A Telesup no se le ampliaría su plazo de cierre por ser la única universidad rebelde a la Sunedu

Carlos  Contreras

Carlitoz22

Universidad no ha cumplido con obligaciones de Sunedu.
Universidad no ha cumplido con obligaciones de Sunedu.

En mayo del 2019, su licenciamiento fue rechazado y hasta la fecha, según conoció La República, la institución de José Luna Gálvez -y de su hijo hoy congresista- no ha comunicado la fecha de su cese definitivo ni los mecanismos de traslado que debía ofrecer a sus estudiantes.

Sigue en rebeldía. Desde mayo del 2019, mes en el que se le denegó el licenciamiento institucional, la Universidad Privada Telesup, de propiedad de José Luna Gálvez y de su hijo, el hoy congresista José Luna Morales, no ha cumplido con las obligaciones que le impuso la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

PUEDES VER Sunedu amplía por 3 años más plazo de cierre de universidades denegadas por la emergencia

A través de documentos, La República conoció que la Telesup es la única de las 45 universidades con licenciamiento denegado que sigue rebelde ante la Sunedu. No le ha presentado la declaración jurada donde se indique el plazo de su cierre definitivo. Tampoco le ha entregado el debido empadronamiento de sus alumnos ni los mecanismos de continuación de estudios que debía ofrecerles a los mismos.

Debido a ello, el 15 de octubre del 2019, a través del Memorando N° 1117-2019-SUNEDU-02-13 se informó a la Procuradoría Pública de la Sunedu sobre estos incumplimientos, a fin de que evalúen acciones penales contra la Universidad Privada Telesup. Este proceso está en marcha.

De manera propia, la Sunedu ha comprobado que Telesup solo ha cumplido con suspender sus exámenes de admisión y no interrumpir sus clases de manera intempestiva.

PUEDES VER Minedu pide al Congreso aprobar proyecto de ley que amplía prohibición para abrir nuevas universidades

Según fuentes de la Superintendencia, en todo este tiempo, los estudiantes de esa universidad han presentado de forma recurrente denuncias vinculadas a la obstaculización de la entrega de documentos académicos para su traslado debido a cobros excesivos y demora en los trámites.

A la fecha, 53 denuncias fueron derivadas al Indecopi advirtiendo presuntas vulneraciones a los derechos de los consumidores.

No tendría chance

Hace unos días, la Sunedu anunció que, debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19, se emitirá en breve una norma para ampliar por 3 años más el plazo del cierre definitivo de las universidades denegadas. De esta manera, ya no tendrían dos años sino cinco, con el fin de que los 54 mil estudiantes de esas instituciones no salgan afectados en este contexto.

Ni bien se enteró de ello, la Universidad Privada Telesup dio a conocer esta noticia a través de sus redes sociales. “Culmina tu carrera profesional”, decía en su publicación.

No obstante, fuentes de la Sunedu señalaron que para acceder a esta extensión del plazo las universidades debieron haber cumplido sus obligaciones, como informar el plan de cese de actividades y los mecanismos de traslado de sus alumnos. Así, la institución del exlegislador solidario José Luna Gálvez tiene problemas.

Bajo esta misma lógica, la Telesup tampoco podría acogerse al nuevo licenciamiento anunciado por la Sunedu, ahora que se venció la ley que prohibía abrir nuevas universidades. Esto porque, otra vez, sigue rebelde ante la Superintendencia.