Familiares denuncian falta de atención a policías gemelos que dieron positivo para COVID-19

Sociedad LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

28 Abr 2020 | 13:54 h
Policía Nacional del Perú. Créditos: La República.
Policía Nacional del Perú. Créditos: La República.

Uno de los hermanos falleció esperando una cama para ser hospitalizado. El otro aún se encuentra en estado crítico y no lo atienden.

Familiares de dos hermanos gemelos, ambos miembros de la Policía Nacional del Perú, reclamaron a las autoridades de la institución la falta de atención oportuna a sus parientes que han dado positivo a la prueba de coronavirus.

Los efectivos policiales son Raúl y José Calixto Girón, quienes han trabajado por bastante tiempo en favor de la población. Uno de los hermanos falleció mientras esperaba una cama para ser internado en el hospital de la Policía Nacional de Jesús María.

PUEDES VER Personas siguen esperando por vuelos humanitarios en el exterior del Grupo Aéreo N° 8

Según información de ATV+, uno de los hermanos aún se encuentra luchando por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un nosocomio en Lima. Hasta el momento, él se encuentra con fuertes dolores a consecuencia de la COVID-19.

Su hermano falleció hace unos días en medio del abandono y sufrimiento por la enfermedad del SARS-CoV-2. “Mi hermano era joven señorita... eso es injusto”, mencionó la pariente.

Ambos fueron sometidos a pruebas rápidas que dieron negativo en un primer momento en el mes de marzo. En los siguientes días, uno de los hermanos empezó a presentar síntomas más fuertes y decidió acudir al Hospital Augusto B. Leguía del Rímac, en miras a que se practique otra nuevo descarte, pero nunca sucedió.

PUEDES VER Ministerio de la Mujer atendió a 120 adultos mayores que se encontraban en las calles

Luego, al transcurrir los días, ambos presentaron en mayor magnitud los síntomas, así que acudieron al centro de salud Hipólito Unanue ubicado en El Agustino donde los resultados de las pruebas moleculares tardarían cuatro días.

A pesar de que se atendieron en el Hospital Augusto B. Leguía en Rímac, su situación empeoró y fue trasladado en el nosocomio de la Policía Nacional cuando ya había colapsado. En medio de la desesperación, solo existía un ventilador mecánico disponible. Uno de los hermanos cedió al otro para que pueda vivir. Más tarde, fallecería.

Video Recomendado

Lazy loaded component