Gobierno restringe acceso a playas durante dos semanas

Sociedad LR

larepublica_pe

Medida busca frenar expansión del nuevo coronavirus. Foto: Marco Cotrina/La República
Medida busca frenar expansión del nuevo coronavirus. Foto: Marco Cotrina/La República

Desde el 22 de diciembre hasta el 4 de enero las playas estarán cerradas en Lima y Callao y algunas regiones del norte del país, a fin de evitar el aumento de casos de COVID-19.

El Gobierno peruano dispuso que prohibirán el acceso a las playas de Lima y Callao para evitar la expansión del coronavirus SARS-CoV-2. Ello, durante este periodo de fiestas de Navidad y Año Nuevo, por lo que la restricción iniciará este 22 de diciembre y culminará el 4 de enero del 2021.

Las playas van a estar cerradas. El riesgo tiene que ver con la aglomeración de las personas y la falta de uso de las mascarillas, el consumo de comida y licor”, señaló la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, durante conferencia de prensa.

La medida también se aplicará en Lima provincias, las regiones de Piura, Tumbes, Lambayeque, La Libertad. Y, por último, en la provincia de El Santa, en Áncash.

Hasta hoy, no se permitía hacer uso de las zonas de descanso de arena, piedras colindantes con el mar ni las aguas del mar los días viernes, sábados y domingos, con la excepción de la realización de deportes acuáticos sin contacto, como el surf, vela, remo, además de otros.

En cambio, de lunes a jueves sí se podía ingresar al mar, así como a espacios contiguos, siempre que se respeten las medidas de bioseguridad.

Según el registro oficial hay más de 997.000 casos confirmados de COVID-19 durante la pandemia y más de 37.000 fallecidos, por lo que se tomó esta decisión al notar que el índice de ocupación de camas hospitalarias y camas en la Unidad de Cuidados Intensivos va en ascenso, por lo tanto, menor disponibilidad en las regiones donde regirá la medida.

Asimismo, durante este lapso, el horario de inmovilización social iniciará a las 11:00 p. m. y culminará a las 4:00 a. m. del día siguiente. Es decir, el libre tránsito se vio reducido en una hora, ante el incremento de infecciones.