Mujer es desfigurada por su expareja pese a contar con medidas de protección [VIDEO]

La República
8 M08 2019 | 08:24h

Un nuevo caso de intento de feminicidio se registró en El Agustino, cuando la ciudadana Lorena Stefanía Medina Castañeda fue salvajemente atacada por su expareja, identificado como Moisés Balda Obiaga. El hombre utilizó una navaja tipo cúter para cortarle el rostro y no escatimó en atacar también a la amiga de la víctima pese a que ambas llevaban a sus pequeños hijos en brazos.

El ataque se registró alrededor de las 5 p. m. del domingo 4 de agosto, cuando la joven agraviada se encontraba al interior de un vehículo particular acompañada por su amiga identificada como Valeria Escobar Criollo, a la altura del mercado Ancieta, ubicado a la altura de la cuadra 3 de la calle Los Claveles, en El Agustino.

PUEDES VER La Libertad: capturan a feminicida que permaneció prófugo durante tres años

Es en ese momento que Moisés Balda Obiaga, comerciante avícola del Mercado Central, la abordó respaldado por su nueva pareja y entre ambos le propinaron una brutal golpiza que terminó con heridas punzocortantes sobre el cuerpo y el rostro de la víctima, quien es madre de tres menores hijos: dos con otro hombre y una niña de cuatro años con el atacante.

La otra atacante, Ruth Manrique Saravia, estuvo antes con el padre de los primeros dos niños de Lorena Stefanía Medina Castañeda, y luego inició una relación con el hombre con quien tuvo al tercero. Es decir, estuvo con las dos exparejas de la víctima.

PUEDES VER En el Perú ya van 100 vidas apagadas por los feminicidios

Previamente, ya se había registrado un ataque similar en horas de la mañana, pero el agresor al no obtener el amedrentamiento que buscaba contra Medina Castañeda decidió volver a atacarla esta vez con un arma blanca.

Se supo que la fijación del hombre por la agraviada arrastra un sinnúmero de denuncias desde hace al menos dos años cuando se separaron. Incluso, la víctima cuenta con medidas de protección.

Según América Noticias, luego del desfiguramiento, Moisés Balda Obiaga y la otra agresora quedaron detenidos; sin embargo, fueron puestos en libertad debido a que la agraviada solo presentaba “lesiones leves”, por lo que no consideraron que se trate de un tentativa de feminicidio.

Los familiares de la víctima denunciaron que en anteriores ataques tampoco fueron ayudados oportunamente por los efectivos de la Policía en la citada dependencia.