PNP detiene a persona sospechosa de estafa a creador de galletas Nutri H

La Policía Nacional del Perú indicó que la fémina intervenida adquirió las galletas de manera ilegal en La Cachina. Seguirán investigando hasta hallar a los principales estafadores.

Julio Garay ya fue notificado sobre el hallazgo de sus paquetes. Foto: La República
Julio Garay ya fue notificado sobre el hallazgo de sus paquetes. Foto: La República
Sociedad LR

Agentes de la Policía Nacional del Perú lograron intervenir a una de las personas que tenía un promedio de 24 paquetes de galletas antianémicas dentro de su inmueble ubicado en La Victoria. Estas cajas Nutri H serían parte del cargamento que entregó Julio Garay a ciudadanos inescrupulosos que se llevaron el producto sin desembolsar un sol.

“El día de ayer (18 de mayo), vecinos de la comuna dieron parte a la comisaría de Apolo de que habían situaciones sospechosas dentro de un inmueble ubicado en la avenida Jaime Garza 475, en La Victoria. La Policía Nacional del Perú con esta información se logró constituir en esta vivienda”, mencionó el coronel Jorge Barboza, jefe DIVPOL Centro 2, en América.

La presunta sospechosa es Ingrid Estefany Bravo Abanto (35), quien tenía 24 cajas valorizadas en 10.000 soles. Según la detenida, ella compró estos productos en La Cachina sin considerar que sería ilegal.

Lazy loaded component

“Ha indicado que la mercadería que fue adquirido en La Cachina. La Fiscalía de la Nación ya tomó las cartas en el asunto y ha pasado a la Unidad Especializada. La señora está siendo investigada por el delito de receptación”, agregó el comandante.

Asimismo, Julio Garay ya fue notificado sobre la recuperación de parte de su mercadería, por lo que se apersonará en las próximas horas. El último 21 de abril, el joven fue víctima de una estafa por parte de unos sujetos que se contactaron con él con el objetivo de adquirir miles de unidades de su producto para una supuesta entrega benéfica.

La persona que lo contactó es Juan Carlos Ramírez Berger, quien se hizo pasar como representante de una ONG. El hombre aseguraba que la adquisición de las galletas sería para repartirlas a niños en Oxapampa. Para ello, realizó dos supuestos pagos, uno de S/ 12.000 y otro de S/ 37.500 y arregló con Garay para que la entrega de los productos se realice en el Cercado de Lima.