Huánuco: Fiscalía entrega a familias cuerpos de desaparecidos en periodo de conflicto armado

Ministerio Público identificó cinco cuerpos de desaparecidos asesinados en mayo de 1988, en el caserío Huayruro, distrito de Rupa Rupa.

Memorial dedicado a las víctimas del conflicto armado del periodo 1980-2000, ubicado en Ayacucho. Foto: difusión
Memorial dedicado a las víctimas del conflicto armado del periodo 1980-2000, ubicado en Ayacucho. Foto: difusión
Sociedad LR

Este miércoles, el Ministerio Público entregó a las familias cinco cuerpos de desaparecidos en la época del terrorismo, durante una ceremonia que se llevó a cabo en la ciudad de Tingo María, en Huánuco.

Por medio de un comunicado, la Fiscalía sostuvo que la investigación forense permitió determinar, localizar e identificar los restos de Arcángel Rudolfo García Lugerio, Epifanio Mariano Gómez De La Cruz, Filomeno Justo Espinoza y Eduardo Nieto Cruz, quienes fueron asesinados en mayo de 1988, en en el caserío de Huayruro, en el distrito de Rupa Rupa.

Asimismo, indicó que la aplicación de métodos genéticos (ADN), realizados por la Unidad de Biología Molecular y Genética de Ayacucho, dio con el reconocimiento de la identidad de los restos de los desaparecidos.

A la vez, el fiscal coordinador de la Fiscalía Especializada en Delitos de Terrorismo y Derechos Humanos, Daniel Jara Espinoza comentó que “los restos de las víctimas son devueltos al seno familiar en una ceremonia que refleja el sentir del Estado, y que es una muestra de la necesidad y obligación de retornar la dignidad que se les arrebató”.

“Como fiscal de derechos humanos quiero expresar mis condolencias a nombre de la institución que represento, esperando sinceramente que este gesto necesario de restitución digna de sus familiares sólo sea el inicio para comenzar a reparar en algo el daño causado a todos ustedes”, acotó.

De acuerdo con el Lugar de la Memoria, hay alrededor de 20.329 personas desaparecidas durante el periodo del conflicto armado. De esa cifra, más de 2.000 restos han sido restituidos a sus familiares. Esta situación posiciona al Perú en el tercer país con más desaparecidos de América Latina, después de Colombia y Guatemala.