Puno y Cusco descartan casos de variante Delta

Análisis. Especialistas de ambas regiones piden que se realice estudios para confirmar la no presencia de casos.

La Republica
Delta. Mutación india es más mortal y transmisble que podría colapsar a los hospitales
LR Sur

La presencia de la variante Delta de la COVID-19, por el momento está descartada en las regiones de Puno y Cusco. Por la cercanía y el corredor económico que existe con Arequipa, los casos de esta nueva variante podría llegar tarde o temprano a más regiones del sur.

El titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Puno, Walther Oporto, reveló que los únicos dos casos confirmados a nivel nacional de la variante Delta están en Arequipa. En el altiplano aún no existe muestra o prueba que confirme su presencia. “Nuestro laboratorio biomolecular de la Diresa Puno aún no está equipado para realizar el estudio de la presencia de variantes del coronavirus. Entre 2 a 3 meses se debe cumplir con el equipamiento de nuestro centro de investigación”, dijo Oporto.

La semana pasada, la Diresa Puno presentó un estudio donde tras enviar 43 muestras de sangre con presencia del coronavirus al Instituto Nacional de Salud (INC), se detectó seis variantes del coronavirus, sin embargo, el 65% se trata de la variante C37 o conocida como la variante peruana o andina.

Asimismo, tras el estudio se detectó un caso de la variante británica y otra brasilera en la Red de Huancané y Melgar.

En cuanto Cusco, oficialmente se descartó que la variante de la India haya llegado a la región, no obstante, el epidemiólogo, Pablo Grajeada, dejó abierta tal posibilidad al referir que en Espinar se experimenta un incremento de muertes, por cualquier causa, que estaría relacionada con el coronavirus.

A su turno el Jefe de inteligencia Sanitaria de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) de Cusco, Javier Ramírez, descartó el hecho y declaró que se solicitó ante la Presidencia de Consejo de Ministros (PCM) un estricto control en zonas de frontera con Arequipa, Puno y Madre de Dios.

“Tenemos un descenso de muertes y casos, eso nos da un poco de tranquilidad, aumentamos el número de pruebas de búsqueda activa en varias zonas cercanas a Arequipa, no debemos confiarnos” declaró el especialista.

En las últimas 24 horas se registró la muerte de 16 personas a causa del COVID-19 en Puno y Cusco. Según los reportes, en cada región hubo 8 decesos.

Control al transporte informal

En el terminal terrestre de Cusco se suspendieron los viajes a Arequipa, sin embargo el temor radica en el transporte informal. El jefe de la VII Macro Región Policial de Cusco, general Augusto Ríos, informó que se coordinarán medidas complementarias con Salud, para reforzar la presencia policial en vías que unen a Cusco con la región arequipeña.