¿Por qué la batería de tu laptop no se carga pese a que está enchufada?

Si dejaste tu laptop cargando, pero cuando la revisaste no tenía energía, entonces prueba estas posibles soluciones.

Hay varias razones del por qué ocurre este problema. Aquí te diremos algunas. Foto: Meristation
Hay varias razones del por qué ocurre este problema. Aquí te diremos algunas. Foto: Meristation
Tecnología LR

Las laptops poseen una batería que permite utilizarlas, aunque no tengas electricidad. Sin embargo, hay ocasiones donde ese componente no logra cargarse, pese a que la computadora se encuentra conectada a la corriente. ¿A qué se debe esto?

Según detalla Paréntesis, un portal especializado en tecnología, existen varias razones del por qué se produce este problema. Aquí te vamos a detallar las principales que pueden ser solucionadas, sin que debas llevar tu equipo a un técnico:

1. Asegúrate de que el tomacorriente funcione

Parece una solución obvia, pero existen casos donde el tomacorriente puede estar dañado y no recibir electricidad. Por ese motivo, prueba conectar la laptop en otro lado y asegúrate que el cable de alimentación esté bien conectado al equipo.

2. Revisa que uses el puerto correcto

Las laptops más modernas se cargan a través de los puertos USB-C. Si tu laptop posee más de uno, busca uno que venga acompañado de un ícono de carga, ya que fue diseñado específicamente para eso, a diferencia del resto que solo transfiere datos.

3. Retira la batería

Si tu laptop posee una batería extraíble, retírala y prende el equipo. Si enciende, eso quiere decir que el puerto de carga está bien y que el problema se encuentra en ese componente. Vuelve a colocarlo y si continúan los problemas, tendrás que reemplazarlo.

4. Cargador de menos potencia

Si compraste un cargador nuevo, ya que el original se malogró, puede que no hayas elegido el correcto. Revisa la potencia que tenía el que te vino de fabrica y mira si su reemplazo tiene la misma potencia. Si es menor, eso explica por qué demora en cargar.

5. Revisa el cable

Examina el cable de alimentación de tu laptop y encuentra algún lugar doblado, maltratado o roto. Algunas mascotas suelen morder estos cables, también una mala manipulación puede generar que se arruine este componente.