CTS - Promulgan ley que autoriza a disponer libremente del 100% de los fondos

Coronavirus en Perú: decesos llegan a 57.537 y contagios suben a 1 707 787

El Minsa reportó 3.030 nuevos contagios y confirmó el fallecimiento de 307 personas a causa de la COVID-19.

Muchos pacientes en grave estado de salud esperan por una cama UCI. Personal sanitario no se da abasto. Foto: La República
Muchos pacientes en grave estado de salud esperan por una cama UCI. Personal sanitario no se da abasto. Foto: La República
Sociedad LR

A 1 707 787 se elevó el total de contagios por SARS-CoV-2, mientras que los fallecimientos por la misma causa llegaron a 57.537, informó el Ministerio de Salud (Minsa) este 19 de abril.

La autoridad sanitaria reportó 3.030 nuevos casos positivos, aunque precisó que 559 se diagnosticaron en las últimas 24 horas tras procesarse 34 muestras. A la fecha, ya se han aplicado 10 461 475 pruebas, entre moleculares, serológicas y antígenas.

En tanto, se confirmaron 307 recientes decesos por COVID-19. Hasta el momento, la letalidad de la enfermedad en el país es de 3,37%.

También se informó que 14.752 pacientes contagiados permanecen hospitalizados y 2.574 de ellos reciben ventilación mecánica en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

Decesos no se detienen

El Minsa reportó, el 18 de abril, un total de 433 fallecimientos por COVID-19 en las últimas 24 horas, la cifra más alta de toda la pandemia. El nuevo récord es preocupante porque solo ocho días antes el país había registrado su, hasta entonces, máximo pico de decesos diarios por la misma causa.

Con estos nuevos números, abril del 2021 está muy cerca de convertirse en el mes con más muertes por COVID-19 desde marzo del 2020, advirtió Rodrigo Parra, analista de datos e ingeniero.

“Con la cifra de fallecidos de ayer, en abril van falleciendo 5.222 personas confirmadas por COVID-19. En marzo, este número fue de 5.514. Con esto, abril sería el peor mes de la pandemia desde mañana o el martes”, señaló.

El decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios Celi, atribuyó el crecimiento de la curva de mortalidad a las nuevas variantes, especialmente la brasileña, y consideró que se deben tomar medidas más restrictivas.