Google Translate: ¿cómo sacarle provecho a la herramienta con tres simples trucos?

Puede que no confíes demasiado en un traductor que utiliza todo el contenido web para sugerir respuestas, pero con estos trucos podrás sacarle más partido a Google Translate.

Google Translate tiene la ventaja de estar disponible en muchas plataformas. Conoce cómo utilizarlo de manera más efectiva y no solo para el inglés. Foto: Google
Google Translate tiene la ventaja de estar disponible en muchas plataformas. Conoce cómo utilizarlo de manera más efectiva y no solo para el inglés. Foto: Google
Tecnología LR

Google Translate no es considerada la mejor herramienta para traducir textos, pero guarda una fuerte ventaja: está disponible casi en cualquier plataforma. Puedes acceder a ella tanto en una PC o laptop, como a través de tu teléfono o tablet, ya sea en un navegador web o app dedicada. ¿Cómo sacarle mejor provecho a esta característica que podemos abrir en un par de segundos? Aquí te compartimos tres trucos muy útiles para tu día a día.

Por si no lo sabías, el traductor de Google (también llamado Google Translate) es una herramienta poderosa para casos prácticos. No es muy recomendable para traducir textos largos o complejos, sino más para su uso cotidiano.

Su funcionamiento se basa en algoritmos no tan sencillos, pero básicamente se sirve de las traducciones ya hechas en toda la web (a la que Google tiene destacado acceso), junto a otras herramientas como el software TAE, lo que le permite realizar traducciones automáticas estadísticas.

Tomando en cuenta esto, podemos sugerirte tres trucos o consejos para aprender a usar Google Translate de manera más efectiva y provechosa, reduciendo el riesgo de error y reconociendo en qué escenarios es muy útil.

1. Usa la app y descarga los idiomas

Al tratarse de un servicio de uso diario, Google Traductor será un aliado indispensable cuando visites algún lugar con un idioma extranjero. Vale recordar que no todos los lugares del mundo cuentan con la mejor conexión a internet, por lo que descargar los idiomas que más utilices (en la aplicación dedicada al servicio) es siempre una sabia decisión.

2. Utiliza la cámara

La cámara del traductor de Google puede hacer trabajar de más a tu teléfono móvil (dependiendo del modelo). Aun así, se trata de una de las tareas más poderosas que puedes realizar ‘al paso’. Tan solo enfoca la cámara a un texto en otro idioma y verás cómo se hace la magia. Puedes probarlo con libros o empaques de productos, siempre y cuando se trate de escritura mecanografiada.

3. Usa el micrófono.

El mejor uso que le puedes dar al traductor de Google es quizá en una de las experiencias más urgentes y confusas: una conversación en otro idioma. Para estos casos, la herramienta brilla por su practicidad y te hará ahorrar valiosos segundos y hasta minutos.

Google Traductor puede ser un auténtico intérprete si lo usas en estos casos. Tan solo debes descargar la app, asegurarte de elegir los idiomas que te interesen y pulsar en la opción conversación. Tras esto, solo conversa en tu lengua nativa y verás como la app responde por ti en el idioma deseado.