LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Los Olivos: local vendía pastillas para adelgazar que causan riesgo cardíaco

El Ministerio de Salud decomisó 315 pastillas y 20 frascos de gel modelador corporal. Dos personas fueron detenidas.

Pastillas están prohibidas en nuestro país desde el 2010. Foto: Minsa
Pastillas están prohibidas en nuestro país desde el 2010. Foto: Minsa
Sociedad LR

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) intervino un local que comercializaba pastillas para adelgazar que causaban paro cardiaco, en Los Olivos.

La intervención ocurrió en la cuadra 16 de la avenida Antúnez de Mayolo. Según información del Ministerio de Salud, los dueños de este establecimiento vendían estos medicamentos a base de Sibutramina, sustancia de uso prohibido en nuestro país desde el 2010.

Ellos ofrecían los productos por Internet calificándolas de pastillas ‘milagrosas’. No obstante, los rótulos estaban en portugués e impedía que los consumidores sepan el contenido real de estos fármacos.

Asimismo, durante la intervención, se encontraron otros productos de uso cosmético y alcohol gel sin autorización sanitaria (Notificación Sanitaria Obligatoria - NSO).

En total, se decomisaron unas 315 pastillas de Sibutramina, 95 frascos de alcohol gel y 20 frascos de gel modelador corporal. Además, se detuvo a dos personas que no pudieron demostrar la procedencia de dichos productos. Ambos fueron trasladados hacia la comisaría del sector para las investigaciones del caso.

Cabe mencionar que la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos, institución encargada de fiscalizar los medicamentos y alimentos, ordenó suspender su comercialización luego que se demostró que provoca graves efectos colaterales en el aparato cardiovascular.

“A nivel mundial se tienen reportes de problemas cardiacos, enfermedades cerebrovasculares y otros efectos adversos por lo que varios países suspendieron su autorización sanitaria”, advirtieron los inspectores de la Digemid.

Otras consecuencias de su consumo son dolores de cabeza, sequedad en la boca, estreñimiento, insomnio, mareos, náusea, entre otros.