Denuncian que empresa en Santa Anita estaría adelantando vacaciones por estado de emergencia

Según los empleados, la empresa les informó que si les debían vacaciones, tendrían que tomarlas ahora. Ellos demandan la intervención del Ministerio de Trabajo.

Coronavirus: Usuarios en las redes sociales demandaron una intervención del MTPE para no ver perjudicadas sus vacaciones por el estado de emergencia. (Foto: Composición)
Coronavirus: Usuarios en las redes sociales demandaron una intervención del MTPE para no ver perjudicadas sus vacaciones por el estado de emergencia. (Foto: Composición)

Tras la puesta en marcha del estado de emergencia nacional y aislamiento social por 15 días para frenar el avance del coronavirus, se han hecho públicas diversas denuncias contra empleadores que estarían realizando malas prácticas en perjuicio de sus trabajadores.

Uno de estos casos corresponde al de las empresas Cimagraf y Edicolor, que en un reciente comunicado habría informado a todos sus trabajadores que con motivo de los 15 días de aislamiento decretado por el Ejecutivo, procederá a descontar los días de sus vacaciones, aun cuando en este periodo no podrían gozar de un viaje o tiempo en familia de calidad.

“Les informamos que la empresa como siempre acata las disposiciones dadas por el gobierno (sobre el coronavirus) y estos días estaremos tomando como a cuenta de vacaciones para los que tienen días pendientes y adelantaremos para aquellos que no tengan días pendientes de vacaciones”, reza el mensaje que ha sido enviado a sus trabajadores y que ellos hicieron público.

En este sentido, se entiende que si a un trabajador de Cimagraf o Edicolor le debían vacaciones, simplemente pasarán a descontárselas dentro de los próximos 15 días.

Asimismo, si el empleado estaba al día con sus vacaciones, estos 15 días de aislamiento contra el coronavirus serían igualmente descontados del nuevo periodo que en el futuro le toque recibir por ley.

El comunicado rápidamente se viralizó a través de las redes sociales, y más de un usuario demandó una pronta intervención por parte del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) al considerar el caso como una vulneración de sus derechos laborales y un abuso frente a una medida que está destinada a salvaguardar a la ciudadanía del COVID-19.