MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
SEMIFINAL QATAR 2022 - ¿cuándo y a qué hora se jugará el partido de Argentina vs. Croacia?
PEDRO CASTILLO - Últimas noticias tras la orden de detención preliminar en su contra
Sociedad

Corte Suprema liberó a su pareja, pero ella sigue presa

Los empleados bancarios Miguel Eduardo Villanueva y Shirley Díaz Huerta fueron condenados a 14 años de prisión por supuestamente participar en un robo. Villanueva demostró que las pruebas fueron fabricadas y fue excarcelado. Ahora ella reclama que revisen su caso.

Shirley Díaz Huerta continúa presa, pese a que su pareja salió en libertad tras demostrar que las pruebas presentadas eran falsas. Foto: difusión
Shirley Díaz Huerta continúa presa, pese a que su pareja salió en libertad tras demostrar que las pruebas presentadas eran falsas. Foto: difusión
Ángel Páez

Luego de casi cuatro años en prisión, Miguel Eduardo Villanueva logró que la Corte Suprema rectifique una injusta sentencia que lo señalaba como cabecilla de una banda de ladrones de bancos. Villanueva está libre, pero siente como si continuara en la cárcel: su pareja, Shirley Díaz Huerta, detenida junto a él, sigue presa.

Miguel Eduardo Villanueva y Shirley Díaz recibieron una condena de 14 años de cárcel, acusados de haber participado en el asalto de la agencia del Banco de Crédito del Perú, de la cuadra 14 de la avenida Venezuela, en Breña, el 23 de junio de 2018. En ese momento ambos eran empleados del BCP.

A Villanueva, quien el día del atraco se encontraba en su casa, se le atribuyó haber filtrado información a los delincuentes para robar 550.000 soles. Y a Shirley Díaz, quien laboraba en la agencia de Breña, se le imputó haber dado la señal a los asaltantes haciendo un baile frente a la mampara de la calle.

El primero de agosto de este año, cuando faltaban 14 días para que Villanueva cumpliera cuatro años de encierro en el penal Miguel Castro Castro, la Corte Suprema lo absolvió y dispuso su liberación. Los jueces supremos concluyeron que no había pruebas contra Villanueva.

Sin embargo, Shirley Díaz, quien fue señalada como cómplice de su novio, continúa presa.

Ilógica justicia

Esto es algo que no se entiende de la justicia peruana. Si el máximo tribunal concluye que Miguel Eduardo Villanueva no organizó el asalto de la agencia del BCP en Breña, se entiende entonces que no existen cómplices de un delito que no cometió. Si es así, ¿por qué sigue en el penal de Santa Mónica su pareja Shirley Díaz?

Para corregir esta insólita situación, la defensa de la empleada bancaria ha interpuesto un habeas corpus ante el titular del 11º Juzgado Constitucional de Lima, el magistrado Rolando Huamán Murga. Ella ha cumplido 4 años y 3 meses de carcelería.

La acción se sustenta en que contra Shirley Díaz se formularon virtualmente las mismas acusaciones sin sustento que la policía y la fiscalía hicieron contra Miguel Eduardo Villanueva.

El mismo testigo que al principio acusó a Villanueva bajo presión de la Policía, Ysasías Canales Chávez, también señaló a Shirley Díaz. En una audiencia de confrontación ante los jueces, Canales se rectificó y pidió perdón a la pareja por haberlos señalado falsamente.

Sentencia del Poder Judicial. Foto: captura de documento

Suponiendo que Shirley Díaz era cómplice de los ladrones, ni la policía ni la fiscalía pudieron comprobar vinculación con alguno.

Pequeño gran detalle

Cuando se levantó el secreto de las comunicaciones de todos los investigados, no se encontraron llamadas o mensajes entre los delincuentes y Shirley Díaz. Lo que detectaron las autoridades fue una comunicación telefónica de Shirley Díaz a su pareja Miguel Eduardo Villanueva, pero para avisarle que estaban robando la agencia donde ella trabajaba.

No se ha acreditado que el supuesto baile que hizo Shirley Díaz fue una señal para que los ladrones ingresen en la agencia bancaria de Breña. Más bien, Shirley Díaz demostró que es aficionada al baile. Estudió en la Escuela de Danza ESCENI-K, de Tati Alcántara.

El trabajador del banco, Adrián León Chucuya, quien resultó herido por un balazo disparado por los delincuentes, respaldó la versión de Shirley Díaz de que se acercó a la ventana para comprar su desayuno, como él también lo hizo.

Adrián León fue víctima del atraco, no tendría por qué defender a Shirley Díaz, acusada de haber dado aviso a los ladrones. Pero dio un testimonio que la respaldó.

Shirley Díaz Huerta no debería pasar un día más en una celda por un error judicial. El 23 de junio sumó 4 años entre los barrotes de Santa Mónica. Llegó a la cárcel a los 26 años. El 11 de mayo cumplió 30, privada de su libertad.