EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la tercera vacunatón
EN VIVO - Alianza Lima vs. Alianza Universidad se enfrentan en partido por la Liga 1

Líder asháninka fallece tras atentado en zona de narcos

Óscar Chumpitaz

Víctima. Mario Marcos López Huanca no sobrevivió a disparo en la cabeza. Estaba amenazado. Foto: difusión
Víctima. Mario Marcos López Huanca no sobrevivió a disparo en la cabeza. Estaba amenazado. Foto: difusión

En selva de Pasco. Mario López Huanca es secretario de EcoSira, encargada de administrar la Reserva Comunal El Sira. Estaba amenazado por sembradores de coca. El lunes trató de expulsarlos, pero fue atacado. Recibió un disparo en la cabeza.

Publicidad

La muerte sigue rondando en la Amazonía y ello tiene en alerta a las comunidades nativas. Ayer autoridades indígenas denunciaron el asesinato del líder asháninka Mario Marcos López Huanca (34), secretario de EcoSira, encargada de administrar la Reserva Comunal El Sira, ubicada entre Ucayali y Pasco.

López había quedado gravemente herido por un disparo en la cabeza. Lo sorprendieron cuando caminaba por la cabecera del río Anacayali, en el distrito de Puerto Bermúdez (Pasco). Miembros de la comunidad de Shirarine lo encontraron y trasladaron al hospital regional de Pucallpa (Ucayali) donde permaneció internado hasta que por la noche se reportó su fallecimiento. Había sufrido un daño severo e irrecuperable, según el médico del área de emergencias, Juan José Araníbar.

Había sido amenazado

Las investigaciones del atentado están a cargo de Michael Cisneros Chavarría, de la Fiscalía Provincial Mixta de Puerto Bermúdez. Una hermana de la víctima le dijo a Ojo Público que Mario López recibía amenazas.

De acuerdo a declaraciones del coordinador de campo de EcoSira, Fredy Vásquez, la cuenca del río Pichis, en la provincia de Oxapampa (Pasco), área donde Marco López trabaja, era amenazada por grupos de narcotraficantes.

Los dirigentes nativos recordaron que el 1 de abril el Gobierno prorrogó la emergencia en los distritos de Constitución, Palcazú y Puerto Bermúdez de la provincia de Oxapampa, así como en los distritos de Puerto Inca, Tournavista, Yuyapichis, Codo del Pozuzo y Honoria, provincia de Puerto Inca (Huánuco).

También se declaró en estado de emergencia a los distritos de Raimondi, Sepahua y Tahuanía, provincia de Atalaya (Ucayali), para garantizar las operaciones conjuntas en la lucha contra el crimen organizado.

Líderes asesinados

Berlín Díquez Ríos, presidente de la Organización Regional Aidesep-Ucayali (ORAU), dijo que los líderes de la Amazonía enfrentan una ola de ataques en su lucha por los derechos de las comunidades afectadas por el narcotráfico y la tala ilegal.

Aseguró que la violencia dirigida contra estos activistas ha aumentado a pesar de algunos compromisos establecidos por el Gobierno para protegerlos.

Para la Policía, el Covid-19 ha exacerbado la inseguridad en la zona ya que sicarios al servicio de bandas organizadas han explotado las restricciones a la movilidad para consolidar su control en esos territorios.

En febrero de este año, dos líderes indígenas fueron asesinados por presuntos narcos: Yenes Ríos Bonsano (27) y Herasmo García Grau (28), quienes pertenecían a las comunidades Puerto Nuevo (Huánuco) y Sinchi Roca (Ucayali).

En el 2020 fueron victimados otros líderes. El primer asesinato ocurrió el 12 de abril, cuando en plena cuarentena mataron al líder cacataibo Arbildo Meléndez, jefe de la comunidad Unipacuyacu, en Huánuco. Días después, el 26 de abril, fue asesinado el joven asháninka Benjamín Ríos Urimishi, de la comunidad Kipachari, en el distrito de Tahuanía, Ucayali. Según ORAU, el joven había sido víctima de hostigamiento y amenazas de muerte por parte de invasores de tierras.

El 17 de mayo del 2020, mataron a Gonzalo Pío Flores, líder de la comunidad Nuevo Amanecer Hawai, en la triple frontera entre Junín, Pasco y Ucayali. En julio del 2020 también fue asesinado el líder cacataibo Santiago Vega Chota, de la comunidad nativa Sinchi Roca, la misma a la que pertenecía García Grau.

Amenazan a otros cuatro defensores

Hay cuatro defensores de la diversidad amenazados por bandas de narcotraficantes. Uno de ellos es Elmer Gonzales, a quien en abril le incendiaron su casa en la comunidad Sinchi Roca (Ucayali).

Otro que ha salvado de morir es Fredy Yaycate Pinedo, quien fue secuestrado y torturado. Asimismo, Atilio Alegría Bonzano, de la comunidad Puerto Nuevo II, mientras que Rocky Vera Esteban, de la comunidad Sinchi Roca, también teme por su vida.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.