Puno: enardecida turba mata a golpes a presunto delincuente en Desaguadero

Kleber Sánchez

Delincuentes fueron cercados por los ciudadanos de Desaguadero. Foto: PNP
Delincuentes fueron cercados por los ciudadanos de Desaguadero. Foto: PNP

Otro cómplice, que es hermano de la víctima mortal, se encuentra grave tras golpiza. Ambos sujetos junto a un tercer cómplice asaltaron a una cambista.

Publicidad

Puno. La noche del último jueves, una turba enardecida de ciudadanos de la localidad fronteriza de Desaguadero, mató a golpes a un presunto delincuente y dejó gravemente herido a otro malhechor. Ambos fueron intervenidos luego de asaltar a una cambista.

De acuerdo a información policial, el asalto a mano armada se registró a las 18.20 p. m. en la intersección del jirón Tacna con Chucuito. Tras los gritos de auxilio de la cambista, los vecinos de la zona cercaron y retuvieron a dos sujetos mientras que un tercer malhechor logró huir.

Los dos presuntos delincuentes fueron rodeados por unas 600 personas quienes los castigaron duramente. Posteriormente, los sujetos fueron identificados como los hermanos Denys Nelson (25) y Arnold Roque Pacco Huamán (30), ambos de Cusco.

Efectivos de la Policía Nacional de la Comisaría de Desaguadero acudieron al lugar, pero no pudieron rescatar a los hermanos. Ante tal situación, los agentes se vieron obligados a solicitar refuerzos de las comisarías de Zepita, Huacullani y Juli.

Denys Pacco Huamán murió cuando era trasladado al Centro de Salud de Desaguadero. Mientras que su hermano Arnold Pacco se encuentra grave y fue derivado al Hospital de Juli.

En el lugar de los hechos, la Policía halló dos armas de fuego con las que se presumen asaltaron a la cambista. No es la primera vez que los pobladores de Desaguadero aplican la denominada justicia popular.

Semanas atrás, otro grupo de pobladores de Desaguadero también mató a golpes a un presunto delincuente de nacionalidad venezolana luego de que sus cómplices robaron un celular y en su huida dispararon a quemarropa a tres ciudadanos dejándolos con heridas de bala.

En la zona, los ciudadanos desconfían del actuar de los agentes de la Comisaría de Desaguadero.