Juanita” sigue haciendo de la suyas en su museo ubicado en el centro histórico de Arequipa y está provocando todo un enfrentamiento regional con las autoridades del distrito de Cabanaconde, donde ya le construyeron su propio museo para albergarla.

juanita2

Como ella, así también se espera una muestra de sacrificio de nuestra president… ¡perdón! de nuestra primera dama para no restarle autoridad al mandatario electo.

En todo caso, ahora que celebramos el Woman Day, yo me quedo con la Dama de los Ojos Azules descubierta hace unos años en Huaca Pucllana. Fue la primera miraflorina. Su fardo tenía una fina máscara funeraria con ojos de lapislázuli, una piedra semipreciosa que sólo se encuentra en los actuales territorios de Chile, demostrando el enorme intercambio comercial que ya existía siglos antes de Papalindo.

pucllana

Por todo esto quiero dedicarle un feliz día a mis ancestrales matriarcas.

Caballero nomás.

 

 

 

LA PALABRA DEL MURO

Destacado



La verdad es que los resultados del Perú en la evaluación educativa PISA fue la dosis de ubicaína que necesitábamos para acabar con todo ese rollo seudo progresista que pretende ubicarnos entre los países a punto de salir del subdesarrollo.

Una perla mas para entender la gravedad del problema es contemplar las “pintas” que decoran las paredes de la ciudad, obra de algunos desorejados que siguen creyendo que los muros son los periódicos del pueblo. Aquí presento algunos ejemplos de lo mal que estamos en comprensión de lectura. Y me incluyo, pues sigo sin entender algunas de esas pintas. Las imágenes fueron tomadas con la sorprendente cámara de mi vieja BlackBerry.

 PISA, PISA, IDIOTA

foto4

Carretera Central, altura de Puruchuco. ¿Maria Reiche nazi? ¿un nuevo grupo fascista inspirado en la alemana que rescató las Líneas de Nasca?. Me imagino al autor de esta pinta en el colegio escuchando la clase de Historia Universal referida a la Segunda Guerra Mundial (ignoro si la siguen dictando) o leyendo algunas de esas revistas dizque de historia pero dedicadas a hacer apología de Hitler y su banda. El muy idiota habrá leído que Hitler gobernó el Tercer Reich y cuando descubrió que hubo una alemana en Nasca llamada María Reiche, le resultó suficiente para emular al líder nazi y formar su nuevo partido. Hasta creerá que todo lo alemán es nazi. Hará el saludo nacionalsocialista cada vez que pasa un coche Mercedes Benz. Creerá que Von Humbolt fue un espía nazi enviado al Perú como quintacolumnista. Estará buscando una esvástica grabada en los desiertos de Nasca, o repetirá aquello de que el imperio de los Incas fue obra de gente rubia y de ojos azules. Al autor de la pinta le recomendaría integrar el grupo etnocacerista de Antauro Humala. Son los nazis madeinperu mas huachafos que conozco: Les encanta lucir uniformes, usan iconografía copiada de nacionalsocialismo alemán y repiten hasta el hartazgo su rollo sobre la “raza superior india”.

Me dicen también que pudo ser algún arqueólogo que lidera a un soterrado grupo de profesionales impedidos de investigar en Palpa y Nasca cuando María Reich ostentaba el cargo de dueña y señora de la pampa.

Pobre señora, se estará retorciendo en su tumba. ¡¡¡Heil María!!!

 ¡¡¡LEONIDAS VIVE, CARAJO!!!

foto5

Cuando descubrí esta pinta bajo un puente peatonal en la Vía Expresa se me llenaron los ojos de lágrimas: MEDOS INSENSIBLES. Tres mil años después de las Guerras Médicas todavía quedan prohelénicos dejando mensajes contra las tropas invasoras de los medos-persas comandados por los reyes Darío, Ciro el Grande, Jerjes y Artajerjes. ¿Es una logia secreta? ¿cómo lograron sobrevivir tres milenios? ¿Cómo así se mantuvieron alertas en nuestro continente descubierto 2.500 años después de la victoria en Maratón y Salamina? Cada vez que paso al lado de esta pinta hago sonar mi bocina y grito ¡Fuera Ciro! o ¡tiembla Jerjes! y en mi casa releo emocionado a Heródoto y Sófocles, y veo por enésima vez la película 300, y me emociono de pensar en el sacrificio de Leonidas y sus trescientos valientes que se inmolaron en aras de la libertad contra la tiranía de los medos; y cuando calienta el sol aquí en la playa se me viene el recuerdo del rey Jerjes amenazando con ocultar el sol si sus flecheros disparaban todos al mismo tiempo y el hoplita espartano respondiendo: “mejor, así lucharemos a la sombra”… Todo estaba bien hasta que mi hijo me aclaró que fue pintada por unos idiotas contratados para hacer campaña contra los médicos en huelga.

 ¿A DIOS GRACIAS?

foto3

El muro de un colegio religioso ubicado al lado del estadio Lolo Fernández es el lienzo favorito de los artistas de Trinchera Norte. Lo afectados creyeron que invocando a Dios se solucionaría el problema, pero no contaban con la incomprensión de lectura de estos hinchas-artistas. Para la próxima no den las gracias. Yo le recomendaría a las monjitas publicar otro mensaje:

DIOS ES CREMA / deja de joder con tu spray

 TWITEA EN EL MURO

IMG00320-20140108-1044

Al idiota que pintó este mensaje en una callecita miraflorina le recomendaría una red social, ta vez twitter, para dejar sus largos mensajes. Mi esperanza radica en hacer recapacitar a la persona que mereció este largo mensaje. Y que tenga la certeza de no ofrecer su cariño a un idiota capaz de tamaño atentado contra muro ajeno.

 FUJI, TE AMO (???)

IMG00321-20140108-1045

Esta pinta me hizo reír por su cinismo, desfachatez y originalidad… fUJI/ te amo/ soy tu garate… firmado con las siglas de Mario Vargas Llosa. La tomé en una callecita miraflorina y algún ofendido trató de borrar el “FUJI”. El mensaje también lo vi en algún muro del centro de Lima. Pero aquí si peco de desentendido: que alguien me explique lo de “garate”.

ADIVINE LA DIRECCIÓN

IMG00287-20131203-1053

Este pedacito de calle en el centro de Lima tiene un inexplicable atractivo para grafiteros y autoridades. ¿Cuál es la dirección?

EL LEMA DEL GABINETE NADINE

IMG00339-20140128-1022 (1)

Estamos advertidos: todo ciudadano mayor de edad debe tener mucho cuidado a la hora de pasear por la Plaza Mayor del centro de Lima porque puede terminar juramentando como Premier, Primer Ministro o lo que sea. No importa el CV, basta que diga ser amigo de la first lady y ya tiene chamba para las próximas semanas. Esta pinta inmortalizada en un muro cercano a Palacio de Gobierno dicen que fue escrita por un ex jefe de gabinete ministerial, aturdido luego de perder la amistad de la presidenta.

¡¡¡ AMPAY, GASTÓN !!!

IMG00327-20140115-1842

Gastón Acurio prometió un plato de ceviche al que revelara quién pintó “Gastón presidente” en muros y puentes de la Panamericana Sur. Fácil pues. Tengo dos candidatos: Un ex presidente célebre por indultar a los narcos y otras granjerías, y que no duerme de sólo pensar en que tendrá que competir con Gastón en el 2016. Así que manda a sus disciplinados y bien pagados militantes para armar un sicosocial en muros y redes sociales sobre la supuesta candidatura de Acurio. Así la quema por anticiparse tanto a la campaña. La segunda es la hija de otro ex presidente que está preso y que tampoco duerme de sólo pensar que tendrá que competir con Gastón. Lo que no sabe es que su padre (experto en sicosociales) es el que quiere desinflar la candidatura de Gastón  y, de paso, desinflar la candidatura de su propia hija. Su sueño es repetir el plato para remediar su imagen, mismo Alan.

En todo caso esta pinta es la prueba de la campaña soterrada de Gastón Acurio. “Te amo, Lechu!!!” es el primer mensaje grabado en un puente de la Vía Expresa. Luego será “Te amo, papit” y “te amo zanah” y “te amo, camot” y “te amo, tomat” y así sucesivamente hasta armar todo una ensalada electoral. ¡Grande Gastón!

NI TE ASOMES 

foto1

Parece el centro de Lima o uno de los rincones perdidos de Dios en el Rímac o en Barrios Altos. Pero es en Barranco y desde la ventanita se tiene una linda vista del mar. No sé a quién se le ocurrió pero es sencillamente genial.

Asu mare, Pizarro

Destacado



Recordar a la mamá de Francisco Pizarro en cada aniversario de Lima es casi un deporte nacional. Así somos de parricidas. Nos jode reconocer que el extremeño fundó la Ciudad de los Reyes y para nuestras autoridades es políticamente incorrecto citarlo en las ceremonias oficiales.

Pero el Dr. Hugo Ludeña no se hace problemas y viene investigando los restos del fundador de Lima desde que integró el equipo que desenmascaró una farsa histórica: la momia que se exhibió durante varias décadas en la Catedral de Lima era el cadáver de un monje que murió de viejo y que no mostraba heridas ni de picaduras de mosquitos.

Sin duda, se trató de un trabajo pionero en antropología forense (especialidad que hoy en día goza de buena salud en el Perú). Años después realizó un trabajo arqueológico que descubrió los verdaderos restos óseos de Pizarro bajo el altar de la Catedral. Sus huesos estaban guardados en un pequeño ataúd decorado con el símbolo de la Orden de Santiago y su cráneo en una caja decorada con un misterioso símbolo de origen judío.

Con el símbolo de la Orden de Santiago

Con el símbolo de la Orden de Santiago

Como sabemos, los peruanos tenemos de inga y de mandinga, pero parece que también tenemos de cristiano, moro y marrano, nombre con el que se conocía a los judíos convertidos al cristianismo para no terminar achicharrados e iluminando plaza públicas por orden de la Santa Inquisición. Basta saber, por ejemplo, que todos aquellos apellidos que terminan en “ez” (Pérez –hijo de Pedro-, Hernández –hijo de Hernando-, Fernández, Rodríguez, González y una larga lista que engorda las páginas blancas de la guía telefónica nacional) podrían tener un paisano hebreo en sus ancestros.

De mi lado puedo nombrar con orgullo a mis primos hermanos de apellido Caparó, naturales de Cusco, cuyos ancestros marranos se remontan a la fundación española del Ombligo del Mundo.

Pero antes de mostrar el texto que amablemente me proporcionó en Dr. Ludeña (destacado arqueólogo y profesor universitario aquí y en Estados Unidos) es bueno saber que hay mucha injusticia en el trato que le damos al conquistador del Tahuantinsuyo, fundador de la Ciudad de los Reyes (hoy Lima)  e inventor del Perú.

PIZARRO

Recuerdo el rollo de recordado un profesor sutepista y antiyanqui: “jamás reconoceré el valor de alguien que fue criador de chanchos”, en alusión a Pizarro. En su ignorancia, ese profesor de Historia del Perú repetía parte de la leyenda negra creada precisamente por los académicos anglosajones (ingleses y sus odiados gringos) sobre el fundador de Lima. Una leyenda negra que se encargó de minimizar, ridiculizar y otros “zar” a toda la cultura ibérica.

Un criador de chanchos en el siglo XVI no era, en primer lugar, ningún misio. Pues tener ganado porcino (fundamental en el menú hispano) de origen familiar significaba algo así como lo que ahora catalogamos como “clasemediero emprendedor”. Y encargar el cuidado de chanchos al niño Pizarro incluía pastorear a decenas de cabezas porcinas por los alrededores de su natal Trujillo de Extremadura, en unas sierras y bosques plagados de lobos, linces y otros depredadores naturales. Encargarle esta chamba a un niño de 7 a 10 años hoy en día sería penado por la ley y sus padres serían dilapidados en las redes sociales. Pero así forjaban el temple del muchacho.

El papá de Francisco Pizarro tampoco fue un tipo del montón. En las guerras de Italia ganó su título de hidalgo y se casó con una vecina de buena familia extremeña y, oh sorpresa, también tuvo su otro canal en un barrio pobre de la ciudad. Tuvo un hijo natural: Hernando, que terminó siendo uno de los chupes de Francisco, el hermano bastardo. Ojo que tener bastardos sigue siendo un deporte nacional aquí y en cualquier parte del mundo. Y en los años de Francisco también, pues el siglo XVI fue conocido como el Siglo de la Bastardía.

Otro detalle rescatable es que Francisco Pizarro fundó Lima a los 60 años recién cumplidos. Una edad en las que muchos de nosotros estaremos soñando con la jubilación y con la esperanza de cobrar los aportes de Fonavi. Pizarro llegó muy joven al Nuevo Continente y fue escalando puestos a golpes de espada. Estuvo, por ejemplo, al lado de Francisco de Orellana en el descubrimiento del Mar del Sur, hoy Océano Pacífico.

Que fue un feroz aventurero y conquistador nadie lo pone en duda. Que yo sepa ningún conquistador del mundo fue un alma de paloma con méritos para santo. Prueba de ellos fueron los incas conquistadores. Casi toda la costa central fue conquistada con la sabia política de la reciprocidad, pero las naciones que poblaban a Cañete, Mala y Collique le pararon el macho a los cusqueños y fueron sencillamente barridos del mapa, en un genocidio que haría sonrojar de envidia a los camboyanos de Pol Pot. Algo similar sucedió con la próspera, rica y creativa nación Chimú. Tras la ardua conquista de Chan Chan, sus autoridades terminaron convertidos en tambores humanos que decoraban Cusco y el resto de la población fue “reubicado” contra su voluntad en otros lejanos rincones del Tahuantinsuyo. Igual consideramos a los incas como grandes conquistadores y civilizadores. Hasta idolatramos al inca Atahualpa, pese a que mandó exterminar a todo el clan cusqueño de su medio hermano Huáscar, incluyendo a las mujeres, que terminaron colgadas del cabello con sus hijos en brazos hasta morir de inanición.

Como dirían, son gajes del oficio de todo conquistador.

Hoy en día nos llenamos el pecho de orgullo cuando participamos en una caminata hacia Machupicchu o en los rudos trayectos en camionetas 4×4. En el siglo XVI los hispanos atravesaron el Atlántico en una barquitos (naos y carabelas) en los que hoy en día no nos subiríamos ni para pasear por el litoral de la Costa Verde; y recorrieron medio continente a pie –muy pocos a caballo- conquistando, guerreando, soportando bichos y heridas sin anestesia, repelentes, vacunas ni aspirinas.

También nos jode en el alma que unos cuantos españoles al mando de Pizarro barrieran a miles de guerreros del ejército imperial incaico al mando del inca Atahualpa. Pero deberíamos saber que victorias de ese tipo eran cosa común para el entonces glorioso ejército español. En el siglo XVI los célebres Tercios españoles eran el equivalente a la actual selección española de fútbol. Eran los campeones del mundo. Mientras Pizarro conquistaba el Tahuantinsuyo, los lanceros, arcabuceros y mosqueteros del tercio hispano arrasaban con los ejércitos holandeses, italianos, franceses y alemanes. Tenían locos de espanto a las tropas turcas de Solimán, y se estaban agarrando a pelotazos (de arcabuz) en los frentes de México, Florida, California, norte de África y hasta Filipinas. En el frente de los Países Bajos hubo una batalla en la que murieron más de 6 mil soldados, mientras que los españoles sólo sufrieron 8 bajas. Así que lo sucedido en Cajamarca no era nada del otro jueves para esos feroces, disciplinados, aventureros y piadosos soldados ibéricos. No debemos olvidar que “dos cosas obligan al hombre a salir de su patria y ser soldado. La primera, por ser inclinado a las armas y ganar honra. La segunda, por ser pobre”. Y nos referimos a las tropas del ejército de un imperio donde no se ocultaba el sol.

Tampoco olvidemos que no es que Pizarro hizo fortuna y se largó del Perú, como muchos políticos y empresarios peruanos del siglo XX y XXI. “Yo me quedo”, habría sido su canto de batalla. Tanto así que hasta armaron guerras independentistas, como la de la su hermano Gonzalo Pizarro. El marqués fue padre de la primera peruana de fama: Francisca Pizarro, mestiza, hija de princesa Huaylas y nieta del inca Huayna Cápac. Su sabrosa historia y su paso por las cortes españolas han merecido dos luminosas biografías. Una de María Rowstworoski y otra de Álvaro Vargas Llosa.

Por último, da pena comprobar que el único monumento a Francisco Pizarro sigue estacionado en los perímetros del Parque de la Muralla por obra y gracia del penúltimo alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio –ojo con sus apellidos español e italiano- quien en un rapto de patrioterismo telúrico digno de Antauro Humala mandó retirar la estatua del fundador de Lima para reemplazarla con una pileta al estilo Miami Beach con MacDonalds al lado.

Como diría Octavio Paz “No podemos reducir la historia al tamaño de nuestros rencores”. Sobre todo, si se trata de rencores impuestos a través de una leyenda negra por los académicos criados en el nuevo imperio anglosajón al norte de río Grande. Pero también quiero citar a mi papá –de estirpe cusqueña, quechuahablante y poco propenso a gustos hispánicos- quien alguna vez reconoció que, nos guste o no, somos descendientes de los dos más grandes imperios del su época: el Tahuantinsuyo y el imperio español. Pocas naciones se pueden jactar de tan rancio abolengo.

Mil disculpas por tanto rollo y aquí paso a transmitir la investigación del Dr. Hugo Ludeña, quien gentilmente ofreció la primicia de su investigación a este humilde blog:

EN  BÚSQUEDA DEL SíMBOLO SECRETO DEL MARQUÉS DON  FRANCISCO PIZARRO

Dr. Hugo Ludeña*

http://proyectopizarro.com/ProyectoPizarro/Catedral_de_Lima.html

Los restos auténticos del Marqués don Francisco Pizarro, el Fundador de la ciudad de Lima, fueron descubiertos en 1977 debajo del Altar Mayor de la Catedral Metropolitana, en el Nicho Central de la Cripta Principal, donde habían permanecido ocultos desde el Siglo XVI. El lugar donde se encontraron fue un secreto muy bien guardado por sus deudos y capellanes y nadie más  sabía de su existencia, aunque en los archivos existían documentos auténticos que se referían a su asesinato sucedido el 26 de junio de 1541 y a su subrepticio enterramiento detrás de la Primera Iglesia Catedral. También existía el acta de  la exhumación de sus restos  realizada en 1544, a su depósito temporal en la sacristía y a su traslado al lugar de entierro definitivo cuando las obras de la Catedral fueron concluidas. (REVISTA HISTÓRICA: 1937)

Tapa de la caja que contenía el cráneo de Pizarro

Tapa de la caja que contenía el cráneo de Pizarro

ludeña3

Las investigaciones científicas en torno a los restos de Pizarro iniciadas en 1977 por un equipo de científicos peruanos y extranjeros concluyeron en diciembre de 1984, y en  enero de 1985,  sus restos fueron colocados definitivamente en sus Capilla en la Catedral de Lima en una ceremonia oficial a la cual fueron invitados los investigadores que participaron en el “Proyecto Pizarro” y las autoridades diplomáticas, eclesiásticas, civiles, militares y el Obispo de Badajoz..

El 18 de enero de 1985, el Cardenal Juan Landázuri Ricketts, por primera vez echó incienso con un gran pebetero de plata en la Capilla de Pizarro durante las ceremonias conmemorativas por el 450 aniversario de la fundación de Lima. Fue algo que no se había hecho nunca antes, porque desde 1891, y allí había un cuerpo momificado que equivocadamente era atribuido al conquistador. Las investigaciones realizadas entre 1977 y 1984, dándole crédito a la verdad histórica,  acabaron con “el mito de la momia de Pizarro” que duró más de 90 años y que ya se había vuelto una dudosa tradición limeña.

reconstrucción del rostro de Pizarro

reconstrucción del rostro de Pizarro

Sin embargo, había quedado pendiente  el misterio del símbolo grabado en la tapa del osario de plomo,  como se indica en el Segundo Informe de las Investigaciones sobre los Restos de Pizarro, publicado en la revista “El Boletín de Lima”  decía:

“La Caja C: Es una caja de plomo de forma rectangular, de 22.5 cm. de largo, 24.8 cm. de alto y 19.6 cm. de ancho, la tapa es ligeramente más ancha y tiene en la superficie una inscripción que dice:

“AQVI ESTA LA CABECA DEL SEÑOR

MARQVES  DON FRANCISCO PICARO

QVE DESCVBRIO Y GANO LOS REYNOS DEL PIRV

Y PVSO EN LA REAL CORONA DE CASTILLA”.

“Al centro de la caja quedó un espacio libre donde se dibujó al compás una estrella de 6 puntas dentro de 4 círculos concéntricos. No sabemos si se trata de un detalle decorativo o si tiene algún significado en la simbología de la época. En su interior se encontró un cráneo con mandíbula y la empuñadura de una espada.” (LUDEÑA: 1979)

ludeña2

Después de 35 años, hoy podemos asegurar que el extraño símbolo de Don Francisco Pizarro tiene mucha semejanza con varios antiguos diseños hebreos que aparecen grabados en las sinagogas tempranas de Israel. El símbolo de Pizarro es un exagrama, una figura geométrica trazada con un compás formando una roseta de seis pétalos, denominada “the six petalled rosette”. Este diseño  se encuentra en las antiguas Biblias Hebreas y manuscritos donde  el diseño está hecho con  palabras en hebreo con textos de los Salmos, que confirmarían su origen bíblico.

El mismo símbolo aparece grabado en numerosos osarios judíos de piedra que se conservan en los Museos de Israel y en algunas colecciones de arte hebreo en varios museos extranjeros.

osario

Igualmente, el símbolo de la roseta de seis pétalos se ha encontrado grabado en las piedras de las sinagogas más antiguas de Israel y en Masada, la ciudad fortificada que fue destruida por la hueste romana en la guerra contra los judíos entre los años 66 y 70 D.C. al mismo tiempo que destruyeron y saquearon El Templo de Jerusalén.

Finalmente, sabemos que durante las Investigaciones de Arqueología Bíblica en Israel, el descubrimiento más reciente de ese símbolo, fue hecho durante las excavaciones en las ruinas de una sinagoga en Magdala, un lugar bíblico cerca del Lago Tiberíades, que fue el pueblo nativo  de María Magdalena, donde actualmente se construye un importante y moderno centro de peregrinaje a la Tierra Santa.

Los arqueólogos israelitas sostienen que la llamada “Piedra de Magdala” es un caso extraordinario, de una escultura religiosa que estaría asociada a una sinagoga que habría existido en el año 70 DC.del tiempo del segundo Templo de Jerusaléndestruido por los romanos. De ser cierto, se trataría de un  fausto descubrimiento realizado en 2009 por la arqueóloga israelí  Dina Avshalom- Gorni y la arqueóloga Arfan Najar, ambas de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Pero como en todas partes, siempre hay controversias en torno a los descubrimientos arqueológicos, el profesor Todd Bolen, Profesor Asociado de Estudios Bíblicos del Master’s College en Judean Hills, cerca de Jerusalén,afirma que no hay  evidencias suficientes como para considerar que los descubrimientos de Magdala pertenecen a una sinagoga, y menos que sea de la primera parte del Siglo Primero de nuestra era, es decir, contemporánea con el Segundo Templo de Jerusalén, vigente durante la vida de  Jesucristo.

Si se observa bien los diseños labrados en “La Piedra de Magdala”,allí está grabada una Menorá, el más sagrado de los símbolos del pueblo de Israel.

Piedra de Magdala

Piedra de Magdala

Pero su asociación con “la roseta de los seis pétalos” que está grabada en la superficie de la piedra de Magdala forma un conjunto que, al margen de que esa extraordinaria escultura sea  o no coetánea con el Segundo Templo de Jerusalén, considero que es de gran importancia, por su semejanza con “El símbolo de Pizarro” que está grabado en su osario de plomo.

Las evidencias que se han descubierto  nos inducen a pensar que cuando en 1492 los Reyes Católicos derrotaron a los “Moros” en la Guerra de Granada e inmediatamente expidieron un Decreto de Expulsión de los Judíos de España, los judíos sefarditas tuvieron que escapar apresuradamente de la Inquisición, para lo cual, unos se bautizaron y se convirtieron al cristianismo. Como “Cristianos Nuevos” o “Conversos” consideraron que podían quedarse legalmente en España y continuar con sus actividades. Pero la mayoría que también eran hijos y descendientes de conversos durante varias generaciones, sabían que siempre serían perseguidos o que no tendrían las mismas oportunidades de los demás cristianos, y decidieron embarcarse con Colón. El mismo Cristóbal Colón se supone que era descendiente de Conversos, pero que ocultó bien su identidad religiosa.

En 1492 Francisco Pizarro tendría unos 14 años, pues había nacido en 1478, era un adolescente y vivía en Trujillo con su madre, Francisca Gonzáles una joven mujer de la familia de “los roperos”  que eran comerciantes de telas y ropa. Pizarro nació en la “Calle de los Tintoreros”. Los oficios manuales eran considerados bajos y viles, y generalmente estaban a cargo de judíos, conversos,  moros y cristianos pobres. El oficio de los hidalgos era la guerra, y los cargos importantes en el Cabildo y servidores de las noblezas locales.

Cuando Pizarro tuvo 17 o 18 años se alistó y participó en las Guerras de Italia contra Francia, para recuperar el reino de Nápoles bajo las órdenes de “El Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdova”. Pizarro regresó después a España donde las persecuciones de los Judíos por la Inquisición  se incrementaron y fue más feroz en todos las ciudades y pueblos de los reinos de España. En esa época los Reyes y las noblezas tenían dos ideales: Uno político que era la unificación de sus reinos, lo cual se había iniciado con el Matrimonio de los Reyes Católicos, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, y a partir de entonces, los demás reinos fueron sometidos bajo su autoridad. El otro ideal era la unificación religiosa, que había comenzado con la conversión forzada de los musulmanes al cristianismo. Pero quedaba por resolver el llamado “Problema Judío” cuya solución estaba a cargo dela Inquisición desde 1478, año en el cual se estableció en todos los reinos de España con mucha energía.

Mientras tanto, Cristóbal Colón había continuado con sus viajes de descubrimiento, conquista y colonización de las islas del Caribe y la exploración de los territorios cercanos. Pero en 1502 Cristóbal Colón fue relevado de la Gobernación de la Isla de Santo Domingo y en su reemplazo fue enviada una gran expedición al mando del Extremeño don Nicolás de Obando, con 18 embarcaciones y más de 2,200 hombres, entre los cuales estaba Francisco Pizarro quien entonces tendría 24 años, y experiencia como hombre de guerra obtenida en Italia. Otros hombres que pasaron a América durante el primer tercio del siglo XVI, habían combatido también en Italia y anteriormente en la Guerra de Granada contra los árabes.

Todos pudieron pasar a América declarando ser “cristianos viejos” y querían tener el título de “Don” con documentos falsos para comprobarlo. La picaresca de la época decía que si los nobles e hidalgos tenían poder, no se debía olvidar  que “Poderoso Caballero, es Don Dinero”.

Y así la Ciudad de Lima fue fundada el 18 de enero de 1535 en una solemne ceremonia que hoy recordamos,  por un famoso grupo de hombres de guerra al mando de Francisco Pizarro y sus hermanos, los cuales pasaron a ser los encomenderos más ricos de su tiempo.

BIBLIOGRAFÍA

ARCHIVO ARZOBISPAL DE LlMA (Manuscritos de 1606; 1661 revisados en 1977-78)

LUDEÑA, Hugo (1979)  Don Francisco Pizarro: Un Estudio Arqueológico e Histórico. El Boletín de Lima N° 3, Lima, Perú Noviembre. Separata 1980.

REVISTA HISTÓRICA (1937)  Acta de la exhumación del cadáver de Don Francisco Pizarro. Revista Histórica, Tomo IX, entrega III.

MAPLES, William 1994) Dead Men do Tale Tales. The strange and fascinating cases of a Forensic Anthropologist.NY, NY, 292 p.

PORRAS, Raúl (1978) Pizarro. Con Prólogo de Luis Alberto Sánchez, Lima, 686p. con fotos de Félix Nakamura.

VARON,Rafael (1996 )La ilusión del poder: Apogeo y decadencia de los Pizarro en la conquista del Peru, 450 p

 

*Dr. Hugo Ludeña

Arqueólogo, Doctorado por la UNMSM en 1975.

Becario de la Comisión Fullbright de Intercambio Educativo

Courtesy Faculty Member.University of Florida, Gainesville.

Actualmente, docente de Arqueología en la

Universidad Nacional Federico Villarreal. (UNFV)

 

 

El monstruo Tola o qué miedo me da el arte

Destacado



Cual monstruo mitológico o alien recién bajado del ovni, la escultura de José Tola hizo saltar de susto a ciertos vecinos miraflorinos.

DSCN7344DSCN7304

Son pocos pero son. Son esos vecinos a los que el arte asusta, ofende y hiere. Son vecinos preocupados por vivir en un distrito donde el arte se manifiesta en su arquitectura y en su entorno paisajístico. Aquellos que se quejan por tener que compartir un distrito con la mayor cantidad de teatros, cines y galerías de arte pér cápita que nada tiene que envidiar a los barrios bohemios de las mejores ciudades del mundo. Y con la ventaja de tener el mar frente a sus ventanas.

Para algunos vecinos lo mejor sería esa cruz esperpéntica que se alza sobre el Morro Solar lanzando llamaradas de luz como si se tratara de alguna ceremonia del Ku Kux Klan. O ese Cristo sicodélico erigido como santo patrón de las granjerías brasileñas. Y no es casualidad que ambas construcciones sean un recuerdo de los dos gobiernos de Alan García.

O quizás prefieren esa Virgen descomunal que daba vueltas como muñeca de caja musical instalada al final de la avenida Brasil.

Esos vecinos andan espantados con tanto “pueblo” que pasea por su malecón y que ahora aprovechan esa maravilla miraflorina de tener todo un museo al aire libre.

Tola, Delfín, Szyszlo, Prager, D’Ebneth, son los artistas plásticos que exhiben sus obras a lo largo del malecón miraflorino. Pero nunca faltaron vecinos que se escandalizaron con su instalación.

DSCN7237

A mediados de los año 20 del siglo pasado, El artista húngaro Lajos D’Ebneth estrenó una escultura vanguardista en el Parque Central de Miraflores. Pero, qué horror, estaba desnuda, y a ciertos vecinos le resultó ofensiva e indecorosa, hasta que lograron retirarla luego de una campaña cucufata que incluyó sermones en la misa dominical. Hoy en día la escultura se luce en el Parque Salazar.

DSCN7187

Algo similar sucedió en 1986 con la obra “Amarre”, de la destacada escultura limeña Sonia Prager. La obra ganó el primer concurso de escultura al aire libre organizado por la municipalidad de Miraflores, y no faltaron vecinos despistados que criticaron la “incomprensible” escultura y su instalación junto al puente Villena. La obra afectaba la imagen de la virgencita instalada en el parque vecino. Hoy en día “Amarre” es una de las obras emblemáticas de ese museo al aire libre que decora la Bajada Balta.

DSCN7135

Hace apenas 20 años, el alcalde Alberto Andrade inauguró “El Beso”, de Víctor Delfín, con un vómito de críticas ampliamente difundidas por la prensa fujimorista. Para esto se prestaron algunos vecinos que la calificaron como obscena, grotesca y hasta pornográfica. No faltaron quienes resaltaron que “se le veía el calzón a la mujer” y que su estética “no era miraflorina”. La mujer era demasiado gruesa, demasiado rechoncha, demasiado chola. De ahí que recomendaron sacarla de Miraflores para instalarla en el Campo de Marte “o en algún otro parque de Lima”. Porque en esos años los parques eran el espacio erótico del pueblo (antes del boom de los “telos”) y la escena era estéticamente ofensiva para estos vecinos despistados. Hoy en día es uno de los principales atractivos turísticos de la capital limeña.

DSCN7165

Algo similar pero en menor escala sucedió con el “Intihuatana” de Fernando de Szyzslo, instalado al otro lado del puente Villena. Las críticas, empero, pasaron desapercibidas. Era el siglo XXI y resultaba poco menos que anacrónico criticar una obra de arte moderno.

Imaginábamos que esos cucufatos habían desaparecido con el nuevo siglo, pero lo cierto es que están vivitos y coleando, y cuentan con las redes sociales (que soporta de todo) como para expresar sus deseos de una estética hiperrealista y esas taras artísticas que caracterizó a los comisarios del arte soviético o a los censores del arte nazi.

Sucedió con la reciente inauguración de “El Tiempo” de José Tola. Estos vecinos aducen ahora que afecta la “vista al mar” y que “asusta a los niños”. Se indignan hasta con el discurso de Tola que circula en youtube.

DSCN7278

Pero el tótem sigue ahí, imperturbable. Como una divinidad bifronte con los pies bien puestos sobre la tierra. Nos mira con un asombro antiguo, con una mirada que apunta a la salida del sol y la otra que celebra el crepúsculo. Como monumento lúdico hecho de ladrillos lego y colores infantiles.

Si en sus óleos los símbolos de Tola abarcan todo el lienzo, en sus esculturas estos mismos símbolos inundan el cuerpo de la efigie como si se tratara de una escritura secreta: flechas, manos, estrellas, penes, dentaduras, ojos, cuadrículas, uñas y serpientes se articulan en ese río de erotismo subterráneo que fluye en este tótem de dos caras, como Tiahuanaco o Pachacámac, coronado con un sol y una luna negra en cuarto creciente.

DSCN7277

Tola, como Szyszlo y otros artistas contemporáneos, no se han librado de esa influencia atávica que nos viene desde el panteón de las civilizaciones prehispánicas. Sus personajes adquieren la ferocidad de las deidades Chavín, la complejidad de los murales Moche, la furia polícroma y la desolación del paisaje Nasca. Pero en la iconografía Tola también está esa su visión globalizadora, esa herencia estética que logró en su largo peregrinaje por el mundo. Tola se bebió todo el mar y se comió toda la Tierra. Y pobló sus lienzos con esa mitología que conmueve y asombra.

El tótem se yergue como si marcara su espacio en el parque. Deberían verlo de noche cuando cobra vida y parece flotar entre la bruma marina. O contemplarlo al amanecer, cuando cambia de color conforme el sol se asoma entre las nubes de los contrafuertes andinos. Y no teman por los niños. Ellos ya le cambiaron de nombre. El municipio debería convocar a un concurso para rebautizar el tótem. He escuchado a niños llamándolo Sol&Luna, y he visto a los más pequeños con sus ojos abiertos de asombro al verlo desde lejos como juguete perdido en medio del parque. Sin soltar la mano de su padre, una niña preguntó “¿me lo puedo llevar a casa?”… hasta su padre lo acercó al tótem solo para comprobar que no podía cargarlo.

DSCN7349

 

imageimage

ACHO: Antitaurinos salvaron la tarde

Destacado



A falta de buenos novillos nada mejor que los jóvenes antitaurinos.

La primera fecha de la feria del Señor de los Milagros arrancó con una novillada para el olvido, pero el espectáculo fueron los “anti” y sus tradicionales protestas que ya fueron postuladas como patrimonio cultural de la nación.

Como todos los años la faena empezó en la Plaza San Martín, donde armaron un buen espectáculo apenas llegaron las cámaras de televisión. Los desplantes y consignas de rigor arrancaron aplausos del respetable.  Pero la policía envió escasos ejemplares -descastados y sin bravura- a la plaza del libertador, de ahí que los antitaurinos emprendieron una marcha de sacrificio hasta la Plaza de Acho, distante ocho cuadras, aunque la mayoría optó por tomar un taxi compartido a una luca por cabeza.

Ya en el Rímac la tarde se llenó de bravura en los alrededores del coso bajopontino. La faena empezó con buenos desplantes en las cocheras de Acho. Luego de las consignas de siempre,  los valientes manifestantes demostraron su fina raza tomando el capote con sus inscripciones antitaurinas y la emprendieron con los autos estacionados: Los picaron, rayaron y garabatearon con arte y sin mansedumbre, y no faltaron los banderilleros que se enfrentaron cara a cara con esos cobardes automóviles y picaron las llantas ante los vivas del respetable.

_¿Pero ese no es tu hijo? ¿qué hace con esos tipos?

_Si pues, el Sebas ahora es antitaurino. El año pasado también me rayó la camioneta aquí en Acho.

_¿Y qué hiciste?

_De castigo se la pasé a él y me compré otra camioneta cero kilómetros.

Lo mejor, empero, fue cuando aparecieron mejores ejemplares en las cuadrillas antimotines de la PNP en las afueras de Acho. Su presencia calentó la tarde y también los ánimos de los matadores antitaurinos, quienes la emprendieron con trapazos desordenados no sin valor contra los uniformados, logrando hacer retroceder incluso a las cabalgaduras que sólo atinaron a lanzar puyazos y giros en vez de ahomarlos para gracia del respetable. En plena faena recurrieron al embiste con lacrimógenas que lograron, empero, romper el orden de las cuadrillas protestantes, con el resultado inevitable de varias cogidas de poca gravedad y tres detenidos que ya ganaron su merecido indulto.

_Ay hija ¡míralo al Dieguito cómo se pelea con los policías!.

_No sabes. La otra vez se levantó de mal humor y me dijo que iba a armar una protesta por la matanza de los delfines. ¿Te imaginas? Yo le dije que ni de vainas porque le iba a provocar un infarto a su abuelo. Toda su vida dedicada a la exportación de harina de pescado y aletas de tiburón para que su nieto salga a molestarlo.

_¿Y qué dijo el Dieguín?

_Llamó a sus amigos pero no le hicieron caso porque  tenían parciales y lo convencieron para protestar en Acho, está más cerca.

La faena se puso linda en el centenario coso de Acho cuando varios de los manifestantes burlaron la seguridad y esquivaron cabalgaduras hasta que lograron ingresar a la arena del coso centenario. Los jóvenes expusieron sus capotes con las consignas antitaurinas de siempre, lograron buenos capotazos y dieron la vuelta al ruedo ante el asombro del respetable. Cortaron una oreja luego del jalón que los organizadores le dieron al comandante de la policía. Incluso, un ejemplar femenino dio muestra de temple taurino y ante la sorpresa del respetable se levantó el polo y expuso sus pechos pintados con el “NO a las corridas”.

_Qué locaza, mírala con las tetas al aire ¿no es la hija de María Encarnación?

_No, es la hija de María José. Cuando ingresó a la universidad le regalaron unas buenas tetas con el cirujano de la familia. Quedó regia oye.

_¿Y qué hace con esos impresentables?

_Ay hija, yo la prefiero antitaurina porque sólo joden en octubre y noviembre. Para la navidad ya se les pasó la mala vibra. En cambio el hijo de mi nana se metió de ecologista, ambientalista o no sé qué y anda metido en la selva o en la puna donde no hay ni internet. Está incomunicado. Y todo para proteger especies en extinción. En cambio los antitaurinos sólo joden a fin de año y todo el chongo no pasa del centro de Lima y del Rímac, porque si van a provincias los cholos se los comen vivos.

La tarde estuvo nublada y sin viento previo asomo de unos tímidos rayos de sol sobre el coso centenario. Culminada la faena bajopontina de los antitaurinos debemos resaltar algunos ejemplares de raza, jóvenes y terciados. “Chicuelo”: Líder antitaurino nato. De buena presencia, no humillaba pero recargó contra la cabalgadura de la policía y sólo recibió un picotazo que lo rajó y lo hizo refugiarse en el auto de su mamá. “Rabioso”: Líder y temperamental. Listón y bonito de tipo. Paliabierto. Pobre de cara. Hirió a dos antimotines y terminó detenido en la comisaría de Acho. Fue indultado cuando llamó su papá. Recibió un puyazo cuando llegó a su casa. “Pitucón”: Llamativo y altanero pero de escasa presencia. Se lució con muletazos cuando atacó los autos estacionados en las afueras de Acho, pero en el coso mostró el capote con las consignas antitaurinas ante la indiferencia del respetable. Supo eludir los muletazos de la policía antimotines cuando les dijo que su tío era ministro. “Huachafita”: De buena presencia, paliabierta castaño tirando para rubio. Se lució cuando encaró, rayó y picó las llantas de una camioneta estacionada en las fueras de Acho. Sobre todo cuando comprobó que la susodicha camioneta era de su novio, quien no estaba en el club sino en el coso bajopontino bien acompañado con ejemplar mulato y de amplias caderas. Terminó en la comisaría porque enfrentó a la cuadrilla de la policía antimotines cuando cambió su lema “no toquen a los toros” con el “no me toques cholo de mierda”.

-Qué estos limeños la hacen linda, joder, el próximo domingo no me pierdo la faena en Acho.

-¡Hostias! Son de reír. Aquí nadie protesta en las calles cuando masacran delfines… pero arman todo un show por los toretes.

El MINDEF se va de shopping

Destacado



El domingo 15 de septiembre LA REPUBLICA publicó un informe firmado por Ángel Páez, jefe de la Unidad de Investigación, titulado “El gobierno compra US$  2.300  millones en equipos para la defensa”. El reportaje revela las próximas adquisiciones para las tres armas y resalta que nunca antes  se había comprado tanto armamento en tan corto tiempo y por un monto tan alto. Aclara, además, que el viceministro de  Recursos de la Defensa, Jakke Valakivi Vásquez estrenará un plan estratégico de compras para evitar a los conocidos traficantes e intermediarios.

Ver http://www.larepublica.pe/15-09-2013/el-gobierno-compra-us-2300-millones-en-equipos-para-la-defensa

La primera sensación que me dejó la lectura fue todos los problemas que se solucionarían en el Perú con una inversión de 2.300 millones de dólares. Se me ocurre, por ejemplo, una declaratoria de guerra al friaje. O una guerra abierta contra la delincuencia. O la recuperación de la tierra arrasada por la minería en Madre de Dios.

Soñar no cuesta nada… pero estamos en el Perú, no en Costa Rica, donde decidieron no tener fuerza armadas y ese dinero ahorrado se invierte en hacer de ese pequeño pero gran país centroamericano un espacio civilizado en medio de tanta miseria.

Debo reconocer, empero, que la lectura del informe me dejó una buena sensación: por primera vez existe transparencia en las compras militares y resulta alentador leer estos planes en un diario de circulación nacional.

La historia reciente nos demuestra que el secretismo en la compra de armamento es el mayor de los cinismos, pues sólo ha servido para fomentar sobornos, granjerías y otros negocios ilícitos.  El argumento de que las compras deben ser secretas para no “alertar al enemigo” también es una patraña, pues los propios vendedores y traficantes se encargan de difundir sus ventas en revistas, páginas web especializadas y hasta en las redes sociales.

Pero creo que el vice ministro Valakivi debería hacer gala de transparencia. Sólo en el caso de la compra del satélite hay un secretismo que da pie a sospechas. Y estamos hablando de una inversión de 200 millones de dólares. En un post anterior revelamos las movidas para beneficiar a una empresa francesa. La misma empresa que implementó el satélite chileno.

ver… http://larepublica.pe/blogs/andares/2013/08/11/luz-verde-para-el-satelite-peruano/

Y en el reportaje de Ángel Páez se confirma que el presidente Humala está especialmente empeñado en la compra del satélite galo. En aras de la transparencia, tanto el portal web de la CONIDA (autodenominada, no sin pompa, como “la NASA peruana”) como el portal web del Ministerio de Defensa, deberían publicar los detalles del concurso y de la licitación.

Plaza de armas

Debo resaltar que existe un buen balance en las compras anunciadas por el viceministro Valakivi. Y me refiero a lo que en los días de la dictadura velasquista se denominaba “el binomio pueblo-fuerza armada”, sobre todo, para el uso de estos aparatos en emergencias civiles. La compra de 28 helicópteros de transporte (los recios MI-117Sh) y 4 aviones de transporte me parecen una buena adquisición, pero con los aviones hay que dejar de lado los lobbys que rondan en la FAP y evitar determinados modelos que no están adaptados para nuestra difícil geografía. Uno de los modelos finalistas tiene problemas para volar sobre los 5 mil metros de altura sobre el nivel del mar. Y ese es un detalle básico para nuestro país.
Los helicópteros servirán para el “frente” de guerra en Vraem y es una pena, pues estos aparatos podrían servir en otros frentes civiles como el friaje en Puno o la proliferación de dragas extractoras de oro en las zonas de amortiguamiento de las áreas naturales de protección en nuestra Amazonía. Lamentablemente, nuestros “estrategas” de las FFAA siguen creyendo en esa locura e instalar bases militares en el Vraen. Juegan a su propia guerra de Vietnam, cuando lo cierto es que bastaría con trabajos de inteligencia en la zona y el control de insumos para la producción de cocaína.

Igual debemos elogiar la compra de 5 patrulleras para la Armada Peruana. Hasta me atrevería a afirmar que el número queda corto, considerando el creciente uso del Mar de Grau para el narcotráfico y la sobre explotación de nuestra biomasa por naves extranjeras. Así como el actor Zac Efron calificó a Cusco como “la capital de la cocaína” (y aquí se rasgaron las vestiduras) nuestras costas pronto serán conocidas como el “Mar de la Cocaína” por el creciente trasiego de buques cargados con la caspa de Atahualpa. Aquí, desde los años del fujimorismo, no sólo se permitió el ingreso de barcos arrastreros, balleneros y buques-factoría acelerando la depredación provocada por la industria pesquera nacional. También se utilizó un buque insignia de la Marina de Guerra para trasladar cocaína, provocando un papelón internacional en un puerto mexicano. Otros países, como Ecuador, tienen a sus patrulleras espantando buques extractores de bandera extranjera de su mar territorial.

http://www.larepublica.pe/infografias/modelo-de-patrullero-de-la-empresa-surcoreana-stk-offshore-shipbhuilding-21-09-2013

Ni qué decir con la necesidad de patrulleros en los ríos de la selva amazónica, donde la proliferación de piratas ha sido inversamente proporcional a la existencia de control y patrullaje. De paso, servirá para controlar el creciente tráfico de drogas con destino a Colombia y Brasil. Lo mejor de la adquisición de 5 patrulleras es que serán ensamblados en los astilleros del SIMA bajo la supervisión de los diseñadores de Corea del Sur.

Igual sucede con  compra de un buque oceanográfico.

Ver… http://larepublica.pe/blogs/andares/2013/02/04/machu-picchu-bajo-cero/

El querido Humboldt ya cumplió su ciclo después de batirse llevando y trayendo ayuda a los damnificados del terremoto en Pisco. Y en su último viaje a la base Mahupicchu en la Antártida sufrió un percance que la marina supo ocultar para no levantar olas.

También se anuncia la compra de nuevos aviones de combate. Y esto debemos celebrarlo pues la fuerza aérea es el arma disuasiva por excelencia. Más aún si consideramos la ofensiva de los drones (aviones no tripulados) que están ganando espacio en las guerras modernas.

Drones al ataque

Drones al ataque

Además la FAP es la única fuerza peruana cuyo máximo héroe, el capitán José Quiñones Gonzáles, ganó una guerra. Ahora se habla de nuevos MIG y Sukhoi y me parece bien, pero que sean compras de gobierno a gobierno para evitar a los traficantes e intermediarios. Además, no vaya a repetirse el negociado en la  compra de los MIG 29 durante el fujimorato.

También se anuncia la compra de 8 mil fusiles de asalto calibre 7,62. En el mismo reportaje se advierte que los fusiles Scar (de manufactura belga) quedaron finalistas… pero ya se pueden leer ciertos cuestionamientos al proceso de evaluación. Lo bueno es que servirán para reemplazar los impresentables FAL comprados en Argentina en los años 70, y los Gallil israelíes comprados en México durante el fujimorismo. Más adelante revelo entretelones de esta compra. Lo cierto es que ambos fusiles son viejos y malos. El célebre Fusil Automático Liviano -FAL para los amigos- es una buena arma pero en su versión original (de manufactura belga). Aquí compraron la versión argentina del FAL, cuyo endeble cañón no soportaba más de tres cacerinas en ráfaga sin que se desviara la mira. Eran tan malos que fueron repotenciados durante el gobierno de Fujimori-Montesinos. Les cambiaron el cañón, pero cobraron como si hubieran comprado fusiles nuevos. Y estos viejos e incómodos fusiles (ni siquiera teníamos la versión de culata rebatible) fueron los que vimos portar a nuestros sufridos soldados durante la derrota con Ecuador en el Cenepa… también durante el gobierno de Fujimori-Montesinos.

La compra de los Gallil fue uno de los últimos negociados del general EP Víctor Malca, ex ministro de Defensa de Fujimori-Montesinos y luego premiado con el cargo de embajador en México tras el escándalo en la compra de los cazas MIG 29. El fusil es de manufactura israelí, pero nada original pues se trata de una mala copia el AK 47 soviético. Estos fusiles fueron descartados por el ejército mexicano y comprados por el gobierno de Fujimori como si fueran nuevos. Son tan simplones que no los usa ni el ejército de Israel.

Con respecto a la compra de fusiles creo que se exagera en el proceso de selección. El mejor fusil de asalto es y seguirá siendo el Kaláshnikov ruso. Su calidad, resistencia y versatilidad se prueba desde hace más de cincuenta años en todos los conflictos bélicos del planeta. Qué más prueba que uso diario en todas las guerras para demostrar su calidad. Existen otros buenos fusiles, pero pensando en el Vraem o en la posibilidad de alguna guerra exterior, nada mejor que el AKM, AK47, AK74 y el AK103… o sencillamente, “un Kaláshnikov”. Por si fuera poco, sus repuestos se pueden fabricar hasta en casa.

Otro detalle que no deben olvidar a la hora de elegir el fusil de guerra, es el tema de las municiones. FAME se caracterizó por sus buenas balas “Made in Perú” pero ahora se importan de China sin control de calidad. No son pocos los accidentes que se han producido en las necesarias prácticas de tiro.

Con respecto al Ejército, debo celebrar también la compra de un nuevo sistema de defensa aérea y lanzadores múltiples de misiles tierra-tierra y tierra-aire. Son fundamentales.

A los tanques dile NO

En lo que si discrepo es con la compra de tanques. En el Perú y en Chile, por dar un par de ejemplos, lo tanques sólo han servido para los golpes de Estado. Aun recuerdo la madrugada del 3 de octubre de 1968 cuando me despertó el paso de los viejos tanques Sherman -usados por la US Army en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial. Horas después estaban estacionados en Palacio de Gobierno mientras se instalaba el autodenominado Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada. Lo mejor es que hubo asueto en el colegio.

tanques Sherman en Palacio de Gobierno 1968

tanques Sherman en Palacio de Gobierno 1968

Tanques en Palacio de la Moneda, Santiago, 1973

Tanques en Palacio de la Moneda, Santiago, 1973

Años después, en 1992, los tanques soviéticos T-55 sirvieron para rodear el Congreso y la Plaza Mayor instantes después del tristemente célebre “disolver, disolver” de Alberto Fujimori.

Lo cierto es que aquí los tanques Sherman y los T55 sólo han servido para destruir el asfalto de la avenida Brasil durante los desfiles militares de fiestas patrias. Y ahora pretender comprar decenas de nuevos tanques.

Vehículos blindados, incluyendo anfibios, no son una mala inversión. No es que nuestros estrategas militares pretendan desembarcar en algún puerto chileno o ecuatoriano, pero son vehículos que pueden circular por los agrestes caminos de herradura en el Vraem y podrían servir hasta para apoyar operaciones de salvataje en terremotos, huaycos y otro tipo de desastres. Ojo que no hablo de “desastres naturales”. No existen. La naturaleza suele manifestarse de muchas maneras. El desastre es provocado por la imprudencia, falta de previsión y vulnerabilidad de los humanos.

Se dice que MINDEF compraría 120 tanques T-90S rusos, pero esta cifra no se ha confirmado. Haría bien el gobierno en divulgar la cifra exacta en aras de la transparencia. Durante el gobierno velasquista se compraron 250 tanques T-55 que hoy no sirven ni para convertirlos en tractores (mover esas viejas máquinas de 8 toneladas requiera tanto combustible como para empeñar toda la cosecha). También se dice que cada T90S vale 2,5 millones de dólares cada uno, es decir, 400 mil dólares menos que el precio de los tanques Leopard ofertados por Holanda.

http://www.larepublica.pe/19-09-2013/militares-peruanos-ponen-a-prueba-el-tanque-ruso-t-90s-con-practicas-de-tiro

Dólares más dólares menos me da la impresión que comprar tanques es gastar pólvora en gallinazos. En los alucinados pronósticos de una guerra con Chile no faltan los entusiastas que sueñan con una batalla de tanques a lo Alamein o una réplica de la batalla en el Arco de Kurks. Pero la realidad es otra. Apostaría que  en caso de conflicto ambas divisiones de tanquistas rivales no se verían ni los cañones pues la fuerza aérea los dejaría inservibles antes de acercarse al frente de batalla.

Los tanques hoy en día son un anacronismo. Sorprendieron al mundo cuando las divisiones nazis arrasaron a la caballería polaca en septiembre de 1939. Antes de eso, los italianos ensayaron con sus tanques durante la Guerra Civil Española, pero todo terminó en un papelón para las fuerzas blindadas del Duce. Igual sucedió en la invasión soviética a Finlandia, donde los tanques de la URSS fueron presa fácil de las divisiones de cazadores antitanque finlandeses, inventores del ahora célebre “cóctel Molotov”, llamado así para burlarse del entonces Canciller soviético.

En los territorios de la Unión Soviética los tanques alemanes entraron como en su casa porque estaban precedidos por el implacable bombardeo de su fuerza aérea. Pero cuando empezó el invierno se convirtieron en una pesadilla para los invasores. Y en Stalingrado sólo sirvieron para que los heroicos defensores de la ciudad-símbolo soviética se lucieran destruyendo tanques en medio de los escombros de la ciudad. Luego vendría el Arco de Kurks, considerada hasta la fecha la mayor batalla de tanques y cañones autopropulsados en la historia, pero lo cierto es que los Panzer, Panther, Tiger y Feerdinad de los nazis se enfrentaron a los T34 soviéticos y, en ambos bandos, sufrieron terribles bajas por el accionar de los recién estrenados cañones antitanques y los ataques aéreos contra lo que los tanques nada podían hacer.

No voy a negar la importancia de los tanques en la Segunda Guerra Mundial pero ese conflicto también significó el inicio del fin de los tanques como arma disuasiva. Primero, este tipo de mega-guerras no se repetirán y, segundo, muchos estrategas se dieron cuenta que antes de gastar miles de millones de dólares en tanques, lo mejor es invertir en la nueva tecnología antitanque, mucho más barata y fácil de implementar.

En Vietnam los tanques sólo sirvieron para acelerar la humillante derrota de la US Army. En Afganistán, los poderosos tanques soviéticos sólo sirvieron para hacer más lento el avance de las tropas invasoras. En Medio Oriente la última gran batalla con tanques se dio en la Guerra de los Seis Días, pero esos blindados sirvieron porque previamente los aviones israelíes habían arrasados con la fuerza aérea egipcia. El último papelón fue en la invasión de la Libia de Kadafi al vecino Chad, donde el pequeño ejército de Chad derrotó y humilló a los tanquistas libios con camionetas pick-up (Toyota, Land-Rover y Nissan) artilladas con una ametralladora calibre .50 y con una tripulación de comandos armados con bazookas y otras armas portátiles antitanques como las sorprendentes RPG rusas o los misiles anticarro Kornet. El desierto de Chad se convirtió en el cementerio de cientos de tanques libios.

Ver… http://www.larepublica.pe/27-09-2011/pick-se-va-la-guerra

Desde entonces, las pick-up artilladas se han convertido en la mejor arma para destruir tanques dentro y fuera de la ciudad. Tanto así que en Tailandia se instaló una fábrica especializada en transformar las camionetas pick-up de doble cabina en vehículos útiles para los comandos cazadores de tanques.

Pick up artillada en Siria

Pick up artillada en Siria

Ni qué decir de lo que viene sucediendo en Irak, Afganistán y, más recientemente en Siria, donde los tanques son destruidos rápidamente apenas se internan en la ciudad. Para variar con pick-up artilladas, viejas “bazookas” y misiles tierra-tierra maniobrados por grupos de dos o tres milicianos.

Tanque destruido por una pick up artillada en las afueras de damasco, Siria.

Tanque destruido por una pick up artillada en las afueras de damasco, Siria.

tanque2

Para todos esos alucinados en una guerra con Chile sólo les recomendaría sacar cuentas: vamos a gastar casi mil millones de dólares en comprar tanques cuando se podrían invertir unas cuantas decenas de millones en equipos para la infantería antitanque (armados con RPG rusos, por ejemplo), equipar aviones y adquirir drones con misiles aire-tierra. Nos podríamos ahorrar varios cientos de millones de dólares para mejorar las instalaciones de las tres fuerzas armadas.

Tanque destruido con misil aire

Tanque destruido con misil aire-tierra

En todo caso, ojalá exista transparencia en la compra de los tanques. No vaya a ser como la fallida “travesura” de Alan II, quien pretendió encajarnos un mamarracho chino que parecía un tanque de fumigación por el humo con el que envenenó los pulmones de los asistentes a la parada militar. Ese tanque era una versión “modernizada” de los viejísimos T55 y Alan II nos quiso enyucar con ese blindado justo después de su gira a China, donde hizo grandes amigos entre los traficantes de chatarra militar.

Historia nacional de la infamia

Insisto, la transparencia es fundamental. No puedo olvidar que a mediados de los años 90, mientras el gobierno de Fujimori hacía el negocio de su vida comprando en secreto cazas bombarderos MIG 29, en Chile se abrió un debate nacional para discutir qué modelo de caza bombardeo era el conveniente para renovar su flota militar aérea.

Lo curioso es que aquí la dupla Fujimori-Montesinos, el entonces Ministro de Defensa, general EP Víctor Malca y los traficantes de turno, decidieron comprar top-secret los cazas MIG 29 que pertenecieron a la fuerza aérea de Bielorusia, que se acababa de estrenar como país luego de independizarse de la Unión Soviética apenas cayó el Muro de Berlín. El problema es que los aviones se compraron como si se tratara de naves nuevas, recién saliditas de fábrica, cuando lo cierto es que tenían varios años volando y, lo que es peor, se vendían sin la garantía de contar con motores y repuestos básicos para su funcionamiento. Los rusos -fabricantes de los MIG- habían advertido claramente que cualquier compra de armas a los ejércitos de las ex repúblicas soviéticas no contarían con el suministro de repuestos ni la tecnología necesaria para volar.

En aquellos días me desempeñaba como editor de la revista DOMINGO, de la República, cuando Juan de la Puente trajo la primicia del negociado en la compra de los MIG 29. Sus fuentes eran de confiar, contrastamos información, encontré fotos de los MIG 29 en mis revistas de armamento (era 1993 y aun no había internet) y le dediqué tres páginas y la foto de portada: El general Malca con un MIG 29 entre manos.

El informe provocó un terremoto político. Al día siguiente, lunes, el recordado Manuel D’Ornellas, entonces director del fujimorista diario Expreso, dedicó su columna -ilustrada con la portada de DOMINGO- al escándalo, exigiendo además la renuncia del general Malca. El martes, Malca presentaba su renuncia y todo hacía presagiar que sería investigado… pero fue premiado con su nombramiento como embajador peruano en México, con resolución firmada por el propio Fujimori.

La Unidad de Investigación de La República asumió el caso del negociado en la compra de los MIG 29, y el propio Ángel Páez fue desentrañando la trama en sucesivos informes hasta demostrar que se trató de un millonario negociado y uno de los mayores escándalos de la administración Fujimori. Es decir, una más para la historia nacional de la infamia.

Pero Montesinos tenía comprada a toda la prensa y fueron publicadas decenas de informes demostrando las bondades de la compra de los cazas bielorusos. Meses después del escándalo, el propio Fujimori presentó “ante la prensa nacional e internacional” y ante sus geishas de la prensa local a los benditos MIG 29. La presentación fue patética: Un avionero de la FAP arrastraba el MIG 29 recién salidito del angar. La nave no volaba porque no tenía sus reactores pues los rusos habían dejado en claro que no venderían repuestos para sus aviones vendidos por traficantes de armas. Los fotógrafos y camarógrafos tomaron las imágenes de rigor y el avión fue empujado de vuelta al angar. Parecía la presentación de un automóvil en el Motor Show.

Presentación del MIG29. No volaba. Parecía el Motor-Show

Presentación del MIG29. No volaba. Parecía el Motor-Show

Qué diferencia con la presentación de los cazas F 16 adquiridos para la Fuerza Aérea de Chile. Las naves fueron compradas luego de meses de debates públicos y de una transparente licitación. En la ceremonia una docena de aviones volaron en escuadra sobre el cielo de Santiago dejando un rastro de humo con los tres colores de la bandera chilena y se perdieron entre los nevados que rodean Santiago no sin antes romper la barrera del sonido para impresionar al respetable.

Aquí, en cambio, lo benditos MIG 29 llegaron a volar luego de firmar un tratado con los fabricantes rusos… pero los traficantes hicieron su agosto y el general Malca celebraba como embajador en México. Meses después, Malca y los traficantes recomendados por la dupla Fujimori-Montesinos, ordenaron la compra de cientos de fusiles de asalto Galill, de fabricación israelí, descartados por el ejército mexicano

Lo curioso es que tanto Fujimori como Montesinos están presos, los traficantes siguen haciendo de las suyas y el general Víctor Malca sigue prófugo, gastando los millones robados al Perú con la compra de armas viejas y chatarra de cuartel.

Claro que todo gobierno tiene su anticucho en la compra de armas. Antes de la dupla Fujimori-Montesinos, el gobierno de Alan I hizo de las suyas con la compra de los Mirage 2000 y otros equipos. Recuerdo, por ejemplo, la compra de fusiles de asalto AKM (similares al AK 47) pero fabricados en Corea del Norte. Esos son los vejestorios que sigue usando la Policía Nacional del Perú. Y es que los Kalashnikov son tan buenos que no importa si los fabrican en Corea del Norte o, más cerca, ahora en Venezuela.

Y si seguimos retrocediendo en el tiempo tenemos las compras durante la dictadura militar. Velasco apostó por las armas soviéticas pero sólo en tanques y helicópteros. Varios militares y civiles salieron de la pobreza con esas compras, aprovechando el secretismo y la inexistencia de prensa libre para denunciar los sobreprecios. Lo cierto es que durante el gobierno del general Velasco y de su golpista-sucesor, Morales Bermúdez existió un pacto con la fuerza armada argentina que, entre otras cosas, se construyó la central atómica de Huarangal (dicen que costó 10 pero cobraron como si costara 100), se adquirieron hasta cohetes para un “seudo programa -espacial” (hace pocos semanas Conida hizo despegar uno de estos viejos cohetes regalados por los argentinos. Y llegaron a construir un “taller de reparación” de tanques rusos (¿qué saben los militares argentinos de los tanques rusos?) instalado en pleno polígono de tiro General Muñìz, en el cuartel “la Blindada” del Rímac, acabando para siempre con el campo donde practicábamos tiro con trinchera de objetivos a 400 metros de distancia y donde se realizaban los célebres concursos de tiro con los recordados fusiles Máuser cañón corto reformado 7,62 mm.

Qué pena que en esos años no había prensa libre para denunciarlos.

KACHKANIRAQMI Y EL GUERRASPAMPA

Destacado



Sigo siendo impactado con la visión de Kachkaniraqmi. Sigo conmovido con la potente voz de Rosita Guzmán que me trae el eco de Chabuca Reyes. Y la desgarradora Cardo Y Ceniza, versión Sara Van. Y el trino de Magaly Solier, símbolo de la belleza y sobriedad de las huantinas. Y la mirada al cielo de Consuelo Jerí, en sus ojos el cielo de Paucaray…

Podría continuar con la lista de artistas que se lucen en el documental Kachakaniraqmi, (Sigo Siendo), pero fue con el violín de don Andrés “Chimango” Lares que me llegó el recuerdo de un viaje a Cabana Sur para gozar su célebre Guerraspampa: el combate ritual de los Danzacc.

Desde esta humilde trinchera quiero aportar algo al público que gozó Kachkaniraqmi y brindar un homenaje personal a Cabana Sur y su fiesta del agua. Y al altomisayoc don Andrés. Y al Danzacc don Basilio, “Halcón de Paico”, refugio de la ortodoxia de los danzantes de tijeras.

Se trata de una crónica publicada en 2002 y que mereció la portada de la revista Andares.

Portada de Andares

Portada de Andares

Guerreros de los APUS

El distrito ayacuchano de Cabana Sur es el último rincón del Perú donde aún se celebra el Guerraspampa, una ceremonia que suele encumbrar a los danzantes de tijeras y que sirve de telón de fondo a la fiesta del agua local y a la singular procesión de San Isidro Labrador.

Son las tres de la tarde y la gente reclama: “¡Ya pues, gobierno, que se viene la lluvia!”. El respetable llama al Guerraspampa, a  la esperada batalla ritual de los danzantes de tijeras invitados a la Fiesta del Agua en Cabana Sur, Lucanas, Ayacucho, el único lugar donde aún se conserva esta antiquísima tradición andina.
En una esquina está Picaflor, de Puquio, tenso y en silencio, esperando la arremetida de su rival, el Halcón de Paico. Los agentes de la Policía Nacional tratan de controlar al público que forma un ring humano en una chacra ubicada en la zona baja del pueblo, al pie del abismo, rodeada por el imponente paisaje del Valle de Sondondo. Las barras de ambos Danzacc parecen que se van a enfrentar, se lanzan insultos en quechua y castellano mientras brindan con cerveza, pisco y chicha de jora. Los niños se han trepado a las ramas de los árboles para no perder detalles del combate. La gente ya se cansó de verlos bailar día y noche al son del arpa y del violín. Ahora toca el Guerraspampa: “¡ya pues, gobierno”!

Los danzacc y sus músicos frente a frente

Los danzacc y sus músicos frente a frente

Los danzantes acuden al centro del escenario. Se miden. Ni se saludan. El Picaflor sabe que es el mejor danzarín, el de las insuperables piruetas, el engreído de Puquio y Andamarca. El Halcón de Paico luce arrogante y sereno, nos mira desde su altura, sus ojos rastrean la cumbre del Oscconta, como si nada ni nadie existiera entre él y el apu nevado Ccarhuarazo.
Ambos danzantes, ambos guerreros, ambos rivales, ya no lucen el típico sombrero de los Danzacc. Ahora tienen un gorrito con un pañuelo rojo que cubre sus cabezas, sobre su chaleco una casaca jean para protegerse de los feroces latigazos, sólo se identifican por los flecos y bordados de su pantalón. En vez de tijeras ahora portan recios chicotes de cuero y nudos, las armas rituales del Guerraspampa. Sus cargontes se confunden entre el público. Las autoridades se alejan de los rivales, los danzantes se juntan espalda con espalda. La batalla sólo durará tres interminables minutos. En medio de la cancha sólo queda un policía que rastrilla su fusil ametralladora AK-46 “Kalashnikov”, apunta hacia el cielo y su disparo es la orden para iniciar el combate.

Un disparo anuncia el combate ritual

Un disparo anuncia el combate ritual

Quedan frente a frente. Se miran a los ojos. Ninguno pestañea. Saben que no pueden agarrarse a golpes, sólo a latigazos. Ambos conocen el ritual: la fuerza y velocidad de los chicotazos se van incrementando, cae como relámpagos en las piernas, en el pecho, en la espalda y en la cabeza. Cualquier mortal saldría gritando de dolor, pero ellos son Danzacc. El público grita los nombres de ambos contrincantes, las barras vociferan (“esos son los cholygans”, nos dice un cabanino residente en Lima) pero no entendemos cómo pueden soportar esos latigazos que harían correr al buey más recio. El combate arrecia, los chicotazos silban en el aire y chocan con furia en los cuerpos. Ambos dan muestras de su valor, se les sale el indio. Ni un paso atrás hasta que el Halcón logra esquivar un feroz latigazo -un picotazo del Picaflor- y lanza una contraofensiva de chicotazos que se estrellan en el rostro de Picaflor. ¡Ayayayyy! grita el respetable. Picaflor sintió la pegada, retrocede sin dejar de lanzar latigazos a su rival, pero en su rostro ya se puede ver un rastro de sangre. El Halcón luce recio y arrogante y no deja de seguir a su rival mirándolo directamente a los ojos, como si los latigazos no hicieran mella en su divinizado cuerpo. Picaflor flaquea por un instante y recibe una nueva andanada de latigazos. Sus hinchas quedan mudos mientras que los partidarios del Halcón están roncos de tanto gritar. Halcón arremete a su rival, lo ofende a latigazos, su brazo no se cansa, en eso está cuando otro disparo anuncia el final de la batalla.

Viaje a la semilla

Setenta y dos horas antes del Guerraspampa y luego de casi 700 kilómetros de recorrido desde Lima Metropolitana, llegamos a Cabana Sur luego de pasar Ica, Nazca, Pampa Galeras, Puquio y Andamarca. La luz del servicio público nos permite descubrir en un oscuro rincón de la plaza a un grupo de personas que merodean en torno al campanario. Brindan con unas copitas de cañazo, pero antes de beber le ofrecen un trago a la tierra para luego secar su contenido. Uno de ellos es Juan Capcha, violinista que acompaña al Halcón de Paico, y están ofreciendo un pagapu para que la plaza sea buena durante las celebraciones del Guerraspampa y la Fiesta del Agua en honor al patrón San Isidro Labrador. Capcha le habla al Danzacc y le habla a la iglesia y le habla a la plaza. Les pide permiso no sin antes compartir unas hojas de coca bendita.

Los varayoc cumplen con el pagapu bajo el campanario

Los varayoc cumplen con el pagapu bajo el campanario

Luego de cumplir con el ritual de permiso a la plaza de Cabana, el danzante de tijeras y sus músicos se dirigen a la casa del Cargonte (anfitrión del Danzacc) para participar en la ceremonia del Anticipu del Ccataricuy. Allí nos enteramos que antiguamente el Guerraspampa enfrentaba a Danzacc contratados por cada ayllu del pueblo, pero esto acabó porque la ceremonia terminaba en batallas campales con muertos y heridos. Ahora lo organiza un solo ayllu y, sin embargo, no deja de tener su cuota de violencia y enfrentamiento.

En el Anticipu, el Halcón “principia” a danzar aun sin sus atuendos de rigor. Se exhibe ante el respetable: vecinos, familiares y amigos del Cargonte, quien invita a comer y a beber mientras duren las ceremonias. La gente aprueba al Halcón y lo invita a vestir su uniforme de Danzacc.

El ritual se realiza junto al fogón, enciende un cigarrillo y se pone el pantalón, la camisa, el chaleco, el delantal y el sombrero. Por último se calza sus clásicas zapatillas blancas no sin antes colocar unas hojitas de coca debajo de las medias. El tronar de unos cohetones advierten que su rival, el Picaflor, ya está rumbo a la plaza para la primera exhibición de danzas de tijeras.

 

El Cargonte y sus amigos apuran al Halcón de Paico y salen en procesión, lanzando vivas, soltando sartas de cohetecillos a los pies del Danzacc como para infundirle valor. Ambos bandos llegan a la plaza y se reciben con pifias, retándose mutuamente, hasta que se inicia el baile pero como una simple demostración de lo que sucederá en los días posteriores.

Viernes sangriento en Cabana.

Las primeras luces del alba no terminan de astillar el firmamento cuando ya se puede ver al Halcón y al Picaflor demostrando sus artes. La música del violín y el arpa va despertando al pueblo y el reto de los danzantes continúa toda la mañana. No se interrumpe ni con el desayuno comunla. A eso del mediodía, se realiza el sorteo previo al Guerraspampa a orillas de una cocha de regadío. Mientras tanto, en las afueras del pueblo, los comuneros limpian la acequia, retiran la champería que obstruye sus canales, se preparan para la próxima campaña de siembra. Son las 3 pm y tenemos que correr para conseguir un buen lugar en la chacra donde se realizará el Guerraspampa. Los pobladores de Cabana llegan a pie o cabalgando, los auquinos bajan de su pueblo, los foráneos buscamos un buen lugar para las fotos de rigor.

El Picaflor llegó confiado al Guerraspampa

El Picaflor llegó confiado al Guerraspampa

Y se lució ante el respetable

Y se lució ante el respetable

Comienza el baile con la danza del Picaflor. Suenan sus tijeras siguiendo el ritmo del arpa y del violín. Es difícil danzar sobre tierra de labranza, pero lo que más le molesta son los mojones de vaca que aparta con sus pies danzarines. La gente protesta por la falta de limpieza. Le toca al Halcón, pero antes llega danzando donde las autoridades y les presenta su saludo. El respetable reconoce su caballerosidad. Terminada la faena son ahora los policías los que mantienen despejada la cancha para el Guerraspampa, controlando de cerca a los borrachines que buscan bronca, que insultan al Danzacc rival. “Esos son los de Lima -dice un cabanino señalando a sus paisanos radicados en la capital-, sólo saben hacer escándalo”. La cancha está despejada, los Danzacc quedan solos en medio del cuadrilátero, látigo en mano a la espera del tiro de fusil que dará el campanazo para empezar la batalla…

Cada Danzacc tiene su fanaticada

Cada Danzacc tiene su fanaticada

Al fin de la batalla los Danzacc ensangrentados suben corriendo al pueblo seguidos por la multitud que presenció el Guerraspampa. La gente comenta el triunfo del Halcón, la ferocidad del combate entre los arpistas de ambos danzantes (ganó el que acompaña al Picaflor), y critican la “echada” de los violinistas, quienes no brindaron el espectáculo esperado previo conversado para no herirse en el combate.
Pero la fiesta continúa al día siguiente. Es sábado, al mediodía, termina la misa y sale la procesión de San Isidro Labrador, con su anda adornada con flores de cera. Siguen por una de las calles principales de Cabana Sur hasta llegar a una chacra comunal ubicada junto a un enorme tanque de agua para regar. Aquí se celebra la ceremonia de la siembra, los bueyes aran la tierra al ritmo de los feligreses mientras el cura del pueblo procede a bendecir el agua que servirá para regar las chacras de todo el pueblo.


Cuando abren las compuertas surgen dos comuneros vestidos de “sirenas” que bendicen a su manera el agua de regadío. El cura se aparta de la procesión y deja a los cargadores que lleven al anda de regreso a la iglesia. Pero ahora es un jolgorio, la procesión avanza y retrocede, las andas embisten a la gente, se meten en cualquier esquina, vuelve a salir casi pisando a los feligreses. “Sigue el ritmo del arado guiado por los bueyes”, nos dice un cabanino, pero otro afirma que el anda desciende como si fuera el agua del canal inundando calles y veredas. Cuando llegan a la puerta de la iglesia, reciben el saludo de los Danzacc resucitados luego del combate, de las autoridades de la fiesta, hasta que la venerada imagen se refugia entre los gruesos muros del templo.
Por la tarde se inicia la competencia formal de los danzantes siguiendo las tonadas impuestas por el arpa y el violín. De nuevo enfrentados en un ring humano ubicado esta vez en la misma plaza principal, justo en la puerta del local municipal. Pero esta vez la danza sustituye al combate. El Picaflor se luce ante el respetable, el Halcón hace lo propio, pero el puquiano tiene mucha maña, sabe cómo agradar al público, hasta incorporó pasitos de breack dance y de los bailarines cosacos. La gente lo aclama mientras que en el cielo se va formando un enorme aro solar con los colores del arco iris. Una anciana me señala el fenómeno celestial: “Mira al taita sol, está contento, habrá lluvia buena para la siembra”.

Feliz día, Santa Rosa de Lima

Destacado



1586-1617. Bastaron 31 años de vida para que Isabel Flores de Oliva ganara fama de santa. Todo un récord si agregamos que medio siglo después de su muerte fue canonizada como Santa Rosa de Lima, patrona del Perú, del Nuevo Mundo y de Filipinas.

Nunca fue santa de mi devoción. Ni en mis años de creyente, pero debo reconocer que se debe a mi ignorancia sobre su vida y obra. Recientes biografías han recuperado parte de su historia personal que contrasta con esa imagen de limeñita, blanquiñosa y media noica que hablaba con los mosquitos y realizaba milagros por quitame esta paja. Ahora sabemos que fue mestiza, más precisamente “cuarterona de mestiza”, que fue adorada por varios líderes rebeldes y que inspiró más de un iniciativa para resucitar el esplendor del Tahuantinsuyo por sobre el gobierno virreinal.

Aquí no voy a repetir sus archiconocidos datos biográficos. Pero me gusta pensar que nació cuando Lima aun era la Ciudad de los Reyes: sólo habían pasado 50 años desde la fundación de nuestra Tres Veces Coronada Villa. Es decir, Isabel Flores de Oliva formó parte de la tercera generación de limeños castizos en una ciudad donde los terremotos solo mataban de susto porque la gran mayoría de viviendas aun no tenían buenos techos como para aplastar a sus habitantes. Una urbe donde ya habían fallecido casi todos aquellos feroces, valientes y devotos conquistadores que acompañaron a Francisco Pizarro en Cajamarca. Donde una epidemia de viruelas podía arrasar con la cuarta parte de la población. Donde aun se usaban los viejos caminos incas, decenas de huacas piramidales salpicaban el paisaje urbano y los canales prehispánicos regaban los enormes campos de cultivo que rodeaban la ciudad. Y donde aun se podía cazar tarucas en los cerros y lomas del Rímac, Comas y Canto Grande.

En aquellos años la presencia de un barco pirata en el Callao podía generar una histeria colectiva. Isabel Flores era una adolecente cuando en el año 1600 unas lejanas detonaciones alertaron a la población y el Virrey ordenó a sus tropas subir a la cumbre del San Cristóbal para ver si los piratas estaban atacando el Callao. Nada. No hay moros en la costa, habría sido el informe de los emisarios del virrey cuando un sacudón de tierra remeció la urbe acompañada de nuevas y lejanas detonaciones. Tres meses después, la presencia en Lima de refugiados procedentes de Arequipa identificaron el extraño fenómeno: esas detonaciones y temblores fueron provocados por la erupción del volcán Huaynaputina, ubicado a mil kilómetros al sur de Lima, en las alturas de la provincia de Carumas, en Moquegua, que provocó una catástrofe en todo el sur peruano desde Arequipa hasta Arica. Hoy en día las imágenes de la catástrofe hubieran dado la vuelta al mundo minutos después de producida la erupción, pero en el año 1600 tuvieron que pasar tres meses para que la noticia llegue desde Arequipa a la capital virreinal.

Ese mismo año Isabel Flores debió ser testigo del primer acto de fe de la Santa Inquisición, cuando un llacua o sumo sacerdote del culto al apu nevado Pariacaca fue castigado en la Plaza Mayor de Lima. Una plaza donde fácilmente entraba toda la población capitalina. El sentenciado sufrió 200 azotes pero más le debió doler el corte de pelo en público. Además, la sentencia incluyó su destierro a Santiago de Chile, que en esos años era como irse castigado a Siberia. En esos años el proceso de erradicación de idolatrías estaba en su apogeo y tuvo como epicentro las vecinas provincias de Huarochirí, Canta y Cajatambo; donde el antiquísimo culto a Pachacámac y Pariacaca pugnaba por mantener a sus fieles codo a codo con la nueva fe importada por los europeos. La montaña versus la cruz. El Señor de los Terremotos versus el Cristo Crucificado. El dios de los huaycos y las lluvias versus el hijo de Dios. Lo cierto es que ambas religiones eran sincréticas. Del lado de allá con aportes greco-romanos, visigodos e islámicos. Del lado de acá con su amplio panteón de deidades quechuas, yungas, aladas y marinas tan variadas como nuestra geografía. Y ambas forjaron un nuevo sincretismo que dio a luz la prodigiosa religiosidad andina de nuestros tiempos.

Portada de Rosa Limensis

Portada de Rosa Limensis

Se pueden contar por decenas las biografías de Santa Rosa de Lima pero sigo convencido que desde la publicación de Rosa Limensis, de Ramón Mujica Pinilla, hay un antes y después para entender la envergadura del culto a la santa limeña y su importancia en la religiosidad americana. Lo cierto es que en el imperio de la devoción a Santa Rosa no se oculta el sol.  Sus milagros coparon la atención pública desde un pequeño pueblo en la sierra norte de Lima hasta el corazón de la selva amazónica. Contribuyó a procesos de sincretismo religioso como el de la todopoderosa Virgen de Guadalupe, en México. En Europa se asociaron al culto de Catalina Benincasa, más conocida como Catalina de Siena  (Roxane Cheesman dedicó su última columna a la influencia de la santa patrona de Roma en la santa patrona peruana) y se siente hasta en la lejana Filipinas, donde sus fieles aseguran que protegió a los guerrilleros de la resistencia contra la ocupación japonesa durante la Segunda Guerra Mundial.

Y tengo la sensación que el papa Francisco ha revitalizado la fe en la santa limeña desde que reconoció su devoción por Santa Rosa.

Típica estampita colegial

Típica estampita colegial

En mi lejana infancia no faltaron imágenes de Santa Rosa de Lima en casa, pero antes de entrar al colegio estaba convencido que mi tía Rosita era la santa, pero de viejita. Ella fue la hermana solterona de mi abuela. No tuvo hijos pero sus sobrinos nietos la adorábamos por ese tesoro de caramelos y “tofis” que guardaba en su velador bajo las estampitas de Santa Rosa de Lima -que yo creía fotos de joven de mi tía Rosita- y junto a su florero siempre adornado con rosas frescas.

Por aquellos años la imagen típica de la santa limeña era en blanco y negro (su uniforme de terciaria dominica) como las del primer televisor que hubo en casa, y  no cambiaron ni cuando llegaron los televisores a color. De ahí su anacronismo. En mi caso, su culto no mejoró ni en mis primeros años de primaria en colegio de curas. Me refiero al primer local del Salesiano que estuvo ubicado en Paseo de Aguas, vecino a la primera fábrica de cerveza Cristal. En 1968 yo estaba en segundo de primaria. Allá fuera -en el mundo- Mayo del 68 ardía en París, los hippys pre-Woodstock revolucionaban el corazón del imperio, y Velasco preparaba su revolución versión andina. Pero ese año lo recuerdo porque en pleno sermón de la misa diaria, cuando el cura nos detallaba la vida y milagros de Santa Rosa de Lima, mi compañero de carpeta se puso a imitar a la santa hablando con los mosquitos y autoflagelándose, provocando tal ataque de risa que mereció mi primer castigo escolar. Eso sí, jamás delaté al payaso de mi camarada. ¿Cómo iba a respetar la pasión de la santa limeña si hasta ahora sonrío cada vez que recuerdo la imitación de mi pata de salón? Además, el héroe de aquellos años es y será  un estudiante de quinto de primaria (un “viejo” para nosotros, de segundo) de apellido Capurro, que interrumpió una misa al grito de “¡Viva Santana!”. En el salón jurábamos que era un devoto de alguna Santa Ana, pero en casa nos enteramos que el general Velasco, en un típico gesto afro-latino-revolucionario, había ordenado la expulsión del melenudo guitarrista por pelucón, rockero e imperialista; lo cual se convirtió en todo un símbolo pues al día siguiente todos en el salón queríamos ser “pelucones, rockeros e imperialistas”. Lo mejor es que su expulsión nos impulsó a conocer toda la obra musical de Santana.

En casa el culto Santa Rosa de Lima también se redujo a su mínima expresión pues en 1962 San Martín de Porres fue por fin canonizado 400 años después de su muerte pese a que fue contemporáneo y hasta amigo de barrio de Isabel Flores. Pero Martincito era negro o mulato y ese color no era compatible con los colores oficiales del Vaticano ni de ninguna otra iglesia cristiana, protestante u ortodoxa de su época. Sin embargo, no fue casual que  la canonización del santo afroperuano (por usar la huachafería de moda) coincidiera con el Black Power de Estados Unidos y se produjera un año antes del célebre discurso onírico de Martin Luther King. Ver:

http://www.larepublica.pe/29-07-2012/los-rostros-de-un-santo

Y así pasaron los años hasta que estuvimos en secundaria y el único contacto que pude tener con Santa Rosa fue haberme sentado a descansar en el muro de su santuario cuando miles de escolares copamos la avenida Tacna en una multitudinaria marcha de protesta pro-Sutep y en contra el entonces ministro de Educación, General Guabloche (su chapa era “diabloche” y sigue pasando piola pues ahora se sabe que fue padrino político de Montesinos) que precedió al paro nacional previo a la caída de la dictadura militar.

Por aquellos días cumplía con mi Servicio Revolucionario Obligatorio que me enseñó lo incompatible que resulta ser devoto de una santa patrona de la represión, es decir, de la Guardia Civil que luego sería la Policía Nacional del Perú. Hasta me atrevería a afirmar que ahí empezó la decadencia de la santa limeña en el imaginario colectivo.

Mis recuerdos vinculados a Santa Rosa se saltean hasta mis años de redactor en el suplemento DOMINGO de La República, cuando propusimos un reportaje sobre la sicopatología de la santa limeña. Sus alucinaciones, flagelos y noicas. Lo cierto es que teníamos ganas de joder, sobre todo, a un miembro del directorio que como empresario era un demonio pero que actuaba como cucufato. Creo que el reportaje nunca llegó a salir, pero igual lo pudimos leer en Caretas o en alguna otra revista de los años 80.

Imagen de Santa Rosa en conocido hotel de Ica

Imagen de Santa Rosa en conocido hotel de Ica

Años después pudimos comprobar la propagación de la devoción a la santa limeña no sólo en todo el Perú sino en países vecinos. Su imagen no había variado, pero en Lamas, por ejemplo, luce un vestido de colores. En Chontay su pequeña imagen me inspiró para armar un reportaje sobre el camino inca que unía el santuario de Pachacámac con Cusco luego de pasar por el santuario dedicado a Pariacaca. En Santa Rosa de Ocopa luce chaposa y asorochada. En Ica pude fotografiar un retrato de una santarosita mestiza y molesta dios sabe si con el autor del óleo. En Cusco me sorprendió un antiguo óleo en donde se ve a la imagen de la santa limeña en plena procesión del Corpus.

Santa Rosa cargada por indios acólitos. Óleo sobre lienzo (1675-1680). Museo de Arte Religioso de Cusco.

Santa Rosa cargada por indios acólitos. Óleo sobre lienzo (1675-1680). Museo de Arte Religioso de Cusco.

Pero debo reconocer que la publicación de Rosa Limensis me cambió esa imagen de Santa Rosa blanquiñosa, limeñita y hablando con mosquitos mientras se flagelaba y se colocaba una corona de espinas como si se tratara de un gorrito de moda.

En primer lugar me dio gusto saber, con pruebas a la vista, que era tan mestiza como todo peruano que se respete. Que sus abuelos maternos fueron indios y que formó parte de un ejército de santeros y místicos que tenía preocupados a los guardianes de la fe de la tenebrosa Santa Inquisición.

Luego sería comprobar que la existencia de curanderos junto a su santuario coincide con ciertas ceremonias no muy santas que se realizan en Santa Rosa de Quives -cuyo verdadero nombre era Cocachacra, por sus sembríos de uso exclusivo de los incas- días después de las ceremonias del 30 de agosto. Incluso, un poco más arriba de Quives, en el bello poblado de Arahuay, los curanderos tienen cierto trato sobrenatural con la santa limeña. Debemos recordar que Arahuay era paso obligado para las recuas cargadas de minerales que transportaba el padre de Isabel Flores. Así que fácil podría ser patrona de los mineros, pero NO de los de Madre de Dios, por favor.

Portada de Diario Histórico de Sebastián Franco de melo

Portada de Diario Histórico de Sebastián Franco de melo

Luego sería el libro publicado por Karen Spalding, El Diario Histórico de Sebastián Franco de Melo (ver Un Quijote en Huarochirí, en este mismo blog) donde el jefe de la rebelión en Huarochirí, luego de sobrevivir a la primera descarga ante el pelotón de fusilamiento, le dedicó su alma a la protección de Santa Rosa de Lima antes de caer muerto tras la segunda descarga: “Madre mía, Santa Rosa, en tus manos pongo mi espíritu”. Lo interesante, además, es que la  rebelión en Huarochirí estalló tras el fracaso de un levantamiento en Lima, donde los alzados planearon inundar la Plaza Mayor de Lima previo desvío del curso del río Rímac, y al grito de ¡¡¡maremoto!!! tomar la casa de Pizarro no sin antes dar muerte al virrey y toda su burocracia. En esos días Lima aun no se recuperaba del terremoto y posterior tsunami que arrasó la ciudad cuatro años antes, en 1746, y se había difundido un presagio de Santa Rosa: el fin del mundo se producirá cuando los barcos del Callao anclen en la Plaza Mayor de Lima. Claro que se refería al fin del mundo para el gobierno español.

Pero los de Huarochirí no fueron los únicos devotos de Santa Rosa. Una tradición oral cuenta que muchos huarochiranos que lograron escapar de la represión española tras la rebelión de mediados del siglo XVIII, terminaron sus días en un poblado que fundaron en plena selva del actual departamento de San Martín. Hay quienes creen que pudo ser Lamas, en Tarapoto, donde Santa Rosa de Lima goza de una antigua devoción. Y  hasta en la tradición El Pueblo Maldito, de Ricardo Palma, los pobladores de Sisicaya -también en Huarochirí- que escaparon tras matar a todas las autoridades y curas de su pueblo, migraron hasta el mismo Lamas, vecino a Tarapoto.

Y en Chanchamayo se dice que los rebeldes que acompañaron a José Santos Atahualpa -el único rebelde que no pudo ser capturado por las tropas virreinales- también fueron devotos de la santa limeña. Ni qué decir de las tropas independentistas que en el siglo XIX apoyaron a San Martín, el santo de la espada, quien declaró a Santa Rosa como patrona de la gesta emancipadora.

libro3

Otra grata sorpresa fue leer uno de los ensayos del libro Mestizos Reales, de Scarlett O’Phelan Godoy: “A pesar de ser limeña, la iconografía la representa en más de una ocasión al lado de mujeres indígenas, o rodeada de indios, con el claro propósito de caercarla a la población nativa”, se puede leer en la página 14.

Pero la acercaron tanto que se convirtió en patrona de los indios nobles. En los años de su canonización (1671) el cacique de Jauja, Jerónimo Lorenzo Limaylla, elevó un memorial al rey Carlos II solicitando para los caciques nobles una orden de caballería patrocinada por Santa Rosa con una insignia similar a la de la Orden de Santiago, nada menos.

Mestiza, mística, curandera, rebelde… debo reconocer que la Santa Rosa de Lima pre-patrona de la Policía Nacional del Perú me cae cada vez mejor. Será por eso que le dedico un homenaje personal y la quiero ver así: de colorinches, barroca hasta la huachafería, decorada con sus rosas de rigor y sin corona de espinas, como emblema de la religiosidad andina, peruana y popular.

¿LUZ VERDE PARA EL SATÉLITE PERUANO?

Destacado



Debo reconocer mi desilusión cuando terminado el mensaje presidencial de Fiestas Patrias no escuché una sola palabra sobre la inminente compra de un satélite para el Perú.

Hasta entonces no fueron pocas las veces que el propio ministro de Defensa y uno que otro funcionario de mando medio hicieron alusión al “nuevo satélite peruano”. Pero revisando las páginas web de las entidades públicas involucradas no existe una sola línea al respecto, de no ser por las declaraciones de ciertos personajes públicos.

Todo indica que se le está otorgando un tratamiento de “top secret”, al mejor estilo de las compras de armamento militar: el secretismo no responde a los cuidados para que “el enemigo” no se entere (este tipo de información sale hasta en las revistas especializadas) sino a las granjerías que rodean estas millonarias compras.

En el 2010 publicamos un informe revelando los afanes del gobierno de Alan García para adquirir un satélite Made in China que, para variar, apuntaba a ser todo un negociado estratosférico.

Ver http://www.larepublica.pe/21-03-2010/un-satelite-para-el-peru

Nos referíamos a millonarios presupuestos para volvernos chino-dependientes en nuestra “conquista del espacio”, aprovechando el afán de posicionamiento geopolítico en nuestra región por parte de China, y convalidado en el APSCO (Asia Pacific Space Cooperation Organization). La idea de entonces era similar al modelo boliviano impuesto por Evo Morales: eligiendo al proveedor chino a dedo por recomendación (u orden) expresa de Hugo Chavez, sin considerar las recomendaciones de los expertos de su país. El satélite de comunicaciones chino ya había fallado en Nigeria (NigCommSat-1) y tenía serias dudas de funcionamiento en Venezuela (Bolivar-1). Hoy en día y tras aceptar un “crédito blando” chino de casi 300 millones de dólares, el líder boliviano aun no hace realidad el sueño del satélite propio y el “Túpac Katari” aún sigue sin despegar. También vale la pena recordar el satélite Chino Brasilero CBERS-2B de 1.5 toneladas y 220 millones de dólares que solo funciono 2 años y 2 meses y que ha dejado sin ojos en el espacio a Brasil.

Por suerte, el “modelo chino” de satélites viejos, enormes y costosos fue rechazado junto con los obsoletos tanques que intentó comprar Alan García. Ignoro si el referido reportaje influyó en descartar la oferta china, pero la “NASA peruana”, denominada Comisión Nacional para el Desarrollo e Investigación Aeroespacial (CONIDA) hizo una buena inversión al contratar una consultora encargada de realizar los estudios de pre factibilidad y factibilidad, teniendo en cuenta que el proyecto de inversión pública del Sistema Satelital Peruano-CNOIS data de agosto del 2005, fecha en que fue inscrito en el MEF con el código SNIP 21918. Lo preocupante es que el estudio de factibilidad está siendo actualmente modificado por CONIDA diz que para aumentarle la resolución al satélite, pero lo cierto es que ya se habría elegido al beneficiado.

Por tratarse de un país de difícil orografía, variedad de pisos ecológicos y marcadas regiones geográficas, el estudio de factibilidad recomendó la compra de un satélite de uso civil y militar (en ese orden) capaz de registrar imágenes fotográficas con una resolución de 2.5 metros por pixel. Obviamente, este promedio de registro se calculó pensando en las necesidades de información de las instituciones públicas que tiene por función generar cartografía temática nacional y monitorear y supervisar el buen uso de nuestros inmensos recursos minerales, forestales y energéticos, así como la oferta hidráulica, las áreas urbanas dispersas, el catastro rural, la expansión de la frontera agrícola, el ordenamiento territorial y la zonificación ecológica económica, la prevención y mitigación de desastres (huaycos, inundaciones, terremotos, tsunamis, etc.). Sirviendo además hasta para registrar las tomas de carreteras y otro tipo de protestas que afecten los servicios públicos, y planificar adecuadamente las operaciones policiales y militares. Como se sabe, se calcula que un satélite para el Perú debe ser 90% de uso civil y 10% de uso militar.

Sin embargo, el proyecto de inversión presentado días antes de Fiestas Patrias por CONIDA a la PCM exige la adquisición de un satélite submétrico con una resolución específicamente de 0.70 centímetros por pixel. Teniendo en cuenta que a mayor resolución del pixel, menor ancho de barrido del satélite y por tanto menor área de cobertura, esta resolución tardaría dos años que tomar imágenes de todo el departamento de Madre de Dios, sin considerar el factor meteorológico (las nubes). Provoca pensar que los expertos de la “NASA peruana” están en la Luna, pero da la casualidad que la nueva resolución propuesta para el satélite de 70 centímetros por pixel, curiosa y mágicamente coincide con la propuesta de la empresa francesa EADS Astrium. No es entonces casualidad que el Ministro de Defensa haya anunciado con bastante anticipación el interés de adquirir el satélite a Francia, y que tanto en diciembre del 2012 como en febrero del 2013, cuando nos visitó el Canciller francés Laurent Fabius, el mismo haya indicado a diversos medios que ya está negociando la compra del satélite con Francia, cuando aún no había siquiera los Términos de Referencia Técnicos están concluidos:

http://www.larepublica.pe/10-11-2012/cateriano-expresa-interes-por-adquirir-en-francia-helicopteros-y-un-satelite

¿Para Chile y Perú?

Otro aspecto fundamental que nuestras apresuradas autoridades no parecen haber tomado en cuenta, es que esta empresa es la misma que vendió el satélite al Ministerio de Defensa de Chile. El satélite SSOT con 1.45 mts de detalle, fue construido en 36 meses, pero fue lanzado con 22 meses de tardanza, o sea después de 58 meses de firmado el contrato, lo cual ocasionó serios cuestionamientos y la solicitud de compensaciones al proveedor: http://municipales.www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20110502/pags/20110502192614.html

También es bueno comentar que en este tipo de venta de satélites de muy alta resolución por parte de EADS, es que tiene restricciones que atentan contra nuestra soberanía: no se podrá tomar imágenes de ciertos territorios y peor aún, tenemos que informales, es decir prácticamente tener que pedir permiso para tomar imágenes de territorios fuera de Perú. La pregunta de cajón es ¿dónde queda la confidencialidad de la información y el tener un sistema satelital soberano?.

Otro dato que preocupa es que la estación terrena en Perú sería idéntica a la de las fuerzas armadas chilenas, con los consecuentes riesgos que ello implica para la seguridad nacional. Finalmente, y basados en la reciente exposición de EADS Astrium en el último SITDEF de mayo, el Director de Desarrollo y Ventas para América Latina, Josian Fabrega, indicó claramente que con la implementación del sistema satelital Astrium de Francia, el Perú podrá desarrollar su propio satélite dentro de 15 ó 20 años, es decir y en términos reales, que su propuesta no incluye transferencia tecnológica, algo que además forma parte de las especificaciones técnicas del estudio de factibilidad de CONIDA. Esto toma mayor relevancia cuando hay otras propuestas que ofrecen completos programas de transferencia tecnológica, que permitirían el desarrollo de una industria espacial peruana en muy corto plazo. Las FFAA de Chile descargan información de su satélite con una estación terrena idéntica a la que comprará el gobierno peruano, ¿Quién nos asegura que la información que tengamos no será captada por ellos? ¿la empresa francesa?

Dicen que en el ministerio de Defensa y en Conida existe una presión “de las alturas” para comprar el satélite francés. Seamos mal pensados: El presidente Ollanta Humala fue Agregado Militar del Perú en Francia. ¿De ahí vienen las presiones? ¿Por qué no existe mayor transparencia en las negociaciones?

UN QUIJOTE EN HUAROCHIRÍ

Destacado



En el segundo tomo de El Hombre y los Andes (Homenaje a Franklin Pease G.Y.) publicado en el 2002, Karen Spalding y Frank Salomon nos sorprendieron con el hallazgo de un documento que deja entrever que el uso de los quipus como escritura prevaleció hasta mediados del siglo XVIII.

Se refieren al Diario Histórico de Sebastián Franco de Melo, un minero español radicado en Yauli que nos cuenta cómo reprimió la rebelión de 1750 en Huarochirí escribiendo cartas  “con mensajes que convencieron a cada jefe de un pueblo rebelde de que era mejor ganarle la largada a los vecinos traidores cambiando de bando”.

Los mensajes fueron distribuidos por María Micaela Chinchano. Franco de Melo escribió en su diario: “Salió mi yndia a cosa de las tres de la tarde, dándome la palabra que en todo aquel día y aquella noche andaria los pueblos de Tuna, Tupicocha, San Damian, Sunicancha, Lahuaitambo, Langa y Chorrillos, que al dia siguiente andaría los de la doctrina de Olleros…”. Franco de Melo resalta que antes de partir Chinchano elaboró un quipu en cada carta: “para lo que llevo los papeles amarrados con hilos de diferentes colores hecho quipo, que es el modo con que ellos se entienden…”.

Quipus de San Andrés de Tupicocha en la ceremonia de la Huayrona, o elección de autoridades de la comunidad campesina

Pero tuvieron que pasar 11 años desde la publicación de El Hombre y los Andes para que la historiadora Karen Spalding mandara a la imprenta El Diario Histórico de Sebastián Franco de Melo, El Levantamiento de Huarochirí de 1750, editado por el Centro Peruano de Estudios Culturales.

Historiadora Karen Spalding con el libro

La obra cuenta con un estudio preliminar de Spalding e incluye la versión facsimilar y transcrita del citado diario, escrito en 1761 y dirigido a sus descendientes. También trae un plano especificando el duro recorrido de Franco de Melo por todo Huarochirí para reprimir y capturar a los rebeldes. Incorpora documentos suplementarios (cartas, testamentos, certificados de matrimonio) que sirven para verificar la existencia del personaje, y noticias publicadas en la época donde se comprueba que si bien el propio virrey reconoció el trabajo de Franco de Melo para reprimir a los rebeldes, la gloria se la llevaron ciertos personajes de la ciudad de Lima que llegaron a Huarochirí cuando los subversivos ya estaban capturados.

“Melo simpatiza con los indios y describe sus propias frustraciones con funcionarios corruptos y jueces que responden exclusivamente a los intereses de los poderosos –sostiene Spalding–, pero es plenamente leal al sistema que facilita la misma corrupción. Sin embargo, en vez de participar directamente en el sistema político insistía en su propio estandarte de honor personal, como un Quijote que considera que el honor del individuo es la única medida de su valor”.

Lo cierto es que la vida del propio Franco de Melo es de película: De origen portugués e hidalgo, logró incorporarse como caballero de la Orden de Malta y a los 17 años quedó herido de gravedad en los combates de Gibraltar. Aún convaleciente deja todo y decide viajar a las Américas. Radica en Cartagena de Indias y viene al Perú para dedicarse a la actividad minera sin olvidar su férrea formación militar. Sus familiares peninsulares nunca le perdonaron haber abandonado la Orden de Malta. De ahí el desasosiego que se siente en su testimonio y el énfasis en resaltar los siete hijos que tuvo con su esposa en el Perú.

Desde La Oroya cumple con la orden virreinal de perseguir, sin mucha suerte, a las tropas del rebelde Juan Santos Atahualpa que se movilizaban como en su casa por la zona de Chanchamayo. Años después, en 1750 logra capturar a los rebeldes huarochiranos con la treta de las cartas envueltas en quipus y con un ejército de indios procedentes de su asiento minero en Yauli.

En su diario, Franco de Melo se luce como todo un geógrafo al brindar una detallada descripción de los poblados de cada jurisdicción de la provincia de Huarochirí. Describe con lujo de detalles las actividades de sus pobladores, resaltando a Huarochirí como “la despensa de Lima” pese a que sus campesinos sufren el abuso de los intermediarios en la puerta de la ciudad capital. Detalla lo que ahora conocemos como pisos ecológicos de Huarochirí, que permitían una enorme variedad de productos agrarios.

Huarochirí, escenario de los sangrientos acontecimientos de 1750

Plaza Mayor de San Damián de los Checa, en la prvincia de Huarochirí

También critica el sistema de la mita y especifica que la mita minera es menos injusta que la mita de nievería, donde los indios pasan las de Caín a la hora de extraer los hielos que serían  comercializados en los mercados de Lima.

Pero el tema de los quipus no es la única novedad. Al describir la ejecución de Francisco Santa Cruz, el autor del diario reconoce la fuerza moral y religiosa del líder rebelde: “después de habérsele vaciado los sesos de ocho balazos, se paró y dijo en voz alta: Madre mía, Santa Rosa, en mis manos pongo mi espíritu…”

Y si resalto este macabro detalle es porque llama la atención la filiación religiosa de un indio rebelde con Santa Rosa de Lima. Como si la imagen de la santa limeña hubiera cambiado con los años. Como si la hubieran blanqueado luego de ser un personaje amado por el pueblo indígena. Santa Rosa fue beatificada en 1671. Dice la tradición que fue canonizada por el Papa Clemente X. Su discurso terminó con “limeña, bonita y santa, ni aunque llovieran rosas” y que en ese preciso instante cayeron pétalos sobre la mesa del Pontífice. Puro realismo mágico. Si bien es cierto que fue hija de español, hoy se discute si tuvo abuelos indios de parte de madre. Es decir, era mestiza.

También se dice que la santa limeña profetizó el fin del mundo “cuando las aguas del mar llegaran a la plaza mayor de Lima”.

Lo curioso es que la rebelión estaba planeada para el 29 de septiembre de 1750 –día de San Miguel Arcángel, patrono de los armeros– cuando miles de indios huarochiranos tomarían la ciudad de Lima que aun no se recuperaba del tremendo terremoto que cuatro años antes la dejó en escombros. Como se sabe, el sismo fue seguido de un tsunami que arrasó con el Callao (las aguas llegaron hasta la actual avenida Faucett).

El plan rebelde consistía en destruir los diques del río Rímac, inundar la plaza mayor y sus alrededores, y al grito de ¡maremoto! provocar pánico en la población para apoderarse del palacio de gobierno, capturar y ejecutar al virrey y pasar por las armas a todos los chapetones de la urbe.

¿Será por eso que el líder rebelde, Francisco de Santa Cruz, invocó a Santa Rosa de Lima antes de morir fusilado?

Lo cierto es que la rebelión de Huarochirí se produjo treinta años antes de la rebelión de Túpac Amaru II y cuando el fantasma del rebelde Juan Santos Atahualpa todavía asustaba a los españoles en Chanchamayo y Tarma.

Pero lo mejor es leer el libro de Karen Spalding y comprobar que la historia del Perú nunca dejará de sorprendernos.

La obra está a la venta en El Virrey del centro de Lima (www.libreriaelvirreydelima.com) y la libreria SUR, de San Isidro.

Para ubicar y conocer la zona visitar la página www.pariacaca.com

Karen Spalding con sus obras

EL CÓDIGO BLAS VALERA

Destacado



La vida y obra del sacerdote Blas Valera confirma aquello de que la realidad supera a la ficción. Una reciente investigación publicada por la peruanista italiana Laura Laurencich Minelli da nuevas luces sobre este enigmático cronista mestizo de formación jesuita considerado ‘políticamente incorrecto’ por la historia oficial del Perú.

Desde la monumental novela “El nombre de la rosa” hasta best sellers como “El Código Da Vinci”, la ficción parte de una realidad indiscutible: la Iglesia Católica, Apostólica y Romana monopolizó el conocimiento occidental desde la Edad Media hasta el Renacimiento, administrando la información previa censura que castigaba hasta con la muerte cualquier desviación en el dogma.

Esta propensión a reprimir todo aquello que contradiga la verdad oficial se trasladó a las Américas luego de la conquista y también afectó a las crónicas que procedían del Nuevo Mundo. El Virreynato del Perú transcurrió bajo el férreo sometimiento y control ideológico administrado por la tenebrosa Santa Inquisición. Lo paradójico es que son precisamente las crónicas –desde las escritas por “la soldadesca” hasta enciclopédicas como la de Cieza de León, pasando por la obra del Inca Garcilaso de la Vega y la de Guamán Poma de Ayala– las bases de nuestra historia oficial y políticamente correcta. Pero esta historia oficial sufrió un remezón en 1996, cuando, invitada por el historiador Franklin Pease, la peruanista italiana Laura Laurencich Minelli presentó una investigación sobre los Manuscritos Miccinelli en el IV Congreso Internacional de Etnohistoria, celebrado en Lima en junio de ese año. La ponencia de Laurencich se basaba en el enigmático Exsul Inmeritus Blas Valera Populo Suo, un manuscrito bilingüe (texto en latín y traducción al quechua) con ilustraciones a color, quipus, piezas de metal, tejidos con iconografía prehispánica y hasta una pieza en concha espondyllus. La obra fue escrita en los primeros años de la conquista por el sacerdote jesuita Blas Valera, cronista mestizo como el Inca Garcilaso de la Vega.

Portada original del Exsul Inmeritus Blas Valera Populo (coleccón Miccinelli)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se ha comprobado, con análisis paleográficos y químicos realizados en universidades italianas, que el manuscrito es original y corresponde a las fechas que figuran en el texto. Fue enviado a Europa en el más absoluto secreto en una caja que aún se conserva en la colección de antigüedades de Clara Miccinelli, una dama italiana descendiente de una rancia familia en cuyo árbol genealógico figuran Papas, cardenales, nobles ítalo-españoles y virreyes en América.

El documento rompe todos los esquemas de la historia oficial: allí se afirma con testimonios de testigos que Francisco Pizarro capturó a Atahualpa previo envenenamiento de los jefes militares incas. Valera también revela la actividad clandestina de una logia conocida como La Cofradía del Nombre de Jesús del Cusco, dedicada a denunciar los atropellos del clero y de los conquistadores, a reivindicar los derechos indígenas –previa creación de una iglesia sincrética y “peruana”– y a la restauración de la economía inca siguiendo los preceptos de los primeros cristianos. La similitud con la obra jesuita en Paraguay no es pura coincidencia.

Facsímil de dos páginas manuscritas del Exsul Inmmeritus Blas Valera Populo

 

Pero ahí no queda la cosa, el Exsul Inmeritus Blas Valera Populo Suo acusa de plagiario al Inca Garcilaso de la Vega y de haber desvirtuado en Los Comentarios Reales de los Incas la información brindada por Blas Valera, para adecuarse a la censura oficial. Lo cierto es que el propio Garcilaso cita varias veces a Blas Valera en su obra, pero el jesuita chachapoyano revela que el Inca Garcilaso no solo lo citó mal, sino que desvirtuó toda la información relacionada a los quipus como escritura, minimizándola a una simple cualidad contable. Según Valera, Garcilaso no entendió lo de los quipus literarios por una razón: ignoraba la existencia y la interpretación de los capacquipus.

Ilustraciones del Capacquipu con sus respectivas explicaciones

 

Blas Valera, en cambio, era nieto por parte de madre del altomisayoc Illavanqa, quien a su vez recibió toda esta información del amauta y quipucamayoc Machaquymuqta. Esta versión puede sonar a reivindicación familiar, pero hoy en día se sabe que la zona de Chachapoyas y la vecina Leymebamba son escenarios de sorprendentes descubrimientos de quipus funerarios.

Capacquipu (quipu real, quipu literario) Tab XII Exsul Immeritus

Pachacquipu correspondiente al año 1532. El sexto colgante (de izquierda a derecha) corresponde al "tiempo para llevar a los difuntos en procesiòn/tiempo de los Ayar Maca". El punto negro en el sexto colgante corresponde al 16 de noviembre de 1532, la derrota inca en Cajamarca

Sigamos con las revelaciones. Valera agradece al indio Guamán Poma de Ayala “por haber prestado su nombre” para firmar la Nueva Corónica y Buen Gobierno, obra que, según Valera, fue dictada por un grupo de jesuitas liderado por él mismo. Por si fuera poco, Valera reconoce que tuvo que escribir y dibujar las célebres ilustraciones de la Nueva Corónica, pero con el seudónimo de Gonzalo Ruiz, pues por aquel entonces ya era víctima de una “muerte jurídica” como sacerdote y cronista.

La nave con los bidones de vino envenado que, según el autor, habría sido usado por Francisco Pizarro para matar a Atahualpa y sus generales incas. No hubo ningún enfrentamiento. Nótese el parecido con las ilustraciones de Guamán Poma d Ayala.

 

Blas Valera era hijo del conquistador Alonso Valera y de la joven princesa Urpay, descendiente de la nobleza chachapoya emparentada con panacas cusqueñas. Pero a los 6 años el niño Blas vio como su padre, Alonso Valera, asesinó a su madre, la princesa Urpay. Criado por su tío español e íntimamente vinculado a la familia de su madre (hija de un célebre quipucamayoc de Chachapoyas), Blas se hace jesuita y participa en las campañas de extirpación de idolatrías en Huarochirí. Allí comprueba la importancia de Pariacaca y Pachacámac. Años después, ya en Cusco, Blas y otros jesuitas forman la Cofradía Nombre de Jesús, cuyas actividades fueron incómodas para el gobierno colonial.

Cristo crucificado con decoraciones incas ¿estampa de La Cofradía del Nombre de Jesús del Cusco fundado por Blas Velera y otros jesuitas?

Entonces su situación se complicó. En el Cusco fue acusado de quebrar los votos de castidad (no se dan detalles del caso) y enviado a España para “regenerarse’. En la Madre Patria ocurre todo lo contrario.Valera entrega información al Inca Garcilaso de la Vega y toma contacto con los movimientos pro indigenistas de la época, liderados por el padre Bartolomé de las Casas. Al ser descubierto, fue sancionado con su expulsión de la orden y su “muerte jurídica”.

Valera decide volver al Perú pero con otro nombre. Aquí reinicia sus contactos con los miembros de la Cofradía Nombre de Jesús y un grupo de españoles que negaban la versión oficial de la captura de Atahualpa. Es entonces que ellos deciden escribir la Nueva Corónica y Buen Gobierno, prestándose la firma del Indio Guamán Poma de Ayala.

Los autores exigen JUSTICIA

Toda esta historia más la sorprendente interpretación de quipus y capacquipus figura en la obra “Nativos, jesuitas y españoles” publicado por la Municipalidad de Chachapoyas con la intención, según su alcalde Meter Thomas Lerche, “de reivindicar la memoria del chachapoyano más ilustre”. Su autora, en tanto, luego de la “desilusión” sufrida en el congreso de Etnohistoria de 1996, logró la autorización de la propia Clara Miccinelli para investigar y analizar científicamente los manuscritos.

“Cuando terminó mi exposición en Lima solo recibí señales de indiferencia –recuerda Laura Laurencich desde Bologna, Italia– lo más curioso es que recibí una esquela con una amenaza de muerte por atentar contra Guamán Poma de Ayala y el Inca Garcilaso. En esos días pensé que se trataba de algún loquito, pero ahora entiendo que la amenaza se cumplió y fui ‘muerta en vida’ como peruanista”.

Hoy en día los lectores peruanos ya podemos acceder a esta publicación y sacar nuestras propias conclusiones.

Pintura en el anverso del unku (túnica masculina) con los hechos engañosos de la conquista y con la propuesta de Blas Valera para salvar al mundo indígena

Revelaciones de Blas
Según Blas Valera, el Inca Garcilaso de la Vega basó sus Comentarios Reales en los testimonios y documentos entregados por él. Sin embargo, Garcilaso habría tergiversado la información y minimizado detalles tan importantes como el de la escritura de los quipus. Valera asegura que el Inca Garcilaso fue un ignorante en la materia.

Según Blas Valera, el indio Guamán Poma de Ayala prestó su nombre “a cambio de un caballo y una carreta” para rubricar la autoría de la Nueva Corónica y Buen Gobierno.

Según Blas Valera, familiares de su rama materna le enseñaron a descifrar e interpretar los capacquipus (quipus de la realeza), los quipus literarios y los quipus contables. Junto con los tocapus fueron la base de la escritura incaica. Tanto quipus como tocapus fueron destruidos durante la campaña de extirpación de idolatrías.

Según Blas Valera, y basado en testimonios de caballeros e infantes que participaron en la captura de Atahualpa, el último inca no fue vencido en combate sino después del envenenamiento de sus principales jefes militares.

Según Blas Valera, los pobladores del Tahuantinsuyo eran los verdaderos dueños del Perú. Su fe era compatible con el dogma cristiano y su sistema económico bastaba para administrar todo el territorio del Virreynato del Perú.

La traducción al castellano del libro “Exsul Inmeritus Blas Valera Populo Suo e Historia et Rudimento Linguae Piruanorum. Nativos, jesuitas y españoles en dos documentos secretos del siglo XVII”, editado por Laura Laurencich Minelli, fue publicado este año en Chachapoyas por gestión de la Municipalidad Provincial.

Portada del libro editado en 2009 por Laura Laurencich Minelli e impreso por la Municipalidad Provincial de Chachapoyas durante la gestión del alcalde Dr. Peter Thomas Lerche

El embajador del pajarito chiquitico

Destacado



Este personaje que luce sentado esperando ser iluminado por el pajarito chiquitico de Hugo Chávez es el embajador de un regimen donde la libertad de expresión es un delito, y donde manda la corrupción de las mafias bolivarianas que insisten en mantenerse en el poder con elecciones amañadas y fraudulentas.

Es el país más rico del mundo pero sus pobladores tienen como frase favorita el “no hay” ante la grave escasez de productos de pan llevar, la especulación y la incontrolable inflación.

Este personaje envió una carta al diario La República cuestionando la difusión de informaciones sobre el irregular proceso electoral que pretende mantener en el poder a Nicolás Maduro. Para afianzar su crítica nos envió el facsímil de un editorial firmado por el libertador Simón Bolívar y publicado en el primer número del diario oficial El Peruano.

Este personaje se llama Alexander Yáñez y ejerce como excelentísimo embajador de la República Bolivariana de Venezuela. Su cargo le permite disponer de petrodólares para mantener a sus ayayeros locales mientras sus paisanos sufren el control de la divisa. Su cargo le permite, en Lima, enviar a su agregado de prensa a comprar todo tipo de alimentos, ropa, fármacos y libros en los exclusivos centros comerciales vecinos al local de la embajada, mientras los venezolanos tienen que hacer colas para comprar pan, leche, aceite y verduras.

Este personaje está en la obligación de idolatrar a Hugo Chávez -un dictadorzuelo caribeño y verborraico que ya tiene un lugar en la historia latinoamericana de la infamia- y ahora tiene que idolatrar a Nicolás Maduro, autoelegido heredero, sucesor, hijo, discípulo y sumo sacerdote de Chávez.

Pero lo cierto es que el excelentísimo embajador Alexander Chávez no quiere irse del Perú, y su misiva al diario La República es para que su jefe supremo -ahora es Nicolás Maduro- sepa que su funcionario diplomático saca cara por el régimen bolivariano justo cuando se realiza la cumbre de Unasur.

La República respondió al embajador Yañez en la sección “cartas” (ver www.larepublica.pe/impresa/larepublica-lima-18-04-2013-pag6). Para leerlo revisar www.larepublica.pe/18-04-2013/cartas-18-04-2013.

Me parece un exceso gastar papel en responder a este personaje. La carta del embajador yo la habría tirado a la basura, pero como nos preocupa el medio ambiente lo mejor sería reciclarlo. Podría servir para papel higiénico.

Con respecto al facsímil del editorial escrito por Simón Bolívar, el embajador debería saber que aquí respetamos al Libertador en su justa dimensión, sin mesianismos de por medio. Y respetamos su papel de Libertador sin olvidar que Bolívar fue el destripador del Perú y pensamiento-guía de los sucesivos regímenes militares y golpistas que tanto daño le hicieron al Perú. Simón Bolívar es un gran personaje de su época. No fue infalibre y no merece ser divinizado. No se puede reducir la historia al tamaño de nuestras ambiciones y rencores.

Ahora sólo lo pido un milagro al pajarito chiquitico: llévate a este embajador impresentable.

 

 

Chacas. Viaje a la Semilla

Destacado



Mario Vargas Llosa dedicó su Piedra de Toque a la vida y obra del padre salesiano Ugo de Censi, párroco de Chacas, provincia de Asunción, Ancash, y gestor de un verdadero milagro económico y social:

http://www.larepublica.pe/columnistas/piedra-de-toque/chacas-y-el-cielo-06-04-2013

El padre Ugo, fiel alumno de San Juan Bosco

 

La columna de nuestro Premio Nobel de Literatura mereció cientos de comentarios publicados en La República (Perú), El País (España) y en esa larga lista de periódicos de todo el mundo que publican Piedra de Toque. En dichos comentarios se manifiesta el interés de los lectores por conocer Chacas.

Desde esta humilde trinchera les doy algunas guías para conocer Chacas y la labor del padre Ugo. Fue publicada hace algunos años en la revista ANDARES, de La República, y fue uno de los tantos esfuerzos para promocionar este nuevo destino turístico ubicado al otro lado del callejón… de Huaylas.

CHACAS: Viaje a la Semilla

Chacas es un poblado convertido en modelo de desarrollo turístico y económico por muchas razones. Una espectacular ruta que bordea los picos de la Cordillera Blanca. Un taller cooperativo integrado por jóvenes artistas locales que exporta finos muebles de madera. Un poblado que ha sido reconstruido siguiendo el trazo original urbano y arquitectónico… Y la oportunidad para conocer al párroco Ugo de Censi, gestor de este milagro económico y social inspirado en la obra de San Juan Bosco.

“Yo no creo en milagros, creo en la fe y en la obra del hombre…Milagros son los que realiza la ciencia” -nos dice el padre Ugo de Censi, párroco de Chacas, un poblado rodeado de sembríos de panllevar ubicado en el corazón andino del departamento de Ancash.

Pero sólo un milagro puede describir el proceso de desarrollo económico y social que se ha producido en Chacas por obra y gracia de este cura salesiano nacido hace 76 años en Polaggia, norte de Italia, y afincado en el Perú desde 1976.

Desde entonces Chacas se ha convertido en la zona más próspera de la provincia de Asunción y en un lugar de gran atractivo turístico integrado a los circuitos vecinos del Callejón de Huaylas y del Callejón de Conchucos.

Plaza Mayor de Chacas

Milagro de Mama Ashu

En Chacas están convencidos que la presencia del padre Ugo es una obra más de la milagrosa Virgen de la Asunción, conocida como Mama Ashu.

Una anécdota local -que el padre Ugo se niega a reconocer- cuenta que recién llegado al pueblo y mientras oficiaba su primera misa dominical, una anciana en mal estado de salud se acercó al altar para pedir la ayuda del párroco. Pero no había ni un sólo médico en el pueblo y las postas médicas estaban a días de distancia. Así que el padre ofreció los primeros auxilios y sólo atinó a rezar pidiendo un milagro de Dios para la recuperación de la anciana campesina.

Pero la paciente falleció días después.

Dicen que decepcionado y desesperado, el padre Ugo imploró en voz alta el auxilio divino hasta que se escuchó una voz solemne y poderosa:

- ¡Hijo mío, mejor construye un hospital!

Hospital de Chacas

Hoy en día lo primero que llama la atención de los visitantes es el hermoso Hospital Mama Ashu, que de lejos semeja un hotel cinco estrellas, y de cerca cuenta con la tecnología y comodidad digna de la mejor clínica limeña. Allí acuden pacientes de toda la provincia que son atendidos por médicos y enfermeras italianos y peruanos, quienes ofrecen servicio voluntario por un tiempo determinado.

Se trata de un hermoso edificio de dos plantas que guarda el diseño urbanístico local, con sus paredes de piedra, tejas en los techos y hermosos balcones de madera tallado con imagenes de santos patrones de toda la provincia.

Esta bella arquitectura también se puede gozar en la plaza principal de Chacas, donde resaltan los balcones del local municipal y de todas las casas ubicadas en el perímetro de la plaza, coronada con la hermosa iglesia reconstruida durante la gestión del padre Ugo respetando el diseño original de doble campanario con el agregado del fino portón tallado y un hermoso vitral en la parte superior del frontis. En su interior llama poderosamente la atención los ángeles de madera que adornan los tubos del órgano, el vitral interior, las puertas y las butacas. Pero es su viejo altar bañado en pan de oro, ahora reconstruido, la obra de arte mejor conservada de toda la provincia.

Municipalidad de Chacas. Los balcones fueron tallados por los alumnos de la escuela de arte parroquial

.
Chacas es el pueblo más bello de todo el departamento de Ancash si lo comparamos con Huaraz, Huari, Carhuaz y otras ciudades de gran afluencia turística pero que sufren esa seudo modernización urbanística. Las calles principales han sido empedradas para conservar su aspecto pueblerino y tradicional. Sus pobladores y autoridades han comprendido que el hecho de mantener su arquitectura y su trazo urbanístico tradicional es fundamental para hacer de la zona una plaza turística.

Milagro educativo

Si pudieramos clonar al Padre Ugo y repetir su obra por todo el Perú creo que saldríamos del subdesarrollo” -nos dice uno de los choferes interprovinciales mientras espera a sus pasajeros en la plaza principal de Chacas.

Y no le falta razón. La obra del padre Ugo no se basa en el asistencialismo, sino en haber resucitado la creatividad y laboriosidad del pueblo chacasino. Todo empezó en 1976 cuando Ugo de Censi fue nombrado párroco de Chacas.

Siguiendo el ejemplo de San Juan Bosco, patrón de la orden salesiana, el padre Ugo trabajaba con jóvenes en Lombardía, Italia, donde fundó la Organización Mato Grosso -OMG- para prestar ayuda voluntaria al padre Pietro Melesi, afincado en Brasil. El 1967 partió la primera delegación de jóvenes misioneros hacia la región del Mato Grosso, pero el padre Ugo tuvo que quedarse en Italia internado en un hospital afectado de tuberculosis ósea, enfermedad adquirida durante la Segunda Guerra Mundial y en los duros años de la post-guerra.

Voluntarios italianos en la parroquia de Chacas

 

Años después y cuando la tarea de la OMG ya era conocida en Brasil, Ecuador y Bolivia, el padre Ugo llega al Perú y es nombrado párroco de Chacas: “Me impactó que los campesinos me llamaran ‘padre’, creo que si no hubiera comprendido la importancia de sentirlo como hijos, habría terminado mi misión” –asegura.

En 1979 funda la Escuela de Tallado en Madera San Juan Bosco, que funciona como un internado gratuito donde los alumnos reciben instrucción artística y técnica, así como alojamiento y alimentación. Aquí asisten los hijos de las familias más pobres de la región, quienes luego de cinco años de estudios salen con un título a nombre de la nación y todas las herramientas donadas.

La Escuela fue complementada con la creación de una cooperativa artesanal donde se elaboran los balcones, puertas, ventanas y muebles que se ven en todo Chacas. Por si fuera poco, es la única cooperativa en el Perú que exporta muebles de lujo a varios países europeos y que tiene una sala de exhibición en Lima, ubicada en Barranco. A todo esto se añade el Instituto Tecnológico Don Bosco, creado en 1988, donde los cooperativistas siguen cursos de perfeccionamiento en construcciones de madera, diseño artístico, historia del arte y administración de empresas, dictados por maestros peruanos e italianos. Al fin de curso, los mejores alumnos tienen la opción de viajar a Italia para continuar su especialización.  “Nuestra primera tarea fue embellecer Chacas y los poblados vecinos -nos dice que padre Ugo mientras visitamos las instalaciones de la cooperativa- pero ahora estamos en condiciones de ser contratados para realizar grandes obras de mobiliario artístico y utilitario en edificios, condominios y todo tipo de construcción” .

Taller de carpintería

 

Nada de esto sería realidad si no fuera por la existencia del Oratorio de los Andes, formado en 1985 para que los niños se preparen a realizar la Primera Comunión. Ahora ya se cuentan 14 mil “oratorianos” en toda la provincia. “Aquí se juega, se reza, se come y se canta…pero por sobre todo sirve para que los jóvenes participen en tareas comunitarias y agrícolas de ayuda a los más pobres, siguiendo la tradición comunal andina y las enseñanzas de San Juan Bosco” -explica el padre Ugo.

Taller de muebles de diseño

 

El oratorio es, sin duda, otro atractivo turístico de Chacas. La misa dominical es otra experiencia inolvidable para los visitantes, que ven en la participación masiva de la población, y en los cánticos en quechua y castellano, esa mística que hoy en día se ha perdido en otras parroquias católicas del Perú, exclusivas y excluyentes. Y esa es, precisamente, la mística que los niños, jóvenes y adultos ponen en todas sus tareas, logrando en tan poco ese milagro económico y social que caracteriza a Chacas.

El padre Ugo en plena misa en quechua

La multiplicación de las papas

Dicen que no hay mal que por bien no venga.  A fines de los años 80 una grave sequía asoló todo el Callejón de Conchucos, ensañándose con los sembríos de las provincias de Asunción y Yungay. Los campesinos de Chacas estaban desesperados debido a que la zona depende casi en su totalidad del agua de las lluvias.

Fue así como vieron agonizar a sus escasos sembríos, generando la migración de familias completas hacia la costa o hacia otras ciudades del departamento. Fue entonces cuando el padre Ugo envió a Lima a dos voluntarios de la parroquia, quienes se reunieron con los funcionarios del Centro Internacional de la Papa. “En 1993 llegaron los voluntarios de Chacas -recuerda el Dr. Noel Pallais, jefe de la Unidad de Distribución de Germoplasma y encargado del proyecto de la semilla sexual de papa del CIP- la sequía había duró cuatro años y acabó con todas las reservas de semilla de papa”. Técnicos y funcionarios del CIP viajaron a Chacas con una variedad de semilla a la que los pobladores bautizaron “gringa”, que no se adaptó a los gustos locales.

 

Primera cosecha de papa chacasina

Pero lo que se impactó a los pobladores fue la técnica de la “semilla sexual”, una método ancestral usado por los Incas para limpiar periódicamente sus sembríos y aumentar su producción.
Fue así como los científicos del CIP, los técnicos de la parroquia y campesinos locales unieron esfuerzos para seleccionar una variedad de papa bautizada “chacasina”, resultado del cruce de la papa Yungay con un clon desarrollado en los laboratorios del CIP, resistente a las enfermedades comunes de la papa. “Esta semilla es como el maná que cae del cielo, es una bendición para los productores más pobres” -nos dijo un campesino de Chacas mientras participa en la primera cosecha de papas de los terrenos de la parroquia. En casi todo el Perú se acostumbra escoger los tubérculos de la campaña anterior como semilla para la próxima campaña. Sin embargo, éste sistema acarrea gastos de transporte y de volumen de almacenamiento. Además es proclive a contraer enfermedades como el tizón tardío o la temida rancha. La semilal sexual, empero, se obtiene a través de la fecundación natural o artificial de la flor de papa, que da lugar a la formación de un fruto pequeño (del tamaño de un tomatito) llamado baya, en cuyo interior existen cientos de semillas sexuales.

Técnicos de la Universidad Agraria de La Molina con campesinos de Chacas

Esta semilla se siembra en “camas” (zanjas de cultivo) que producen pequeños tubérculos que luego son trasplantados a los campos de cultivo, evitando así el costoso transporte de los grandes sacos de tubérculos. “Antes de la sequía en Chacas sólo unos cuantos productores podían sembrar papas -recuerda Edmundo Egúzquiza, técnico agrario de la parroquia- ahora el 90 por ciento de los campesinos siembran la variedad chacasina” . Es así como la producción de papa chacasina ha demostrado que la técnica de la “semilla sexual” es ideal para los campesinos pobres que siembran en pequeñas parcelas.  “En los países tropicales muchas variedades de papa son infestadas con plagas e insectos, generando la importación de semillas libres de enfermedades e incrementando el presupuesto de los empobrecidos agricultores. Estas limitaciones no existen con la papa sexual” -nos dice Noel Pallais mientras va identificando variedades silvestres de la papa que abundan en los alrededores de Chacas. Pero el más feliz sigue siendo el padre Ugo, pues la cosecha de papa chacasina en los terrenos de su parroquia servirán para continuar atendiendo las 1,500 raciones de comida que a diario ofrece el comedor del oratorio a los niños, jóvenes y adultos de Chacas y otros poblados de la provincia de Asunción.

Su primera cosecha

 

Para conocer Chacas

Viajar a Chacas justifica una buena jornada de vacaciones. Dos son las rutas principales: la primera siguiendo la carretera que une todo el Callejón de Conchucos: Catac – Chavín de Huantar – San Marcos – Huari – San Luis -Chacas, que además permite visitar la imponente basílica de Pumallucay, cerca de Chacas.

Pero la más espectacular sigue siendo la ruta Huaraz – Carhuaz – Shilla – Punta Olímpica – Chacas, que se debe realizar en una camioneta de doble tracción para superar las nevadas cubren el abra de Punta Olímpica, ubicada sobre los 4.500 metros sobre el nivel del mar.

 

Recorrido por Punta Olímpica, que une el Callejón de Huaylas con el Callejón de Conchucos

Además de los feriados de Semana Santa, una buena fecha para visitar Chacas son las Fiestas Patrias (basta recordar que en Chacas la independencia se juró en diciembre de 1820, medio año antes que en Lima) o las fiestas patronales en honor a Mama Ashu, la Virgen de la Asunción, los días 15 y 16 de agosto, cuando toda la población se viste de gala en honor a su santa patrona.

El padre Ugo está implementando nuevos circuitos turísticos por los alrededores de Chacas y otras localidades vecinas, donde se puede realizar largas jornadas de caminata o de bicicleta de montaña, pasando por las hermosas lagunas (recomendamos llevar caña de pescar o cordel) nevados y la campiña vecina. Incluso ya existe un curso de guías de montaña que trabajan voluntariamente en los dos albergues para andinistas que construyó la parroquia de Chacas en los nevados cercanos. “Aquellos que deseen ascenden a los picos nevados de la Cordillera Blanca tienen dos locales construidos por los voluntarios de mi parroquia para descansar, asearse y continuar su ascenso…sin costo alguno” -nos dice el padre mientras explica sus proyectos para desarrollar el turismo de aventura y tradicional en toda la zona.

También existen vestigios arqueológicos poco conocidos y una ruta para caminantes experimentados, que en ocho horas une Chacas con el santuario de Chavín de Huantar.
Como souvenirs de recuerdo, nada mejor que visitar los talleres de la cooperativa y comprobar la calidad de la madera y los finos acabados de los muebles que le han dado fama internacional a la parroquia de Chacas.

La historia y tradición de Chacas se pierden en el tiempo, pero aun quedan vestigios de los aguerridos Conchucos y otras naciones que poblaron la zona antes de la conquista incaica y española.  De su comida lo más recomendable es el cuy chactado y el picante de cuy, otros platos con carne de chancho o el exquisito menú que a diario se sirve en el comedor del oratorio, ubicado en el mismo local de la parroquia.
Allí podrán compartir un buen plato de tallarines y ravioles, o aquellos potajes basados en la célebre papa chacasina, convertida ahora en símbolo del milagro económico de Chacas.
De regreso se puede elegir la ruta Chacas-Yanama-Yungay, no sin antes pasar a descansar o almorzar platos a base de trucha en las orillas de la célebre laguna de Llanganuco (Texto y fotos de Roberto Ochoa B.).

El padre Ugo de Censi

FAVRE de sábado por la noche

Destacado



Felipe Belisario Wermus (a) “Luis Favre” vino, vio y no convenció… salvo entre algunos colegas despistados que se tomaron una foto con él creyendo que se trataba de un artista de telenovela brasileña.

Lo cierto es que el sábado por la noche se vivió una fiebre editorial en varias salas de redacción ante la inminente publicación de la entrevista al “Montesinos de Ollanta”, el “eje del mal”, el “estratega del triunfo del NO” y otras exageraciones para un personaje sobrevalorado y ahora sobreexpuesto.

Al día siguiente se difundieron media docena de entrevistas “en exclusiva” y en todas Favre respondió lo mismo porque le preguntaron lo mismo. La más divertida resultó ser la publicada en El Trome. La que sacó más chispas fue la de Milagros Leyva. La que realizó la Dra. Rosa María Palacios me decepcionó porque la sentí demasiado complaciente para una periodista que suele hacer añicos a sus entrevistados en radio y televisión. Debe ser porque la Dra. Palacios se mostró abiertamente a favor del NO durante la campaña y sigue creyendo que Favre fue gestor de esa victoria pírrica. Parecía alumna de colegio de monjas entrevistando a su admirado profesor sutepista.

El factor común es que no hubo pepa ni carnecita en las entrevistas, y ese sábado por la noche Favre nos dejó sin primicias.

Salvo algunos detalles: ahora sabemos que estuvo preso en Argentina pagando alguna travesura durante su servicio revolucionario obligatorio. Y ese es su mayor argumento para justificar su posición políticamente correcta y su izquierdismo a la brasileña.

Favre también demostró sus dotes histriónicas cuando nos trató de convencer que es un asalariado de la empresa brasileña FX Comunicaciones. Y se lució como torero cuando evadió todas las preguntas referidas a su remuneración, realizando varios desplantes ante el respetable cuando las periodistas insistieron en el tema. Pero sus argumentos me hicieron recordar a los de Kenji a la hora de explicar el cargamento de cocaína descubierto por la policía en una de sus empresas.

Lo patético fue cuando acusó de “sicarios” a los periodistas que osaron investigarlo. Qué se habrán creído esos “sicarios”: Favre sólo tiene una relación política y laboral (“somos amigos”, dice) con Lula da Silva, de lejos, el mandatario del gobierno mais corrupto da história política do Brasil. Tan corrupto que salpicó a la actual administración Rousseff y ya van media docenas de ministros -todos recomendados de Lula- que se ven obligados a renunciar ante denuncias de malos manejos. Y es precisamente Lula da Silva quien hizo (y hace) lobby por transnacionales brasileñas como la Odebrecht, la misma empresa que “donó” la arena para La Herradura, provocando el primer papelón de la alcaldesa. O con la mentada OAS (mentada sobre todo por Susana) responsable del otro papelón de Villarán en las cuestionadas obras del río Rímac.

Para mala suerte de Favre ese mismo domingo se publicaron los resultados de las encuestas post revocatoria y descubrimos que su “exitosa campaña” ha sido casi olvidada por los electores. Y que fueron los errores y horrores del trío de impresentables revocadores (Alan, Luchito y Marco Tulio) lo que fue modificando la decisión de la gran mayoría de votantes.

Debo reconocer, empero, que Favre se sabe vender. Reconoció que no se haría paltas en trabajar con Alan y elogió sutilmente a Keiko, no sin antes vendernos el sebo de culebra ese de que fue él quien gestó el triunfo de Ollanta. No somos tan desmemoriados y no debemos olvidar que fuimos millones los electores que votamos por Ollanta sólo para que no gane Keiko.

Ahora Favre ya se subió al coche de la campaña pro revocatoria de la Ley que impide la candidatura a la presidencia de la primera dama, siguiendo el modelo de su maestra y guía Cristina Fernández. Pero Favre tendrá que lidiar con el aguafiestas Mario Vargas Llosa, quien nos dio una fecha, 21 de marzo del 2013, como respuesta a la pregunta ¿cuándo se jodió la candidatura de Nadine? Nuestro Premio Nobel sentenció: “Yo creo que sería una excelente candidata a la Presidencia pero no en estas condiciones porque la ley no lo permite, pero es una magnifica primera dama”.

Lo curioso es el empeño de personajes como Omar Chehade y Ana Jara en promocionar la candidatura de nuestra first lady. Jara hasta se subió al coche de Favre como estratega de la campaña pro Nadine, con el entusiasmo de aplicada alumna evangélica enamorada del pandillero hereje.

La cosa es que la puesta en escena de Favre pasó de fiebre de sábado por la noche a una resaca monse dominguera. Y que no faltan tontos útiles entre los políticos peruanos que se prestan a ese viejo -pero vigente- proyecto que pretende convertir al Perú en el patio trasero de Brasil.

Santiago (inca) de Chile

Destacado



Desde el colegio los peruanos sabemos que el Imperio de los incas limitó, por el sur, con el curso del río Maule, ubicado a casi 250 kilómetros al sur de Santiago de Chile. Una distancia equivalente  a la  que separa Lima de Pisco.

También aprendemos que el “descubridor” de Chile fue Diego de Almagro –en 1536, un año después de la fundación de Lima–, quien llegó hasta el valle donde se asienta Santiago luego de un accidentado viaje por los terribles desiertos del norte chileno. Pero el socio de Francisco Pizarro regresó de urgencia al Perú más pobre de como partió, y con unas ganas de venganza que provocaron las trágicas guerras entre los conquistadores.

Años después, en 1540, Pedro de Valdivia también partió de Cusco con una expedición colonizadora que siguió las huellas de Almagro y llegó hasta el valle del Mapocho para fundar la ciudad deSantiago de Nueva Extremadura, ubicada al pie del cerrito Huelén (hoy Santa Lucía) y en los territorios situados entre los dos “brazos” del río Mapocho.

Publicado el 23 de marzo en La República http://www.larepublica.pe/impresa/larepublica-lima-23-03-2013-pag2

La historia oficial del Chile moderno empieza precisamente con la gesta de Pedro de Valdivia. Y en la historia que se enseña en los colegios de ambos países nos dicen que antes de Valdivia, la zona era poblada por unos indígenas belicosos que no merecieron los esfuerzos colonizadores de los incas.

Pero el arqueólogo Rubén Stehberg y el historiador Gonzalo Sotomayor, ambos chilenos, han roto los esquemas de la historia oficial al demostrar que la ciudad de Santiago de Chile fue fundada sobre una urbe inca que no solo incluyó tambos, caminos, talleres y canales de manufactura incaica, sino que el trazo de la urbe estuvo inspirada en la sagrada ciudad del Cusco.

Gonzalo Sotomayor y Rubén Stehberg

“Pedro de Valdivia sabía de la existencia de este poblado  inca en pleno funcionamiento y que también desde aquí se administraba la mita minera de oro y plata”, sostiene Stehberg, jefe deAntropología del Museo Nacional de Historia Natural de Santiago, entidad que auspició la investigación.

Por su parte, Gonzalo Sotomayor, profesor de Historia de la Universidad Andrés Bello, agrega que “el poblado elegido por Valdivia estaba gobernado por el cacique Quilicanta, un orejón cusqueño, de la panaca real incaica. A diferencia de Almagro, Valdivia eligió el valle del Mapocho porque el del Aconcagua no era tan seguro y había caciques potencialmente hostiles”.

Lo cierto es que Stheberg ya había postulado esta renovadora hipótesis desde fines de los años 70, cuando inició una serie de excavaciones arqueológicas en el Centro Histórico de Santiago de Chile.

La teoría de Stehberg durmió el sueño de los justos hasta hace un lustro, cuando renació luego de sucesivas prospecciones que dieron a luz cerámicos de clásica manufactura inca, como los aríbalos.

aríbalo inca descubierto en Santiago

Lo cierto es que en el actual Santiago de Chile ya no existen vestigios  arquitectónicos incaicos, pero los mitimaes enviados desde el Cusco tuvieron la costumbre de realizar sus entierros a cuatro metros de profundidad. Y son precisamente estas tumbas las que se han convertido en un libro abierto que dan nuevas luces sobre la presencia inca.

Muchas de las excavaciones fueron fortuitas, reconoce Stehberg: desde renovaciones en el local de la Municipalidad de Santiago, hasta excavaciones en el céntrico local del Museo de Arqueología, pasando por la construcción de una piscina que permitió el hallazgo de varias tumbas incas.

Todo esto dio nuevas luces a las investigaciones de Stehberg. ”Hubo una gran transformación cultural con la llegada de los incas al valle del Mapocho. Los habitantes empezaron a adorar al sol y la luna, a vestirse con ropas de algodón, a enterrarse en sus chacras (antes lo hacían en cementerios de túmulos) y, adoptaron casi completamente la cerámica y la decoración diaguita-incaica que llegó a esta zona con la expansión del Tahuantinsuyo“, afirma el destacado arqueólogo chileno.

Como buen historiador, Sotomayor indagó en las crónicas y documentos antiguos de juicios por tierras, hallando reveladora información que sustenta la existencia de una urbe inca.

Según la información proporcionada por el cronista Gerónimo de Vivar, “Don Pedro  Valdivia tenía la intención de poblar un pueblo como el Cusco, a orillas del río Mapocho, donde los indios pudieran venir a servir. Por lo tanto, antes de partir del Perú, ya tenía decidido exactamente a qué valle de Chile quería llegar y el por- qué”, sostiene Sotomayor.

“La información histórica, arqueológica y geográfica disponible coincide en señalar que entre el cerro Huelén (hoy Santa Lucía en el Centro de Santiago)por el oriente, los dos cauces del río Mapocho por el norte y sur, respectivamente, y en algún punto intermedio entre las actuales calles Bandera y Brasil, por el poniente, se emplazó un importante centro urbano Tawantinsuyu”, señalan Stehberg y Sotomayor.

Es decir, el cerro Santa Lucía equivale al Sacsayhuamán de Cusco, y los dos brazos del río Mapocho correspondieron al curso del Shapi y del Huatanay, que corren paralelos al Cusco incaico.

Y también hubo santuarios de altura, como el del cerro nevado El Plomo, donde se descubrió el cuerpo congelado de un niño inca, en un contexto muy similar a la arequipeña Dama de Ampato. Se trató de una clásica ceremonia de Capacocha.

Cerro El Plomo visto desde Santiago de Chile

Niño inca hallado en el santuario de altura de cerro El Plomo

Sotomayor sostiene, además, que un tema determinante fue encontrar que en Santiago existían tres canales de construcción inca: “La acequia Vitacura, la acequia madre de ‘Huachuraba’, y la acequia antigua de Tobalaba. Todas hechas a mano e independientes de la del Maipo. Situación que habla de una infraestructura agrícola muy potente”. A esto se añaden que Valdivia eligió el tambo mayor para instalar su “casa de gobierno”. Hoy en día funciona el local de la Municipalidad de Santiago de Chile. También fueron identificadas antiguas huellas del Qapac Ñan que llegaba hasta Cusco, tambos (depósitos), canales, acequias, huacas,  viviendas, chacras, cementerios y otras instalaciones.

En su investigación se quejan del “escaso o nulo reconocimiento” que la historia oficial de Chile le da al asentamiento cusqueño previo a la fundación de Santiago. Sin embargo, hoy en día reconocen que “esto es algo nuevo. No se conocía hasta la publicación de la investigación. Creemos que el tema está siendo aceptado y empezando a ser reconocido por los chilenos del siglo XXI”.

 

Leer el informe completo en  Museo: http://www.mnhn.cl/Vistas_Publicas/publicNoticias/noticiasPublicDetalle.aspx?idNoticia=42691