Puno: presuntos asesinos de mujer son obligados a pedir disculpas de rodillas ante iglesia

La pareja fue sometida a cadena ronderil en el distrito de Ayapata, provincia de Carabaya. El varón confesó a los ronderos que participó en el crimen de su esposa.

Luego de la cadena ronderil, serán entregados a las autoridades judiciales. Foto: Liubomir Fernández/La República
Luego de la cadena ronderil, serán entregados a las autoridades judiciales. Foto: Liubomir Fernández/La República
Liubomir Fernández

Dos presuntos implicados en el asesinato de una mujer fueron obligados a pedir disculpas de rodillas ante el templo del distrito de Ayapata, provincia de Carabaya, en Puno.

Se trata de Richard García Chislla (31) y Agustina Sucapuca Mamani. El primero confesó a las rondas campesinas que participó en el crimen de su esposa, pero no aceptó ser el asesino material. La segunda en mención sería su pareja actual.

Richard García rompió en llanto, mientras que Agustina dijo estar arrepentida porque pese a que se enteró de lo sucedido por declaraciones del principal implicado, nunca comunicó el caso a las autoridades comunales.

PUEDES VER: Puno: agricultor fallece tras ser impactado por rayo en Azángaro

El varón alegó que aceptará la sanción que le impongan porque es consciente de lo mal que actuó. Ambos están siendo sometidos a cadena ronderil. Esta costumbre supone que son llevados a varios lugares, a manera de escarmiento, para que sean conocidos por toda la población.

Cumplida esta sanción, las rondas campesinas los entregarán a las autoridades judiciales. Familiares de la víctima exigen cadena perpetua para el varón.

Canales de ayuda

Si usted ha sido o conoce a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puede comunicarse de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).