Sociedad

Conozca los 5 tipos de choques vehiculares en el Perú y como evitarlos

La Republica
Plataforma_glr

Frenadas intempestivas, desaceleraciones, cambios de carril repentino, choque posterior, cambios de luz son algunas de las principales causas de accidentes de tránsito

El estilo de manejo agresivo (frenadas intempestivas, desaceleraciones, choques, cambios de carril repentino, etc.) son las principales causas de los accidentes de tránsito en el Perú. Según un reciente estudio realizado por Tracklink Octo estos hechos se producen “por estilos de manejo agresivos”.

En ese sentido, Lorenzo Giordanelli, director de Tracklink Octo y especialista en seguridad vial, detalla cuáles son los tipos de choques más comunes generados, en su gran mayoría, por estilos de manejo agresivo que se busca erradicar.

PUEDES VER: Evangélicas arequipeñas mueren en choque de autos

Choque por obstáculo intempestivo: Es cuando aparece un elemento imprevisto en la vía donde el vehículo transita. Puede ser, por ejemplo, un niño que se escapó de la mano de su padre o madre, una mascota sin correa, un peatón imprudente, etc. Se podrían prevenir y reducir accidentes de este tipo si, por ejemplo, se respetara la distancia de seguridad entre un vehículo y otro, si se dejara de lado la agresividad al querer siempre adelantar a otros vehículos, si no se tocara la bocina al que se “atreve” a ralentizar el tránsito.

Choque trasero: Ya sea por frenar intempestivamente o un desperfecto vehicular, los choques traseros son muy comunes. Por ello se recomienda mantener siempre la distancia adecuada con los vehículos de tu carril para reaccionar de manera oportuna. Si vemos un semáforo rojo a 50 metros, lo más lógico es que el auto que va delante de nuestro vehículo frene en algún momento.

Choque por invasión de carril: Se deben en gran parte a una distracción del conductor. Por ejemplo, por revisar el teléfono, por prender un cigarrillo, por cambiar de estación de radio, por hablar con alguien en los asientos de atrás; en fin, por distracción. Un solo segundo de distracción puede generar consecuencias fatales y cambiar nuestra vida por siempre en negativo. Si se evitan las distracciones dentro del vehículo y se mantiene la atención en la vía, se reaccionará a tiempo ante una situación (que en las vías peruanas es frecuente) situación de riesgo.

Choque por cambio de luz: El cambio de luz en el semáforo es la oportunidad de demostrar quién es el más “vivo”. Se recomienda, respetar siempre las señales de tránsito y tomar unos segundos para evaluar si la pista está libre de obstáculos, ello evitará que se origine un accidente. Un siniestro de este tipo, tiene una pena de hasta 9 meses de prisión preventiva.

Choque por desaceleraciones bruscas: El estilo de manejo agresivo implica muchas veces ver a los demás autos como oponentes y por ningún motivo cederles el paso en el carril que uno va. En ese contexto, los cambios de carril producen una guerra tácita entre quién deja pasar a quién y se inicia aceleraciones y desaceleraciones bruscas por abrirse paso. Actitud irresponsable que no solo puede poner en peligro al conductor, sino a los pasajeros y peatones.