Tía María

Hace unos días, el vicepresidente de Southern señaló que prevén que Tía María inicie operaciones el 2024. Quiere decir que estaría empezando las construcciones en Tambo en julio del 2021.

La Republica

Federico Rosado

Docente

“Creemos que el proyecto (Tía María) debería iniciar operaciones para el 2024. Así, nosotros antes tendríamos toda la construcción y toda la relación (con los grupos de interés) en orden” (Raúl Jacob, vicepresidente de Southern Copper). Esta declaración fue hecha hace dos días.

Quiere decir, entonces, que Southern estaría empezando las construcciones en Tambo en julio del 2021. Esto porque la misma minera dijo que ello demoraría 24 meses y medio.

PUEDES VER: Federico Rosado: El congresista ideal

Por lo tanto, seremos testigos cómo durante un año y medio se logrará convencer a la gran mayoría de pobladores opositores de la zona.

La semana anterior, además, parece que ha sido el inicio de esta campaña conscientizadora. En todos los medios impresos apareció la publicidad “Lo que sí es el proyecto Tía María”. En la que se afirma: “...generará miles de empleos... sueldos superiores al promedio nacional... impuestos para obras... beneficios sociales... cero emisiones de humo... elevar la calidad de vida y construir juntos un futuro mejor”.

Si ese es el comienzo, malo por cierto, porque el discurso no ha cambiado. Y, hacerlo en medios de prensa a nivel nacional carece de sentido. La resistencia está en el valle de Tambo. Southern debería pedirle al Ministerio de Energía y Minas la investigación hecha por universidades arequipeñas en la que están claros los porqués de la oposición.

Mientras tanto, se cierra un nuevo capítulo de errores, que lo mejor que queda es recurrir a un prolongado silencio hasta julio del 2021. Justo cuando se estrene el nuevo gobierno peruano. Otro desacierto, un nuevo régimen no va a querer empezar con un pleito que tiene una década de conflictos. Aunque estos diez años son una multiplicación de errores de Southern.