Un estudio confirma relación entre videojuegos violentos y agresión física

Un largo y polémico debate está involucrando a los videojuegos señalándolos como factor potencial en algunos casos de conducta agresiva.

Un largo y polémico debate está involucrando a los videojuegos señalándolos como factor potencial en algunos casos de conducta agresiva.

Quizá uno de los más largos y polémicos debates de los últimos tiempos es el que involucra a los videojuegos como generador de ciertas conductas agresivas y que pueden desembocar hasta en violencia y trastornos en los individuos.

Esta discusión ha recobrado interés en las últimas horas con el resultado de un estudio publicado el lunes por las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (National Academy of Sciences) que recolecta, en un análisis, a un número de investigaciones realizadas a lo largo de 8 años y que al parecer, confirma la relación entre violencia y videojuegos violentos.

“Aunque no exista ninguna proyecto de investigación que sea definitivo para el tema, la nuestra tiene como objetivo el proveer respuestas a las críticas más concurrentes y persuasivas de este debate”. Afirmó Jay Hull, autor principal del estudio.

Hull afirmó: Basados en nuestros hallazgos, sentimos clara la asociación de videojuegos violentos con un incremente subsecuente de agresiones físicas”. Hull es decano asociado de la facultad de ciencias sociales en el Dartmouth College de Hanover, New Hampshire, donde también enseña ciencias psicológicas y del cerebro.

En 2011, la Corte Suprema de California revocó la prohibición de la venta de videojuegos violentos a menores de edad. El juez a cargo, Antonin Scala, descartó la relación de videojuegos con las conductas agresivas afirmando que “Estos estudios han sido rechazados por todos los tribunales para considerarlos, y con justa razón ya que no prueban que los videojuegos que expongan violencia hagan que los menores actúen agresivamente”.

violencia causada por videojuegos

Donald Trump también tuvo cierta participación en el tema cuando convocó a una cumbre de videojuegos pasado un mes del tiroteo de Parkland, Florida en el que murieron 17 personas en la escuela secundaria de Marjory Stoneman Douglas. Trump afirmó por esas fechas: “Estoy escuchando a más y más personas decir que el nivel de violencia en los videojuegos está realmente dando forma a los pensamientos de los jóvenes”.

La Asociación de Psicología de Estados Unidos emitió un reporte en el 2015 afirmando el hallazgo de una relación entre los videojuegos violentos y un grado de agresión creciente en los jugadores, pero la evidencia para relacionarlos con violencia criminal fueron insuficientes. Se afirma que aquellos individuos, que jugaron videojuegos violentos tanto frecuente como infrecuentemente, tuvieron un aumento en el riesgo de adoptar un comportamiento agresivo.

Según el estudio de análisis realizado por Dartmouth en esta ocasión, realizado con 17,000 adolescentes de edades entre 9 y 19 entre el 2010 y 2017, y que unen a un total de 24 estudios de países como Estados Unidos, Canadá, Alemania y Japón; se estima que aquellos jugadores que jugaron títulos como Grand Theft Auto, Call of Duty y Manhunt, son propensos a exhibir comportamientos que impliquen ser mandados a las oficinas de los directores por pelear o golpear a un miembro fuera de su familia.

“Mucha gente se cuestiona ¿Realmente estos juegos causan que los niños se comporten agresivamente? Yo diría que es una posibilidad. La otra posibilidad es que se trata de una mala señal. Si tus hijos están jugando a estos videojuegos, o bien estos están teniendo un efecto de torcimiento sobre el bien y el mal, o bien ellos ya cuentan con un mal concepto del bien y el mal y es por eso que se sienten atraídos por estos juegos. En cualquiera de los casos debería haber preocupación”. Sentenció Hull.

En el paper de la investigación, los investigadores concluyen con esperanza que lo descubierto sea beneficioso para conocer más del tema. “No nos concentremos en si los videojuegos generan o no conductas agresivas, preguntémonos por qué, cuando y desde quién están adoptando esos efectos”.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO