SnGo: la app peruana que busca facilitar el servicio de los dentistas

La app conecta a odontólogos que no cuentan con un consultorio propio, con otros que sí lo tengan y deseen alquilarlo.

Esta aplicación propone dinamizar el mercado para el servicio odontológico. Foto: Bloor Lansdowne
Esta aplicación propone dinamizar el mercado para el servicio odontológico. Foto: Bloor Lansdowne
David Amez

La odontología es una de las carreras más tradicionales dentro de la medicina, por lo que cuenta con miles de egresados nuevos cada año en busca de hacerse un lugar en el mercado.

Bajo esa realidad, los jóvenes dentistas empiezan su profesión encarando ciertas dificultades económicas relacionadas a los consultorios en los que puedan atender, y a los materiales de trabajo y clientes que puedan conseguir. Sin embargo, una aplicación peruana podría cambiar mucho de este panorama con una solución tecnológica.

Se trata de SnGo, una app dirigida a los dentistas que busca dinamizar el mercado y facilitar el servicio odontológico, tanto para los profesionales más jóvenes que estén comenzando el ejercicio, como para los odontólogos más recorridos que busquen sacar un mayor provecho a los equipos con los que ya cuentan.

Sobre esta iniciativa conversamos con Paúl Zanabria, CEO de SnGo, quien nos explicó el funcionamiento de la aplicación y las ventajas que ofrece para los dentistas.

¿Qué necesidad de los dentistas busca cubrir SnGo?

Al estar copado el sector público de la carrera y ser muy difícil ingresar a una planilla como dentista, los profesionales egresados suelen aspirar a tener un consultorio propio y sus pacientes, pero esta meta resulta muy cara. Hay que alquilar un espacio, pagar, y mantener los costos fijos durante un tiempo hasta que se arme una cartera de clientes que mantenga el flujo de gastos.

Bajo esta premisa, el consultorio dental se transforma en una barrera de entrada para el mismo odontólogo que no le permite ejercer su profesión. Cuando alquilan, suelen retener solo el 20 o el 30% de sus ingresos y tienen que estar todo el día esperando hasta que llegue algún paciente. Es una dinámica que muchas veces puede ser abusiva para quienes alquilan consultorios.

¿Cómo funciona la aplicación?

Más que una aplicación, podría tomarse como una plataforma que junta la oferta y la demanda en torno a los consultorios dentales. Busca solucionar un problema enorme que existe dentro de este nicho de mercado.

SnGo conecta a los profesionales del sector para que los odontólogos puedan alquilar un consultorio dental en cualquier lugar de la ciudad y a la hora en que más le convenga, también con la opción de elegir de acuerdo a las características que presenten los diferentes consultorios suscritos a la aplicación.

El mapa de la aplicación ayuda a ubicar los consultorios registrados más cercanos. Foto: captura de SnGo.

Por un lado, ayuda a muchos dentistas que no pueden trabajar porque no tienen consultorios; y al mismo tiempo, el odontólogo que ofrece su consultorio rentabiliza su unidad y saca provecho a las horas muertas que normalmente presenta, ya que nadie tiene pacientes todo el tiempo durante su jornada. Entonces, en vez de tener vacía tu unidad dental, la alquilas a otro compañero o colega. Ambos se benefician.

La dinámica es así: los odontólogos ofertantes suben sus consultorios y publican las horas y días disponibles que tienen para alquilar para ser contactados por otro que necesita atender sus pacientes y busca entre la oferta de lugares y horarios. La aplicación genera y libera mercado al mismo tiempo. Hablamos de un mercado atorado y con un cuello de botella en torno a la infraestructura dental, sobre todo en tiempos de pandemia.

¿Cómo surgió la idea de esta aplicación?

El equipo lo conformamos Carla Tejada y yo. Ella es odontóloga y yo soy un economista, experto en el área de finanzas. La combinación es la que permitió generar esta idea.

Se me ocurrió un día, viendo lo que sufría Carla cuando intentaba ejercer su profesión. Ella es de Arequipa, y cuando llegó a Lima, no tenía la cartera de clientes para aguantar un consultorio dental. Entonces, obviamente empezó a trabajar en clínicas que le pagaban el 30% de lo que hacía y tenía que estar todo el día esperando un paciente. Se lo propuse y así surgió la idea.

Así luce el perfil de un dentista registrado en SnGo. Foto: captura de SnGo.

Lo bonito de SnGo es que va a romper con eso. El odontólogo tendrá más alternativas que solo trabajar en una clínica, o tener que alquilar o prestarse el consultorio de un amigo.

¿Y quienes desarrollaron la aplicación y su interfaz?

Nos apoyó la empresa de un amigo mío de la universidad que se llama Neurometrix. Ellos nos ayudaron a crear la aplicación, ya que no había nada igual en el mercado. Costó mucho trabajo, porque crear una app que imite a otra es fácil, mientras que hacerlo desde cero es muy difícil. Tuvimos que planear desde los términos y condiciones hasta el flujo de los pagos para que los usuarios puedan pagar con tarjetas de crédito y débito.

Así se gestiona el rango de precios dentro de SnGo. Foto: captura de SnGo.

¿SnGo cuenta con algún filtro para que solo lo usen profesionales de la odontología?

Sí. Nos aseguramos de que las personas que alquilan sean efectivamente odontólogos a través de su colegiatura. Antes de alquilar el consultorio tienen que pasar por nosotros. Una vez que chequeamos que sea un odontólogo de verdad, le damos de alta para que pueda alquilar.

¿Los que proveen los consultorios o materiales también cumplen con algún filtro?

En los términos y condiciones, nosotros buscamos que el consultorio odontológico cumpla con todos los requerimientos de ley para poder operar. Entonces, cuando ellos aceptan dar clic en términos y condiciones, están aceptando y garantizando que el consultorio dental cumple con todos los requisitos para funcionar como tal.

Los ofertantes adjuntan fotos de sus consultorios y detallan qué instrumentos incluyen en el alquiler. Foto: captura de SnGo.

A la vez, publicas el consultorio en la aplicación, pones fotos de la unidad y del consultorio por fuera, así como los materiales que ofreces. Es así como se genera este pequeño mercado dentro de la aplicación.

¿Esta iniciativa es totalmente peruana?

Sí, totalmente peruana, pero queremos escalarla a otros países. Estamos viendo que Ecuador y Colombia tienen las condiciones, porque hicimos un estudio legal para echar a andar esto y que no vaya contra ninguna norma de sus autoridades de la salud, pero todo está en orden.

¿Cómo van las cifras de la aplicación en cuanto a descargas y usuarios?

Por el lado de la demanda, tenemos más de 350 personas aproximadamente, que se han querido dar de alta como potenciales dentistas que alquilen. Desde la oferta, tenemos casi 40 consultorios cargados en la aplicación de distintas ciudades y provincias del Perú como Arequipa, Lima, Trujillo y Huancayo. También contamos con más de 100 horas transadas y usadas por odontólogos, mientras que sabemos de algunos que usan exclusivamente SnGo para gestionar a sus pacientes. Tenemos bastantes expectativas en los meses que vienen.

Sin embargo, si bien la aplicación puede tener un límite por el universo de odontólogos, una de las principales mediciones es la cantidad de transacciones que estos realicen. Algunos dentistas cuidan poco sus finanzas, pero la idea es que puedan notar cuánta rentabilidad gana su negocio con la aplicación.

En el tiempo en que lleva funcionando la aplicación, ¿ha conseguido algún tipo de inversión pública o privada?

Aún no. Postulamos a Innóvate Perú el año pasado, pero el concurso se canceló por la pandemia. El Gobierno decidió destinar los fondos a otras cosas y es totalmente comprensible. Buscaremos postular este año.

Hasta ahora, SnGo funciona solo con capitales propios, pero estamos abiertos a la inversión de cualquiera que desee apostar por la aplicación y hacerla escalable.

¿Cuáles son las proyecciones de SnGo para el 2021? ¿Cómo esperan terminar el año?

Queremos cerrar el año con 300 consultorios registrados. Esperamos que la vacunación contra la COVID-19 ayude a que las personas vayan retomando sus actividades cotidianas y atendiendo este aspecto de la salud.

Por otro lado, en caso de conseguir inversiones, estamos planeando una segunda versión de la app en la que se pueda alquilar material como rayos X, por ejemplo. También estamos contemplando la idea de una tienda virtual dentro de SnGo en la que se vendan instrumentales de odontología.