La República

larepublica_pe

Mientras siguen presentándose casos de COVID-19 en los hospitales, un video que circula en Facebook promueve que “debemos usar la mascarilla con la nariz para afuera” porque el contagio se produce por la boca y, particularmente, cuando la persona habla. El post, compartido más 1.700 veces, señala que esta concentra bacterias y que al usar el cubrebocas sin tapar la nariz evitamos “volver a contagiarnos” con estos microorganismos.

También agrega que el uso de los tapabocas causa hipoxia y que el nuevo coronavirus se puede curar “tomando una limonada”. Sin embargo, esta publicación es falsa.

PUEDES VER Es falso que en Ecuador se encontró “la cura para el coronavirus”

Es falso que debemos usar la mascarilla sin cubrir la nariz “porque la principal vía de infección es la boca”. Foto: captura en Facebook.

Las principales vías de infección del SARS-CoV-2 son la boca y la nariz

En diálogo con Verificador de La República, Carlos Medina, infectólogo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, declara: “La nariz y la boca son las principales vías de infección (del nuevo coronavirus). Por ello, las mascarillas deben cubrir estas dos vías. En menor medida, son los ojos que también necesitan protegerse”.

Explica que las fosas nasales recepcionan el virus por lo que, cuando se realiza los hisopados —pruebas rápidas—, se hacen en la nariz y la faringe. “Entonces, si no te proteges la nariz, por ahí estás ‘ocultando’ una gran cantidad de virus”, sostiene el especialista que también ejerce el cargo de jefe de Epidemiología del Hospital Cayetano Heredia.

Agrega que es importante cubrirse la nariz no solo porque uno mismo se cuida sino porque también proteges a otras personas (si es que estás contagiado).

Para otro artículo de este medio, Augusto Tarazona, infectólogo y vocal del Colegio Médico del Perú (CMP), señala que la transmisión del nuevo coronavirus se da por las vías respiratorias. “Por eso, el estornudo y la tos son altamente de riesgo. Si expones la nariz, estás exponiendo el ingreso de virus y bacterias. No tiene sentido”, concluye.

Por su parte, el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) indica no usar el cubrebocas “debajo de la nariz”, “alrededor del cuello”, “sobre la frente”, “solo en la nariz”, “en el mentón”, “colgando de una oreja” o “en el brazo”.

Las principales vías de infección del SARS-CoV-2 son la boca y la nariz. Foto: CDC.

“Use una mascarilla que cubra la nariz y la boca y por debajo del mentón y que se ajuste de manera firme por los lados de la cara”, recomienda.

En un informe del 5 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrece orientación respecto al uso de las mascarillas y señala que se debe procurar cubrir la boca y la nariz, además de ajustar al puente de la nariz y quedar bien sujeta para disminuir cualquier posible hueco entre el rostro y el tapabocas.

Recuerda que la transmisión del virus de la COVID-19 es por contacto directo con personas infectadas o indirectamente al estar expuesto con superficies del entorno inmediato u objetos infectados.

Así también, la OMS detalla: “La transmisión por gotículas se produce cuando una persona entra en contacto cercano (menos de un metro) con un individuo infectado y se expone a las gotículas que este expulsa. Por ejemplo, al toser, estornudar o acercarse mucho, lo que da por resultado la entrada del virus por la nariz, la boca o los ojos. El virus se puede transmitir también por objetos contaminados presentes en el entorno inmediato de la persona infectada”.

Uso de la mascarilla en la COVID-19. Foto: captura web OMS.

¿Nosotros nos “volvemos a contagiar” con las bacterias al aspirar aire que expulsamos?

El post en Facebook asegura: “Nuestra boca es un zoológico de bacterias. (...) Y todo lo que estamos hablando, estamos ‘remitiendo’ al pulmón. En ese sentido nosotros nos estamos volviendo a contagiar por nosotros mismos (...), al hablar toda la saliva se mete a la nariz y luego al pulmón”.

Carlos Medina asevera que esta parte de nuestro cuerpo concentra bacterias pero de manera natural y habitualmente no hacen daño, al contrario son protectoras. “Cuando uno tose o habla muy fuerte puede eliminar cierto contenido de gérmenes pero esos gérmenes tienen poca capacidad de causar infección. Eso en una persona sana”, indica.

Resalta que, si esas bacterias retornan a nuestro cuerpo, no habría ningún problema porque esos gérmenes “son tuyos”. Por ello, recuerda que cada objeto es de manera personal, no se puede compartir, como por ejemplo el cepillo de dientes.

“Naturalmente hay gérmenes en la boca que no hacen daño, al contrario, te protegen. El problema es cuando estos empiezan a proliferar en mayor magnitud de lo normal. O cuando ingresan otros gérmenes que sí pueden causar enfermedades, como por ejemplo el Sars-CoV-2. Habitualmente en nuestra boca suele haber bacterias (..) en un número necesario como para poder controlar, están en armonía con tu cuerpo”, señala.

Cabe precisar que el SARS-CoV-2 es un virus, no una bacteria, como explicamos en una nota anterior de Verificador.

PUEDES VER Es falso que en Ecuador se encontró “la cura para el coronavirus”

El uso de la mascarilla no causa hipoxia

Por otro lado, el post señala que la mascarilla causa hipoxia —ausencia de oxígeno suficiente en los tejidos como para mantener las funciones corporales—. Esto es desmentido por Carlos Medina, quien asegura que la mascarilla no impide que ingrese el oxígeno ni que se acumule el CO2 (dióxido de carbono).

“Son comentarios que no tienen ningún sustento. El oxígeno es una molécula demasiado pequeña y definitivamente el cubrebocas no va a impedir su paso. Puede haber algunas molestias, pero solo eso”, sostiene.

Además, en un artículo anterior de este medio concluimos que es falso que el uso de la mascarilla causa hipoxia. Para dicha publicación, el neumólogo Hebert Cuenca, miembro de la Sociedad Peruana de Neumología, explica que el aire es tan fino que pasa a través de este producto.

¿Puedo curarme del nuevo coronavirus luego de beber una limonada?

En una publicación anterior, Verificador determina que los denominados con función alcalinizante —entre ellos el limón— no modifican el PH del cuerpo o elimina la COVID-19. Además, según la OMS, hasta la fecha no existe tratamiento específico ni solución al nuevo coronavirus. “Hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”, destaca.

La nutricionista a domicilio, Nataly Aguilar, declara para un artículo anterior que el limón forma parte de los alimentos saludables. No obstante, recalca: “No existe un único alimento que te vaya a curar o prevenir la enfermedad”.

Destaca tres funciones principales de este fruto: potencia la absorción de hierro debido a que contiene vitamina C, mejora la función endotelial por concentrar flavonoides y ayuda a retardar la oxidación de otras moléculas en el cuerpo porque presenta antioxidantes.

Conclusión

El post es falso porque, según expertos, las dos vías principales de infección del SARS-CoV-2 son la nariz y la boca. Por ese motivo, ambas deben cubrirse con la mascarilla para evitar contagiar e infectarse.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Mascarillas, últimas verificaciones:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.