Prensa y poder

“Yo sí afirmo que un periodista obrará por un parlamento más transparente con el fin último de la profesión”

Eloy Jáuregui
12 Nov 2019 | 6:06 h

El periodista es un humanista a ultranza. El decente, quiero decir. El culto, quiero aclarar. Por ello, si me piden elegir entre Becerril y un periodista, voto por el periodista. Y en el Perú, conozco a la mayoría. Es un lujo. Saben más que los demás y ninguno trabaja para conducir una 4x4.

Gabo decía que “ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días”. Mejor, si es en la función política. Allí son líderes de la sociedad, digo yo. En medios y en redes. Con un ejercicio limpio de la pasión. Porque hoy más que nunca, el periodista fortalece la confianza de la sociedad.

Pero oigo voces atribuladas que sostienen que un periodista no puede ser congresista. Conflicto de interés afirman. Se equivocan. Ricardo Palma lo fue y Abelardo Gamarra también. Y Garrido Malaver, Chirinos Soto y Genaro Ledesma. Y Raúl Porras que era de otro lote. Periodistas como piedra angular de la democracia y la honradez. Porque los prefiero a los abogados y economistas. Ellos tienen otros derechos.

No hablo de Rey con Barba y Tudela. No son periodistas. Su discurso es ejemplo para no ser como ellos. Tampoco de Butters ni de Aldo. Yo sí afirmo que un periodista obrará por un parlamento más transparente con el fin último de la profesión, la defensa férrea del interés público.

Video Recomendado