S.O.S. Pacasmayo

“Es insólito. 35 mil pacasmayinos se han quedado sin agua potable”.

René Gastelumendi
14 Nov 2019 | 1:21 h

Pacasmayo es uno de los pueblos frente al mar más hermosos del país. Plagado de casas republicanas, un malecón de ensueño y un lindo muelle, a pesar de que se cae a pedazos por el desdén de las autoridades. Si el abandono ornamental, que desde hace años sufre mi adorado lugar de infancia, ya es tremendo, lo es mucho más el hecho de que, en este momento, sus pobladores hayan perdido el acceso al derecho más humano de todos: el agua. Los 35 mil pobladores de todos los estratos sociales se encuentran, desde hace meses, en una situación dramática, dependiendo de los camiones cisterna que puede conseguir el alcalde cuando los voraces arroceros no se interponen. No alcanza y no es justo.

El sistema de saneamiento, que data de 1944, ha colapsado a pesar de las inversiones parche de los últimos años. La solución se encuentra atrapada en un perverso circuito burocrático que comenzó cuando la conocida empresa Cementos Pacasmayo acordó con el municipio, a través del sistema “obras por impuestos”, aportar la ejecución y 14 de los 32 millones de soles que cuesta la obra: “Mejoramiento del sistema de captación, tratamiento y conducción de agua potable de la localidad de Pacasmayo”. El gobierno regional de La Libertad, sin embargo, dilató y dilató su respuesta hasta que al final dijo no.

El expediente está listo y el actual alcalde ha venido a Lima a “rogar” al Ministerio de Vivienda y al MEF que destinen el presupuesto. “Mejor sería que se entregue a la Empresa de SEDALIB de la ciudad de Trujillo toda la Administración”, le dijeron. Es insólito. 35 mil pacasmayinos se han quedado sin agua potable en sus hogares. Un drama con vista al mar.

Video Recomendado