En investigación. La Policía aún analiza las pruebas del asesinato que habría ocurrido en el quinto piso del hostal de SMP.
En investigación. La Policía aún analiza las pruebas del asesinato que habría ocurrido en el quinto piso del hostal de SMP.

Doble crimen en SMP: una víctima quería ser policía y la otra era de Venezuela

Familias exigen justicia. Jafet Torrico Jara (24) se ganaba la vida como cobrador e iba a una Iglesia evangélica. En tanto, Rubén Matamoros Delgado (22) había llegado al Perú hace tres meses.

La República
12 Sep 2019 | 5:19 h

Por: Joel Robles

Han pasado tres días desde que la familia de Jafet Caleb Torrico Jara (24) se enteró de su macabro asesinato en San Martín de Porres (SMP). Como creyentes de Dios, sus parientes se encuentran aterrorizados por el sanguinario destino que tuvo el joven que un día soñó con pertenecer a la Policía y aseguran jamás hizo daño a nadie para merecer tanto ensañamiento.

Desde chico, el iqueño Jafet Caleb fue instruido para transmitir el mensaje de Dios al prójimo en la Iglesia cristiana “Jesús es mi Salvador y Señor”.

PUEDES VER Su esposa le pidió el divorcio y él decidió estrangular a sus cuatro hijos [VIDEO]

“Cantaba y predicaba salmos en el templo el fin de semana y los demás días se ganaba la vida como cobrador en una empresa de transporte”, cuenta su tío Hugo Viggio, quien cree que su sobrino habría sido cruelmente asesinado por acompañar a un amigo al hostal. “Otra de las hipótesis es que no haya sido el objetivo del crimen, sino que al acompañar a la otra víctima, él terminó asesinado”.

Mientras la Policía Nacional investiga a tres ciudadanos extranjeros que vivían en el quinto piso del hotel, los padres y hermanos de Jafet Caleb solo desean averiguar qué pasó con él y quién está detrás del crimen para darle cristiana sepultura.

PUEDES VER Inicia juicio para mujer que asfixió al hijo de 8 años de su novio “por celos” [VIDEO]

Ayer, la segunda víctima del macabro asesinato fue identificada como Rubén Mauricio Matamoros Delgado (22), quien –según sus padres que llegaron hasta la morgue central de Lima para reconocerlo– llegó a nuestro país hace tres meses en busca de un mejor futuro. Ellos identificaron los tatuajes que tenía en varias partes del cuerpo.

Asimismo negaron que Rubén haya vivido en el hostal Señor de Sipán y desconocen si tuvo alguna amistad con la otra víctima, Jafet Torrico (24).

PUEDES VER Doce PNP heridos y 7 vehículos quemados en frustrado desalojo

Indicaron que no velarán sus restos y se limitarán a retornar a su natal Maracay, en Venezuela, para tratar de cerrar este triste capítulo de sus vidas.

Se debe indicar que, según las cámaras, una mujer sale de un taxi e ingresa al hostal. Minutos después, esta sale con tres sujetos que cargan bolsas grandes y las colocan en la maletera del auto. La PNP interrogó al taxista, pero ya lo liberaron.

Video Recomendado