Puno: nuevo derrumbe en La Rinconada aplastó bodegas de mineras

LR Puno

larepublica_pe

20 Ene 2021 | 13:36 h
Dos empresas mineras resultaron afectadas, de acuerdo a reporte de autoridades de La Rinconada. Foto: Radio Onda Azul
Dos empresas mineras resultaron afectadas, de acuerdo a reporte de autoridades de La Rinconada. Foto: Radio Onda Azul

Preocupación. Graves daños materiales se registraron en el sector conocido como San Andrés. Se trata del segundo derrumbe en apenas cinco días.

Puno. El último 15 de enero se registró un derrumbe que provocó zozobra entre los trabajadores mineros que laboran en la zona de Cerro Lunar. Esta vez, otro evento tuvo lugar la tarde del último martes, el mismo que dejó graves daños materiales, debido a que una roca de gran dimensión se desprendió de un cerro y a su paso aplastó todo lo que pudo.

En el centro poblado La Rinconada, situado en la provincia puneña de Ananea, existe preocupación. El derrumbe y posterior caída de una enorme roca en el sector denominado San Andrés, próximo a la minera ASIS, dejó incalculables daños en los campamentos.

De acuerdo a los reportes de las autoridades de La Rinconada, el hecho sorprendió a los mineros quienes nada pudieron hacer mientras la roca aplastaba las bodegas de la minera ASIS, en cuyo interior almacenaban botellones de aire, máquinas perforadoras y otros equipos. También fueron perjudicadas las bodegas de la minera Nuevo Horizonte, ubicadas en las faldas del cerro San Andrés.

Para salvaguardar la vida de los pobladores, dispusieron las restricciones respectivas a la zona industrial de Santa María y Riticucho.

Derrumbe en La Bella Durmiente

El pasado 15 de enero, en la montaña cubierta de glaciares conocida como La Bella Durmiente un derrumbe dejó perplejos a los trabajadores mineros de Puno.

Toneladas de rocas cayeron en el sector Lunar Principal o Chico Lunar, causando temor entre los mineros y pallaqueras que realizaban trabajos en ese lugar.

Actualmente, es considerada zona de alto riesgo por las graves y grandes aberturas que quedaron. Por ello, la Corporación Minera Ananea, a través del Departamento de Seguridad, cercó el lugar. Posteriormente, prohibió el ingreso de personas a las faldas del cerro.