Áncash: Iglesia católica deplora asesinato de misionera italiana

Monseñor Ángel Simón Piorno se mostró desconcertado por el crimen contra Nadia de Munari. Exigió a las autoridades profundizar las investigaciones.

Nadia De Munari (al centro) fue atacada dentro de la casa albergue que regentaba. Foto: difusión
Nadia De Munari (al centro) fue atacada dentro de la casa albergue que regentaba. Foto: difusión
LR Norte

El asesinato de la misionera italiana Nadia de Munari en la casa hogar Mamma Mia del barrio América del Sur en Nuevo Chimbote (Áncash), donde servía a cientos de niños pobres, generó gran conmoción en las personas que la conocieron y entre los miembros de la Iglesia católica.

El obispo de la Diócesis de Chimbote, Monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, manifestó su desconcierto y dolor por el crimen contra la religiosa extranjera y pidió a las autoridades profundizar las investigaciones para dar con el autor o autores de este lamentable hecho.

“Espero que la Dirincri haga un buen trabajo de investigación para saber quién fue el asesino y cuál fue el móvil para destruir a una mujer cuando aún tenía 50 años de vida”, declaró el monseñor para El Diario de Chimbote.

Monseñor Simón Piorno recordó la misión social que cumplía Nadia De Munari, quien estaba encargada de los seis jardines de infancia y los comedores de la Operación Mato Grosso en los asentamientos humanos más alejados y vulnerables del distrito de Nuevo Chimbote.

Aseveró que “este caso traerá repercusiones internacionales porque lo que se ha hecho con ella no tiene nombre”.

Hechos

Nadia De Munari fue brutalmente agredida con un machete la noche del martes 20 de abril cuando todos en la casa hogar fueron a dormir. Al día siguiente, los docentes que convivían con ella la hallaron con diferentes fracturas y cortes en todo el cuerpo.

De Munari fue trasladada a una clínica privada en Lima, donde fue intervenida quirúrgicamente para intentar salvarle la vida. Sin embargo, falleció en la madrugada del sábado 24 de abril.